Mostrando entradas con la etiqueta Alicante. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Alicante. Mostrar todas las entradas

25 de abril de 2017

Cultura concede una prórroga para acabar con el «caos» en el almacén del Arqueológico de Elda (Alicante)

El plazo finalizó hace una semana pero el inspector de la Conselleria ha constatado la buena predisposición municipal en cumplir lo requerido. El nuevo compromiso es finalizar los trabajos antes del verano.
El antiguo salón de actos alberga desde hace nueve años los materiales pendientes de clasificación y análisis. 
El Ayuntamiento de Elda (Alicante) ha pedido a la Conselleria de Cultura más tiempo para finalizar las obras de adecuación del sótano del Museo Arqueológico y, de este modo, poder ordenar todos los fondos que desde hace nueve años se encuentran arrumbados en el clausurado salón de actos de la vieja Casa de Cultura. El plazo finalizó hace una semana y ayer el técnico inspector de Patrimonio Mueble de los Servicios Territoriales de la Conselleria de Cultura visitó las instalaciones. Quería entrevistarse con el concejal de Patrimonio Histórico, Amado Navalón, y comprobar in situ el estado de los trabajos. Algo que hizo en presencia de la jefa del Servicio de Patrimonio y Cultura de Elda y del director del Arqueológico.

El inspector regresó a Alicante con una buena impresión de la visita, y ahora el Ayuntamiento va a solicitar formalmente una prórroga hasta el próximo mes de agosto. Para ello se va a presentar un informe sobre lo ya he hecho y lo que se pretende realizar al objeto de acabar con la imagen de «caos» que presenta el almacén desde la primera legislatura de la exalcaldesa popular Adela Pedrosa.

FALTA DE ESPACIO
Fue la propia Conselleria de Cultura la que, a finales de enero y mediante documento oficial, requirió al Ayuntamiento para que adecentara el almacén del Museo. Allí se ha ido guardando durante los últimos nueve años el material arqueológico pendiente de ser analizado y aquellas piezas que no pueden exhibirse en las salas de los pisos superiores por la falta de espacio.

Los servicios territoriales de la dirección general de Patrimonio Cultural llegaron a advertir a los responsables municipales que, de no reunir el edificio unas óptimas condiciones para garantizar el buen desarrollo de su actividad, el Arqueológico de Elda se podría quedar fuera de la Red de Museos de la Comunidad Valenciana. Pero este extremo se antoja ya muy improbable por el interés que está demostrando el Ayuntamiento en acondicionar las dependencias. Incluso el director del Arqueológico se ha comprometido a ordenar, en el nuevo plazo previsto, el valioso legado histórico que se encuentra esparcido por todo el suelo del sótano.

21 de abril de 2017

Hallan en Dénia una inscripción romana del Siglo II d.C.

En el bloque de piedra caliza se distinguen dos líneas cinceladas con los tres nombres (tria nomina) de un importante edil de la antigua ciudad de Dianium
El arqueólogo Josep Antoni Gisbert muestra como se ha conservado parte de la inscripción del S. II. FOTO: R. GONZÁLEZ
L'Hort de Morand alberga en sus entrañas los orígenes de ciudad, los restos de la antigua Dianium, y cada vez que allí se lleva a cabo alguna actuación proporciona una gratas sorpresas. Eso es lo que ha sucedido durante las tareas para limpiar de vegetación esta parcela situada junto a las murallas del castillo de Dénia, en concreto de la superficie de 2.900 metros cuadrados de propiedad municipal. De forma fortuita, en esta ocasión se ha hallado en un gran bloque de piedra una inscripción romana de la segunda mitad del siglo II en la que figura cincelado el nombre de un importante edil de la ciudad de esa época.

En la piedra caliza del Montgó todavía se distinguen dos líneas en las que figura Quintus Sulpicius Cratus, un personaje de la élite municipal que dedicaba el monumento a otra persona que desconoce, al no conservarse esa parte de la inscripción. Este regidor era el responsable de mercados y se encargaba de un aspecto tan importante para una ciudad comercial como Dianium del control de pesos y medidas.

El edil de Cultura, Rafa Carrió, y el arqueólogo municipal, Josep Antoni Gisbert, presentaron ayer este hallazgo. El arqueólogo lo definió como «excepcional» al mostrar el 'tria nomina' (los tres nombres que distinguían a los ciudadanos romanos de los extranjeros y los esclavos) de un magistrado municipal que ejercía las funciones de edil. Además apuntó que supone «un testimonio más de que l'Hort de Morand es y se ha de considerar 'sagrado' por los dianenses».

VESTIGIOS DE DIANUM
Este paraje, a los pies del castillo y junto a su muralla, oculta todavía numerosos vestigios de la antigua Dianium. Según recordó Gisbert, la historia de la parcela se remonta a 1870-73, cuando Roc Chabàs iba allí al ser amigo del propietario de la finca, que fue la primera en Dénia en pasar de secano a irrigación. Cuando se empezó a remover el suelo para construir una balsa comenzaron a aparecer estatuas, inscripciones, monedas y teselas de mosaicos que probaban que bajo sus pies se encontraba el emplazamiento de la ciudad romana.A la muerte de Chabàs todo quedó paralizado y no fue hasta 1982 cuando se llevó a cabo en l'Hort de Morand la primera excavación con metodología arqueológica, a cargo del propio Josep Antoni Gisbert. Entonces se llevaron a cabo dos sondeos. En unos de ellos se documentó una secuencia estratigráfica desde el momento de la fundación de la ciudad, en la época de Augusto, hasta el siglo VI. Se descubrió que entre los siglos I y VI media Dianium quedó desmantelada debido a las transgresiones marinas. Allí también apareció una gran basa de pedestal, de piedra arenisca, que era un ara de sacrificio.


En el segundo sondeo ya detectaron la piedra, pero entonces no se podía ver aún la inscripción puesto que solo asomaba una esquina. Desde 2008 la parcela quedó en estado de abandono, creció la vegetación y las lluvias registradas desde entonces habrían ido erosionando el talud hasta desvelar la presencia de varias letras inscritas. Y ahora, tras proceder a la limpieza de la zona ha sido cuando se ha visto lo que antes ocultaban los sedimentos acumulados a lo largo de centurias.

Gisbert apuntó que la intención es mantener la piedra donde está porque es una evidencia de que un lugar «sagrado y ahí debe estar».

Por su parte, el edil de Cultura hizo hincapié en que el ayuntamiento va a tratar de que toda la zona pueda ser excavar para sacar a la luz el rico patrimonio histórico y cultural de Dénia. Asimismo, subrayó que el deseo del equipo de gobierno es conseguir recuperar la titularidad de otros 2.000 metros cuadrados de l'Hort de Morand anexos, que están en manos privadas.

22 de marzo de 2017

El plan de excavaciones arqueológicas del Marq incluye este año ocho enclaves

La Diputación de Alicante destinará un total de 100.000 euros para desarrollar estos trabajos, que comenzarán el próximo mes de abril en la Illeta dels Banyets.
El yacimiento de la Illeta dels Banyets se beneficiará de nuevas investigaciones. 
El programa de excavaciones arqueológicas que el Museo Arqueológico de Alicante (Marq) desarrolla anualmente incluye este año ocho enclaves de la provincia en los que se realizarán labores de investigación para la puesta en valor del patrimonio de la Costa Blanca.

