4 de mayo de 2015

Después de seis años vuelven las excavaciones a la ciudad ibero-romana de Lesera (Castellón)

Seis años después de que se llevaran a cabo las últimas actuaciones, el taller de empleo guiado por el profesor de Arqueología de la Universitat de València (UV), Ferran Arasa, ha iniciado las excavaciones en la ciudad íbero-romana de Lesera, en el término municipal de Forcall, posiblemente el yacimiento arqueológico más importante de la provincia de Castellón, que fué descubierto en 1876 y hoy está catalogado como BIC.
La Moleta del Frares es el nombre con el que se conoce el yacimiento de la ciudad ibero romana de Lesera. FOTO: VINAROS.NET
Considerada como la ciudad más importante entre Tortosa y Sagunto, estuvo ocupada entre el siglo IV antes de Cristo hasta el año 400. Aunque el yacimiento fue dado a conocer en 1876, hasta hace pocas décadas era bien poco conocido arqueológicamente. Después de una primera campaña de excavaciones realizada en 1960, en el año 2001 se reanudaron los trabajos, que continuaron hasta el 2009, cuando se interrumpieron por la falta de financiación pública.
  • Tras las distintas campañas de excavaciones, se conocen apenas 300 m2 de lo que era la población, que contaba con una extensión de unos 80.000 m2. 
 Ante la falta de subvenciones autonómicas, el taller de empleo de Els Ports ha dado el primer paso de un largo camino encaminado a recuperar el esplendor de la zona. “Nosotros apostamos por la actuación integral de puesta en valor, que conllevaría la explotación como recurso turístico”, afirma el alcalde de Forcall, Santiago Perez.

RED AUTONÓMICA ROMANA
Mientras tanto, el municipio forma parte de la red de ciudades romanas de la Comunitat Valenciana, impulsada por la Conselleria de Cultura, que persigue su configuración como marca turística. Participan Valencia, Elche, Alicante, Xàtiva, Llíria, Dénia, Forcall, Villajoyosa y Sagunto y, entre sus objetivos figura la creación de un logotipo como marca, una ruta virtual para posibilitar el acceso más rápido a la información del recorrido y un almacén de trabajo.

DAÑOS POR LA LLUVIA
“Queda mucho aún por descubrir --afirmá Pérez-- y también por proteger”. En este sentido, el Ayuntamiento ha remitido a la Dirección General de Cultura un informe sobre los daños causados por las lluvias de marzo sobre los restos excavados, con la finalidad de que la Conselleria “actúe o aporte las ayudas necesarias para reparar y evitar un mayor deterioro en la zona”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada