16 de marzo de 2016

Bílbilis y Valdeherrera tendrán que buscar recursos propios para financiar sus excavaciones

El Gobierno de Aragón autoriza las excavaciones en los yacimientos de Bílbilis y Valdeherrera, aunque no financiará los trabajos por sexto año consecutivo. Los responsables insisten en las consecuencias negativas sobre la conservación del patrimonio, sobre la investigación y sobre la formación.
Seis años de recortes están favoreciendo el deterioro de lo excavado al no haber consolidación. FOTO: UNIZAR
La Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón ha autorizado la excavación arqueológica en los yacimientos arqueológicos de Bílbilis y Valdeherrera, ambos en Calatayud. Sin embargo, en la misma resolución sobre el primer emplazamiento, con fecha 18 de febrero se recuerda que "la financiación de la actuación correrá a cargo de recursos propios".

"Es una situación que se arrastra de la anterior legislatura, que estuvo en blanco, sin ninguna ayuda", recuerda el catedrático de Arqueología, Epigrafía y Numismática en la Universidad de Zaragoza y codirector de sendos yacimientos, Manuel Martín Bueno.

Los yacimientos de Bílbilis y Valdeherrera están considerados como Bien de Interés Cultural desde 1931 y 2008 respectivamente. Según Martín Bueno, dada esta categoría de protección jurídica, "nos sorprende que la Consejería que tiene las competencias y la obligación de conservar y financiar estas intervenciones no atienda sus compromisos".

Asimismo, el decano de los arqueólogos en la Comunidad reconoce que "estamos en momentos de recortes, pero seis años de sequía son demasiados". En este sentido recuerda que las consecuencias influyen en tres ámbitos. Por una parte de forma "inmediata" en la conservación de los restos exhumados, favoreciendo "el deterioro rápido" de lo excavado al no existir consolidación.

LA INVESTIGACIÓN TAMBIÉN SALE PERJUDICADA
Otro de los puntos perjudicados son las investigaciones que se desarrollan al mismo tiempo que los trabajos de excavación.

"Se nos llena la boca diciendo que hay que ajustar la formación al mercado de trabajo, pero si a nuestros estudiantes y licenciados no les damos la oportunidad de practicar sobre el terreno difícilmente vamos a tener unas personas suficientemente capacitadas", critica Martín Bueno.

Pero la situación que viven los yacimientos de Bílbilis y Valdeherrera no es única. Martín Bueno denuncia que "en Aragón la situación es catastrófica". Y destaca que "son los responsables de los proyectos los encargados de buscar fondos donde pueden".

Así, el codirector destaca las aportaciones de comarcas y ayuntamientos. "En nuestro caso aporta el de Calatayud, pero con unos recursos menores que los que puede tener la Administración que es la que tiene la competencia".

Para Martín Bueno, "estamos tirando a la escombrera nuestro pasado, que era brillante en conservación del patrimonio".

No hay comentarios:

Publicar un comentario