El plan es uno de los más completos y rigurosos de la Comunitat Valenciana, tanto por los períodos históricos que abarca como por el ámbito territorial en el que se actúa, según un comunicado de la Diputación de Alicante.

El museo alicantino emprende una edición más de este proyecto con el objetivo de documentar y llevar a cabo una amplia investigación científica de los hallazgos que se recuperan, así como avanzar en el conocimiento de las antiguas civilizaciones que poblaron distintas zonas de la provincia de Alicante.

PRÓXIMAS INTERVENCIONES
El equipo de arqueólogos intervendrá en los emplazamientos de la Illeta dels Banyets en El Campello, la Acequia de los Enamorados en L'Alacantí, las Laderas del Castillo de Callosa de Segura, el Tossal de Manises en Alicante, el Penyal d'Ifac en Calp y la Cova del Randero de Pedreguer, así como en el Cabezo de Pardo y la costa del Baix Segura, ambos en la Vega Baja.

La conservación de las excavaciones realizadas en 2016 en el sector del Barrio Suroeste se ha visto amenazada por los últimos temporales, por lo que es necesario proteger y consolidar esta superficie, que se acondicionará en un futuro como nuevo espacio museístico, indica la nota de prensa.

Además, la intervención en Cabezo Pardo se centrará este año en la realización de diversos estudios y analíticas, así como en la redacción de la memoria final de la excavación, ya que, tras once años de campañas arqueológicas, se da por concluido el proyecto.

La prospección y sondeos arqueológicos en la Acequia de los Enamorados -en tramos de Alicante, Mutxamel y Xixona- y en el barranco del río Montnegre es otra de las actuaciones que este verano acometerá el Marq para intentar localizar restos de época romana.

Además, en las laderas del castillo de Callosa de Segura se retomarán las excavaciones de la pasada campaña, así como la investigación y actualización de datos en la zona.

Mientras, la decimotercera intervención que se realiza en el Penyal d'Ifac se focalizará en las tareas de consolidación de emergencia y en la excavación y documentación de áreas del emplazamiento centradas en Calle I, Puerta, Iglesia, Necrópolis y Muralla Oeste.

Mientras, en el Tossal de Manises, uno de los buques insignia de la arqueología alicantina, las labores de técnicos y voluntarios enlazarán con las de campañas anteriores con el objetivo de profundizar en uno de los ejes principales del yacimiento.

Otro de los emplazamientos es la Cova del Randero en Pedreguer, donde continuarán las labores en la galería de la izquierda de la Sala Interior, zona en la que se han determinado las mejores evidencias del uso funerario de la cavidad.

También se retomará el sondeo Paleolítico iniciado en 2014 en la Sala de la Entrada para conocer mejor el tipo de ocupación de la cueva.

A partir del próximo mes de mayo se seguirá con la prospección visual y los sondeos de la primera fase para el levantamiento de la carta arqueológica subacuática del Baix Segura.

En concreto, en la costa de Torrevieja, Orihuela y Pilar de la Horadada se estudiarán el Embarcadero Romano de La Mata, Torrelamata, la Playa de los Locos, la Playa del Acequión, Punta Prima, Cap Cervera, Cap Roig y el fondeadero del Mojón.

(Fuente: La Vanguardia / EFE)

17 de marzo de 2017

Descubren una lucerna con contenido sexual en La Alcudia

Con este hallazgo, el equipo continúa aportando conocimiento sobre el pasado de la vieja colonia Iulia Ilici Augusta y, en especial, sobre sus fases más modernas que corresponden por el momento a la alta Edad Media.
En la lucerna se representa una explícita relación amorosa entre una mujer y un herma.
Una singular lucerna, o lamparilla de aceite, que conserva parte de una escena de marcado contenido sexual, ha aparecido en La Alcudia, en el marco de las excavaciones arqueológicas del Proyecto Domus-La Alcudia: Vivir en Ilici. En ella se representa una explícita relación amorosa entre una mujer y un herma.

Un herma es un pilar cuadrangular que está coronado por una cabeza masculina y - a menudo - lleva esculpido un falo a la altura que correspondería en un cuerpo humano. Estos pilares eran muy frecuentes en el mundo griego como representaciones de los dioses Hermes o Dionisos y se utilizaban como hitos protectores de propiedades y caminos. Más tarde, en la cultura romana, se generalizaron representado a diversos personajes, hasta adquirir un valor decorativo en un contexto cultural en el que las representaciones de los órganos sexuales se consideraban profilácticas y acreedoras de buena suerte.

IMAGEN EXPLÍCITA
Esta explícita imagen, como otras muchas de contenido aparentemente erótico que abundaban en los objetos de uso cotidiano del mundo clásico, no correspondían a la categoría de lo obsceno, sino más bien a una experiencia visual diferente a la nuestra, que otorgaba al acto sexual y a su representación un significado apotropaico, protector y en ocasiones religioso. "Los vestigios exhumados en La Alcudia nos permiten mirar el pasado con ojos actuales y construir una historia libre de prejuicios", señalan fuentes universitarias.

Con este hallazgo, el equipo continúa aportando conocimiento sobre el pasado de la vieja colonia Iulia Ilici Augusta y, en especial, sobre sus fases más modernas que corresponden por el momento a la alta Edad Media.

2 de marzo de 2017

Hallan una pequeña "Venus" romana en el yacimiento de La Alcudia (Elche)

La estatuilla representa una mujer desnuda con un manto sobre el hombro izquierdo, está hecha en hueso y tiene 8,5 centímetros de altura. 
Las dos caras de la estatuilla que los arqueólogos han encontrado en el yacimiento ilicitano. FOTO: EL MUNDO
Una estatuilla que representa una mujer desnuda con un manto sobre el hombro izquierdo, hecha en hueso y de 8,5 centímetros de altura, ha aparecido en La Alcudia, dentro de la excavación Proyecto Domus-La Alcudia. Vivir en Ilici, cuyos trabajos comenzaron hace unos días en Elche.

La figurilla romana parece simbolizar a una divinidad femenina y, a falta de los pies y la cabeza, que los tiene amputados, se calcula debería haber tenido unos 12 centímetros de altura. Con este hallazgo se ven recompensados los trabajos iniciados hace poco más de una semana por el equipo investigador.

El descubrimiento representa una mujer desnuda con un manto sobre el hombro izquierdo, próxima a la iconografía de Venus. Este tipo de figuras debieron formar parte de los ajuares domésticos de las domus romanas del sector, apareciendo en lararios, que son altares pequeños que se construían en las casas romanas para rendir culto a las divinidades lares, o como pertenencias personales de los propietarios de las residencias aristocráticas.

No obstante, como es frecuente en el yacimiento, este y otros hallazgos significativos forman parte de los niveles de ocupación de la última fase histórica detectada en La Alcudia, representada - por el momento - en nuestra excavación por las fosas de expolio y los vertederos correspondientes a los siglos VII-VIII, asociadas a los primeros niveles de uso y a las primeras estructuras, previsiblemente anteriores pero habitadas y remodeladas en esta época.

Los trabajos en el sector noreste del yacimiento están poniendo en evidencia lo que sugerían los trabajos recientes de la Fundación en otros sectores, esto es, que las fases tardías de la ciudad son de una gran potencia y contienen materiales de variada cronología, mezclados con los materiales propios de las fases de expolio, uso y frecuentación tardoantiguas y altomedievales.

