4 de enero de 2012

Castilla La Mancha declara BIC la villa romana de Noheda (Cuenca)

Detalle de uno de los mosaicos de la villa romana de Noheda (Cuenca).
El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) ha publicado este miércoles el acuerdo del Consejo de Gobierno que declara Bien de Interés Cultural, con categoría de Zona Arqueológica, el Yacimiento Villa Romana de Noheda, localizado en Villar de Domingo García (Cuenca).

La Consejería de Educación, Cultura y Deportes, considera, vistos los informes y datos técnicos pertinentes, que el mencionado bien reúne los valores históricos necesarios para gozar de la protección que la legislación vigente dispensa a los Bienes de Interés Cultural, por lo que entiende procedente su declaración como tal, con la categoría de Zona Arqueológica.

Esta decisión se comunicará ahora al Ministerio de Educación y Cultura a efectos de su inscripción en el Registro General de Bienes de Interés Cultural, tal y como explica el DOCM y recoge Europa Press.

YACIMIENTO

El yacimiento de Villa Romana de Noheda está situado en la pedanía de Noheda, en un terreno en ligera pendiente delimitado al sur por el arroyo Chillarón mientras que al norte se ubican los cerros de La Muela y El Castillejo.

Está compuesto por restos inmuebles de una villa romana. En particular, se han documentado varias habitaciones de lo que sería parte del edificio suntuario del complejo rural tardorromano.

La primera sala documentada tiene planta cuadrangular y presenta tres de sus lados rematados con sendas exedras, mientras que al oeste se ubica el acceso o entrada. Esta sala tricora tiene una superficie de unos 300 metros cuadrados y está pavimentada con mosaicos mientras que el zócalo de las paredes está decorado con opus sectile y la parte superior con pintura mural.

El programa decorativo musivario descubierto consta de una escena principal figurada que representa un cortejo nupcial y varias secundarias entre las que destacan una escena báquica, además de diversos paneles con decoración geométrica y vegetal. Al noreste de la sala tricora se ha documentado una sala de dimensiones más reducidas y planta octogonal cuyo zócalo interior presenta restos de la decoración vegetal estucada.

En el entorno de estas salas se han documentado otras habitaciones anexas en las que se han recuperado otros restos de pinturas y estucos decorativos. Además, se han registrado otro tipo de elementos estructurales y conducciones, así como numerosos elementos muebles entre los que destacan varios fragmentos de esculturas de mármol blanco. 

(Fuente: Gente Digital)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada