Mostrando entradas con la etiqueta San Fructuoso. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta San Fructuoso. Mostrar todas las entradas

31 de enero de 2018

Buscan con georradar los restos del monasterio de San Fructuoso, en Compludo (Ponferrada)

Los trabajos pretenden localizar los restos de lo que fue el primer enclave monástico fundado por San Fructuoso en Compludo en el siglo VII. De momento, la búsqueda sólo pretende localizar los lugares donde se podría excavar en un futuro
Expertos y vecinos de Compludo han trabajado juntos en la búsqueda del monasterio del siglo VI.
Un grupo de voluntarios y expertos dirigidos por el geofísico Luis Avial, uno de los científicos que participó en la búsqueda de los restos del escritor Miguel de Cervantes, inició el fin de semana los trabajos de prospección para localizar los restos de lo que fue el primer enclave monástico fundado por San Frucutoso en Compludo en el siglo VII. Junto a Avial , participaron en la búsqueda el historiador berciano Vicente Fernández, el profesor de la Universidad Autónoma de Madrid Artemio Tejera y el arqueólogo Fernando Muñoz, junto a vecinos, el alcalde de barrio, Tomás García y el herrero de Compludo, Manuel Sánchez.

A pesar de que la Junta de Castilla y León no le ha dado mayor importancia a la aparición el pasado año de estructuras aterrazadas en Manzanedo de Valdueza que podrían estar relacionadas con el poblamiento en torno a los monasterios de La Tebaida, el vicepresidente del Consejo y concejal de Medio Rural de Ponferrada, Iván Alonso ha insistido en la tesis y la búsqueda del monasterio cuentan con una subvención comarcal al Instituto de Estudios Bercianos y la colaboración de la Concejalía. «Se trata de buscar cualquier prueba o indicio de lo que fue el monasterio fundacional de la Tebaida Berciana», explicaba ayer Alonso.


La intervención en el ‘Prao de la Iglesia’ de Compludo, «el lugar donde la tradición y algún que otro hallazgo arqueológico parecen situar la ubicación concreta de dicho cenobio», junto con las investigaciones en torno al monasterio de Montes y las estructuras aterradas de Manzanedo «pueden darnos una idea de lo que fue ese espacio mítico de gran importancia social y espiritual que hoy llamamos La Tebaida berciana y que luchamos por conocer y por preservar con el objetivo del reconocimiento futuro como Patrimonio de la Humanidad», explicó Alonso, que recordó además que hace más de cincuenta años que nadie ha excavado en el lugar desde que lo hiciera Pedro Menéndez Pidal y «ha llegado el momento de avanzar en la tarea de desentrañar algunos de los secretos de nuestra Tebaida». De momento, la búsqueda sólo pretende localizar los lugares donde se podría excavar en un futuro, algo que podría llevarse a cabo si Medio Rural recibe la subvención de 18.000 euros solicitada a la Diputación.

21 de octubre de 2014

Hallan la tumba vacía de san Fructuoso en la antigua Tabacalera de Tarragona

Los documentos de un arqueólogo de los años treinta han sido una hoja de ruta clave para localizar el sepulcro, que se encuentra en un sorprendente buen estado de conservación. Con estos trabajos los arqueólogos confirman la existencia de un imponente conjunto paleocristiano en el subsuelo del edificio de la Tabacalera de Tarragona.
La tumba se ha encontrado en muy bien estado de conservación FOTO: NURIA TORRES / La Vanguardia
El equipo de la excavación lo forman arqueólogos del Instituto de Arqueología Clásica de Cataluña, del Museo Bíblico Tarraconense y del Ayuntamiento de Tarragona, que han trabajado durante una semana y con un presupuesto de 2.000 euros.

UNA BASÍLICA IMPONENTE
Hace unos 80 años, el arqueólogo Joan Serra Vilaró dirigió las excavaciones de la Necrópolis Paleocristiana y entre los hallazgos más excepcionales apareció una basílica de tres naves con una longitud de unos 39 metros por 18,50 metros de anchura que tenía un ábside semicircular.

Sus trabajos han servido de guía a la excavación para localizar con rapidez el sepulcro San Fructuoso, el mártir quemado vivo en el Anfiteatro romano de Tarragona en el año 259, aunque ya se sabía que las reliquias se trasladaron a Italia en la invasión musulmana.

SÓLO UN DÍA EXPUESTO AL PÚBLICO
Los trabajos también han localizado parte del ábside de la basílica del siglo IV, pero aunque con toda probabilidad sea el conjunto paleocristiana más importante de la península, los restos se taparán y solo se abrirán al público un único día, el próximo 2 de noviembre. 


No es ninguna novedad que en Tarragona se excave, se descubra un hallazgo y tengamos que cubrirlo de nuevo. Los arqueólogos, sin embargo, no lo ven con malos ojos. "De hecho, si no se puede conservar y mantener en condiciones idóneas es mejor tapar, para que no se degrade el espacio", afirma la arqueóloga municipal Imma Teixell.

El equipo tomará muestras del interior del sarcófago en previsión de futuras pruebas de carbono 14 y también se recogerán muestras de cotas inferiores, ya que el templo está datado mucho después de la muerte del mártir.
(Fuente: La Vanguardia)