Mostrando entradas con la etiqueta ciudad ibero-romana. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ciudad ibero-romana. Mostrar todas las entradas

20 de julio de 2017

Las investigaciones confirman la localización de la ciudad íbera de Iliturgi en Mengíbar (Jaén)

Los trabajos, dirigidos por los investigadores del Instituto Universitario de Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén, Juan Pedro Bellón y Carmen Rueda, se han desarrollado durante los meses de junio y julio dentro de la campaña de excavación y microprospección realizada en el proyecto 'Iliturgi Delenda Est', que ha contado con la financiación del Ayuntamiento de Mengíbar y del Instituto de Estudios Giennenses (IEG).
El equipo de investigación ha encontrado evidencias del asedio que sufrió la ciudad ibérica. FOTO: EP
El Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén ha documentado un oppidum ibérico de los siglos IV y III antes de Cristo, en el paraje conocido como Cerro de la Muela, en Mengíbar (Jaén), y se corresponden con ciudad íbera de Iliturgi, destruida y abandonada como consecuencia del asedio militar romano en el contexto de la Segunda Guerra Púnica.

Juan Pedro Bellón aseguró en rueda de prensa que los restos del asedio localizados son trascendentales para la investigación de la historia militar romana y vuelven a poner en primer plano las investigaciones arqueológicas realizadas en la provincia de Jaén.

"Si la ciudad romana de Iliturgi se encuentra en Cerro Maquiz, el oppidum íbero estaría en el Cerro de La Muela, donde hemos constatado, por primera vez en la península, los restos de artillería romana, concentrados en el entorno de uno de los accesos a la acrópolis del asentamiento", dijo Bellón.

MÁQUINAS DE GUERRA
El director añadió que tras la toma de Carthagonova (209 a.C.), Escipión no sólo consiguió un importante botín, sino que accedió al arsenal cartaginés de la ciudad. Sólo tres años después, en el 206 a.C. las 'máquinas de guerra' capturadas como botín en Carthagonova fueron utilizadas por el ejército romano en el Cerro de la Muela para asediar y destruir la ciudad ibera de Iliturgi.

Es por ello por lo que el investigador considera que el hallazgo "convierte al sitio en único, desde el punto de visto arqueológico, del conocimiento y patrimonial, creándose una relación entre la puesta en valor del sitio en Mengíbar en un futuro y la aportación al futuro Museo de Arte Ibero, puesto que van a ser piezas únicas que aportarán valor al museo".

UNA CIUDAD NUEVA
Balas de plomo, monedas, puntas de flechas son algunos de los múltiples restos arqueológicos localizados en el entorno de la fortificación y con el que se demuestra el asedio que sufrió esta ciudad que quedó destruida. De hecho, los romanos optaron por Cerro Maquiz, a varios kilómetros, para volver a levantar la Iliturgi romana, lo que explica que debajo de los restos romanos no se encontraran los vestigios de la original ibera.

Para la localización del sitio la fotografía aérea de los años 45 y 46 ha sido "fundamental". "La descripción de Tito Livio sobre la destrucción de Iliturgi nos dice que primero se produjo la toma de la ciudadela y después se bajó al resto de la ciudad, lo que coincide con la topografía del sitio", ha explicado Bellón.

En 1945 la huella es muy evidente, la fortificación de la ciudad estaba conservada. Actualmente ha desaparecido esa huella, pero "estamos convencidos de que si excavamos, la vamos a encontrar". Aproximadamente, la superficie del oppidum tiene entre 12 y 14 hectáreas, lo que da cuenta de su importancia en el Alto Guadalquivir tanto en tamaño como por la posición estratégica que ocupa en el territorio.

En los trabajos han participado además miembros del Departamento de Cartografía, Geodésica y Fotogrametría de la Universidad de Jaén, equipos de la Universidad Complutense de Madrid que se ha encargado de la prospección georradar, así como los laboratorios de Paleoambiente y Arqueometría del propio Instituto de Arqueología Ibérica de la UJA, que ha realizado los análisis químicos de los elementos encontrados como tachuelas y restos de artillería romana.

SOLICITUD BIC
Con el objetivo de preservar el sitio, el Instituto de Investigación en Arqueología Ibérica de la UJA ultima el expediente para solicitar su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), a instancias del Ayuntamiento de Mengíbar. En la presentación de estos resultados, el alcalde del municipio, Juan Bravo, ha anunciado además la intención del consistorio de adquirir los terrenos, con el objetivo también de facilitar futuras intervenciones arqueológicas, así como la compra de la Casa Palacio de Mengíbar, para habilitar un centro de interpretación.

"UNA INVERSIÓN SIEMPRE RENTABLE"
Por su parte, el Director del Instituto Universitario de Arqueología Ibérica, Manuel Molinos, ha asegurado que "la inversión en arqueología siempre es rentable", ya que en su opinión "produce conocimiento, es un elemento de identificación cultural de la población con su pasado e historia, pero también tiene una rentabilidad a efectos económicos, porque poniendo en valor los sitios, esa transferencia a la sociedad acaba generando un reingreso de lo invertido en la economía de los municipios".

Por último, Carmen Rísquez, en representación de la Sección de Arqueología del Instituto de Estudios Giennenses, aseguró que "los resultados del proyecto cumplen los objetivos marcados" y ha apuntado la necesidad de incluir en un futuro el sitio en los circuitos ya existentes como el Viaje al Tiempo de los Iberos.

SERIE DOCUMENTAL
Tanto los restos documentados como la particularidad y originalidad de los mismos, únicos en el ámbito del Mediterráneo antiguo, permiten evaluar el inicio de un proyecto de puesta en valor del sitio, dada su privilegiada localización y fácil acceso desde una de las vías de comunicación de la provincia, la A-44. En este sentido, la productora británica October Films se ha interesado por los resultados del proyecto y los ha incluido en una serie documental de ocho capítulos sobre la Historia de Roma.

(Fuente: Ideal / EP)

25 de enero de 2017

Hallan el campamento romano que asedió y destruyó la ciudad de Cabezo Alcalá, en Azaila (Teruel)

La destrucción de la ciudad ibero-romana se produjo en plena guerras sertorianas entre los años 75 y el 69 a.C. Ocupó 2,2 hectáreas y tenía unas dimensiones de 152x140 metros. Ha sido descubierto gracias a la revisión de fotografías antiguas de dos vuelos americanos realizados en 1945 y 1956,
En todas las viviendas se encontraron materiales quemados y tejados hundidos. 
La ciudad iberoromana de Azaila fue destruida y aniquilada entre el año 75 y 69 antes de Cristo durante las guerras de Sertorio. Sus defensores, ya romanizados, montaron barricadas y aguantaron las embestidas de las legiones enviadas por la República de Roma para aniquilar el levantamiento ibérico aliado del pretor contra el poder de Roma. Con mucha probabilidad, la población civil fue evacuada antes de que el ejército romano lograra entrar en la ciudad, después de asediarla y atacarla desde un campamento situado a 160 metros de las murallas y que acaba de ser localizado por el arqueólogo Francisco Romeo, a su vez jefe de sección de prevención del Patrimonio cultural de la dirección general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón .

Cómo fue destruido el Cabezo Alcalá de Azaila se sabe desde que se han estudiado sus cimientos, hechos cenizas. Fue incendiada por completo. "En todas las casas se han encontrado materiales quemados y tejados hundidos, y se ha podido reconocer un incendio muy potente y generalizado", explicó el arqueólogo. No es extraño, pues la devastación de las ciudades que se unieron a Sertorio contra el poder de la República de Roma "es común en todo Aragón", apuntó Romeo.

Que la ciudad fue destruida tras un asedio y un ataque dirigido desde un ejército acantonado es una teoría que ya defendió en 2004 Romeo, que ahora ha localizado el pequeño cuartel desde el que se dirigió la ofensiva definitiva sobre la ciudad. Ocupó solamente 2,2 hectáreas y tenía unas dimensiones de 152x140 metros. Precisamente desde allí, señaló, parte una rampa de asalto a la acrópolis que ya fue localizada en su día por Miguel Beltrán.

A raiz de una investigación personal, Romeo consideró en 2004 la posibilidad de que la ciudad hubiera sido objeto de un asedio durante las guerras sertorianas, pero su teoría fue cuestionada por otros investigadores, que fijaban su destrucción durante las guerras civiles de Pompeyo contra Julio César. La cuestión quedó sin dilucidar hasta la celebración en Lezuza (Cuenca) del Congreso Internacional de Cultura Material Romana en la Hispania republicana. Allí, la comunidad científica aceptó la datación realizada por Miguel Beltrán de los materiales asociados a la destrucción de Azaila, que sitúa entre el 75 y 69 antes de Cristo. Eso significa que ha quedado aceptado que el Cabezo Alcalá fue destruido en ese periodo, es decir, durante las guerras de Sertorio.


Una vez reconocida como válida la fecha de la destrucción de la ciudad iberoromana, el arqueólogo Francisco Romeo retomó su investigación. "Lo primero que hice fue revisar fotografías antiguas de dos vuelos americanos realizados en España en 1945 y 1956, y en el segundo de ellos pude reconocer un rectángulo en la zona baja de la acrópolis que podría corresponderse con un campamento", explicó. Y "al buscar otras fotografías antiguas, una de 1973, volví a reconocer el mismo rectángulo", así que impulsado por este descubrimiento Romeo decidió acudir al terreno, donde "vi que todavía se conserva alrededor del campamento un pequeño foso, que había sido interpretado por Juan Cabré como una estructura que limitaba la acrópolis, pues tiene solo 1,5 metros de ancho". Es tan pequeño que "nadie se había imaginado que podría pertenecer a una estructura de asedio", contó el arqueólogo. Sin embargo, recordó cómo "de un tiempo a esta parte se han excavado campamentos de cronología sertoriana que tienen fosos de 1,5 metros de ancho y profundidad", es decir, coincidentes en altura y anchura con el que rodea lo que parece el campamento desde el que el ejército romano atacaría a los últimos defensores de la ciudad.

MÁS CERCA DE LO PREVISTO
Para el propio investigador fue todo un descubrimiento, pues buscaba el acantonamiento militar más lejos de la ciudad. Ha sido una sorpresa que le ha animado a retomar la investigación. Reconoció que "lo buscaba más lejos, porque siempre pensaba en grandes campamentos, que en ocasiones llegan a las 60 hectáreas, como los campamentos consulares para varias legiones, donde el ejército pasaba el invierno?En este caso se trata de uno pequeño destinado al combate y que tiene 2,2 hectáreas de superficie". En su opinión, "es probable que no sea un campamento a modo de cuartel destinado al descanso del ejército", sino pensado "solo para tomar la ciudad". En cualquier caso, "deberemos confirmarlo y para ello hace falta excavar".

La intención del investigador es, primero, "prospectar sobre el terreno" para ver qué materiales aparecen". En cuanto llegue la primavera realizarán "vuelos con drones y cámaras especiales " para que, "mediante varios sistemas de teledetección" comprobar cuáles son las estructuras que aparecen bajo la superficie".

Romeo, que ya estudió el yacimiento de Cabezo Alcalá en 1997 con motivo de la tesis de licenciatura que realizó sobre los sistemas defensivos ibéricos en Aragón, ha retomado ahora la investigación, de tipo personal, pero que cuenta con el conocimiento y apoyo de la dirección general de Cultura y Patrimonio.

El descubrimiento de lo que parece un antiguo campamento romano ha venido a confirmar la tesis que ya apuntó doce años atrás en un artículo sobre el asedio de la ciudad ibérica. Entre otras cuestiones, entonces determinó que existían "elementos que indicaban que se había producido un asedio prolongado en el tiempo". No en vano, "existe una rampa de asalto identificada por Miguel Beltrán que va ganando en altura y se aproxima a la ciudad". La rampa "se superpone al barrio situado fuera de las murallas, en la zona baja, lo que significa que esa zona se habría abandonado". A esto se añade el descubrimiento reciente de un muro, presumiblemente realizado por el ejército atacante, que rodearía la ciudad y que "estaría destinado a impedir que los defensores pudieran recibir ayuda del exterior".

También han sido localizadas estructuras defensivas que demostrarían la teoría del asedio. "Existe una fotografía toma por Juan Cabré con las losas de una calle levantadas, lo que parece ser un recurso defensivo de los que se encontraban en la ciudad". Esto indicaría que "los defensores se atrincheraron para resistir y fortificaron el perímetro".

EVACUACIÓN CIVIL
Según el arqueólogo, "que se abandonara la parte baja de la ciudad, se destruyeran casas, levantaran losas de la calle para entorpecer el paso, se construyeran barricadas y que se resistiera hasta el final puede indicar además que la población civil fue evacuada".?Esta hipótesis defendida por Francisco Romeo "está pendiente de investigación y, por tanto, tiene que ser comprobada y confirmada".

En cualquier caso, recordó que "por otras fuentes se conoce que ésta era una práctica habitual" en la época y que "una ciudad con población civil capitula enseguida". Además, dijo, "el frente permaneció estable durante tres años", es decir, hubo tiempo suficiente tanto para sacar del peligro a mujeres, niños y ancianos, como para instalar un campamento de asedio.

A día de hoy también se desconoce la altura que llegaron a tener las murallas, porque del Cabezo Alcalá solo se ven los cimientos. Con todo, Romeo comentó que "actualmente puede parecer que fue una ciudad poco fortificada, pero obligó al ejército de Roma a realizar u asedio más o menos prolongado".

EL EQUIPO DE INVESTIGACIÓN TRABAJARÁ EN PRIMAVERA
El equipo de investigación que trabajará en las prospecciones del campamento romano descubierto en Azaila estará integrado, además de por el investigador Francisco Romeo, por los arqueólogos Miguel Beltrán y Luis Fatás, el arqueólogo y topógrafo Jorge Angás, que realizará la teledetección de estructuras mediante drones, y por Paula Uribe, profesora de arqueóloga en la Universidad de Salamanca.

12 de enero de 2016

Los arqueólogos descubren importantes restos íbero-romanos en Alhambra (Ciudad Real)

Las intervenciones preventivas de urgencia han permitido el hallazgo de restos inéditos del urbanismo, así como del medio de vida de los antiguos habitantes del importante enclave oretano-romano de Laminivm. Entre los restos constructivos destacan dos viales con valiosos niveles de pavimentación  que delimitan los muros de un gran edificio de planta rectangular en cuyo interior se han podido documentar valiosos materiales de las épocas íbera y romana (altoimperial y tardorepublicana).
LA zona está considerada como de alto potencial arqueológico. FOTO: OPPIDA
Entre los meses de agosto, septiembre y octubre, arqueólogos, restauradores y especialistas en patrimonio integrantes del equipo de Oppida S.L., entidad especializada en la investigación, la arqueología y la gestión patrimonial, han llevado a cabo una intervención arqueológica preventiva de urgencia en un solar de titularidad privada ubicado en la calle Calvario, 6 del municipio de Alhambra, según informa el equipo de arqueólogos en un comunicado.

La actuación arqueológica ha contado con la autorización de la Dirección General de Cultura de la Junta de Castilla-La Mancha, el Ayuntamiento de Alhambra y los propietarios del solar afectado. Asimismo han participando alumnos de grado y postgrado de las especialidades de Arqueología, Historia y Restauración de las universidades de Castilla-La Mancha, Complutense, Alicante y Lleida y en la que han colaborado miembros de empresas del sector como Airon S.L. Arqueología y Patrimonio o Global Arqueología S.L.; así como miembros de la Asociación Cultural “Alhambra Tierra Roja”, dirigidos todos por los arqueólogos Enrique Mata y José Luis Fuentes Sánchez.

La intervención se ha desarrollado en un solar de 166 m2. localizado en el Sector W de la conocida acrópolis de la antigua ciudad oretano-romana de Laminium, lugar en el que se había proyectado la construcción de una vivienda unifamiliar, y en el que dados los antecedentes histórico-arqueológicos documentados en este enclave desde el siglo pasado, se consideró como una zona de alto potencial arqueológico, lo que ha motivado la actuación preventiva al objeto de impedir la destrucción del patrimonio arqueológico situado en el subsuelo de la actual Alhambra.

VALIOSOS NIVELES DE PAVIMENTACIÓN
La excavación ha permitido descubrir los restos de dos calles, cuyos trazados se hallaban perfectamente orientados en los ejes N/S y E/W de la ciudad romana, y en el que se han documentado unos valiosos niveles de pavimentación realizados mediante el trabado de arcilla y cerámica, así como sobre diversos estratos de nivelación y consolidación del firme, que posibilitan situar cronológicamente el uso para la frecuentación y tránsito que tuvieron estos niveles en torno a los siglos II a. C.- II d.C.

GRAN EDIFICIO DE PLANTA RECTANGUAR
Estos viales delimitaban al Este y al Norte un gran edificio de planta rectangular cuyos muros perimetrales se hallaban construidos a base de grandes mampuestos de roca caliza y mortero sin cal, a priori se han podido documentar materiales in situ en los diversos ambientes excavados, que podrían indicar que éstos espacios se hallarían ya en uso entre el 120-80 a.C., y cuyo periodo de uso podría superar el siglo I. d.C. a juzgar por los materiales alto-imperiales que han sido hallados.


En los tres ambientes documentados se ha podido constatar que los antiguos habitantes de la ciudad de Laminivm construyeron estancias cuyos pavimentos eran de arcilla, ceniza y carbones prensados, otros de piedra pequeña encachada, así como el más meridional, que se sitúa prácticamente bajo la actual calle Calvario, ofrece una factura más exquisita a base de grandes losas pseudo-rectangulares de roca sedimentaria en arenisca verde (opus sectile).

MATERIALES INÉDITOS DE ÉPOCA TARDOREPUBLICANA
La excavación ha posibilitado documentar por vez primera materiales en contexto de época tardorepubliacana inéditos en el registro arqueológico de Ciudad Real, en los que se han identificado cerámicas ibéricas pintadas con decoraciones vegetales inspiradas en el estilo Ilicitano-1, platos de imitación Lamb.5 de cerámica ibérica gris bruñida republicana, lucernas romanas de barniz negro del tipo Dressel-3, así como el primer ejemplar de una fíbula de bronce romana anular de arco interrumpido y apéndices cortos, más conocida como del tipo omega.

CONTEXTOS ALTO-IMPERIALES
Los contextos alto-imperiales han posibilitado el hallazgo de un contingente cerámico muy importante de materiales de importación itálica principalmente, entre los que destacan elementos de la vajilla fina de mesa romana fabricados en terra sigillata itálica, con productores identificados del Valle del Po y de Arretium, así como una gran cantidad de manufacturas sudgálicas fabricadas en el centro ruteno de La Graufessenque (Francia). 


Así mismo se han hallado otras categorías de estas cerámicas romanas finas de mesa como las producciones alto-imperiales de paredes finas, cerámica romana común, cerámica de cocina y almacenamiento, mortaria, anphorae, lucernae, pondera, tegulae e imbrex, que permiten conocer los usos y gustos de los instrumenta usados por los pobladores de la antigua Laminvm.

Los restos hallados y sus estructuras, se encuentran en un proceso de estudio por parte del equipo de especialistas de Oppida S.L., entidad dirigida por Jose Luis Fuentes Sánchez, investigador-doctorando del Dpto. de Historia Antigua de la Universidad de Castilla-La Mancha y arqueólogo-técnico en la Colonia romana de Libisosa.

El ayuntamiento de Alhambra ha demostrado la máxima sensibilidad con respecto a los restos hallados, que han permitido poner de relieve la importancia que este enclave tuvo en el pasado, de hecho en el año 2015 cuatro equipos interdisciplinares han trabajado en el término de Alhambra, lo que demuestra el excelente espacio para la investigación del pasado de la provincia que representan el ager de los laminitani.

DECLARACIÓN DE ZONA ARQUEOLÓGICA
El futuro de la arqueología laminitana, señala el comunicado, pasa por la declaración de la ciudad como Zona Arqueológica, una figura de especial protección para este enclave contemplada en la Ley del Patrimonio Cultural de Castilla-La Mancha, que posibilitaría la conciliación entre obra nueva y Patrimonio en el enclave, pues no se debe de olvidar que el yacimiento se halla bajo la actual Alhambra.

ESTRUCTURAS
A la espera de la diseminación de los resultados definitivos en los que el equipo de investigación se halla trabajando, las estructuras halladas han sido especialmente protegidas y tratadas de acuerdo a criterios de conservación in situ bajo la estructura de la vivienda que en breve se construirá.

El trabajo desarrollado ha permitido salvar de la destrucción un importante capítulo de la Historia de este antiguo enclave de la Oretania, caracterizado por una fuerte impronta en época romana bajo la denominación de Laminivm, cuya promoción jurídica parece segura en época flavia, pero cuyos nuevos indicios apuntan a la posibilidad de la existencia de un estatuto jurídico privilegiado que podría haberse producido durante el reinado de la dinastía Julio-Claudia.

EPICENTRO DE TRES VÍAS DE COMUNICACIÓN
La situación privilegiada que tiene la ciudad de Laminivm en el epicentro de tres importantes vías de comunicación la posicionan como uno de los núcleos mejor comunicados del cuadrante septentrional de la Oretania; las vías Per Lusitaniam ab Emerita Caesarea Augusta (It. Ant. 444, 3-446, 3), Item a Laminio Toletum (It. Ant., 446, 6-7), e Item a Laminio alio itinere Caesarea Augusta (It. Ant., 446, 8-448, 1), son buena prueba de ello, amén de otros caminos secundarios aún no muy conocidos que comunicarían este importante municipivm con otras comunidades como Oretvm o Carcvvivm.

La existencia de riqueza minera parece del todo irrefutable, merced a la localización en el paraje de “Los Molares” de las canteras de roca moliz, que son utilizadas para el afilado y las labores de molienda ya desde época antigua (Plin, XXXVI, 165), amén de otros usos como los constructivos, pues las areniscas rojas son utilizadas de continuo como elementos sustentantes y decorativos.

NUEVAS INTERVENCIONES
Tras los resultados positivos de esta excavación, se anuncian nuevas intervenciones de carácter preventivo que permitirán mantener las líneas de investigación actuales basadas en el conocimiento del oppidum oretano y el trazado hipodámico de la ciudad romana, al tiempo que se dará la protección adecuada a las estructuras halladas, trabajándose en la conciliación de la obra nueva y los recursos patrimoniales que se encuentran estrechamente unidos a la realidad y el futuro de Alhambra como municipio de referencia en la Arqueología Antigua de la provincia de Ciudad Real.
(Fuente: Lanza)

13 de mayo de 2015

‘Cazatesoros’ expolian las excavaciones de la ciudad romana de Lesera (Castellón)

Si la semana pasada nos haciámos eco en éste blog del comienzo de las excavaciones en la ciudad romana de Lesera, en Forcall (Castellón) hoy tenemos que denunciar el expolio perpetrado en el yacimiento en los últimos días y en el que los asaltantes han aprovechado las acciones realizadas por los arqueólogos para conseguir sus objetivos.
Los hechos se descubrieron en la mañana de ayer con el regreso de los arqueólogos a la zona. FOTO: MEDITERRÁNEO.
La ciudad romana de Lesera, en el término de Forcall, ha sido víctima de un importante expolio por parte de ladrones cazatesoros. El botín se desconoce pero, presumiblemente, robaron monedas de gran valor de hace unos 2.000 años. También podrían haberse llevado metales preciosos o clavos, entre otros objetos, de aquella época. Los hechos se descubrieron ayer por la mañana, cuando los alumnos-trabajadores del taller de ocupación de la Mancomunitat de Els Ports dedicado a la arqueología llegaron al yacimiento donde están trabajando, en la Moleta dels Frares, y se encontraron 17 agujeros.

DETECTORES DE METALES
Casualmente, no trabajaban en el espacio desde el pasado martes, ya que la semana pasada se dedicaron a estudiar una zona en Vilafranca. El director del taller, Ramiro Pérez, señalaba que los expoliadores de este patrimonio histórico “robaron en algún momento entre el martes por la tarde al domingo, posiblemente, aprovechando las horas solares, justo unos días que no estábamos en Forcall”. Al respecto del modus operandi, Pérez y los encargados de las excavaciones tienen muy claro que “lo hicieron con detectores de metales, como los que se gastan en las playas, y cuando detectaron algo, excavaron”.

Francesc Duarte, monitor y responsable de la excavación, señalaba con resignación que “ahora será muy difícil recuperar el material. Es un hecho muy grave. Nosotros ya no lo encontraremos en esta excavación, perderemos la información que podían aportar, así como un importante valor artístico, y pasará al mercado negro de compraventa de numismática”. 


"HAN PERJUDICADO LA INVESTIGACIÓN"
Además, los asaltantes aprovecharon las acciones realizadas hasta el momento. “Todo lo que habíamos tratado de forma metodológica y con riguroso cuidado ha ayudado al objetivo de los ladrones”, indicaba Duarte. Por otra parte, los cazatesoros han perjudicado la investigación. Ramiro Pérez explicaba que, a nivel científico, “han mezclado distintos niveles históricos, de periodos distintos, lo que dificulta el trabajo que estamos desarrollando”. Un agente de la Guardia Civil del cuartel de Morella visitó ayer el yacimiento y la denuncia se trasladará al Seprona.
(Fuente: El Periódico Mediterráneo / Miguel Agost)

7 de mayo de 2015

Nuevos hallazgos confirman la presencia de una comunidad judía en la ciudad de Cástulo, en Linares (Jaén)

La presencia de varios elementos con la menorá podría indicar la presencia de una sinagoga en la ciudad ibero-romana en la conocida como 'zona 1'. De confirmarse el uso como sinagoga del edificio catalogado como basílica en 2011 supondría localizar la sinagoga más antigua de España y la mejor conservada pues, hasta la fecha, tan sólo se han localizado lucernas judías de esta época en Toledo y Lorca.
El equipo de investigación ha trabajado en la consolidación de nuevas fuentes de financiación que favorecieran una investigación en torno a la comunidad judía. FOTO FORVM MMX
La presencia de una comunidad judía en la ciudad ibero-romana de Cástulo favoreció la existencia de edificios dirigidos a acoger la actividad de la comunidad sefardí. Esta es la hipótesis que se viene consolidando en los últimos días por parte del los equipos técnicos que trabajan en el conjunto arqueológico de Cástulo una vez que, tras los primeros indicios hace cuatro años, en los últimos días se han registrado nuevos elementos que cuentan con el característico símbolo de la menorá.

COMUNIDAD SEFARDÍ
Los trabajos de limpieza en los sondeos realizados en el arranque del proyecto de investigación Forum MMX en la conocida como 'zona 1', y que se desarrollan a través del personal contratado a través de los planes de empleo de la Junta de Andalucía, han permitido registrar nuevos hallazgos que vienen a ratificar la idea ya barajada para este área: la existencia de un edificio destinado al uso de la comunidad sefardí. En concreto, tras el hallazgo de dos lucernas con el símbolo de la menorá en el espacio hasta entonces catalogado como basílica en 2011, el equipo de investigación documentaba a finales de la pasada semana la existencia de una pieza decorada con el candelabro de siete brazos que identifica a la comunidad judía, junto a otros elementos como una vasija de bronce o un cálamo de escritura de hierro.



Pieza decorada con el candelabro de siete brazos. FOTO: FOVM MMX

Por ello, ante el nuevo hallazgo de nuevos elementos que documentan la presencia de una comunidad judía en la zona que hasta hace poco se consideraba una basílica, el equipo técnico del conjunto arqueológico de Cástulo centra su investigación en la idea de su posible uso como sinagoga, una hipótesis que de confirmarse supondría localizar la sinagoga más antigua de España y la mejor conservada pues, hasta la fecha, tan sólo se han localizado lucernas judías de esta época (finales del siglo V y principios del IV a.C.) en Toledo, Lorca y Cástulo. «Es una zona de relevancia para la que ya se redactó un proyecto a largo plazo. En este caso permitiría documentar y conocer qué papel tuvo la comunidad judía en la ciudad», señaló el director del yacimiento, Marcelo Castro, al inicio de los trabajo del programa de la Junta en la 'zona uno'.

Desde entonces, la dirección del conjunto arqueológico y el equipo de investigación ha trabajado en la consolidación de nuevas fuentes de financiación que favorecieran una investigación en torno a la comunidad judía dada su relevancia de cara a documentar y conocer qué papel tuvo la comunidad judía en la ciudad ibero-romana. 


Cálamo de hierro. FOTO: FORVM MMX
Así, tras localizarse las lucernas, la dirección de Cástulo mantuvo varios contacto con la comunidad sefardí en España para estudiar la existencia de una comunidad judía en la antigua ciudad íbero-romana, e incluso se programó una reunión con la embajada israelí en España.

INTERÉS INTERNACIONAL
La presencia de una comunidad sefardí en la ciudad ibero-romana de Cástulo no es el único aspecto de la historia de este enclave que ha despertado el interés de diferentes grupos de investigación a nivel internacional. Así, a la espera de conocerse el apoyo por parte de la Junta de Andalucía para continuar con el proyecto iniciado de la mano de Forum MMX y las zonas de actuación, el conjunto arqueológico de Linares acogerá este verano otras iniciativas surgidas desde universidades extranjeras.

De este modo, se espera que en los meses de junio y julio la Chapman University, a través de un proyecto liderado por el arqueólogo Justin Walsh, especialista en arqueología griega y que el pasado verano trabajó con el equipo de Forum MMX en Cástulo durante varias semanas, inicien los trabajos de investigación en torno época íbera, así como los vestigios de los años de la República romana, en diferentes puntos de la ciudad.

Asimismo, el director del conjunto reconoce que otras universidades han mostrado interés en trabajar in situ en la ciudad ibero-romana, «que aún están por fraguarse» y que llegan en un momento crucial tras finalizar el proyecto impulsado por la Junta de Andalucía, Forum MMX.

(Fuente: Ideal / Irene Téllez)

4 de mayo de 2015

Después de seis años vuelven las excavaciones a la ciudad ibero-romana de Lesera (Castellón)

Seis años después de que se llevaran a cabo las últimas actuaciones, el taller de empleo guiado por el profesor de Arqueología de la Universitat de València (UV), Ferran Arasa, ha iniciado las excavaciones en la ciudad íbero-romana de Lesera, en el término municipal de Forcall, posiblemente el yacimiento arqueológico más importante de la provincia de Castellón, que fué descubierto en 1876 y hoy está catalogado como BIC.
La Moleta del Frares es el nombre con el que se conoce el yacimiento de la ciudad ibero romana de Lesera. FOTO: VINAROS.NET
Considerada como la ciudad más importante entre Tortosa y Sagunto, estuvo ocupada entre el siglo IV antes de Cristo hasta el año 400. Aunque el yacimiento fue dado a conocer en 1876, hasta hace pocas décadas era bien poco conocido arqueológicamente. Después de una primera campaña de excavaciones realizada en 1960, en el año 2001 se reanudaron los trabajos, que continuaron hasta el 2009, cuando se interrumpieron por la falta de financiación pública.
  • Tras las distintas campañas de excavaciones, se conocen apenas 300 m2 de lo que era la población, que contaba con una extensión de unos 80.000 m2. 
 Ante la falta de subvenciones autonómicas, el taller de empleo de Els Ports ha dado el primer paso de un largo camino encaminado a recuperar el esplendor de la zona. “Nosotros apostamos por la actuación integral de puesta en valor, que conllevaría la explotación como recurso turístico”, afirma el alcalde de Forcall, Santiago Perez.

RED AUTONÓMICA ROMANA
Mientras tanto, el municipio forma parte de la red de ciudades romanas de la Comunitat Valenciana, impulsada por la Conselleria de Cultura, que persigue su configuración como marca turística. Participan Valencia, Elche, Alicante, Xàtiva, Llíria, Dénia, Forcall, Villajoyosa y Sagunto y, entre sus objetivos figura la creación de un logotipo como marca, una ruta virtual para posibilitar el acceso más rápido a la información del recorrido y un almacén de trabajo.

DAÑOS POR LA LLUVIA
“Queda mucho aún por descubrir --afirmá Pérez-- y también por proteger”. En este sentido, el Ayuntamiento ha remitido a la Dirección General de Cultura un informe sobre los daños causados por las lluvias de marzo sobre los restos excavados, con la finalidad de que la Conselleria “actúe o aporte las ayudas necesarias para reparar y evitar un mayor deterioro en la zona”. 

24 de abril de 2015

Los arqueólogos se preparan para excavar el oppidum ibero-romano de Iliturgi, en Mengíbar (Jaén)

En los próximos dias se firmará el Convenio entre la Universidad de Jaén y el Ayuntamiento de Mengíbar que permitirá el inicio de una campaña de sondeos arqueológicos en el oppidum ibero-romano de Iliturgi en el paraje conocido como Cerro de Maquiz de esta localidad gienense.
Grupo de visitantes en el foro romano de Iliturgi, excavado en los años 80 del S. XX por el Instituto Arqueológico Alemán.
Según nos han confirmado la propia concejal de Cultura del Ayuntamiento de Mengíbar, Paqui Gálvez, y el director del proyecto de excavación, el arqueólogo Juan Pedro Bellon, la firma de este Convenio será el paso definitivo que permita de nuevo la entrada de un equipo de excavación profesional en la ciudad ibero-romana de Iliturgi, cuando se cumplen más de 30 años desde las últimas excavaciones llevadas a cabo por el Instituto Arqueologico Alemán de Madrid.

PROYECTO APROBADO
"El proyecto ya está aprobado, la financiación conseguida y los tres técnicos que se desplazarán hasta Iliturgi ya están contratados". "Sólo falta la firma del Convenio con el Ayuntamiento que se ha retrasado por las recientes elecciones al Rectorado de la Universidad de Jaén", nos confirma Juan Pedro Bellón, arqueólogo del Instituto Universitario de Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén y autor del proyecto de Investigación Arqueológica de Excelencia titulado "Iliturgi: Conflicto, Culto y Territorio (s. III a.C.- I d.C.)" que ya fue aprobado el año pasado por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía
  • El proyecto está dotado con 90.000 €, tendrá una duración de tres años y también contempla una ayuda del Ayuntamiento de Mengíbar de 6.000€ anuales durante el desarrollo del mismo.
Según Juan Pedro Bellón, el proyecto que se ejecutará en Iliturgi empleará la misma metodología empleada durante los ultimos años en el entorno de la batalla de Baécula, en Santo Tomé (Jaén), aunque acompañado de algunas excavaciones "muy puntuales" para la obtención de resultados. "Hay que tener en cuenta que Iliturgi desempeñó un papel muy importante en el transcurso de la II Guerra Púnica, entre cartagineses y romanos, en la Península Ibérica", puntualiza Bellón.
Juan Pedro Bellón en el oppidum ibero romano de Iliturgi.

Como indica el propio título del proyecto, éste se asienta sobre tres pilares fundamentales que son el "Conflicto, el Culto y el Territorio de Iliturgi", aunque las acciones no necesariamente seguirán ese orden" nos apunta el director del proyecto.

TERRITORIO
En un primer momento -nos cuenta Bellón- vamos a tratar de delimitar con la mayor exactitud posible los limites territoriales de la ciudad de Iliturgi, así como sus áreas de influencia. Conviene recordar que durante la Época Ibérica (S. VII a III a.C.) aquí en Cerro Maquiz se desarrolló un oppidum ibérico de gran importancia gobernado por un príncipe local que sería enterrado con un carro (Bronces de Maquiz).

Después de su completa destrucción por los romanos en el 206 s.C., y debido a su gran importancia como emplazamiento estratégico, los romanos decidieron construir una nueva ciudad en el S. II a.C. (en época de Sempronio Graco) que sería conocida como Iliturgi Forum Iulium, que estableció un mercado muy importante con toda la comarca y llegó incluso a acuñar moneda.
Vista parcial de las termas romanas de Iliturgi.
CONFLICTO
El proyecto también tratará de obtener datos suficientes que desvelen la implicación de este oppidum ibérico en el transcurso de la Segunda Guerra Púnica en el Alto Guadalquivir". 

De esta manera, los arqueólogos esperan encontrar indicios del asentamiento de los campamentos, cartagineses y romanos,  que asediaron la ciudad entre los años 214 y 206 a.C. y es que durante la Segunda Guerra Púnica, Iliturgi se puso en un primer momento del lado de los romanos, y fue asediada por los cartagineses de Aníbal Barca.

Cuando los dos Escipiones (Publio y Cornelio) fueron derrotados, Iliturgi y Cástulo se pusieron del lado de los cartagineses. Además, de acuerdo con las fuentes romanas (Tito Livio XXVIII, 19), se dice que los ciudadanos de Illiturgis habían ejecutado a los romanos que habían huido a la ciudad en busca de refugio durante la guerra, de manera que Publio Escipión "el Africano", hijo y sobrino de los anteriores, tomó por asalto la ciudad en el año 206 a.C. e hizo ejecutar a todos sus habitantes y quemar sus cadáveres. 

CULTO
Por otra parte, el proyecto también tratará de sacar a la luz algunos de los elementos de culto ibérico como el santuario y algunos de los templos que ya fueran descubiertos en el foro de la ciudad romana en los años 80 del S. XX por los arqueólogos del Instituto Arqueológico Alemán de Madrid. Actualmente se conocen varias necrópolis en los alrededores de Iliturgi, que se corresponden a los periodos íbero, romano y visigodo, que en los últimos años han sido objeto de expolio sistemático.

DECLARACIÓN BIC
Hace ya casi dos años que el Ayuntamiento de Mengíbar presentó a la Junta de Andalucía toda la documentación para que se iniciase el proceso de declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) para este yacimiento, que ha tenido una presencia humana continuada desde la Edad del Cobre (hace unos 4.500 años) hasta el S. XIII.   Según la concejal de Cultura, Paqui Gálvez, con la obtención de esta declaración el Ayuntamiento iniciará los trámites necesarios para la expropiación de los terrenos y la puesta en valor de este importante yacimiento como aliciente turístico para la localidad.

2 de octubre de 2014

Descubren en Cástulo una patena en vidrio del S. IV

La patena del S. IV está realizada en vidrio de tonalidad verdosa tiene 22 cm. de diámetro y la decoración se realizó mediante la técnica del esgrafiado. Es una de las representaciones de Cristo más antiguas en la Península Ibérica.
La patena descubierta en Cástulo mantiene intacto más del 80% de su cuerpo. Foto: EL PAÍS
Las excavaciones en la ciudad ibero-romana de Cástulo, en Linares (Jaén), no paran de deparar gratas sorpresas. El último hallazgo ha sido el de una patena de vidrio con la imagen de Cristo y fechada en el siglo IV. La pieza, de 22 centímetros de diámetro y apenas cuatro centímetros de altura, está considerada ya como una de las manifestaciones de iconografía cristiana sobre este soporte más antiguas y mejor conservadas de la Península Ibérica, pues mantiene intacto más del 80% de su cuerpo.

La excepcionalidad de este hallazgo la han avalado algunos de los principales expertos en vidrio antiguo como Ángel Fuentes Domínguez, profesor de Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid; Lucía Saguí, investigadora del Dipartimento di Scienze dell'Antichitá de Sapienza Universitá di Roma; y Anastassios Antonara, investigador del Museum of Byzantine Culture de Tesalónica de Grecia. Todos ellos han colaborado con los arqueólogos que participan en el proyecto Forvm MMX, que inició las excavaciones en 2011 en este conjunto arqueológico.

ICONOGRAFÍA CRISTIANA
La patena, que ha sido presentada la tarde de ayer en el Museo Arqueológico de Linares, está realizada en vidrio de tonalidad verdosa, y la decoración se realizó mediante la técnica del esgrafiado. El esquema compositivo muestra a tres personajes con aureola. La figura central es un Cristo en majestad flanqueado por dos apóstoles, probablemente Pedro y Pablo. La escena se desarrolla en el orbe celeste, enmarcado entre dos palmeras que, en la iconografía cristiana, representan, entre otras cosas, la inmortalidad, el más allá y el cielo.

Para el arqueólogo y documentalista David Expósito, la importancia de esta pieza radica en que ha aparecido dentro de un contexto histórico. Fue localizada en el interior de una de las estancias de un edificio destinado al culto religioso, erigido en la segunda mitad del siglo IV de nuestra era y abandonado aproximadamente un siglo después. “Nos va a permitir un estudio casi completo del simbolismo religioso de esa época, la relación con el uso litúrgico y al rito de la eucaristía”, agrega Expósito.

ESTILO ALEJANDRINO
La figura de Cristo, imberbe y con el cabello rizado al estilo alejandrino, se completa con algunos de los atributos propios: la cruz gemada en una mano, símbolo de la resurrección, y las sagradas escrituras en la otra. Además, a su lado se dispone el anagrama de Cristo, el crismón, elemento que enfatiza la realeza y divinidad. Las figuras laterales portan sendos rollos o rotulus legis.


Los arqueólogos de Cástulo señalan que la patena, junto al cáliz, eran los utensilios esenciales para la celebración del banquete ceremonial cristiano, la eucaristía. “Esta fue, desde un principio, su función litúrgica: recibir el pan consagrado para distribuirlo entre los fieles. Su presencia e importancia nos viene atestiguada en algunas fuentes antiguas, como el Liber pontificalis, en el que se describe su uso en el ceremonial”, asegura David Expósito.

ORIGEN EN ROMA O ALREDEDORES
Además, las investigaciones de los arqueólogos, aún en curso, han confirmado, mediante el análisis de los rasgos estilísticos y características técnicas de la patena, que su origen estaría en uno de los talleres de artesanía de vidrio más importantes de Roma o de sus alrededores. Esta área del imperio, a lo largo del siglo IV después de Cristo, se convirtió en un centro artístico de referencia, compitiendo con producciones similares elaboradas en talleres de la zona alemana del Rhin.


(Fuente: El País / Ginés Donaire) Foto inferior: El Mundo / Carlos García Pozo

.

8 de julio de 2014

Descubren nuevas partes del entramado viario de la urbe ibero-romana de Torreparedones

Se han exhumado parte de tres calles con su correspondiente cruce, al norte y al oeste de la curia. Una de ellas corresponde a un decumano secundario que bordeaba el foro por la parte norte y al que se accedía desde la plaza forense por una escalera que se documentó en la campaña anterior. La estructura urbana se asentó sobre la existente en época ibérica.
Decumano máximo de Torreparedones junto al macellum (mercado).
El yacimiento arqueológico de Torreparedones de la localidad de Baena (Córdoba) continúa ofreciendo sorpresas y grandes descubrimientos, gracias a la excavación arqueológica que se viene realizando desde hace varios meses al norte del foro romano. En esta ocasión, este arduo trabajo ha permitido descubrir tramos de tres calles que articulaban la antigua ciudad romana. 

La primera calle tiene una longitud conservada de diez metros y una anchura de 2,50. Los estudios indican que debía bordear todo el foro en su lado septentrional. Sin embargo, sólo se ha conservado el tramo más occidental que enlaza con una segunda vía que gira hacia el suroeste, formando una amplia curva. Se trata de una calle de mayores dimensiones de 27 metros excavados, aunque continúa con una pendiente bastante acusada hacia el suroeste, donde, según indica la prospección geofísica, conecta con un cardo secundario.


LOSAS IRREGULARES DE PIEDRA CALIZA
La segunda calle presenta dos tramos diferenciados; en primer lugar, existe un trayecto de 12 metros de longitud y una anchura de 3,50, con unos muros de fachada que casi alcanzan un metro de alzado, mientras que el segundo tramo ofrece un giro hacia el oeste con una longitud excavada de 15 metros, siendo su anchura de 2,80 y con un aparejo en el muro de fachada meridional a base de grandes bloques bien escuadrados, asentados en seco y con un ligero almohadillado. La tercera calle es una continuación hacia el oeste de la primera, aunque varía su anchura, quedando tan sólo en dos metros.

  • El pavimento de las tres calles está realizado con losas irregulares de piedra caliza, de mediano y gran tamaño, trabadas con tierra y con pequeños ripios. Sobre él se ha recogido abundante material, sobre todo de tipo cerámico aunque también se han encontrado algunas monedas que, sin duda, ayudarán a determinar cronológicamente el proceso de colmatación de las calles. 
MONEDAS
Asimismo, entre ellas hay un denario de Vespasiano, un sestercio de Nerón y un as de Trajano. El arqueólogo municipal, José Antonio Morena, mantiene que estos nuevos descubrimientos "aumentan el interés del parque arqueológico y ayudarán al visitante a captar mejor la entidad y el valor de esta antigua ciudad romana de la campiña cordobesa".

A pesar de que aún es poco lo que se conoce del callejero de la antigua colonia Virtus Iulia Ituci, lo cierto es que, tal y como apuntó ayer Morena, "hasta ahora sólo se había documentado parte del decumano máximo, una de las vías principales que en sentido este-oeste comunicaba la puerta oriental con la occidental y también parte de un cardo que en sentido norte-sur permitía el acceso al foro desde el decumano máximo".

Ante este "importante" descubrimiento, el alcalde de Baena, Jesús Rojano, señaló que "el hallazgo de estas calles se debe a la excavación puntual que con motivo de las obras de emergencia para la conservación del muro norte de la curia y el pórtico del foro pretendía hacer el Ayuntamiento".

ESTRUCTURA URBANA DE LA IBÉRICA ITUCCI
En opinión del primer edil, este descubrimiento "permite conocer en mayor medida el entramado de calles y trazado viario de la ciudad, especialmente en el entorno del foro, que era la plaza principal y por tanto en torno a ella debían estar los principales edificios de la ciudad", al tiempo que valoró "positivamente" el hallazgo "por el buen estado en el que se encuentra y porque nos permite conocer más y mejor la ciudad, así como la forma de vida de nuestros antepasados romanos".

La prospección geofísica que realizó en 2008 una empresa alemana especializada puso de manifiesto la existencia de una amplia red de calles, cuya distribución no responde a una planificación urbanística de nueva planta, sino que se adapta en gran medida a la topografía preexistente. Según apuntó Morena, "la colonia Virtus Iulia se estableció sobre la ciudad ibérica de Ituci, cuyo urbanismo debió condicionar, en cierta medida, el diseño de la nueva urbe romana".

(Fuente: El Dïa de Córdoba / Sara Núñez)

18 de julio de 2013

Comienza la nueva campaña de excavaciones en la ciudad ibero-romana de Cástulo, en Linares (Jaén)

Con el enterramiento preventivo del "Mosaico de los Amores", el pasado lunes comenzó la nueva campaña de excavaciones en el conjunto arqueológico de Cástulo, dentro del proyecto "Forvm MMX" que este año contará con menos tiempo de excavación y un equipo más numeroso.
Marcelo Castro explica sobre el terreno los objetivos de la nueva campaña de excavaciones a los voluntarios y alumnos del Curso de Verano Intendente Olavide de la Universidad de Jaén.
Consolidación de la zona del mosaico

Los primeros trabajos han consistido en quitar la cubierta provisional instalada en octubre con las primeras lluvias, para evitar que se dañaran descubrimientos anteriores, como el Mosaico de los Amores, que además se está cubriendo ahora con una capa de geotextil, tierra y arlita para que conserve las condiciones de humedad y no se dañe al excavar al lado, según ha explicado Marcelo Castro, director de Forvm MMX. Ya que uno de los objetivos de la presente campaña "es la consolidación y adecuación de la zona del mosaico".

Se trata de proteger el maravilloso mosaico descubierto en la campaña anterior y que ha sido calificado por National Geographic como uno de los descubrimientos más importantes de 2012 en todo el mundo. Sin embargo. los visitantes que se acerquen estos días para ver el mosaico "no se sentirán defraudados, ya que hemos dispuesto de un sistema de realidad aumentada para que puedan disfrutarlo in-situ", nos comenta Mari Paz López, una de las técnicas de Forvm MMX que participan en los trabajos.

La arqueóloga Mari Paz López nos enseña una muestra de arlita
con la que se ha cubierto el mosaico para su preservación durante
las excavaciones de este verano. 

"En busca de la Judería"
Este año las excavaciones se centrarán también en un edificio de planta cristiana que está en el área de influencia del mosaico aproximadamente a 40 centímetros de la superficie y que podría tratarse de un edificio de los Siglos IV o V de nuestra era. 

Como tercer objetivo para esta campaña figura la excavación en un espacio de la zona del yacimiento donde en la campaña anterior apareció una lucerna con la imagen de una ménorah judía (candelabro de siete brazos) "y cuya conclusión ha quedado pendiente".

Este año, además de más voluntarios el equipo de trabajo será más complejo con profesionales de otras materias, que aportarán nuevos adelantos a la excavación como la realización de vídeos diarios explicativos en cada corte donde los arqueólogos contarán lo que van encontrando como si de un cuaderno de campo digital se tratase.

Menos tiempo de excavación
La nueva campaña de excavaciones, la tercera del proyecto "Forvm MMX" se concentrará en menos tiempo, de julio a septiembre, y los trabajos de análisis de lo hallado en las excavaciones, que normalmente se hacen después en el laboratorio, como puede ser la clasificación, pesado, estudio de la fotografía o estratigrafía se realizarán de forma paralela.

Esta parte del trabajo, que parece las más desconocida, y que sin embargo es la que aporta, casi siempre "a posteriori", más información, permitirá avanzar en los hallazgos situando y contextualizando de forma simultánea.

Cientos de voluntarios se unirán a lo largo de estos meses al trabajo de los expertos para seguir sacando a la luz la historia de la ciudad ibero romana, escenario de guerras púnicas y lugar de nacimiento de la princesa ibera Himilce, unida en matrimonio al general cartaginés Aníbal.