(Fuente: El Mundo )

22 de febrero de 2017

Descubren parte de una prensa romana en un bancal de Benitatxell (Alicante)

La pieza está datada en el siglo III d.C. y se encontraba en la base de un bancal
de piedra centenario junto a un camino muy transitado. 
La pieza en el camino donde fue encontrada. FOTO: XABIA AL DÍA
A veces los hallazgos más importantes están a la vista de todos. Durante más de 100 años los vecinos de El Poble Nou han pasado por delante de esta prensa romana sin saberlo y les sorprendía una pieza integrada en el muro que tenía dos amplias muescas, muy cerca de los emblemáticos Pous de l’ Abiar. Sin embargo hasta ahora los vecinos del municipio desconocían que escondía un pasado muy lejano.

Fue el arqueólogo de Xàbia, Ximo Bolufer, el que la descubrió e informó al Consistorio poblero y por ello, según han informado desde Benitatxell, el concejal de Cultura, Manolo Segarra, firmó un convenio de colaboración con la familia propietaria del bancal que donó la pieza a los fondos municipales. Se trata de una prensa romana que podría estar datada en el siglo III después de Cristo.


TRASLADO DE LA PIEZA
La brigada municipal ha trasladado hoy la prensa romana a unos almacenes municipales bajo la supervisión y coordinación del técnico arqueólogo Miquel Sánchez Signes y el técnico de Cultura, Quico Llobell. Han retirado las piedras una a una y luego han levantado con mucho cuidado la valiosa piedra con una grúa. La pieza estaba en la base de una margen de bancal centenario, donde la debieron colocar para aprovechar sus enormes dimensiones como punto de apoyo. Las dos muescas que tiene en la parte frontal servían para anclar las vigas en el proceso de prensado de aceite o vino. Según ha explicado el arqueólogo Miquel Sánchez, “es una piedra de contrapeso de torculario”.

Para el concejal de Cultura, Manolo Segarra, “este nuevo hallazgo, sumado a los restos de la Cova de les Bruixes, nos puede decir muchas cosas de la vida cotidiana de nuestros ancestros y a la vez pone en valor el patrimonio arqueológico municipal. De ahí mi apuesta por trasladarla a la cova de les Bruixes donde trabajamos para crear un espacio de interpretación y divulgación de una cueva que, como una cápsula del tiempo, puede ayudar a comprender más cosas de nuestros antepasados.”

(Fuente: Xabia al Dïa)

31 de enero de 2017

Hallan en Pedreguer una segunda plaqueta de hace 22.000 años con un caballo grabado

Las pruebas de carbono 14 confirman que los arqueólogos han llegado a niveles paleolíticos de hace 12.000 años y están llegando a niveles no alterados por el uso desde época neolítica.
Pascual Costa, Juan de Dios Boronat, Dora Martí, Sergi Ferrús y Enric Martínez. 
Los arqueólogos le tienen mucha fe a la Cova del Comte de Pedreguer (Alicante). Y no es para menos. En cuatro campañas de excavaciones, este yacimiento se ha revelado como un excepcional santuario de pinturas y grabados rupestres de hace 22.000 años (cultura solutrense del paleolítico superior). Además, en las dos últimas campañas, han salido a la luz dos plaquetas con grabados de caballos. Los trazos son idénticos a los de las pinturas parietales. Y eso que, en lo que se refiere a la excavación y los estratos, los arqueólogos empiezan ahora a acariciar el paleolítico. Están llegando a niveles no alterados por el uso desde época neolítica (es cuando comienza la ganadería) de esta cueva como corral.

El equipo de investigación de la Cova del Comte (lo forman Josep Casabó, Pasqual Costa, Joaquim Bolufer, Joan de Déu Boronat y Marco Aurelio Esquembre) presentó ayer los resultados de la última campaña, que se llevó a cabo en octubre. También desveló que una de las tres pruebas de carbono 14 realizadas en un laboratorio de Miami ha dado una antigüedad de 12.410 años. El arqueólogo Pasqual Costa calificó de «excepcional» el hallazgo de la segunda plaqueta de piedra con el grabado de un caballo. El artista paleolítico dibujó la crinera, las orejas y el hocico del equino. Es el mismo estilo que los caballos grabados en las paredes de la cueva.

  • Las dos plaquetas de la Cova del Comte pueden parecer poco ante las 5.000 que se han hallado en el yacimiento del Parpalló de Gandia. Pero las de esta última cueva son magdalenienses y las del Pedreguer son más antiguas. El Parpalló fue una suerte de Ikea del arte mueble en el paleolítico.
La cueva de Pedreguer y otros yacimientos valencianos están removiendo etiquetas arqueológicas que hasta hace nada eran incuestionables. Lo del arte levantino está superado. En el Mediterráneo, hay pinturas del paleolítico y tan antiguas como las de Altamira.

Esta excavación es posible gracias a la Fundació Cirne y el Ayuntamiento de Pedreguer. La Diputación de Alicante y la Dirección General de Patrimonio también arriman el hombro. La diputación ha aportado 3.985 euros para pagar las pruebas de carbono 14.

El jefe del servicio de arqueología de la Dirección de Patrimonio, José Antonio López, subrayó ayer que la Cova del Comte se ha convertido en «un referente» en la metodología de la excavación. Se mostró convencido de que los descubrimientos realizados hasta ahora son «la punta del iceberg». 

Mientras, el alcalde, Sergi Ferrús, se comprometió a seguir apoyando una investigación que ha puesto a Pedreguer en el mapa internacional de la arqueología.

(Fuente: Levante / Alfons Padilla)

19 de enero de 2017

Encuentran evidencias de canibalismo durante el Mesolítico en un yacimiento de Alicante

Un equipo de investigadores liderado por arqueólogos de la Universitat de València (UV) ha hallado evidencias de prácticas caníbales en un conjunto de 30 restos humanos con marcas de manipulación humana hallados en la Marina Alta (Alicante) que datan de entre 10.200 y 9.000 años antes de nuestra era.
Cueva de Castell de Castells donde se han llevado a cabo los trabajos de investigación: FOTO: LAS PROVINCIAS
Así lo explicaron en un estudio, publicado en la revista académica 'Journal of Anthropological Archaeology', que «presenta evidencias de un comportamiento antropófago, caníbal, entre los grupos de cazadores-recolectores de la cuenca occidental del Mediterráneo durante el Mesolítico». Esta hipótesis es, según los investigadores, la «mejor explicación» de los resultados obtenidos tras el análisis de las piezas del periodo mesolítico encontradas en la Boca Oeste de les Coves de Santa Maira, en Castell de Castells.

En concreto, el estudio de restos craneales y poscraneales ha permitido determinar al equipo de arqueólogos la presencia de al menos tres individuos: dos adultos y un niño de unos 2 años.

PROCESO DE CARNICERÍA Y CONSUMO
«Se ha podido determinar que las marcas halladas en estos restos siguen el orden lógico de un proceso de carnicería y consumo», afirmó Morales, quien indicó que a través de las diferentes marcas, realizadas con útiles líticos, dentales, de percusión y de fuego, y de su disposición, es posible afirmar que son resultado de un comportamiento caníbal.

La dificultad que plantea la identificación y atribución de las marcas encontradas, especialmente las dentales por la similitud de las marcas humanas con las de otros carnívoros, ha requerido de estudios comparativos con las identificadas sobre restos de animales hallados en las mismas capas del yacimiento.

«Sabemos que los cazadores-recolectores del Mesolítico (10.500-7.000 años) explotaron de forma combinada diferentes recursos y ecosistemas, desde la costa a la media montaña. Por tanto, eran grupos que conocían y consumían una amplia variedad de recursos, sin que tengamos evidencia de una carencia nutricional que permita contextualizar este comportamiento», añadió.

CAMBIO CULTURAL Y DEMOGRÁFICO
El director del proyecto de excavaciones y catedrático de Prehistoria de la Universitat de València, J. Emili Aura, afirmó que la posibilidad de que estas prácticas puedan ser puntuales, con una finalidad estrictamente alimentaria, tampoco permite descartar «la hipótesis de prácticas socialmente instauradas, resultado de episodios de violencia individual o grupal o, incluso, de rituales». A su juicio, este hallazgo «coincide con un proceso de cambio cultural y demográfico», ya que, a partir del Mesolítico, las prácticas funerarias se hacen más variadas, e incluyen la generalización de auténticos cementerios.


Los investigadores del Departamento de Prehistoria, Arqueología e Historia Antigua de la Universitat de València Juan V. Morales-Pérez, Manuel Pérez Ripoll, Carles Miret i Estruch, C. Carlos Verdasco Cebrián y J. Emili Aura Tortosa han sido los investigadores de la universidad valenciana que han llevado a cabo el trabajo de campo, estudio y análisis.

16 de diciembre de 2016

El Ayuntamiento de Oliva recupera una cruz renacentista perdida desde hace siglos

El arqueólogo municipal de Dénia localizó el capitel y nudo del monumento en un establecimiento de antigüedades. Tras investigar su posible procedencia concluyó que la cruz pertenece al término de Oliva (Valencia), en cuyo museo quedará expuesta
Hay hallazgos que de pronto despejan misterios de siglos. Casi por casualidad, el arqueólogo municipal de Dénia, Josep Antoni Gisbert, localizó en el mercado de antigüedades de esta ciudad el capitel y nudo de una cruz del siglo XVI, perteneciente pues a una primera etapa del Renacimiento y decorada con una magnífica iconografía. Fue el propio anticuario el que se dirigió a Gisbert para preguntarle si la pieza, que estaba puesta a la venta, tenía valor histórico. Y vaya si lo tenía. Pertenecía a la cruz de término del vecino término de Oliva, del primer periodo renacentista y que se encontraba perdida durante siglos.

Para llegar a esta conclusión, el arqueólogo diananese realizó una investigación previa sobre el origen de la pieza. Descartó que procediera de otras localidades próximas, como Pego o Murla, y finalmente pudo comprobar que tanto el escudo como los emblemas podían tener relación con la Safor por la aparición de los Centelles, una familia histórica muy vinculada a esa comarca limítrofe.

PROCEDE DE OLIVA
Así, la investigación le llevó a Oliva porque «la pieza arqueológica contiene el ADN de ese municipio, con la heráldica de los Centelles [que fueron condes de Oliva] y las imágenes de San Miguel y San Francisco relacionadas con la historia de esa población».

El arqueólogo señaló que en el siglo XVI «las principales ciudades del reino tenían cruces de este tipo que eran un símbolo de poder y de jurisdicción sobre un territorio». Y desde un primer momento mostró su sorpresa por la trascendencia de la pieza: «No esperaba encontrar algo de estas características, hacía muchos años que buscaba un pieza de este valor».

COMPRADA POR EL AYUNTAMIENTO
Gisbert hizo pública estas reflexiones durante la presentación del capitel y el nudo octogonal de la cruz, que tuvo lugar el miércoles en el salón de plenos del Ayuntamiento de Oliva. Este ha adquirido la pieza por 6.000 euros y la expondrá a partir de ahora en su museo arqueológico.

Lógicamente, en esa población de la Safor había también una profunda satisfacción por el hallazgo. Su edil de Museos y Patrimonio, Enric Escrivà, calificó el nudo como «una pieza de extraordinario valor histórico y arqueológico que contiene el escudo heráldico del condado de Oliva y la imagen del olivo». Y en la misma línea, Vicent Burguera, director de la Red de Museos de esa localidad destacó que «es una pieza absolutamente única». Además, detalló que el capitel es frágil por su composición de piedra arenisca, por lo que muchas figuras no se muestran con nitidez.

(Fuente: La Marina Plaza)

1 de noviembre de 2016

Nuevos trabajos de consolidación y excavación en el Santuario Ibérico del Tossal de la Malladeta, en Villajoyosa

Los trabajos de restauración han consistido fundamentalmente en la consolidación y acondicionamiento de cinco estancias del Santuario fechadas en el siglo I a.C. Los trabajos también han permitido localizar nuevas estructuras del santuario a unos 30 metros de distancia de los restos excavados
Los trabajos permiten observar las estructuras excavadas entre 2004 y 2009 que hasta ahora estaban tapadas.
El Ayuntamiento de Villajoyosa, a través de su departamento de Arqueología, está llevando a cabo durante estas tres últimas semanas a cabo nuevos trabajos en el Santuario Ibérico del Tossal de la Malladeta, financiados gracias a una campaña de micromecenazgo promovida por el arqueólogo Antonio Selles, codirector de los trabajos, junto con Diego Ruiz (Vilamuseu) y Miguel Sánchez.

Los trabajos de restauración coordinados por la restauradora MªJosé Velazquez (Vilamuseu) han consistido fundamentalmente en la consolidación y acondicionamiento de 5 estancias del Santuario fechadas en el siglo I a.C. Estos trabajos permitirán dejar a la vista para la visita pública estas estructuras excavadas entre el 2004 y 2009 que hasta ahora permanecían tapadas para evitar su deterioro.

NUEVAS ESTRUCTURAS
En cuanto a los trabajos de excavación realizados han permitido localizar nuevas estructuras del santuario a unos 30 metros de distancia de los restos excavados hasta ahora. Ello amplía considerablemente la extensión que conocíamos del santuario, y nos habla de unas dimensiones enormes, lo que confirma su importancia dentro del contexto de la arqueología ibérica peninsular.

Finalmente, a los pies de la torre de finales del siglo XIX existente en el cerro del Tossal se ha localizado una estructura perteneciente a este periodo cronológico. La torre fue construida por el psiquiatra Don Jose María Esquerdo para su uso como oficina realizando en el mismo momento esta estructura identificada como letrina aprovechando los recortes de la roca en la parte alta del cerro. La limpieza de esta estructura era necesaria para conocer su antigüedad y su función, además de para acondicionar un punto del sendero de acceso al yacimiento.

En los trabajos han participado un nutrido grupo de estudiantes de arqueología y restauración de todo el ámbito nacional junto con personal de Vilamuseu y los servicios Técnicos del Ayuntamiento de Villajoyosa, el cual también ha aportado sus instalaciones e infraestructura.

(Fuente: Villajoyosa TV)

20 de septiembre de 2016

Las excavaciones en Calpe sacan a la luz dos grafitos tallados

Ambas piezas tienen gran valor arqueológico, se encuentran en un buen estado de mantenimiento y representan dos naves de gran tamaño y un alquerque, juego de mesa antecesor de "las damas".
Uno de los grafitos estaba en el enlucido de una pared y representa dos embarcaciones dotadas de remos.
La campaña de excavaciones del MARQ en la Pobla de Ifach, Alicnate, ha sacado a la luz unos grafitos de gran valor arqueológico, en buen estado de mantenimiento y que representan dos naves de gran tamaño y un alquerque, el juego de mesa que se popularizó en los siglos XIV y XV, antecesor de las damas.

Según ha informado la Diputación de Alicante en un comunicado, los nuevos hallazgos del yacimiento de Calpe se suman a una larga lista coronada por el descubrimiento de un excepcional capitel gótico decorado que data de la época del reinado de Jaime II.

El responsable del equipo y arqueólogo del MARQ, José Luis Menéndez, ha explicado que uno de los grafitos se descubrió en el enlucido de una pared y representa dos embarcaciones, que podrían ser galeras, dotadas de remos en quilla.

Las "óptimas condiciones" de la pieza permiten observar la disposición de los remos y en una de las naves hasta el castillo de popa formado por una torre, por lo que todo apunta a que que se trata de una escena de carácter bélico. Asimismo, su estado ha facilitado el calco y documentación de los grafitos para su posterior conservación preventiva.

Por otra parte, en el derrumbe que ocultaba el pavimento del corredor de ingreso a la ciudad, apareció una losa de piedra con un grafito que representa un alquerque, un popular juego de mesa que se conoce desde la Antigüedad y que llegó a Europa de la mano de los árabes.

ANTECESOR DEL JUEGO DE "LAS DAMAS"
Su uso y desarrollo, muy popular durante los siglos XIV y XV, supuso el origen de lo que actualmente conocemos como "Las Damas". La pieza descubierta en Ifach se corresponde con un alquerque de tres, la versión más simple del juego, que en el siglo XV llegó a ser hasta de 12.

Los nuevos hallazgos pasarán a engrosar la larga nómina de piezas de piedra tallada como nervios, arcadas, columnas, cornisas, dinteles que convierten a la Pobla de Ifach en un yacimiento "excepcional" que, según la Diputación, su puesta en valor "puede ofrecer en un futuro un recurso de primer orden en el patrimonio cultural para el desarrollo y la promoción turística de la localidad de Calpe".

(Fuente: La Verdad / Europa Press)

16 de septiembre de 2016

Hallan restos humanos y de ritos funerarios de hace 4.500 años en la Cova del Randero, en Pedreguer (Alicante)

Los arqueólogos apuntan que se trata de ofrendas a los difuntos, como puntas de flecha de sílex para defenderse después de muerto
El equipo de arqueólogos en plena actividad. FOTO: ABC
La última campaña de excavaciones arqueológicas desarrollada en la Cova del Randero, en el municipio alicantino de Pedreguer, ha servido para descubrir restos humanos y diversos objetos de hace 4.500 años asociados a los ritos funerarios, como una quincena de puntas de flecha de sílex.

Según ha informado la Diputación, estos trabajos han contado con la participación de una veintena de voluntarios procedentes de las universidades de Alicante, Valencia, León, Pamplona y Belfast (Reino Unido).

Las excavaciones se han centrado en la parte más profunda de la cueva, que dejó de habitarse para convertirse en una necrópolis.

Entre las piezas más relevantes localizadas en la sala interior destaca una quincena de puntas de flecha de sílex de perfecta factura y sin ningún desgaste en sus filos, un hecho que revela que fueron elaboradas para acompañar a los difuntos ante la creencia de que pudieran necesitar hacer uso de ellas en la otra vida.

En este sentido, el director del proyecto, Jorge A. Soler, ha explicado que "estos objetos podrían formar parte de las ofrendas que los habitantes del valle dejaban junto a las personas relevantes de la comunidad, propias de finales del Neolítico".


CARNÍVOROS DE VIDA INTENSA
Los primeros diagnósticos de los restos humanos hallados -dientes, vértebras y falanges de pies y manos- realizados por las especialistas en antropología física Consuelo Roca de Togores (MARQ) y Susana Gómez (Universidad de León) revelan una actividad intensa en la vida de los individuos, que no superaban los treinta años, así como una alimentación basada principalmente en el consumo de carne de ovicápridos.

Asimismo, durante el desarrollo de la campaña también se ha trabajado en la sala de la entrada, donde se ha realizado un sondeo con la finalidad de reconocer el uso que se le daba a la cavidad por parte de los cazadores y recolectores del valle, a los que previsiblemente se sitúa en una cronología centrada en el Magdaleniense.

La campaña de excavaciones de la Cova del Randero está impulsada por el Museo Arqueológico de Alicante (MARQ) y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Pedreguer, que proporciona alojamiento y apoyo técnico al equipo de profesionales procedentes, tanto del centro expositivo provincial como de distintas universidades españolas y europeas.

Finalmente, Soler ha recordado que durante la campaña de 2015 se descubrió una vasija en perfecto estado de conservación y ha añadido que "el estudio detallado de esta pieza nos ha permitido concretar su datación y situarla en torno al 4.200 aC".

Además, la investigación ha revelado sus distintos usos como un contenedor de hidromiel, recipiente para la elaboración de alimentos y también como lámpara para alumbrar una sala".
(Fuente: ABC)

2 de agosto de 2016

Hallan restos de un palacio andalusí en el castillo de Dénia (Alicante)

La intervención en el Palau del Governador para reconstruir la escalera confirma la existencia de una vivienda palaciega del siglo XII
Obras de restauración en el castillo de Denia. FOTO: ALBA COBOS
Los trabajos que se están realizando en el Palau del Duque de Lerma en el castillo de Dénia han descubierto la existencia de un palacio andalusí que data del siglo XII y que habría sido la vivienda de altos cargos de la época. Las obras, que comenzaron el pasado mes de abril y finalizarán en enero de 2017, consisten, por un lado, en una intervención arqueológica en el Palau y, por otro, en la recuperación de sus escaleras.

Según el arqueólogo municipal, Josep Antoni Gisbert, fue durante la excavación arqueológica cuando se hizo este descubrimiento que permitió «por fin documentar que hay estructuras y contextos de un palacio andalusí». Esta construcción dataría del año 1100 aproximadamente, y contendría viviendas de altos cargos militares y administrativos que se encargaban de la gestión y gobierno dianense andalusí.

Además, se ha revisado la información disponible de las obras realizadas a mitad del siglo XIV por Alfonso de Aragón, conde de Dénia, en el entonces Palau Vell. Esa construcción fue posteriormente ampliada en el XVII por el Duque de Lerma e integrada en lo que se conoce como Palau del Governador.

ESCALERAS
Paralelamente a la intervención arqueológica se están reconstruyendo las escaleras que se habilitaron junto al Palau por parte del Duque de Lerma con motivo de la visita del rey. Uno de los arquitectos del proyecto de rehabilitación, Julián Esteban, destacó la importancia de esta pieza escurialense, que ha llegado a nuestros días en condiciones deplorables. Para reconstruirla, se ha estudiado su traza y cada una de sus piezas y así rehacer la estructura y «poner en valor la escalera entera con su integridad arquitectónica». Con esta actuación, se reconstruirá una escalera de tiro doble que será la única vía de acceso al Palau.

Las obras se detendrán a partir del viernes durante dos semanas, aunque el Palau seguirá abierto a visitantes. El proyecto está financiado por el programa del 1,5% cultural del Ministerio de Fomento. El concejal de Cultura, Rafa Carrió, destacó la importancia de trabajar en el castillo, que constituye « el lugar emblemático de la ciudad». Además, explicó que el Plan Confianza contempla también la mejora de la señalización en el monumento.

18 de julio de 2016

Descubren un tramo de muralla y el aljibe de la fortaleza islámica de El Castellar, en Alcoy

La defensa de la antigua Alquy tiene un metro de potencia y formaba parte de la antigua fortaleza. El aljibe está construido en mampostería y tiene una profundidad de 3,5 metros.
En este espacio arqueológico no se habían realizado intervenciones desde 1970.
Casi cuarenta años después, un grupo de 15 arqueólogos ha llevado a cabo dos sondeos en el yacimiento del Castellar, en Alcoy. Las excavaciones han permitido conocer más detalles sobre la primera ocupación de la época medieval.

Quince estudiantes y arqueólogos han participado en una actuación impulsada por el Museo Arqueológico Municipal de Alcoy en el yacimiento del Castellar. El proyecto lo ha dirigido el arqueólogo Germán Pérez Botí, quien, además, es autor de diferentes estudios sobre el mismo y profesor del colegio Carmelitas.

MURALLA Y ALJIBE
Los trabajos se han basado en dos sondeos que han permitido descubrir un nuevo tramo de muralla y un aljibe. Con la información recabada, los expertos podrán profundizar y ampliar el conocimiento sobre la primera ocupación que en época medieval ocupó esta fortificación.

Cabe recordar que el punto en el que se encuentra es estratégico, ya que permite dominar y controlar todo el antiguo distrito de «Alquy». Asimismo, las murallas del castillo islámico son de un metro de grosor y se han localizado en la vertiente sureste. A partir de ahí están el resto de casas en las que hace mil años habitó toda una comunidad de campesinos. La información facilitada por el propio Ayuntamiento de Alcoy, data dicha ocupación entre los siglos X y XI.

El segundo sondeo, asimismo, lo han llevado a cabo en la zona alta de la montaña, justo al lado del acceso norte del yacimiento. Es en este punto en el que el grupo ha localizado un aljibe construido de mampostería y con capas de enlucido de mortero de cal.

El antiguo espacio que servía para recoger y almacenar agua cuenta con una profundidad superior a los 3'5 metros y hasta la fecha «se desconocía la existencia de esta tercera cisterna en el Castellar». El estado en el que se encuentra es totalmente cubierta de piedras y tierra.


TRABAJOS DE LIMPIEZA Y RESTAURACIÓN
Los trabajadores del Museo Arqueológico iniciará la próxima semana los trabajos de limpieza y restauración de los materiales, que son, en su mayoría, de fragmentos de cerámica. Acto seguido, los expertos pasarán a procesar la información obtenida durante la investigación arqueológica.

El concejal de Cultura, Raül Llopis, ha visitado el yacimiento para conocer los avances realizados y el estado del yacimiento, un espacio arqueológico en el que no se había realizado ninguna intervención desde la década de los 70. Por ello y, vistos los avances, Llopis ha manifestado el interés del Ayuntamiento en esta nueva investigación en el Castellar y se ha comprometido a que el departamento que dirige financie y apoye futuras actuaciones y estudios.

11 de julio de 2016

El Marq impulsa de nuevo las excavaciones en el Poblado Medieval de Ifach, en Calpe (Alicante)

Un total de 32 estudiantes de Arqueología procedentes de más de quince universidades españolas participan este verano en la XII Campaña de Excavaciones de la Pobla Medieval d’Ifac que impulsa el Museo Arqueológico de Alicante (MARQ).
Los trabajos afectaran a la zona de la Puerta de Ifach, reforzando la zona y una reintegración volumétrica. 
Los trabajos que se iniciaron el pasado 1 de julio y se prolongarán hasta el 31 de agosto, se centrarán este año en el recinto amurallado. En concreto, en un lienzo de la muralla Norte con más de doce metros de longitud y cinco de altura y en la Torre de Guardia, ambos sectores ubicados en las cercanías de la Puerta de Ifach, donde se reforzará la zona y se realizará una reintegración volumétrica para evitar futuros derrumbes.

DESCUBRIR EL CORREDOR CUBIERTO DE ACCESO
Además, este año se intentará terminar de descubrir el corredor cubierto de acceso a la pobla que se encuentra entre las dos primeras puertas de ingreso y que, previsiblemente, ofrecerá una información vital para el estudio de la organización interna de este enclave urbano construido a partir de año 1298 por Roger de Llúria, Señor de Ifach y almirante calabrés al servicio de la Corona de Aragón.


“Aunque el principal objetivo se centra en la consolidación preventiva, el proyecto nos permitirá también continuar con la documentación del sistema de acceso a la pobla, ubicado en el Sector Oeste del yacimiento y descubierto parcialmente en ediciones anteriores”, ha explicado el director de la campaña y arqueólogo del museo alicantino, José Luis Menéndez.

AMPLIACIÓN DELA NECRÓPOLIS
Los trabajos contemplan, asimismo, la ampliación del área de la necrópolis, un espacio descubierto en 2008 y situado frente a la fachada de la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles. Este edificio, uno de los más emblemáticos del yacimiento, fue construido entre los años 1320 y 1340 por Doña Margarita, Condesa de Terranova e hija del Almirante Roger de Llúria. Las tareas se van a centrar principalmente en la finalización de las excavaciones del área funeraria, donde hasta el momento se han localizado 55 tumbas con más de 85 inhumaciones documentadas.

En este enclave destaca una que podría ser la de un caballero y otra que posiblemente perteneciese a un clérigo o cargo eclesiástico, ya que porta entre sus manos un grial o copa litúrgica. Asimismo, son especialmente relevantes una tumba en la que apareció una mujer embarazada con su feto y otra colectiva con más de 16 inhumaciones.

“Tres puertas consecutivas y un complejo sistema de acceso convierten a Ifac en un yacimiento de referencia en lo que se refiere al estudio de los asentamientos posteriores a la conquista cristiana durante los siglos XIII y XIV, germen histórico de lo que ahora es la Comunitat Valenciana”, ha puntualizado Menéndez.

La campaña de excavaciones de la Pobla Medieval d’Ifac, un espacio declarado Bien de Interés Cultural en el año 2011, cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Calp y la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural.
(Fuente: El Periodic)

28 de junio de 2016

Recuperan el yacimiento de la Cueva de las Brujas de Benitachell (Alicante)

En el proceso han salido a la luz interesantes restos cerámicos y material constructivo de época ibérica hasta los primeros pobladores cristianos, destacando la presencia andalusí.  Abandonada a finales del siglo XIII pasó a convertirse en guarida de bandoleros
El yacimiento fue localizado en 1987 en el Tossal Gros por Joaquin Bolufer.
La concejalía de Cultura de Benitachell apuesta por retoma las excavaciones de la Cueva de las Brujas y poner en valor el patrimonio arqueológico municipal. La primera fase de los trabajos ha sido conducida por los arqueólogos Miquel Sánchez y Josep Ahuir, y se ha centrado en la limpieza del área con seguimiento arqueológico ya que la cueva se hallaba cubierta de maleza.

