17 de febrero de 2011

Las obras de la Alcazaba de Badajoz sacan a la luz una puerta almohade

Las obras de rehabilitación de la primera fase de la Alcazaba árabe siguen dando sus frutos. Los trabajos arqueológicos, que se están llevando a cabo entre la Puerta de Carros y la Puerta del Alpéndiz del recinto amurallado, continúan arrojando datos sobre la larga vida de este enclave histórico. Recientemente han aparecido una nueva escalera y una puerta de época almohade.
Imagen de la puerta aparecida en la Alcazaba.
Ambas piezas se encontraban bajo tierra en la parte de la Alcazaba situada junto a la carretera de Circunvalación y las extracciones de tierra que se están llevando a cabo han permitido conocerlas. «En esta zona se ha ahondado hasta cinco metros de profundidad», explica José Manuel Márquez, de la empresa de arqueología Tera que codirige los trabajos que se están llevando a cabo en la fortificación junto con la empresa Alamut. Se trata de dos hallazgos de gran importancia, no sólo por sus grandes dimensiones, sino por su buen estado de conservación.
Las labores, que compaginan la limpieza y los movimientos de tierra con las excavaciones arqueológicas, han permitido descubrir una escalera de mampostería con arquería de tipología almohade hecha de ladrillo y granito. «Tiene una estética muy llamativa, pero es distinta a la primera que apareció, ya que aquella estaba construida de tapial», manifiesta Márquez.
Arcos
La escalera tienen debajo tres arcos, aunque José Manuel Márquez no descarta la posibilidad de que pueda haber más. «Puede tener cinco arcos, aunque todavía no lo sabemos porque no hemos llegado a esa parte. Tenemos que seguir excavando», indica.
Las excavaciones también han destapado una puerta de origen almohade. Este elemento tiene un arco de ladrillo y clave -parte alta del arco- de granito. Este elemento se ha encontrado justo en la unión de los dos recintos de la Alcazaba de la época musulmana. Esto quiere decir que la puerta podría comunicar la fortificación primitiva con su posterior ampliación almohade.
«Esta puerta enlazaría el recinto antiguo prealmohade con el almohade. No se descarta que sea la única puerta que exista, ya que posiblemente hubiese otra que comunicase dicha ampliación almohade con el exterior. Pero no hay que olvidar que todos estos hallazgos están en estos momentos en fase de estudio», asegura el codirector de los trabajos arqueológicos.
Balas e inscripciones
Pero no son los primeros hallazgos que salen a la luz. Hace unas semanas HOY publicaba que se habían descubierto otra escalera almohade, restos de unas construcciones que podrían ser casas que datan de los siglos XVI, XVII y XVIII, numerosos artículos de cerámica y una inscripción islámica. Además, desde que comenzaron las obras han aparecido medio centenar de balas de cañón de la Guerra de la Independencia y una serie de drenajes que estaban bajo tierra.
Los expertos coinciden en que durante el tiempo que dure la rehabilitación de este enclave, que forma parte de un convenio firmado por el antiguo Ministerio de la Vivienda, el Ayuntamiento de Badajoz y la Junta de Extremadura, seguirán saliendo a la luz nuevos hallazgos que permitirán conocer más datos sobre la Alcazaba.
(Fuente: Hoy)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada