Mostrando entradas con la etiqueta visigodos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta visigodos. Mostrar todas las entradas

19 de febrero de 2016

Regresa a Martos (Jaén) una moneda de oro visigoda acuñada en la ceca de Tucci hace 1.400 años

Se trata de un triente de oro del reinado de Suinthila (621-631) acuñado en la ceca de Tucci (actual Martos). Su peso es de 1,41 grs y ha sido adquirida en subasta cerrada por un particular marteño y depositada en la colección arqueológica privada del Padre Alejandro Recio Veganzones, en el colegio de los PP. Franciscanos de la localidad gienense.
Francisco Ocaña responsable de la colección arqueológica del P. Alejandro Recio
en plena tarea de catalogación de la moneda.
La Ceca (lugar donde se emite moneda) de Tucci, la antigua Martos, estuvo operativa durante más de un siglo, entre los años 610 y 711 y siete reyes visigodos acuñaron sus monedas en la antiquísima ciudad de la Peña: Sisebuto (612-621), Recaredo II (621), Suinthila (621-631), Sisenando (631-636), Khintilla (636-639), Ervigio (680-687), Egica (687-698) y por último Witiza (700-710).

La moneda, que ha sido adquirida en subasta cerrada por un particular vecino de Martos, está acuñada en oro de 24 kilates con un peso de 1,42 gramos y ha sido depositada por voluntad de su nuevo propietario en los fondos de la colección arqueológica del P. Alejandro Recio Veganzones y que actualmente gestiona la Fundación Cultura y Misión Francisco de Asís, al igual que el centro educativo que le sirve de sede.

Con ésta adquisición -nos comenta Francisco Ocaña, responsable de la colección arqueológica del P Recio, "hemos conseguido que una parte de la historia de Martos pueda ser disfrutada por todos sus ciudadanos". No ha sido una tarea sencilla la adquisición de este nuevo elemento para la Colección, prosigue Ocaña "ha supuesto muchos años de intentos infructuosos para conseguirla participando en las subastas cerradas que como mucho se organizan un par de veces al año". 

Anverso (con la inscripción SVINTHIL REX) y reverso
con su procedencia (IVSTVS TV:CI). 
"Al final, nuestros esfuerzos se han visto recompensados y hemos puesto un grano de arena más para cumplir uno de los sueños del padre Recio encaminados a sensibilizar a los vecinos de Martos de la riqueza patrimonial de su ciudad", concluye Ocaña.

MÁS MONEDAS
Pero, aunque ésta sí es la primera moneda acuñada en Tucci que enriquece la colección, no es la única que se expone al público, ya que la colección numismática incluye  otras monedas visigodas que han aparecido en Martos aunque con lugares de acuñación muy diverso. Así por ejemplo hemos podido apreciar otra moneda de oro del reinado de Liuva II (601-603 d.C) acuñada en Évora (Portugal) y otra del reinado de Chindasvinto (642-653 d.C) acuñada en Iliberri (Granada) que también apareció en Martos.


11 de noviembre de 2015

Salen a la luz unas grandes dependencias palatinas del S. VI en Recópolis, Zorita (Guadalajara)

Las excavaciones se han centrado en el edificio sur de la zona palatina en el que se ha documentado un potente nivel de destrucción e incendio del mismo. Este espacio, por ahora es el de mayores dimensiones y el mejor conservado de los inicios de la Alta Edad Media europea.
Ahora se abre una nueva fase de estudio de los materiales y restos. FOTO: EL LIBERAL DE CASTILLA.
La campaña de excavaciones en el Parque Arqueológico de Recópolis, en Zorita de los Canes (Guadalajara), ha terminado con importantes hallazgos que permiten conocer más en profundidad tanto la época visigoda como el posterior periodo andalusí.

Las excavaciones han sido desarrolladas por el grupo de investigación del área de Arqueología de la Universidad de Alcalá de Henares con la colaboración de la Fundación General de dicho centro académico, ha informado este martes en nota de prensa la Diputación de Guadalajara.

El equipo, dirigido por Lauro Olmo Enciso, catedrático de la Universidad de Alcalá y director de las excavaciones, ha realizado los trabajos en el edificio sur de la zona palatina.

MAYORES DIMENSIONES
Los hallazgos en este espacio, por ahora el de mayores dimensiones y el mejor conservado de los inicios de la Alta Edad Media europea, siguen aportando una información determinante tanto para la época visigoda (s. VI-VII d.C) como para el primer periodo andalusí (S. VIII-IX d. C.).

Las tareas, financiadas por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, avanzan en el conocimiento de unas dependencias palatinas únicas, su estructura, funcionamiento y significado, concretamente a partir del análisis de un potente nivel de destrucción e incendio del edificio, cuya excavación está aportando datos cada vez más precisos.

Se cierran así dos meses de excavación por la que han pasado además numerosos visitantes del Parque que se han interesado en los avances de la investigación.

Ahora se abre una nueva fase de estudio de los materiales y las muestras obtenidas.