En el proceso han salido a la luz interesantes restos cerámicos y material constructivo que se enviarán al Museo Arqueológico de Jávea, donde se unirán a los hallazgos de excavaciones anteriores. “En este yacimiento tenemos presentes algunas de las culturas que han pasado por este municipio, desde los íberos hasta los primeros pobladores cristianos, destacando la presencia andalusí. Su recuperación nos puede decir muchas cosas de la vida cotidiana de nuestros ancestros” ha apuntado Manolo Segarra.
La cueva, que formaba parte de la alquería del Abiar y cuya primera ocupación data de cerca de 2200 años, fue utilizada como corral y vertedero en el periodo ibérico, romano y andalusí. Las excavaciones del 2001 ya sacaron a la luz interesantes hallazgos como cerámicas ibéricas pintadas, sigillatas y otras importadas de la zona de la Campania italiana. Entre ellas cabe destacar una pieza completa de cerámica íbera. Está en el Museo Arqueológico de Jávea y aparece también en el cartel promocional del yacimiento.


El yacimiento fue localizado en 1987 en el Tossal Gros por Joaquin Bolufer. Según la historiografía local, a finales del siglo XIII, ya abandonada, pasó a convertirse en la guarida perfecta de bandoleros. La leyenda también sugiere que los contrabandistas ahuyentaban a la gente haciéndoles creer que allí habitaban brujas. Para ello derramaban azufre que producía misteriosas llamas alrededor de la cavidad. Sería, por tanto, el miedo lo que llevó a los habitantes de El Poble Nou de Benitatxell a llamarla “Cova de les Bruixes”.

RUTAS GUIADAS
Cuando finalicen los trabajos arqueológicos, la cueva se abrirá por primera vez en la historia al público. Se creará, además, un espacio de interpretación y divulgación de una cueva que, como una cápsula del tiempo, puede ayudar a comprender la vida cotidiana de nuestros ancestros. De momento, desde el departamento de Turismo se han organizado unas rutas guiadas hasta la entrada. Comenzarán este mismo viernes, 1 de julio, a las 18:30. Con todo, la ruta guiada histórica y etnológica de la Cova de les Bruixes, se unirá este año al interesante programa de rutas estival que incluye la Ruta de los Acantilados y la de Terra del Moscatell. Las reservas deberán realizarse en el departamento de Turismo o llamando al teléfono 966493646.

(Fuente: Xábia al día)

23 de junio de 2016

Un terremoto dejó a los fenicios sin casa en el Cabezo del Estaño de Guardamar (Alicante)

La actividad sísmica debió producirse en el primer tercio del siglo VIII a.C. y motivaron que la población se desplazara hasta La Fonteta.
La excavación arqueológica la están llevando a cabo varios licenciados y alumnos del Máster de Arqueología de la Universidad de Alicante y de la Universidad de Murcia. FOTO: TONY SEVILLA.
Los arqueólogos que dirigen la nueva excavación en el yacimiento del Cabezo Pequeño del Estaño de Guardamar trabajan con la hipótesis de que durante el primer tercio del siglo VIII a.C. se registraron uno o varios terremotos que causaron numerosos destrozos y que motivaron que la población se desplazara hasta el yacimiento de La Fonteta, en la misma localidad.

Según explicó ayer el director del Museo Arqueológico de Guardamar, Antonio García, los indicios apuntan a que en un momento determinado las estructuras defensivas que bordeaban el poblado y ciertas casas se vinieron abajo, probablemente por la actividad sísmica. Aunque se pusieron refuerzos laterales, siguió habiendo problemas estructurales y algunas de las edificaciones se vinieron abajo. También hay que tener en cuenta la inestabilidad del suelo, formado principalmente por areniscas. Los investigadores creen que cuando empezaron a tener tantos problemas es posible que los pobladores dejaran la zona originaria para desarrollar actividades metalúrgicas y trasladaran sus casas a la otra zona. Ahora se ha encontrado una vivienda de planta circular ovalada con bancos de arcilla adosados a los muros y ánforas y vasos cerámicos que probablemente servirían para contener agua. A este respecto, no descartan la próxima aparición de hornos ligados a esa actividad con los metales.

La excavación arqueológica la están llevando a cabo varios licenciados y alumnos del Máster de Arqueología de la Universidad de Alicante y de la Universidad de Murcia, junto con voluntarios de Guardamar y de Torrevieja. El promotor de dichos trabajos es el Ayuntamiento de Guardamar, quien subvenciona los gastos de la actuación. Los trabajos arqueológicos se enmarcan en un proyecto conjunto entre la Universidad de Alicante y el Museo Arqueológico del municipio.

MURALLA DE CASAMATAS
La actividad se retomará en otoño y los restos encontrados se someterán a un proyecto de consolidación y restauración para preservar el yacimiento de cara a su posterior puesta en valor ligado al turismo cultural. El Cabezo Pequeño del Estaño es a día de hoy el único poblado con murallas de casamatas de origen fenicio en la península ibérica, con una cronología que se remonta al primer tercio del siglo VIII a.C., dentro de la fase arcaica de la colonización fenicia del territorio español.

3 de junio de 2016

El Museo Arqueológico de Alicante excavará en nueve enclaves de la provincia

La Diputación provincial destinará un total de 105.800 euros para realizar estas actuaciones, en las que colaborará un centenar de voluntarios de distintas universidades.
El plan de excavaciones del Museo Arqueológico de Alicante (MARQ) se desarrollará este año en nueve enclaves de la provincia con el objetivo de documentar y realizar una amplia investigación científica de los hallazgos que se recuperan en el territorio alicantino.

El equipo de arqueólogos del MARQ intervendrá en los emplazamientos de Cabeçó d'Or (Relleu), Cabezo de Pardo (Vega Baja), las Laderas del Castillo de Callosa de Segura, la Cova del Randero de Pedreguer, el Penyal d'Ifac (Calp), la Illeta dels Banyets (El Campello) y el Barranco del Juncaret (Mutxamel), así como en la Bahía de la Albufereta y el Tossal de Manises, ambos en Alicante.

El diputado provincial de Cultura, César Augusto Asencio, ha presentado hoy este plan, que incluye actuaciones con una larga trayectoria y "nace del compromiso del gobierno provincial y de la actividad propia del MARQ para conservar, poner en valor y difundir el patrimonio histórico y cultural de la Costa Blanca".

LINEAS DE INVESTIGACIÓN
La elección de los nueve yacimientos viene determinada por las líneas de investigación planificadas por el equipo técnico del MARQ.

Dos de los enclaves están gestionados directamente por la Diputación de Alicante, el Tossal de Manises y la Illeta dels Banyets, donde se han llevado a cabo actuaciones de recuperación durante los últimos 25 años.

El director técnico del citado centro museístico, Manuel Olcina, ha considerado un deber del Marq proseguir con la investigación de estos vestigios de la prehistoria, cultura ibérica, romana y medieval-moderna, "fundamentales para el conocimiento de estas épocas en la provincia de Alicante".

En concreto, en el Tossal de Manises se actuará por segundo año entre la muralla del enclave y la prolongación de la romana calle del foro para tratar de hallar el vano de la Puerta del Mar, que conectaba los barrios suburbanos y el puerto localizado en la parte más baja de la Albufereta.

A su vez, el objetivo de la intervención este año en Illeta dels Banyets es completar la excavación iniciada en 2015 sobre el tramo de una segunda calle de la zona suroeste y en el edificio que le sirve de fachada hacia esa orientación.

En Calp se retomarán los trabajos dirigidos a consolidar la estructura de las excavaciones de la pobla nova de conquista, una zona situada a las faldas del Penyal d'Ifac.

Mientras, en la bahía de la Albufereta se acometerá la tercera fase de la prospección visual y sondeos para seguir con el proyecto de actualización de la carta arqueológica del patrimonio cultural subacuático de la provincia de Alicante.