14 de mayo de 2013

Andalucía reafirma su apuesta por el proyecto 'Forvm MMX' y el conjunto de Cástulo, en Linares (Jaén)

La Junta de Andalucía continúa impulsando el proyecto de investigación 'Forum MMX' y la puesta en valor del conjunto arqueológico de Cástulo con un presupuesto para este año de 300.000 euros. Ayer se presentó en la Universidad de Jaén el trabajo con imágenes en alta resolución sobre el excepcional "Mosaico de los Amores", desenterrado en la campaña del pasado verano.
En éste enlace de internet se puede apreciar en alta definición el maravilloso mosaico gracias a un trabajo de fotografía de alta definición en el que se ha inmortalizado tesela a tesela este mosaico, fechado entre finales del siglo I y principios del II d.C..
La presentación de esta iniciativa se realizó ayer tarde en la Universidad de Jaén y ha estado a cargo de Marcelo Castro y José Manuel Pedrosa (director y miembro del equipo de FORVM MMX respectivamente y Francisco Arias coordinador del conjunto Arqueológico.

A este acto asistieron el secretario general de Universidades, Investigación y Tecnología de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Francisco Triguero, la delegada del Gobierno de la Junta en Jaén, Purificación Gálvez, el director general del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), Raúl Perales, el rector de la UJA, Manuel Parras, el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Reyes, y el alcalde de Linares, Juan Fernández; además de los delegados territoriales de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Gabriel Pérez; de Educación, Cultura y Deporte, José Ángel Cifuentes, así como el coordinador provincial del IAJ, Víctor Torres.



Uno de los principales valores  con que cuentan las excavaciones en Cástulo
es la implicación ciudadana. 
Durante la presentación se ha podido también ver un vídeo con imágenes idealizadas de cómo pudo ser aquella ciudad romana, que tuvo una situación estratégica en la cabecera del Valle del Guadalquivir, al ser el último puerto navegable del Betis, un municipio que tuvo capacidad para acuñar moneda y ser sede episcopal en la época del Bajo Imperio.

El director de 'Forum MMX', Marcelo Castro, ha valorado que el trabajo con imágenes en alta resolución sobre el Mosaico de los Amores, presentado esta tarde, abrirá una puerta para que la gente lo pueda consultar en Internet. "Esperamos que muchos investigadores nos den sus conclusiones sobre el mosaico y así nos enriquezcamos, al mismo tiempo que nos sirve como instrumento para la conservación. Es un elemento único y, por lo tanto, tenemos una responsabilidad muy grande para conservarlo", ha destacado.

Un mosaico semejante a los de Pompeya

El Mosaico de Los Amores muestra a través de teselas de pequeño tamaño, características del Alto Imperio y semejantes a las de Pompeya, de piedra y pasta de vidrio en tonos rojos, amarillos, verdes o azules, de forma clara, dos mitos clásicos: uno es el del juicio de Paris, por el que comenzó la guerra de Troya, tras el enfrentamiento de Juno, Venus y Minerva por la manzana de la discordia. También aparece el mito de Selene (diosa griega que en la mitología romana era la Luna) y Endimión, pastor del que se enamoró y que cayó en un profundo sueño del que solo despertaba para ella.

Pero el mosaico es solo uno de los hallazgos, ya que gracias a las últimas excavaciones, en las que se buscaba el foro de Cástulo, objetivo no logrado, se han descubierto espacios públicos altamente significativos del centro monumental, como un edificio de época alto imperial, identificado con "el tesoro" de la ciudad, que acogió durante los siglos IV y V el establecimiento de una comunidad judía.

El otro edificio hallado, donde además se encuentra el mosaico de Los Amores, pudo ser la sede del culto imperial, en un complejo donde se intercalaban patios con espacios cubiertos, pavimentados con mosaicos y muros estucados.

Nueva campaña de excavaciones
El 1 de junio comienzan de nuevo las excavaciones, que este año contarán -al igual que en años anteriores- con un presupuesto procedente de la Junta de Andalucía de 300.000 euros donde cientos de voluntarios se unirán al trabajo de los expertos para seguir sacando a la luz la historia de una ciudad, escenario de guerras púnicas y lugar de nacimiento de la princesa ibera Himilce, unida en matrimonio al cartaginés Aníbal.

(Fuentes: Europa Press / EFE -La Información-)

18 de noviembre de 2012

El Conjunto Arqueológico busca nueva financiación para 'Cástulo Siglo XXI'

El proyecto busca complementar las investigaciones de 'Fórum MMX' a través de apoyos exteriores.
El Conjunto Arqueológico de Cástulo quiere mantener la investigación arqueológica en el yacimiento linarense más allá del proyecto 'Fórum MMX'. Para ello, la dirección ha desarrollado un nuevo documento sobre los trabajos de futuro que podrían desarrollarse en la ciudad íbero-romana en el plazo de cuatro años, una vez finalicen las investigaciones financiadas por la Consejería de Innovación, que se desarrollan con el apoyo de la Universidad de Jaén.
Parte del equipo de voluntarios de la Asociación "28 de Febrero" que han participado activamente en las excavaciones de Cástulo.
De esta forma, según destaca el director del conjunto, Marcelo Castro, las previsiones a cinco o seis años pretenden que, junto a la apuesta pública por parte de la Administración andaluza, nuevas fuentes de financiación exterior permitan realizar «otras actuaciones más allá de Fórum MMX». «Lo que se pretende es dar a conocer algunas líneas de investigación que se encuentran sobre la mesa gracias a los resultados de Fórum MMX y, de esta manera, conseguir apoyo exterior que garantice el trabajo dentro del yacimiento», argumenta.
En este sentido, y a la espera de conocer la posible financiación de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo para los trabajos de investigación del próximo año -una cantidad que el Ayuntamiento confía que sea similar a las anteriores «ante los buenos resultados de las investigaciones»-, Castro destaca que es el papel del voluntariado «una pieza fundamental en el futuro del yacimiento», «Más allá de la financiación, mucho de lo conseguido es gracias a un trabajo fuera del presupuesto que han desarrollado los voluntarios», subraya.

Documentación
De forma paralela a la búsqueda de apoyo exterior a las futuras investigaciones, el grupo de arqueólogos que desde hace dos años trabajan en el yacimiento linarense desarrollan desde hace semanas la documentación de las diferentes piezas halladas en los trabajos de excavación: monedas, cerámica, joyas, huesos o restos de enseres, entre otras piezas.
Un trabajo, el menos conocido, que es absolutamente necesario, registrando todas y cada unas de las piezas encontradas desde una moneda hasta el trozo más pequeño de cerámica. Desde la primera semana de octubre hasta abril, se limpian, pesan, miden y relacionan con el lugar estratigráfico donde fueron encontradas, como si de una nube de puntos se tratara.
Los resultados en ocasiones permiten hacer cambios o precisar cronológicamente los hallazgos, que esconden la historia de los habitantes de esa ciudad, situada a cinco kilómetros de Linares, lugar de paso de varias vías romanas, construida en el siglo I y abandonada entre el siglo II y el IV.

Es el caso de objetos como unos dados de marfil y fichas de juego, una llave en forma de ele encontrada junto a una puerta escondida bajo un ladrillo, o el engaste de un anillo de ágata con un 'bonus eventus' (figura protectora romana, utilizada como sello). También es curioso un grupo de monedas del bajo imperio romano, por ser la primera vez que se encuentra un conjunto completo asociado a un estrato.

Se trata de la segunda parte del estudio arqueológico, al que aún le seguiría una tercera, consistente en la publicación y difusión de los hallazgos, conclusiones con las que se reescribe la historia de la ciudad íbero-romana.

(Fuente: Ideal)

11 de julio de 2012

Desvelan en Cástulo un excelente mosaico romano del S. II

El mosaico del Siglo II una alegoría del otoño, llama la atención por su colorido y está compuesto de teselas de piedra y pasta de vidrio roja, amarilla y azul. Este tipo es frecuente en el norte de Africa y Sicilia. 
Detalle del nuevo mosaico hallado en Cástulo. Foto. EFE
La nueva campaña de excavación en el foro romano de la ciudad de Cástulo, en Linares (Jaén), construida en el siglo I, han sacado a la luz un mosaico del templo en un estado de conservación "excepcional".

Según ha explicado la directora de las excavaciones del proyecto, Concepción Choclán, las excavaciones se han comenzado en una zona muy afectada por una fosa y al levantarla se ha comprobado que el mosaico "se conserva magníficamente".

El mosaico llama la atención por su colorido y está compuesto de teselas de pequeño tamaño de piedra y pasta de vidrio en tonos rojos, amarillos y azules y la parte descubierta representa una alegoría del otoño donde aparece un "eros" con arco y una liebre y una parte de lo que podría ser el invierno "con una dama con un velo y flores secas alrededor".

Según Choclán este tipo de mosaico en el que se representan las cuatro estaciones es bastante frecuente en el norte de Africa y Sicilia, y está fechado a comienzos o mediados del siglo II.

El mosaico, excavado en parte el verano pasado, ha sido descubierto en una segunda fase de excavaciones, que comenzaron el 4 de junio y forman parte del proyecto FORVM MMX y se pretende encontrar su dibujo central, que descubriría a quién estaba dedicado un templo romano de la zona.

Según Choclán si la parte central del mosaico se conserva en el mismo estado que lo excavado destacaría "dentro de nuestro ámbito geográfico" como de una calidad extraordinaria.

Las excavaciones del foro, tratan de recuperar el centro monumental de la ciudad romana, Cástulo, a unos cinco kilómetros del casco urbano de Linares (Jaén), utilizando las últimas tecnologías para la prospección con georradar, además de una nueva metodología en documentación, que ya han dado lugar a la obtención de importante documentación y hallazgos en el sitio arqueológico.

Cástulo fue la capital de la Oretania, tuvo gran importancia comercial, tanto en época ibera como romana, a lo que se unía el hecho del que hablan los escritos de que el Guadalquivir era navegable hasta allí y por ella pasaban varias vías romanas.

El yacimiento fue escenario de la Segunda Guerra Púnica, que enfrentó a cartagineses con romanos y lugar de nacimiento de la mujer del cartaginés Aníbal, la princesa ibera Himilce.

(Fuente: El Mundo/EFE)

2 de mayo de 2012

Andalucía renueva su apoyo a Cástulo con 300.000 euros

El proyecto Fórum MMX avanzará a lo largo de este verano en los trabajos iniciados en su día en la zona de la Puerta Norte de la ciudad íbero-romana, localizada en las proximidades de Linares (Jaén).
 El proyecto de investigación sobre los vestigios escondidos de la antigua ciudad íbero-romana de Cástulo, Fórum MMX, diseña en estos días la que será su actuación a lo largo de los próximos doce meses. La investigación, diseñada a seis años vista, ha renovado su presupuesto con una partida de 300.000 euros, procedentes de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia a la Universidad de Jaén, promotora del proyecto.
Componente del equipo FORVM MMX
estudiando una tégula romana aparecida en uno
de los enterramientos de Cástulo.

Los nuevos pasos que se diseñan en el yacimiento arqueológico linarense para poder ejecutarse en los próximos días se centrarán, según explica el director del Conjunto Arqueológico, Marcelo Castro, en cerrar por un lado los dos sondeos realizados en el último año para intentar localizar el foro de la ciudad; y cerrar los trabajos previos realizados en la zona de la Puerta Norte, como principal vía de entrada a la ciudad íbero-romana.
Dos infraestructuras esenciales para conocer la distribución y la vida cotidiana en la ciudad de Oretania que permitirán, puestas ya en marcha las visitas guiadas a partir de la apertura del Centro de Recepción de Visitantes, una imagen más clara del origen de Linares a través de los puntos que se redescubren poco a poco con el proyecto de investigación de Fórum MMX.

En este sentido, el concejal de Patrimonio del Ayuntamiento de Linares, Daniel Campos, se ha mostrado satisfecho con el nuevo apoyo recibido por parte de la Junta a las investigaciones que se desarrollan en el yacimiento arqueológico, especialmente por la implicación que se ha conseguido entre la ciudadanía linarense. «Es un proyecto importante no sólo porque nos permite continuar en la puesta en valor de Cástulo, sino que además la fórmula elegida ha hecho posible que la ciudadanía se vincule a este proyecto gracias a su participación directa en todos los pasos que implica una investigación arqueológica», destaca.

Una fórmula, la de la participación conjunta del equipo técnico y profesional con colectivos ciudadanos que ha caracterizado y definido el proyecto Fórum MM, y que pretende ir más allá de las propias tareas de excavación, sino también en la proyección y difusión de los resultados de cada una de las investigaciones a través de diferentes iniciativas.

Una historia viva
Con la vista en las actuaciones que en breve comenzará a ejecutarse, el yacimiento arqueológico linarense continúan ofreciendo nuevos datos sobre sus características a raíz de los trabajos realizados el pasado verano en dos de las zonas en las que se podía localizar el foro de la ciudad.

De esta forma, y en uno de los sondeos realizados en lo que se ha catalogado como el mercado de la ciudad, se han localizado dos lucernas con el símbolo del candelabro de siete brazos, la menorá. Un símbolo especial que abre la puerta a estudiar la existencia de una comunidad judía en la antigua ciudad íbero-romana. «Es un punto importante y un hallazgo que no esperaba porque puede que signifique que existía en Cástulo una comunidad judía», explicaba Abelardo Tornero, investigador, en la presentación de ambas piezas como cierre de las Primeras Jornadas Sefardíes organizadas en Linares por la Institución Casa Sefarad-Israel.

En este sentido, el arqueólogo Bautista Ceprián destacó que ambas lucernas con la menorá, que se encontraron en la zona del mercado, podría implicar la presencia de una sinagoga junto a estas infraestructuras -que hasta ahora se identificaba como una iglesia visigoda- y que abre la puerta a una etapa desconocida de la historia de Cástulo. «Es un símbolo tan significativo que no es posible que fuera de una persona pagana y ni mucho menos católico. La menorá abre la puerta a que existiera una comunidad», apuntó.

De esta forma, y gracias a este hallazgo, la Casa Sefarad-Israel y las investigaciones en Cástulo abren una puerta de colaboración en este sentido. En este sentido, Mercedes Gallardo, delegada de la Casa Sefarad-Israel en Andalucía, ha destacado la buena acogida de las jornadas celebradas en la ciudad minera y el interés que han despertado los nuevos hallazgos en la ciudad ibero-romana, «lo que provocó que se plantearan actividades para niños y conciertos sobre la cultura sefardí para dar a conocer, posteriormente, estos descubrimientos.
(Fuente: IDEAL / Irene Téllez)

28 de abril de 2012

Nuevos hallazgos relacionan una comunidad judía en Cástulo (Jaén)

Se trata de dos lucernas, en concreto la “menorah” o el candelabro de los siete brazos, un símbolo importante para el pueblo judío.
Trabajos en Cástulo durante la pasada campaña.
El hallazgo de dos candelabros de siete brazos, un símbolo para el pueblo judío, en las últimas excavaciones realizadas en Cástulo, vinculan la ciudad con una comunidad “más o menos grande”. Un resultado que no se esperaba y que se intentará confirmar con la campaña de verano que realizará en la zona del mercado.

El Museo Arqueológico de Cástulo acogió la presentación de los nuevas piezas encontradas en las últimas excavaciones acometidas en el yacimiento. Según explicó el arqueólogo Abelardo Tornero, se trata de dos lucernas, en concreto la “menorah” o el candelabro de los siete brazos, un símbolo importante para el pueblo judío. “Un hallazgo que no se esperaba, y que vincula Cástulo con una comunidad judía, cuya extensión no conocemos”, manifestó.
El también arqueólogo Bautista Ceprián justificó su presencia en la antigua ciudad ibero-romana, para lo que se basó en los estudios realizados sobre las comunidades judías en la España antigua. “Además, son unos símbolos tan específicos de este pueblo, que sería difícil que lo tuviera una persona que no fuera judía o fileojudía. Los paganos los toleraban, pero no coincidían con su mentalidad, y los cristianos pensaban que se habían equivocado al no reconocer al Mesías”, manifestó Ceprián. Una cuestión que intentan dilucidar, “puesto que si era de un judío o alguien de afiliación, es posible que se encontrara un grupo”, y en lo que profundizarán en la campaña de excavaciones de verano: “Seguiremos en la zona del supuesto mercado, que es donde los encontramos y del que intentaremos dilucidar si era romano, que es a lo que nos acercan las evidencias, y buscaremos más elementos que confirmen la existencia de una comunidad judía”. Unos hallazgos que propiciaron la celebración, desde el pasado mes de marzo, de las primeras Jornadas Sefardíes en el Museo Arqueológico, que, según las estimaciones iniciales, no serán las últimas.

(Fuente: Diario Jaén / Mariela Soriano)