Mostrando entradas con la etiqueta Martos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Martos. Mostrar todas las entradas

28 de abril de 2017

Una intervención consolidará los restos de la fortaleza de La Peña de Martos (Jaén)

La dotación municipal de 30.000 euros permitirá limpiar de vegetación algunos elementos de la fortaleza que amenazan derrumbe y realizar un sondeo de su superficie con georadar que servirá de hoja de ruta para futuras intervenciones.
Los expertos creen que bajo la fortaleza de La Peña de Martos puede haber evidencias de población desde el Neolitico.
El concejal de Urbanismo de la localidad jienense de Martos, Emilio Torres, informó de la creación de un equipo multidisciplinar que llevará a cabo los trabajos de limpieza y consolidación de algunas de las pocas estructuras que se mantienen en pie de la fortaleza de La Peña. De llevarse a cabo sería la primera vez en la historia que se acomete una inversión destinada a evitar el proceso destructivo de este castillo y su ciudadela, que en el S.XIV albergaron una de las mayores encomiendas de la Orden de Calatrava en la Península.

Según Emilio Torres, el equipo de trabajo multidisciplinar está integrado por los arquitectos Antonio David Miranda y Fernando Ortega, gran conocedor de las estructuras constructivas del castillo y por el arqueólogo municipal Alberto Fernández. En el equipo también figura Luis García, profesor de Arquitectura y Patrimonio de la Universidad de Málaga y que ha colaborado recientemente en los trabajos de recuperación del castillo del Cerro de Montejícar en Granada.

PROTECCIÓN DEL ALJIBE
Torres aseguró que se trata de una pequeña intervención, para la que se han destinado 30.000 euros, y con la que se pretende evitar el deterioro y el consiguiente riesgo de derrumbe de algunos paños de los restos de muralla y concretó que los trabajos se centrarán sobre todo en la eliminación de la vegetación que ponen en peligro estos elementos y la exploración de la superficie de su reciento con dispositivos electromagnéticos "que nos ayudará a desvelar lo que tenemos enterrado en la cima de La Peña". El concejal añade que si hubiera remanente del presupuesto "se podrían proteger también algunas de las zonas mejor conservadas como el aljibe de la fortaleza".

Pese a lo reducido de la inversión, Torres calificó esta iniciativa como "muy importante porque constituye el pistolezo de salida de lo que deberán ser los trabajos de recuperación que se hagan en esta fortaleza en años venideros".

Con los resultados del estudio del sondeo electromagnético que se realizará en la superficie de La Peña, Torres asegura que se marcará "la hoja de ruta" para futuras investigaciones arqueológicas que nunca se han realizado hasta la fecha en este enclave que cuenta con la calificación de Bien de Interés Cultural.

13 de diciembre de 2016

162.000 euros para la recuperación del Patrimonio Histórico de Martos (Jaén)

La ciudad recuperará como incentivo turístico la planta de la basílica tardoromana descubierta en la zona arqueológica del polideportivo. Entre otras actuaciones, los presupuestos contemplan intervenciones en la torre almedina del Castillo de la Villa así como en los paños de muralla de las calles Franquera y Castillo. También se prevé la rehabilitación de la torre de la iglesia de Santa Marta, que incluye su adecuación para las visitas y la puesta en marcha del emblemático reloj.
Las inversiones mejorarán el entorno entre las torres del Homenaje y Almedina. 
El alcalde de la localidad gienense de Martos, Víctor Torres, presentó ayer los presupuestos que la corporación municipal llevará a Pleno el próximo jueves y que contemplan una dotación de 162.000 euros en actuaciones en el patrimono histórico de la ciudad, la antigua Tucci íbera, rebautizada como Augusta Gemella por los romanos. Según explicó el alcalde, esta dotación para la puesta en valor de diferentes elementos patrimoniales se verá incrementada hasta 1.600.000 euros gracias a la reciente concesión de un importante paquete de ayudas procedentes del programa europeo de Estructuras de Desarrollo Urbano Sostenible (Edusi), que beneficiará a la ciudad con inversiones superiores a los cinco millones de euros.

Entre las diferentes partidas que afectan al patrimonio histórico de la ciudad destaca la dotación de 12.000 euros para la dinamización turística de la basílica visigoda descubierta en la zona arqueológica del polideportivo, cuya intervención arqueológica afectará a los cien metros cuadrados de planta descubiertos y su dotación con carteles informativos. El Ayuntamiento también invertirá 40.000 euros en la rehabilitación de la torre campanario de la iglesia de Santa Marta, obra del arquitecto renacentista Francisco del Castillo en el S. XVI, de los cuales 15.000 euros serán destinados a la adecuación del reloj. Otra partida importante será la destinada a la adecuación de la torre almedina del Castillo de la Villa y los paños de muralla de las calles Franquera y Castillo, donde el Ayuntamiento espera una ayuda adicional de la Junta de Andalucía por valor de 400.000 euros. Con la dotación presupuestaria de 162.000 euros el Ayuntamiento también espera concluir los trabajos de adecuación de la antigua estación del tren.

3 de octubre de 2016

Doce objetos arqueológicos de Jaén formarán parte de una exposición europea itinerante

Los objetos seleccionados son el sarcófago paleocristiano de Martos (siglo IV), un fuste de columna de La Guardia (final del siglo V), pendientes y broche de cinturón de La Guardia (siglo VII), moneda carolingia y dírhem omeya del Tesorillo de Marroquíes Bajos de Jaén (siglos VIII-IX), olla de Cerro Miguelico de Torredelcampo (siglos IX-X), candil y jarra de Puente Tablas (siglos IX-X), capitel de la Campiña Sur (siglo X), diadema del Tesoro de Charilla de Alcalá La Real (siglo X), candil de bronce de Jimena (siglos X-XI), Dinar del Tesoro de Marroquíes Altos de Jaén (siglo XI) y una albanega hallada en el Castillo de Santa Catalina de Jaén (siglo XII).
Sarcófago paleocristiano del siglo IV de Martos (Jaén). 
La Universidad de Jaén y el Museo de Jaén acogieron una reunión del proyecto europeo CEMEC, en el que participaron instituciones de investigación, museos y entidades especializadas en la generación de recursos y herramientas para la visualización de objetos arqueológicos, que ha reunido nueve colecciones de objetos pertenecientes a la Alta Edad Media para formar parte de una exposición itinerante que podrá verse en Amsterdam, Atenas y Bonn en los próximos años.

El Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica y el Área de Historia Medieval de Universidad de Jaén, junto con el Museo de Jaén, como miembros del proyecto, han sido las instituciones encargadas de seleccionar los doce objetos que formarán parte de esta muestra, bien físicamente o en formato digital. Se trata de los siguientes: sarcófago (Martos, siglo IV); fuste de columna (La Guardia, final del siglo V-inicios del siglo VI); pendientes y broche de cinturón (La Guardia, siglo VII); moneda carolingia y dírhem omeya del Tesorillo de Marroquíes Bajos (Jaén, siglos VIII-IX); olla de Cerro Miguelico (Torredelcampo, siglos IX-X); candil, Puente Tablas (Jaén, siglo IX-X); jarra, Puente Tablas (Jaén, siglo X); capitel (Campiña Sur, siglo X); diadema del Tesoro de Charilla (Aldea de Charilla, Alcalá La Real, siglo X); candil de bronce (Jimena, siglos X-XI); Dinar del Tesoro de Marroquíes Altos (Jaén, siglo XI); albanega, Castillo de Santa Catalina (Jaén, siglo XII).

CARÁCTER REPRESENTATIVO
La selección de estos objetos se realizó por su carácter representativo para la historia de la Península Ibérica durante época visigoda e islámica y por su capacidad de complementar el discurso histórico general elaborado por CEMEC en relación con las otras colecciones europeas. A través de ellos, se observan diferentes elementos esenciales en la temática global y su evolución en el tiempo. Junto a ello, y al mismo tiempo, se ha tratado de presentar aspectos clave de la originalidad de la Península Ibérica, sobre todo en época islámica.


NUEVE COLECCIONES DE TODA EUROPA
En total, entre todos los socios del proyecto, se han reunido nueve colecciones de objetos arqueológicos pertenecientes a la Alta Edad Media (300-1000 d.C.) y procedentes de diferentes partes de Europa. La creación de una red de colaboración e intercambio de ideas entre los diferentes miembros del proyecto tendrá como efecto el diseño y puesta en marcha de una exposición itinerante centrada en la Alta Edad Media. Esta exposición tiene como una de sus líneas de actuación principal la superación de la visión tradicional que definía esta fase de la historia de Europa como un periodo de decadencia y estancamiento cultural.

La exposición de CEMEC, corrigiendo los errores del pasado, presenta la Alta Edad Media como un período de cambio que afecta a objetos, personas e ideas. En relación con ello, bajo el nombre ‘Cruce de Caminos’, el tema principal de la exposición será conectividad, diversidad y movilidad. La exposición mostrará, por tanto, las conexiones entre las diferentes culturas regionales a través de Europa y el Mediterráneo, desde Irlanda a Egipto desde España a Hungría y Grecia. La exposición comenzará en Amsterdam (desde octubre 2017 hasta marzo 2018) y podrá visitarse también en Atenas (de abril a septiembre de 2018) y Bonn (de octubre de 2018 a abril de 2019).

El proyecto CEMEC (Connecting Early Medieval European Collection / Conectando las colecciones de la Alta Edad Media) es un proyecto europeo bajo la supervisión de la Agencia Ejecutiva en el ámbito Educativo, Audiovisual y Cultural (EACEA) y perteneciente al programa Europa Creativa. Su duración es de cuatro años.

29 de abril de 2016

Descubren canalizaciones de época ibérica y restos constructivos islámicos en Martos (Jaén)

En la intervención se han descubierto dos canalizaciones paralelas excavadas en roca y una mayor realizada con paredes de piedra datadas entre los siglos II y III a.C. También hay restos constructivos y un vertedero de época emiral. Los hallazgos confirman la importancia agrícola de esta zona arqueológica de la Ciudad de la Peña.
Cristina Gómez con el equipo de excavación de Arq13.
La intervención arqueológica que la empresa Arq13 desarrolla en la Zona Arqueológica del Polideportivo de Martos (Jaén) ha destapado diferentes canalizaciones de agua época ibérica de entre los siglos II y III a.C. así como diferentes restos constructivos correspondientes al periodo califal, que estarían asociados a los documentados por la empresa en las excavaciones realizadas en la zona en 2004.

ZONA AGRÍCOLA
Según comenta la directora de los trabajos Cristina Gómez, se trata de varias canalizaciones excavadas en la roca a niveles muy superficiales, con dirección Este-Oeste y que se abastecerían de agua en una canalización mayor cuyo derrumbe también hemos descubierto en una de las catas realizadas. Esta canalización principal, también de época ibérica, cuyos muros estarían realizados en piedra apoyados sobre la roca tendrían un perfil en forma de "V" y de ella se abastecería agua para regadío en las huertas que debieron abundar en ésta zona arqueológica. Curiosamente, nos comenta la arqueóloga, se da la circunstancia de que también hemos localizado otra canalización de época contemporánea que sigue exactamente el mismo trazado hasta un pozo que hay en las proximidades. De época ibérica también han salido a la luz algunos materiales muy fragmentados entre los que destaca alguno con decoración de bandas rojas.
Parte del derrumbe de la canalización principal.

Las canalizaciones descubiertas tienen la peculiaridad de que debido a la orografía del terreno en algunos tramos están excavadas en roca y en otros se están documentando rellenos de tierra para la nivelación de las mismas. Posteriormente, según nos comenta Cristina Gómez, hemos apreciado como estas canalizaciones se rompen en una época posterior para la construcción de un vertedero en el que han aparecido restos de tejas, cenizas y restos de fauna que se corresponderían con época emiral, de entre los siglos IX y X, junto a otros restos constructivos todavía por documentar pero que podrían estar asociados a los encontrados en las prospecciones que en solares próximos se realizaron hace unos años.

Estos últimos descubrimientos, sumados a los realizados en los últimos años, nos confirman que esta zona arqueológica de la localidad jienense tuvo una utilidad eminentemente agraria y ganadera en época ibero-romana hasta bien entrado el siglo XI.

24 de febrero de 2016

El Juzgado de La Carolina (Jaén) archiva la mayor operación contra el expolio

Otro 'bluff' que sumar la larga lista de fracasos en la lucha contra el saqueo del Patrimonio. El juzgado ordena además que cuando la resolución sea firme se devuelvan a los implicados las antigüedades y piezas que aún estaban en manos de la Justicia.
El anterior subdelegado del Gobierno presentó los resultados de la operación. FOTO: IDEAL
El juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de La Carolina ha dictado un auto que decreta el archivo y sobreseimiento provisional de la 'Operación Mosaico-Carolina'.

  • En 2010 las autoridades la consideraron el mayor operativo de las últimas décadas en España contra el expolio arqueológico, con 85 detenidos y miles y miles de piezas intervenidas.
La instrucción de cinco años ha sido un suplicio para el juzgado, donde solo mentar las diligencias 1071/2010 estremecía a todos. Más de 70.000 folios en decenas de tomos. Sólo tomar declaración a los detenidos se ha llevado prácticamente un lustro. Finalmente, el 9 de febrero pasado el juzgado entendió que «no existe elemento probatorio alguno que desvirtúe lo declarado por los investigados (.) sin que resulte procedente mantener 'in eternum' una investigación sobre hechos que se mantienen como meras sospechas sin que se hayan podido obtener datos concretos sobre los que poder pergeñar y sostener una imputación de hechos concretos». Así que se archiva. El Fiscal aún puede recurrir.

La investigación se inició tras descubrirse un expolio en las obras del AVE entre Jaén y Linares, cerca de Cástulo, en 2009. Las pesquisas practicadas en Linares llevaron a supuestos 'piteros', comerciantes, intermediarios y compradores que se movían en torno al comercio de piezas arqueológicas supuestamente expoliadas tanto de Linares.

A LA CAROLINA
La pista llevó a los investigadores a La Carolina, donde se detectó que además de mercadeo con piezas arqueológicas se podría estar produciendo también tanto tráfico con piezas de oro supuestamente antiguas como también con otras mercancías ilegales. Las diligencias se trasladaron a La Carolina. El asunto tomó ya dimensión nacional y los investigadores comienzan a atar cabos en una madeja de la que tiraban a la vez Guardia Civil y Policía Nacional.

Los investigadores sospechaban de que la red de expoliadores desmantelada disponía de piezas sacadas ilegalmente de La Vega de Montiel y Cerro Albahacas en Santo Tomé, del Castillo del Giribaile, de Torredonjimeno, del poblado de la Verónica de Baños, de Peal de Becerro, de hasta siete enclaves cercanos a Cástulo (Patas, Puerta Norte, Estacar de Rabanicos, Molino de Caldona, Baños de la Muela, Cerrillo de los Gordos y el Estacar de Lucio), otros cuatro puntos en Porcuna (Cerrillo Blanco, Cerro de Peñuela, Cerro de Albalate y Cerro de Alcores), dos más en Castellar (Atalaya y cerro del Castillo) y en uno más de Santisteban del Puerto. Pero sobre todo de Cástulo.

Las autoridades judiciales y la Subdelegación del Gobierno de Jaén prepararon la operación minuciosamente. Una operación muy compleja: había que hacer más de cincuenta registros en una docena de localidades en Jaén (se habla de cien registros en toda España) de forma simultánea, para evitar avisos y filtraciones. Hubo registros en Jaén (con varios comerciantes implicados), Linares, La Carolina, Bailén, Andújar, Martos, Carboneros, Alcalá la Real y otros municipios. Se intervino también en Córdoba, Málaga, Granada, Madrid y Valencia.

La Guardia Civil practicó 57 arrestos en toda España, 26 de ellos en Jaén), y se incautó de 7.000 objetos de valor artístico o histórico supuestamente expoliados. La Policía Nacional, (23 detenidos en Jaén) por su parte, intervino casi 2.000 monedas, 557 objetos (desde pintura religiosa del XVIII a columnas romanas, hasta un artesonado mudéjar completo) y 37 armas de valor histórico. Y una caja llena de marihuana.


  • Trascendió la detención de un compraventa de oro en el centro de Jaén. Vinculada a este arresto se encontró un millón de euros en efectivo, unos 120 kilos de metales preciosos y, según sospechaban las autoridades, un sistema para blanquear el dinero.
«RED ORGANIZADA»
Las autoridades hablaron entonces de una red organizada en torno al expolio desde los piteros hasta los operadores en el mercado a cierto nivel.

El caso comenzó a flojear a las primeras de cambio. Algunos de los implicados presentaron documentos que indicaban que las piezas que les habían incautado les acababan de ser devueltas tras el fiasco de la Operación Tertis. La segunda mayor operación en España contra el expolio en los últimos años, que también fue archivada y quedó en nada.

En 2011 ya hubo un primer amago de archivo. En 2104 se le dio un nuevo impulso a la instrucción con un nuevo juez y una nueva fiscal. A principios de este año aún debían tener sus dudas, pues declararon la causa como compleja en previsión de que la instrucción se pudiese alargar. Aunque al mes siguiente llegó el archivo.

19 de febrero de 2016

Regresa a Martos (Jaén) una moneda de oro visigoda acuñada en la ceca de Tucci hace 1.400 años

Se trata de un triente de oro del reinado de Suinthila (621-631) acuñado en la ceca de Tucci (actual Martos). Su peso es de 1,41 grs y ha sido adquirida en subasta cerrada por un particular marteño y depositada en la colección arqueológica privada del Padre Alejandro Recio Veganzones, en el colegio de los PP. Franciscanos de la localidad gienense.
Francisco Ocaña responsable de la colección arqueológica del P. Alejandro Recio
en plena tarea de catalogación de la moneda.
La Ceca (lugar donde se emite moneda) de Tucci, la antigua Martos, estuvo operativa durante más de un siglo, entre los años 610 y 711 y siete reyes visigodos acuñaron sus monedas en la antiquísima ciudad de la Peña: Sisebuto (612-621), Recaredo II (621), Suinthila (621-631), Sisenando (631-636), Khintilla (636-639), Ervigio (680-687), Egica (687-698) y por último Witiza (700-710).

La moneda, que ha sido adquirida en subasta cerrada por un particular vecino de Martos, está acuñada en oro de 24 kilates con un peso de 1,42 gramos y ha sido depositada por voluntad de su nuevo propietario en los fondos de la colección arqueológica del P. Alejandro Recio Veganzones y que actualmente gestiona la Fundación Cultura y Misión Francisco de Asís, al igual que el centro educativo que le sirve de sede.

Con ésta adquisición -nos comenta Francisco Ocaña, responsable de la colección arqueológica del P Recio, "hemos conseguido que una parte de la historia de Martos pueda ser disfrutada por todos sus ciudadanos". No ha sido una tarea sencilla la adquisición de este nuevo elemento para la Colección, prosigue Ocaña "ha supuesto muchos años de intentos infructuosos para conseguirla participando en las subastas cerradas que como mucho se organizan un par de veces al año". 

Anverso (con la inscripción SVINTHIL REX) y reverso
con su procedencia (IVSTVS TV:CI). 
"Al final, nuestros esfuerzos se han visto recompensados y hemos puesto un grano de arena más para cumplir uno de los sueños del padre Recio encaminados a sensibilizar a los vecinos de Martos de la riqueza patrimonial de su ciudad", concluye Ocaña.

MÁS MONEDAS
Pero, aunque ésta sí es la primera moneda acuñada en Tucci que enriquece la colección, no es la única que se expone al público, ya que la colección numismática incluye  otras monedas visigodas que han aparecido en Martos aunque con lugares de acuñación muy diverso. Así por ejemplo hemos podido apreciar otra moneda de oro del reinado de Liuva II (601-603 d.C) acuñada en Évora (Portugal) y otra del reinado de Chindasvinto (642-653 d.C) acuñada en Iliberri (Granada) que también apareció en Martos.


17 de agosto de 2015

Las redes sociales salvan "in extremis" y por segunda vez un yacimiento BIC en Martos (Jaén)

Una vez más, y ya van dos en este yacimiento arqueológico de Martos, las redes sociales han hecho su trabajo para la preservación del Patrimonio Histórico Artístico. El pasado viernes seguidores de éste blog nos hicieron llegar su preocupación por el uso de maquinaria de obras públicas en la realización de catas arqueológicas en el que a todas luces puede ser el mayor yacimiento calcolítico de Europa. Después de presentar la correspondiente denuncia ante el Servicio de Urbanismo de la localidad, las redes sociales hicieron el resto del trabajo y hoy lunes, técnicos de Cultura de la Junta de Andalucía, Ayuntamiento y técnicos de la empresa adjudicataria han visitado las obras para comprobar los efectos de una, a todas luces inapropiada, metodología arqueológica y tomar las medidas oportunas.
Restos de cerámica en una zona del yacimiento castigada por los arados.
Es la segunda vez en menos de un año que las redes sociales se movilizan desde Martos para impedir la destrucción de este yacimiento arqueológico, conocido como "Polideportivo de Martos". La causa es el proyecto de obras de canalización de los colectores de aguas residuales que atraviesan el yacimiento, siguiendo el curso del Arroyo de la Villa hasta la depuradora de aguas residuales construida a unos dos kilómetros de la localidad.


Seguidores del blog, apreciaron "in situ" la realización de 15 catas arqueológicas hasta la carretera de circunvalación A-316 para las cuales se había empleado una máquina excavadora. Las catas, todas ellas de dimensiones aproximadas de 6-8 metros de largo por 1,50 de ancho, con profundidades variables entre los 60 centímetros y 1,50 metros aproximadamente mostraban en su entorno gran número de fragmentos de cerámica, tégulas romanas y -en algunos casos- restos constructivos de muros de aproximadamente 50 cm. de ancho.

MÁS DE 5.000 LECTURAS EN DOS HORAS
Restos de tégulas romanas en una de las catas.
Gracias a la denuncia presentada por seguidores de éste blog el pasado viernes, La Bitácora de Jenri recogió la información y la publicó en su página de Facebook. Más de 5.000 lecturas en apenas dos horas y su divulgación a través de las redes sociales hicieron el resto del trabajo.

Hoy lunes. Gracias a la "movilización silenciosa de las redes sociales", técnicos del Ayuntamiento de Martos, de la Delegación de Cultura y de la propia empresa contratista de los trabajos se han desplazado a la zona para verificar "in situ" los posibles daños causados al Patrimonio cultural marteño.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN
Posteriormente a la visita, fuentes municipales han informado a éste blog que, a partir de ahora, las obras de canalización de aguas residuales, así como las catas arqueológicas preceptivas en el yacimiento por el que transcurre la obra, se realizarán "a sangre" (es decir, a mano). 

Como medida preventiva, desde el Ayuntamiento se ha ordenado la retirada de la máquina excavadora con la que se venían realizando hasta el momento los trabajos de prospección.
Restos constructivos junto al Arroyo de la Villa.

Las mismas fuentes han informado que los técnicos de la Delegación de Cultura y del Ayuntamiento de Martos desplazados hasta el yacimiento no han detectado destrucción en ninguna de las estructuras que se esconden bajo tierra, prácticamente "a cota cero". 

Todos son conscientes del peligro que éste método inapropiado de excavación puede suponer para toda la riqueza patrimonial de la zona, por lo que se ha ordenado la finalización de los trabajos con máquina.

TRES ARQUEÓLOGOS SUPERVISARÁN LA OBRA
Asímismo, y desde las mismas fuentes municipales nos informan que tres técnicos (uno de la Junta, otro del propio Ayuntamiento y un tercero de la empresa encargada de los trabajos) supervisarán las obras, no sólo en lo que se refiere a las preceptivas catas arqueológicas sino en el transcurso de toda la obra de canalización "y duren el tiempo que tengan que durar".

UNA GRAN ZANJA Y POZOS CADA 30 METROS
El proyecto que ahora se pone en marcha -y al que tuvo acceso La Bitácora de Jenri- contempla la realización de una gran zanja con una profundidad variable, pero mínimo de tres metros y casi dos metros de anchura para el asentamiento de los colectores de hormigón armado de 800 centímetros de diámetro a lo largo de los 1.750 metros que separan la vertiente norte del Arroyo de la Fuente de la Villa -donde se construirá un arquetón con aliviadero de aguas- y la EDAR situada en el paraje conocido como "Motril" en la carretera de Santiago de Calatrava.

La traza de la canalización de los colectores seguirá en paralelo el cauce del Arroyo de la Villa por lo que atravesará en su totalidad la Zona Arqueológica. En el proyecto también se contempla la construcción de pozos de registro cada 30 metros a lo largo de la obra, por lo que los destrozos irrecuperables en el yacimiento podrían ser de grandísimas proporciones.


11 de febrero de 2015

Las lluvias desentierran una necrópolis islámica en Martos (Jaén)

Los arqueólogos tienen localizadas hasta el momento doce sepulturas, cuya datación se podría establecer en época califal. Debido a las últimas lluvias también han aflorado en este paraje algunos fragmentos de cerámica de época ibérica. 
En primer plano se pueden apreciar algunos de los restos humanos que las lluvias han desenterrado en el terraplén.
Las fuertes lluvias y las obras que se vienen realizando en la calle Santa Bárbara han permitido documentar parte de la necrópolis asociada al yacimiento conocido como Cerro Gallipollo en la ciudad jienense de Martos. Así, en los últimos días han salido a la luz restos humanos procedentes de sepulturas islámicas cuyos primeros indicios apuntan a un origen islámico, que los técnicos datan entre los siglos X y XI. 
Según nos ha informado el arqueólogo Juan Nicás "hasta el momento tenemos localizadas doce sepulturas en uno de los taludes, cuyos restos humanos se encuentran depositados en posición de decúbito lateral con orientación N-S y mirando hacia La Meca, aunque no descartamos que pudieran aparecer más".

AUSENCIA DE AJUAR
Las lápidas de teja cerámica y toda ausencia de ajuar funerario indican claramente su origen islámico y sin duda -nos comenta Juan Nicás- se encuentran asociados al asentamiento íbero-islámico que se encuentra documentado pocos metros más arriba y que podría haber albergado un asentamiento ibérico. Prueba de ello son algunos fragmentos de cerámica que han aparecido junto a los restos humanos, procedentes de los estratos superiores y que han podido ser arrastrados por las lluvias. 
Fragmentos de cerámica ibérica aparecidos
en el lugar.

  • Aunque debido a la humedad resulta muy difícil datar con exactitud los restos humanos encontrados todo indica a que pudieran pertenecer al periodos califal omeya, es decir de entre los siglos X y XI.


INFORME ARQUEOLÓGICO
El pasado mes de octubre los técnicos de la Oficina Municipal de Urbanismo presentaron a la Junta de Andalucía el correspondiente informe de este sitio arqueológico y en él se establecieron los preceptivos perímetros y zonas de seguridad para proteger los restos de las obras de pavimentación que se están acometiendo en el entorno. 

Pero sin duda las fuertes lluvias de estos días atrás han jugado una mala pasada, nos comenta el arqueólogo "ya que ahora tendremos que redactar un anexo al informe en el que se incluyan los restos aparecidos y la nueva zona de afección del yacimiento que habrá que incluir en el nuevo Plan de Ordenación Urbana de Martos". 

CUBRICIÓN Y VIGILANCIA DE LOS RESTOS
Sobre el futuro de los restos humanos, Nicás nos informa que la intención del Ayuntamiento de Martos, una vez han tenido conocimiento de este hecho, es la de protegerlos "in situ", ampliando la altura de la escollera de contención de tierras del talud para nivelar el terreno y así proceder a su protección y conservación. 

Asímismo, fuentes municipales informan que el yacimiento será objeto de una especial vigilancia durante estos días para evitar el acceso de personal no autorizado en la zona que está siendo objeto de la intervención arqueológica y evitando así "algunas tropelías que ya se han producido por desaprensivos o ignorantes que no son conscientes del daño que hacen al patrimonio marteño", nos comentan dichas fuentes.

19 de septiembre de 2014

Una obra de la Junta de Andalucía arrasará un yacimiento arqueológico con declaración BIC en Martos (Jaén)

Las obras del colector de aguas residuales que promueve la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía atravesarán  completamente el yacimiento conocido como "Polideportivo de Martos" declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2003 y catalogado como Zona Arqueológica. El proyecto de ejecución -al que éste blog ha tenido acceso- no contempla medidas de prevención arqueológicas y pese a ello, el Ayuntamiento concederá su Licencia de Obras en los próximos días. 
El yacimiento de El Molinillo,  incluído en la Zona del Polideportivo de Martos, se extiende sobre una superficie de 8,5 hectáreas y podría albergar una importante villa romana, de la que se han encontrado restos de mosaicos y gran cantidad de cerámicas.
La Consejería de Medio Ambiente iniciará próximamente los trabajos para la canalización de aguas residuales entre la localidad jienense de Martos y la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) que atravesará la Zona Arqueológica del "Polideportivo de Martos" que se encuentra dividida en cinco sub-zonas y de las que resultará más afectada la conocida como "El Molinillo", ubicada en la vertiente norte del Arroyo de la Fuente de la Villa, con una extensión aproximada de 8,5 hectáreas.

UNA GRAN ZANJA Y POZOS CADA 30 METROS
El proyecto que ahora se pone en marcha -y al que ha tenido acceso La Bitácora de Jenri- contempla la realización de una gran zanja con una profundidad variable, pero mínimo de tres metros y casi dos metros de anchura para el asentamiento de los colectores de hormigón armado de 800 centímetros de diámetro a lo largo de los 1.750 metros que separan la vertiente norte del Arroyo de la Fuente de la Villa -donde se construirá un arquetón con aliviadero de aguas- y la EDAR situada en el paraje conocido como "Motril" en la carretera de Santiago de Calatrava.

La traza de la canalización de los colectores seguirá en paralelo el cauce del Arroyo de la Villa por lo que atravesará en su totalidad la Zona Arqueológica. En el proyecto también se contempla la construcción de pozos de registro cada 30 metros a lo largo de la obra, por lo que los destrozos irrecuperables en el yacimiento podrían ser de grandísimas proporciones. 

SIN MEDIDAS DE PROTECCIÓN ARQUEOLÓGICA
En las fotos se aprecia la colocación de estacas por donde está previsto
realizar la zanja. Restos de mosaicos y cerámica que afloran del terreno.
Según fuentes de la oficina municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Martos, el proyecto no dispone de medidas de protección arqueológica "ya que se presentó en abril de 2007 y fue elaborado a partir del Plan General de Ordenación Urbana de 1999, anterior a la clasificación BIC en 2003 de los terrenos por los que transcurrirá la obra". 

"No obstante, -nos comentan desde Urbanismo de Martos-parece que técnicos de la Consejería de Cultura ya han informado a la empresa de las medidas a considerar para el inicio de los trabajos en esta zona protegida". Aunque esta afirmación no la hemos podido confirmar, y en el Área de Cultura del Ayuntamiento nadie parece estar informado,  desde la oficina municipal de Urbanismo nos informan de que "la Licencia de Obras ya se ha tramitado y se espera su aprobación por parte del Ayuntamiento en los próximos días", ya que "las cautelas arqueológicas no dependen de esta oficina". 

MOSAICO DE TESELAS BLANCAS Y NEGRAS
Según se desprende del informe del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, en la superficie de este yacimiento se encuentran materiales prehistóricos (fragmentos de fuentes y platos carenados y de labio engrosado, gran cantidad de útiles de piedra pulida y fragmentos de útiles tallados en sílex como hojas de cresta y de sección trapezoidal) y cerámicas romanas (la existencia de restos romanos en la zona es conocida desde hace tiempo debido a varios hallazgos, como un mosaico de teselas blancas y negras y gran cantidad de cerámicas alto y bajo imperiales).  Concretamente, según hemos podido observar "in situ" este mosaico romano se encuentra a metro y medio por debajo de las estacas que marcan la traza por la que discurrirá la obra.
Plano de la traza del colector que atravesará en su totalidad
el yacimiento arqueológico siguiendo el cauce del Arroyo de la Villa..
EXPLORACIÓN VISUAL
Como hemos podido comprobar durante nuestra visita a la zona afectada, en ella es fácil encontrar fragmentos cerámicos de terra sigillata y restos de materiales constructivos como tégulas y restos de tinajas. 

Algunos vecinos de la zona también nos han confirmado que la zona, que nunca ha tenido la vigilancia que merece, ha sido frecuentada durante mucho tiempo por "piteros" (aficionados a los detectores de metales), lo que se demuestra por los numerosos rastros en forma de agujeros que han ido dejando a su paso, y que evidencian ser las únicas "catas" que se han realizado en este paraje de gran valor arqueológico.

UN PROYECTO DE 2007
El proyecto de canalización fue presentado en el Ayuntamiento de Martos en abril de 2007, pero ha sufrido retrasos debido a la lentitud del proceso de expropiación de terrenos. Una vez que ya se ha finalizado este proceso, y si nadie en la Consejería de Cultura lo remedia, la obra estará lista para empezar y los marteños y marteñas perderán de nuevo otro importante legado histórico de sus antepasados.

¡¡¡ ÚLTIMA HORA !!!

Al hilo de la información que hemos publicado hoy con el título "UNA OBRA DE LA JUNTA DE ANDALUCÏA ARRASARÁ UN YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO CON DECLARACIÓN BIC EN MARTOS (JAÉN) debo daros una buena noticia:

Técnicos de la Delegación de Cultura en Jaén me han confirmado que ya se han puesto en contacto con la empresa constructora para informarles de la necesidad de redactar un Proyecto de Actuación Arqueológica que tendrá que ser aprobado y que por supuesto será preceptivo para la obtención de la Licencia de Obras en esta Zona Protegida.

Está claro que en este caso había mucha prisa por parte del Ayuntamiento de Martos y la Delegación de Medio Ambiente en Jaén por iniciar las obras... Alguien se había olvidado de que para actuar sobre una Zona BIC debían presentar cierto proyecto de actuación en el que se incluyan todas las medidas preventivas y cautelares en materia arqueológica.

10 de julio de 2014

Recuperan una fuente del S. XVI en Martos (Jaén)

Unas obras de acondicionamiento del Ayuntamiento de Martos (Jaén) han sacado a la luz la Fuente de la Villa, datada en el S. XVI y que fue enterrada a finales de los años 60 del S. XX para dar una nueva estructura urbanística a la zona. El Ayuntamiento pretende recuperar "in situ" este elemento patrimonial que fue erigido para conmemorar la visita a Martos del Emperador y Rey Carlos I de España y V de Alemania.
Las obras ya han destapado cuatro de los ocho caños con las ue originalmente contaría la Fuente de la Villa.
Según hemos podido saber, el alcalde de Martos Francisco Delgado, ya anunció el pasado día 30 de junio, con motivo de la clausura del XVII Curso de Patrimonio Histórico de Martos "la intención del Ayuntamiento de aprovechar las obras de arreglo integral de la zona para recuperar esta joya patrimonial, integrando la Fuente de la Villa -si se conservara- en su entorno original".
Una de las cazoletas de la fuente.

Las obras, que comenzaron el pasado martes, ya han destapado cuatro de los ocho caños originales con que contaba la fuente, erigida en 1526 con motivo de la visita a Martos del Emperador Carlos I. 

VEINTE METROS DE LONGITUD
Según nos ha informado Juan Nicás, el arqueólogo que está al frente de esta intervención de urgencia, es posible que la longitud de la fuente alcance los 20 metros, ya que la distancia entre los caños descubiertos es de aproximadamente dos metros. Aunque desconocemos -nos apunta Juan Nicás- si en un pasado más reciente se le añadieron algunos caños, por lo que su longitud podría ser mayor.

Sobre el estado de conservación de la Fuente, Nicás nos comenta que es relativamente bueno, ya que fue tapado a finales de los años 60 del S. XX con baldosas del propio pavimento de la calle, lo que ha permitido su preservación de las inclemencias físicas y meteorológicas.

También han salido a la luz -nos informa Nicás- las cazoletas de piedra, dispuestas bajo cada caño para que los vecinos pudieran colocar las tinajas para llenarlas de agua, las canalizaciones y algunos de los abrevaderos dispuestos para los animales y las escaleras de acceso a la fuente con su empedrado original, que todavía se van a seguir excavando para aproximarnos a la cota de profundidad que debiera tener la fuente originalmente.
Aspecto de la Fuente de la Villa de Martos a principios del S. XX.
Foto: MARTOS EN EL RECUERDO 

Para conocer los años que se emplearon para la construcción y embellecimiento de esta Fuente de la Villa tenemos que recurrir al trabajo del padre franciscano Alejandro Recio Veganzones, gran investigador de la Historia de Martos ya fallecido, que en uno de sus innumerables artículos sobre la arqueología marteña nos recuerda, que el historiador de Martos, don Manuel López Molina refiriéndose a esta Fuente de la Villa, nos dice que "el pilar de esta Fuente de la Villa, fue comenzado a finales de la década de 1520 y terminado en el año 1535" (*1).


DEDICATORIA AL REY EMPERADOR DON CARLOS
El mismo padre Recio nos recuerda en sus escritos al también franciscano Fray Alonso Antonio Castillejo, epigrafista del S. XVIII, que en su obra transcribió el texto de la dedicación de la Fuente de la Villa y la descripción de la misma tal y como se hallaba en sus días y que dice así:
REINANDO· EN· ESTOS· REINOS· EL EMPERADOR Y REY· DON· CARLOS· NUESTRO· SEÑOR· SIENDO· GOBERNADOR· DESTA· PROVINCIA· EL MAGNÍFICO· CAVALLERO FREY HERNÁN· CHACÓN· COMENDADOR· DE· MONTANCHELOS MANDO FACER· ESTA FVENTE· AÑO MDXXXVI AÑOS
Según nos ha informado el historiador marteño Francisco Teba Rodríguez, con quien hemos coincidido en la excavación, este texto de dedicación, fue escrito sobre una pieza de mármol blanco que muy posiblemente fuera reutilizada de una construcción visigoda anterior, ya que en su reverso se pueden apreciar algunos adornos con filigranas identificables en ese periodo.
Pieza de mármol procedente de la Fuente de la Villa
con la dedicatoria a Carlos I.

Esta pieza, que también hemos tenido oportunidad de conocer y traigo a este blog -junto a estas líneas-, se ha conservado hasta nuestros días en el recibidor de la actual Casa de Cultura del municipio marteño.

LA FUENTE EN EL S. XVIII
Para conocer el aspecto que debiera tener la Fuente de la Villa más de dos siglos después de su erección también debemos recurrir al trabajo de investigación del padre Alejandro Recio, quien nos remite a los manuscritos fechados aproximadamente en 1796 del padre Castillejo y en los que ya se lamentaba del "innoble estado de conservación de su frontispicio" en el que se hallaba la lápida conmemorativa antes citada y nos cuenta que
"Todo su adorno y magnificencia se reduce hoy a un pedazo de pared de 26 varas de ancho y, como unas tres de alto, de piedra sin pulimento alguno, menos en las esquinas, y hundida toda por lo alto, donde no tiene ni aun vestigios de cerramiento, o de otro primor que la adornase, para defenderse de los temporales"... En el frente del pilar habría cuatro piedras sobre los que estarían grabados algunos escudos y blasones (que a finales del S. XVIII ya no se distinguían) ... y otras dos..., en las que estarían las Águilas "en cuyos pechos estarían las Armas del Emperador Rey Carlos V de Alemania y I de España" (*1).

BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE MARTOS

Los orígenes de Martos son muy antiguos, sobre el siglo VI a C. ya era una ciudad conocida, nombrada como Tucci, un importante oppidum ibérico emplazado en la parte alta de la Peña, citada en las obras de Ptolomeo, Estrabón, Mela y Plinio. En el año 14-15 a de C., el emperador Augusto fundó en ella la Colonia Gemella Tucci, con contingentes veteranos de las legiones III Macedonia y X Gémina que habían luchado en las guerras cántabras. De gran valor es la descripción que en el siglo XVI realizó el erudito Diego de Villalta de lo que debió ser el centro monumental de la ciudad romana: localizado en la plaza del Ayuntamiento, anota que es un gran espacio losado de piedras negras escuadradas de labor excelente y apunta que cavando en esta plaza vio hermosas columnas de jaspe basto, así como capiteles y pedestales correspondientes a las mismas. 


En época visigoda era sede episcopal, sus representantes aparecen entre los suscriptores del concilio de Ilíberis del año 306 y posteriormente en algunos de Toledo. De esta época es la pieza arqueológica más importante aparecida en la localidad, el sarcófago paleocristiano que se conserva en el Museo Provincial de Jaén

En el siglo X al-Muqaddasi, al referirse a esta población emplea por primera vez el término de Martus, la cita entre los 13 distritos administrativos que rodeaban Córdoba y de la que según él dependía, en lo que se equivoca, ya que estaba incluida en la cora de Yayyan (Jaén). La considera una de las principales productoras de vid, olivo e higos, del valle del Guadalquivir.

En el siglo XI, cuando Al-Andalus queda dividida en más de 30 reinos, Martos formaría parte del de Granada, gobernado por los Ziríes, pero hacia 1078 ó 1079 el emir Abd Allah se vio obligado a cederla a Sevilla. Durante este periodo Martos tuvo una gran importancia estratégica y estuvo dotada de dos dispositivos defensivos: un castillo urbano y una importante fortaleza en altura, la denominada Peña de Martos; a los que hay que añadir el recinto amurallado de la propia ciudad. 

Martos fue una de las primeras poblaciones que el emir de Baeza, al-Bayyasi entregó a Fernando III en 1225, como parte del pacto firmado entre ambos. Tres años más tarde el rey la entregó a la Orden de Calatrava. Desde aquel momento hasta unos tres siglos y medio más tarde Martos fue un importante bastión defensivo de la Orden Calatrava frente al reino nazarí. Por ello uno de los principales cambios acaecidos en la ciudad fue la reestructuración de la fortaleza musulmana. La orden montó un triple recinto: exterior, alcazarejo y torre del homenaje, que a la vez articulaba otras líneas defensivas.

(*1) Padre Alejandro Recio Veganzones. Revista "Aldaba" nº8 de agosto de 2000. Pags 25 a 38. Editado por el Exmo. Ayuntamiento de Martos
  

30 de abril de 2014

Encuentran una misteriosa "tablilla de maldición" greco-latina en el Museo Arqueológico de Martos (Jaén)

La "tablilla de maldición" o Defixionum Tabellae se localizó entre otros objetos arqueológicos del fallecido padre franciscano Alejandro Recio Veganzones, eminente erudito, historiador y arqueólogo que fuera promotor del Museo Arqueológico de Martos. La tablilla de plomo mide casi 11 centímetros de largo y 5.7 de ancho. Tanto su procedencia y datación así como la identificación y el significado de las grafías que contiene son toda una incógnita, aunque algunos expertos apuntan a que podría estar escrita en latín. 
Francisco Ocaña revisa información sobre otras "tablillas de maldición" encontradas en la Península Ibérica.
Según Francisco Ocaña, técnico del Museo Arqueológico de Martos, ubicado en el Colegio San Antonio de Padua de esta localidad gienense,  "la tablilla de plomo se encontró enrollada sobre sí misma y envuelta en papel de periódico entre otros objetos arqueológicos que pertenecieron al Padre Recio y "en su interior aparecen unas inscripciones en un lenguaje que todavía no se ha podido ni siquiera identificar y en el que parece que se combinan algunos signos del griego clásico con otras grafías de difícil identificación." .

La "defixionum tabellae" de Martos mide 10,7 cms de largo y 5,6 cms de ancho.
Ocaña nos comenta que desde el Museo de Martos se han puesto en contacto con epigrafistas de las universidades de Valladolid, Córdoba y Barcelona, sin que hasta el momento hayan recibido una respuesta que identifique el lenguaje en que está inscrita ésta lámina de plomo.

Hemos estado investigando -nos comenta Ocaña- sobre esta extraña tablilla, "y hemos encontrado semejanzas con la "tablilla de Llíria", encontrada en esta localidad valenciana y la de Orleyl, en Castellón, "aunque en este caso se trata de una "defixionum" ibérica." "Existen otras tablillas semejantes aparecidas en  Ampurias, Sagunto, Córdoba o Itálica, aunque en estos casos -aunque con mucho esfuerzo por parte de los epigrafiastas- ha sido posible identificar su origen latino."

ESCRITA EN LATÍN
Desde La Bitácora de Jenri nos hemos puesto en contacto con la Dra. Ana Vázquez Hoys, de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), quien después de observar las fotografías que le enviamos nos apunta que "podría tratarse de latín", y en su página web comenta sobre estas pequeñas tablillas, llenas de conjuros, "que suelen estar escritas de forma incorrecta, a veces con la repetición incomprensible de las palabras, lo que impide su correcta interpretación y que a menudo las hace incomprensibles".

 "Estos aparentes errores de redacción o incorrecciones con respecto al lenguaje culto, no son más que una serie de elementos mágicos, que obscurecen el texto a propósito", dice la profesora Vázquez Hoys.
Detalle de las grafías que aparecen en la tablilla de Martos.
Segun Vázquez Hoys, "en algunos casos se llega a emplear "la escritura de espejo", ya que muestran grafías escritas al revés, tal es el caso de la encontrada en Ampurias.

Sobre la procedencia de la tablilla, Francisco Ocaña nos comenta que no está nada claro, ya que no se acompañaba de ninguna etiqueta o identificación, y que además fue encontrada en una maleta junto a otros objetos arqueológicos que el Padre Recio guardaba de sus viajes por Italia y el norte de África.

TABLILLA DE MALDICIÖN ("DEFIXIONUM TABILLAE")
Una tablilla de maldición (en latín defixio, y en griego κατάδεσμος katádesmos) era un medio frecuente para maldecir en el mundo grecorromano, por el que alguien pedía a uno o más dioses que dañasen a otros, con frecuencia como venganza. 

Se escribían estos textos en finas hojas de plomo que posteriormente se enrollaban, doblaban o clavaban. Estas tablillas se colocaban normalmente bajo tierra, ya fuera enterrándolas en tumbas, arrojándolas a manantiales, pozos o piscinas, escondiéndolas en santuarios subterráneos, o incrustándolas en las paredes de los templos.

31 de octubre de 2013

Salen a la luz estructuras hidráulicas y restos constructivos almohades en Martos (Jaén)

Los trabajos realizados en un solar de la localidad gienense de Martos han permitido documentar diferentes estructuras islámicas destinadas a la canalización y la contención de agua. Entre estas estructuras destaca una gran acequia de riego que irrigaría agua a otras estructuras de almacenaje. También se han documentado restos constructivos del periodo Almohade (siglos XII-XIII) y piezas de cerámica de época califal.
María del Carmen Cortés junto a parte de los muros almohades que han aparecido en la excavación.
Foto: ORETANIA ARQUEOLOGÏA
Foto cenital del solar objeto de la intervención.
Foto: ORETANIA ARQUEOLOGÍA
La intervención arqueológica ha permitido descubrir diferentes estructuras hidráulicas islámicas, cuya cronología exacta es difícil de determinar dado que se encuentran excavadas en la roca; también han sido documentadas diferentes ocupaciones adscritas al periodo Almohade. Estos vestigios han sido hallados en un solar próximo a la Vía Verde del Aceite y al Polideportivo municipal de Martos.

Según la directora de la excavación, María del Carmen Cortés de la empresa Oretania Arqueología, “una vez pierden la finalidad las estructuras hidráulicas, se procede a su colmatación con materiales de deshecho para la construcción en este mismo espacio de estructuras habitacionales cuya finalidad pudiera estar ligada a las actividades agrícolas ganaderas y domésticas.

El análisis estratigráfico muestra hasta tres fases constructivas en el periodo almohade (S. XII-XIII), lo que confirma la continuidad de la ocupación de esta zona y la inmensa explotación del suelo a la que se sometió esta área durante el periodo de ocupación islámica.”


CERÁMICA DE DIFERENTES PERIODOS
Según María del Carmen Cortés, los niveles superiores de la intervención, correspondientes a tierra de cultivo, han arrojado gran variedad de cerámica de diversas formas y técnicas de diversos periodos: tardomedieval, moderno y contemporáneos. Sin embargo en los niveles inferiores, asociados a las estructuras de ocupación se ha descubierto una importante muestra cerámica del periodo almohade junto con algunos restos de cerámica califal. 
Algunos de los restos cerámicos encontrados en la intervención.
Foto: ORETANIA ARQUEOLOGÍA

“La casi totalidad de la cerámica localizada está realizada a torno mientras los casos de cerámica a torneta constituyen una muestra poco representativa por su escasa presencia” -nos comenta María del Carmen Cortés- “entre los fragmentos de cerámica registrados encontramos gran variedad tipológica, siendo muy frecuentes los ejemplos de ataifores, jofainas y los jarros y jarras con decoración a la almagra. 

Muchas de las piezas tienen acabado en vidriado y se han documentado algunos ejemplos de decoración estampillada.” Las formas presentan pies anulares muy pronunciados y fuertes carenas que encajan perfectamente con la cerámica almohade de finales del S. XII y principios del XIII”, nos comenta la directora de la excavación.

8 de agosto de 2013

Aparece un "polígono industrial" alfarero romano en Martos (Jaén)

De los tres hornos encontrados por el momento, el más grande de ellos mide tres metros y medio de diámetro y su fábrica es de inspiración feno-púnica. Conserva parte de la parrilla, del caldarium y los pilares de los arcos de la bóveda, por lo que se puede considerar como el horno romano mayor y mejor conservado de la provincia de Jaén
El horno principal conserva buena parte de su estructura.
Los trabajos de arqueología preventiva realizados por la Diputación de Jaén en la carretera que une las poblaciones de Martos y Monte Lope Álvarez han sacado a la luz un complejo de tres alfares romanos datados entre los siglos I a.C. y II d.C. aunque no se descarta la posibilidad de que pudiera haber alguno más. 

Uno de los hornos de tres metros y medio de diámetro e inspiración feno-púnica conserva parte de la parrilla, del caldarium y los pilares de los arcos de la bóveda, además de un espacio para el almacenamiento, por lo que se puede considerar como el horno romano mejor conservado de la provincia, junto al encontrado en Los Villares de Andújar (la antigua Isturgi romana) y que en conjunto son los únicos exponentes conservados de la industria alfarera romana en la provincia de Jaén.

Enorme vertedero de cerámica
En las veintitrés catas realizadas se han localizado además un conjunto de pozos de extracción de arcilla.que a su vez sirvieron como vertedero en el momento de la clausura de los hornos, que pudieron estar operativas unos cincuenta años entre los siglos I a.C y el II de nuestra era. También se ha localizado una gran área destinada al vertedero de los restos cerámicos defectuosos donde se han encontrado gran diversidad de tipologias de cerámicas, que van desde la terra sigilata a las paredes limpias, pasando por téculas, cerámica vidriada, régulas, opus spicatum para pavimentos y cerámica doméstica.
El vertedero se encuentra en una zona de vaguada y en él se aprecia
el vertido de arcilla "en crudo" que marcaría el final del proceso
productivo en este complejo alfarero.
 


Pilar de decantación
Otro de los descubrimientos que se han producido en las excavaciones es la de un espacio pavimentado aparentemente dedicado a la decantación de la arcilla para la elaboración de productos cerámicos de alta calidad.

De momento hay tres hornos documentados, pero el hecho de haber encontrado cerámica vidriada lleva a pensar en la posibilidad de que existiera alguno más dedicado a este tipo de cerámica. Los tres alfares documentados están excavados en la roca (con lo que se evitaba la dispersión del calor) y dotados de cubierta de adobe claramente visible. En ellos se aprecian perfectamente las tres partes de su estructura: el praefurnium, la parrilla y el caldarium, que resulta más espectacular en el más grande de ellos ya que además conserva los pilares de ladrillo que dan origen a la bóveda del horno.
Detalle del arco de ladrillo del que partiría la bóveda del horno.

Los hallazgos se han producido a escasos metros de la carretera JV-2141 que une las localidades de Martos (la antigua Tucci romana) con Monte López Álvarez en las obras preventivas de una nueva variante de la carretera que estudia la Diputación de Jaén y que ahora debido a la importancia del descubrimiento, deberá modificar unos metros su trazado. 

Debido a las limitaciones de la zona excavada, que se han limitado a la zona de afección de la carretera, no se ha podido delimitar la extensión total del centro alfarero.

Vía romana
Todo parece indicar que en las proximidades de este gran complejo alfarero debía encontrarse una vía romana que uniera las localidades de  Martos y Torreparedones (Baena), ya que entre los restos cerámicos encontrados se encuentran algunas pesas de telares, muy similares a las encontradas en el yacimiento cordobés.

Aunque no se han encontrado vestigios de ninguna almazara de aceite en los alrededores, y a la luz de los restos encontrados, todo parece indicar que una gran parte de la producción de este complejo alfarero se dedicaba a la producción de ánforas oleícolas y vinarias que serían transportadas a las almazaras y lagares próximos de Tucci (Martos) aprovechando esta vía de comunicación de la Bética Romana .


6 de diciembre de 2012

El castillo de la Peña de Martos (Jaén), en la Lista Roja de Patrimonio

Este Castillo junto con el de la Villa, fue uno de los principales bastiones defensivos que la Orden de Calatrava poseía frente al Reino nazarí. Fue declarado Monumento Histórico en 1985, y pese a ello sufre un grave deterioro progresivo y vandalismo que pueden llevar a su total desaparición. 
Los vecinos de Martos han pedido en reiteradas ocasiones
la consolidación del castillo, sin éxito alguno.
Foto: Martos al Día

Se trata de los restos de un antiguo castillo levantado en el siglo XIV por la Orden de Calatrava. Fue construido sobre las ruinas de otra antigua fortaleza árabe, que a su vez se había levantado sobre las ruinas de otra primitiva fortificación ibero-romana.

Presenta una planta trapezoidal y una entrada mediante un sendero serpenteante, para hacer más difícil su acceso, desde la ladera sur. La torre del homenaje está construida con mortero, mampostería y sillería en las esquinas. Es de forma rectangular y con capacidad para una gran guarnición. Se cree que la Torre tuvo tres pisos, estando el inferior enterrado pero conservando las bóvedas. La muralla que rodea el perímetro de la Peña se encuentra en su mayoría derrumbada, excepto algunos vestigios como por ejemplo una Torre-puerta, una Torre circular que también tiene un piso enterrado, otras dos torres más de planta cuadrada y macizas, y diversos fragmentos de la muralla. 

Abandonado desde el siglo XVI, quedan, además de los dichos, restos del foso, aljibe, y vestigios de varias torres. También quedan restos de la alberca y de la puerta principal, que por su forma nos sugiere que la alcazaba sea de la época del Emirato (doble puerta en línea recta). También quedan restos de un arco cordobés. El aljibe es de cuatro cuerpos y quedan restos de como enlucían las paredes que quedaban totalmente acristaladas.

Los vecinos de Martos han pedido en reiteradas ocasiones a las autoridades competentes su consolidación, sin éxito alguno. 

25 de enero de 2011

Personajes con Historia: Aurembiax de Urgel (1196-1231) defensora de la ciudad de Martos (Jaén)

Gracias a la aportación de un seguidor de LA BITÁCORA DE JENRI procedo a rectificar el post del pasado 22 de enero de título : "Mencía López de Haro (1215-1270) defensora de la ciudad de Martos (Jaén)". Doña Mencía López de Haro fue la segunda esposa de D. Alvar Pérez de Castro, señor de la casa de de Castro y alcaide de Martos designado por Fernando III, mientras que Aurembiax de Urgel fue su primera esposa, contrajeron matrimonio en 1212 fue ella la auténtica heroína de Martos frente a las huestes nazaríes del rey Alhamar de Granada en 1227. Se trata de un error muy común la confusión entre ambas esposas del alcaide de Martos y de hecho alguna asociación de mujeres marteñas lleva el nombre de "Mencía de Haro" y obras de teatro se han llegado a estrenar con el nombre de la mujer equivocada. Gracias a esta aportación vamos a tratar de resolver "el entuerto".


Aurembiaix d'Urgell (1196 - Balaguer, 1231). Condesa de Urgell entre los años 1209 y 1231. Hija del conde Ermengol VIII de Urgel, conde de Urgell, y de su esposa Elvira Núñez de Lara, hija del conde Nuño Pérez de Lara y la condesa Teresa Fernández de Traba. En 1212 contrajo matrimonio con Álvaro Pérez de Castro "el Castellano", señor de la Casa de Castro e hijo de Pedro Fernández de Castro "el Castellano".
Escudo de armas de los condes de Urgel.

Según las crónicas de la época, aunque ello ha sido desmentido por varios historiadores, durante el sitio de Martos de 1227, en el que la localidad jienesa de Martos fue sitiada por los musulmanes, la condesa Aurembiaix, que se hallaba en la localidad debido a que su esposo ostentaba la tenencia de las localidades de Andújar y Martos, salvó a la ciudad de caer en manos musulmanas mediante el empleo de un ardid, consistente en disfrazar a varias mujeres con ropas de hombre y apostarlas en los adarves de la muralla, a fin de hacer creer al enemigo que la localidad se hallaba bien defendida. Poco después acudió a socorrer la localidad sitiada Gonzalo Yáñez, hijo del conde Gómez, acompañado de setenta caballeros, al tiempo que el rey Fernando III ordenaba a Álvaro Pérez de Castro, a Alfonso Téllez de Meneses, y a los Maestres de las Órdenes de Santiago y Calatrava, que acudiesen junto a sus huestes en socorro de la localidad sitiada, que se vio libre del cerco musulmán cuando las tropas de Álvaro Pérez de Castro y sus acompañantes rompieron el cerco, obligando a huir a los musulmanes sevillanos, que no obtuvieron ninguna ganancia territorial con la empresa. El día 8 de diciembre de 1228, un año después, la localidad de Martos fue entregada a laOrden de Calatrava por el rey Fernando III el Santo, lo que pudo estar motivado por el cerco al que había sido sometida la localidad en el año anterior.
Su matrimonio con Álvaro Pérez de Castro "el Castellano" fue anulado en 1228 al retornar la condesa Aurembiaix a Urgel para reivindicar sus derechos sucesorios frente a Guerau IV de Cabrera.
Vista actual del castillo de La Villa de Martos (Jaén).
Recibió el apoyo de Jaime I el Conquistador y en 1228 firmó el tratado de concubinazgo en Agramunt. Fue entonces cuando el rey de Aragón emprendió acciones contra los Cabrera, pero la nobleza de Urgel llegó a un compromiso con el conde, temerosos de una posible unión matrimonial Urgel-Aragón. Aurembiaix validó el título de condesa casándose en 1229 con Pedro I de Urgel, hijo del rey Sancho I de Portugal.
La condesa Aurembiaix falleció en el año 1231, sin haber dejado descendencia de ninguno de sus dos matrimonios. En contra de las cláusulas testamentarias de su padre y de su abuelo, el condado de Urgel pasó a su viudo, obligando aJaime I el Conquistador a dar a éste, en documento de 29 de septiembre de 1231, el reino de Mallorca y la isla de Menorca, en feudo, a cambio de los derechos del condado que revierten así a él, quien, por su parte, lo cede, sin la soberanía ni la jurisdicción a Ponce I de Urgel, en acuerdo firmado en Tárrega el 21 de enero de 1236.
(Fuente: Wikipedia)