17 de mayo de 2016

Identifican el nombre del personaje enterrado en la torre funeraria romana de Sant Josep, en Villajoyosa (Alicante)

Es un hallazgo de gran importancia arqueológica, porque es la única inscripción que se conserva de las tres grandes torres funerarias romanas conservadas en la Península Ibérica. La inscripción está dedicada a Lucio Terencio Mancino, hijo de Marco que debió ser un personaje principal de la época de esplendor del municipium romano de Allon (Villajoyosa)
La inscripción está tallada en un bloque de mármol de Buixcarró (Valencia),
El equipo científico que investiga la torre funeraria romana de Sant Josep, en Villajoyosa, ha descubierto la inscripción que, con toda probabilidad, da el nombre del difunto allí enterrado entre 150 y 170 d. C. Es un hallazgo de gran importancia arqueológica, porque es la única inscripción que se conserva de las tres grandes torres funerarias romanas conservadas en la Península Ibérica.

Curiosamente, la inscripción llevaba años depositada en los fondos de Vilamuseu, y solo una serie de proyectos de investigación concatenados ha permitido este descubrimiento.
Los trabajos de recuperación del monumento comenzaron en 2008 con la demolición de la casa adosada, y siguieron varias campañas de excavaciones desarrolladas por el Servicio Municipal de Arqueología y la Universidad de Alicante dentro del proyecto Villajoyosa Romana. Se hallaron 25 nuevos sillares procedentes del monumento, que según el cronista Escolano se desmontaron en 1543 para obtener piedra para reparar las murallas de La Vila, destruidas ese año por corsarios turcos; pero los sillares nunca llegaron a trasladarse a La Vila y se quedaron en las inmediaciones de la torre.

Estas nuevas piezas fueron cruciales para la restauración del monumento, realizada y patrocinada en 2015 por la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Villajoyosa, con el copatrocinio de Elaine Evans, que también ha costeado los jardines funerarios romanos recién inaugurados. Se realizó la fotogrametría y 3D de la torre, y se publicó todo el proyecto en la revista Lucentum de la Universidad de Alicante, lo que aportó una gran cantidad de datos y mediciones de los que antes se carecía.


Durante la preparación de la publicación del trabajo de Fin de Grado de Historia de Antonio Sellés y Antonio Espinosa, director de Vilamuseu, al dibujar una inscripción que durante siglos estuvo en la finca de la Almiserà, a 2 Km de la torre, se descubrió que tanto ésta como dos bases de pedestales de piedra que había en la zona procedían, muy probablemente, de la torre de Sant Josep.

TRABAJO CONJUNTO
Se trabajó conjuntamente con los arqueólogos Diego Ruiz, codirector de las excavaciones, y Ana Charquero, especialista en virtualización del patrimonio, y se comprobó que todas las mediciones coincidían exactamente, y que el tipo de inscripción era característico de estos monumentos funerarios. La inscripción está tallada en un bloque de mármol de Buixcarró (Valencia), que sobre todo se usó desde mediados del s. I y durante el s. II, precisamente cuando se construyó la torre. La inscripción debió estar empotrada en la cara norte de la torre, y solo encaja exactamente en la 7ª hilada, que tiene la misma altura que el epígrafe, 68 cm., y el fondo necesario para entrar. Es justamente la hilada en la que se suponía que estuvo la inscripción. Eso explicaba que las letras de la inscripción fuesen de gran tamaño, porque debían ser leídas a 5 m de altura.

LUCIO TERENCIO MANCINO
La inscripción está dedicada a Lucio Terencio Mancino, hijo de Marco, y solo se ha perdido la mención de su tribu (en las que se dividía el pueblo romano para ejercer su derecho al voto). Por el momento no se sabe más de este Terencio, que debió ser un personaje principal de la época de esplendor del municipium romano de Allon (Villajoyosa), a juzgar por la costosísima tumba que se mandó construir, rodeada de uno de los mayores recintos funerarios conocidos en Europa.

Estas investigaciones se presentarán en una conferencia durante las jornadas sobre la Torre de Sant Josep que tendrán lugar en el salón de actos del Centro Social, los días 17 y 18 de mayo, para celebrar el Día Internacional de los Museos, este año con el lema ‘Museos y Paisajes Culturales’, ya que la torre y su jardín funerario, recién restaurados, forman uno de los paisajes culturales más atractivos y relevantes de Villajoyosa. Las jornadas contarán con la presencia de arqueólogos tan prestigiosos como Manuel Bendala y Lorenzo Abad, catedráticos de Arqueología de las Universidades Autónoma de Madrid y de Alicante, respectivamente, que publicaron el primer estudio sobre la torre en 1984.

(Fuente: El Periodic)

12 de mayo de 2016

Rescatan un ancla de 1.500 años en aguas de Jávea (Alicante)

La pieza de 200 kilos de peso fue izada en aguas del Portitxol y arrastrada hasta el Club Náutico. En su recuperación participaron miembros del Centro de Arqueología Subacuática de la Comunidad Valenciana en colaboración con el Museo Arqueológico y la Policía Local.
MIembros del equipo de rescate posan con el ancla a su llegada al Club Náutico de Jávea. FOTO: RAFAEL MARTOS.
Nuevo hallazgo arqueológico en aguas de la Marina Alta, siempre muy prósperas en estos encuentros con la historia. Durante la mañana del miércoles miembros del Centro de Arqueología Subacuática de la Comunitat Valenciana en colaboración con el Museo Arqueológico y la Policía Local de Xabia rescataron del fondo marino del Portixol un ancla lítica de unos 200 kilos de peso y unos 1.500 años de antigüedad.La pieza estaría fechada en el último periplo del Imperio Romano o al principio de la Alta Edad Media.

Del hallazgo han informado tanto el Club Náutico de Xàbia en su página de Facebook como el submarinista y fotógrafo Rafael Martos en su blog. Martos agregó que la existencia de este ancla lítica se conocía desde hace varias semanas. Y añade que en la expedición de rescate estaba integrada la lancha de la Policía Local.

Describe además los pormenores de este rescate arqueológico. Así, el ancla se encontraba sumergida a unos veinte metros y una vez que los submarinistas completaron la inmersión y llegaron hasta el fondo se pasó un cabo por uno de los dos orificios del ancla y se amarraron tres globos que, una vez llenos de aire comenzaron a elevar la roca.

Según relata Martos, por cierto, hubo alguna dificultad debido a una fuga de aire o rotura que provocó que la pieza volviera a depositarse con violencia en el fondo. No obstante, el problema pudo solventarse con rapidez debido a que los globos aún conservaban el aire y el cabo ya se encontraba en la superficie por lo que los tripulantes de la embarcación lograron arrastrarlo. Una vez que el ancla fue izada, se aseguró su flotabilidad con varias boyas de defensa de la embarcación y fue arrastrada hasta el Club Náutico, donde se extrajo con la ayuda de una grúa.

Martos agrega que este tipo de artilugios de piedra se usa desde los orígenes de la navegación para fondear embarcaciones debido a que era el material más abundante, económico y fácil de trabajar. Después se evolucionó a anclas de piedra con más orificios y a otras que combinaban la piedra con otros materiales, como la madera. No obstante, tanto la procedencia como la datación exacta de la pieza, que pasará a engrosar los fondos del Museo Arqueológico, están aún por determinar.

(Fuente: La Marina Plaza)