24 de septiembre de 2014

Descubren una ermita visigoda en la villa romana de San Pedro del Arroyo (Ávila)

La campaña arqueológica llevada a cabo este verano en la villa romana de San Pedro del Arroyo (Ávila) ha dejado al descubierto los cimientos de una antigua ermita de planta de cruz griega, de origen visigótico.
El presidente de la Diputación, Agustín González, y el profesor Emilio Rodríguez Almeida, experto en urbanismo romano visitan el yacimiento. FOTO: DIARIO DE ÁVILA
Las excavaciones, promovidas por la Diputación de Ávila con un presupuesto cercano a los 50.000 euros, han permitido corroborar el uso "sacro" de las dependencias de esta villa romana datada en torno a los siglos III-IV después de Cristo y que está considerada por los expertos de gran importancia, comparable a La Olmeda (Palencia).

ADOSADA A UN PASILLO CON MOSAICOS
Aunque de pequeño tamaño, según ha explicado a los medios el presidente de la institución provincial, Agustín González, la ermita se encuentra adosada a un pasillo de más de treinta metros de largo y cinco de ancho que había sido hallado en campañas anteriores y que se encuentra decorado con tres tipos de mosaicos.

Aunque de época posterior a la villa, en torno a los cimientos de la ermita también han aparecido numerosas fosas funerarias "simples", bien talladas en el sustrato natural bien con lajas de piedra, pero "bastante monumentales", ha indicado la directora de las excavaciones, Rosalía Serrano.

MURO DE CIERRE DE LA VILLA ROMANA
La campaña de excavaciones de este año, asimismo, ha dejado al descubierto el muro de cierre de la villa por la zona sur, hacia donde se encuentra la localidad de San Pedro del Arroyo.

Se da la circunstancia de que, hasta ahora, los sondeos realizados no habían permitido comprobar los alzados de la villa, mientras que el hallazgo del muro ha dejado al descubierto un cimiento de mampostería y un alzado que combina piedra con encintados de ladrillo.


Aunque la iglesia actual impide tener una visión completa del extremo oeste, una vez marcado el límite de la villa romana por la zona sur y con el descubrimiento de las fosas y los restos de la ermita visigótica, para Rosalía Serrano queda asegurado el que, una vez concluido el uso residencial de la villa, ésta albergó edificios de culto en torno a los enterramientos y la ermita.

AVANZAR EN LAS EXCAVACIONES
Ante estos descubrimientos y los que se han realizado en campañas anteriores, en los que se han hallado más de seiscientos metros cuadrados de mosaicos, figurativos y geométricos, el presidente de la Diputación de Ávila ha mostrado su intención de continuar trabajando en campañas posteriores, con vistas a musealizar, con la ayuda de la Junta de Castilla y León, el yacimiento.

En este sentido, en próximas campañas se podría avanzar en la excavación de la parte sur del muro, donde "aún queda bastante espacio", así como en la zona de las habitaciones, que aún no ha podido ser delimitada.

Las excavaciones en la villa romana de San Pedro del Arroyo comenzaron en el año 2005 y ya se han excavado más de 2.000 metros cuadrados de los 5.000 que podría tener la residencia, ubicada en una finca de 1,5 hectáreas denominada 'El Vergel', a las afueras de esta localidad situada a treinta kilómetros de la capital abulense.

(Fuente: La Vanguardia / EFE)

31 de mayo de 2013

Una pizarra hallada en Badajoz desvela las cuentas de los últimos romanos de Lusitania

Las pizarras numerales son documentos escritos de gran interés, ya que aportan información sobre una época de la que no se tienen demasiados datos. Un equipo de investigadores del CSIC analiza una de estas pizarras encontrada en Valdelobos (Montijo, Badajoz), datada entre los siglos IV y V, con la intención de desvelar los usos de estos frecuentes pero poco conocidos documentos históricos.
La pizarra de Valdelobos es una de las pocas encontradas
en el entorno de Mérida.
FOTO: Iñaki Martín / SINC
Ya en la época visigoda (siglos VI-VIII) antes de que se extendiera el uso del papel, era necesario algún tipo de medio que permitiera hacer anotaciones ‘de usar y tirar’ para, por ejemplo, facilitar la contabilidad de un almacén o hacer ejercicios de escritura.

Este era el objetivo de las pizarras numerales, unos documentos escritos muy frecuentes –se conocen más de 2.000 en España–, que continúan siendo poco conocidos, ya que su información se reduce a números sin ninguna indicación.

“Descifrar su significado es todo un reto, porque son documentos de difícil interpretación que nos acercarían a la cultura y a los modelos de gestión de unas sociedades que se escapan a la documentación habitual”, explica Iñaki Martín, profesor de Historia Medieval de la Universidad de Salamanca. “Nuestro estudio plantea el origen y la evolución de los procesos culturales y sociales que están detrás de las pizarras numerales”, añade.

Martí y su compañero Tomás Cordero, junto a un equipo de arqueólogos e historiadores, analizaron una pizarra numeral encontrada en el yacimiento de Valdelobos (Montijo, Badajoz), datada entre los siglos IV y V; anterior a la cronología visigoda.

Este yacimiento fue una villa tardorromana, posteriormente reconvertida en necrópolis visigoda. De este estudio se deduce que los visigodos ‘heredaron’ las pizarras del mundo clásico.

La pizarra de Valdelobos presenta dos cuentas, separadas por una línea y escritas por manos diferentes. En cada una de las líneas completas, las cantidades tienden a sumar veinte.

“La suma quizá obedezca a la facilidad para calcular el total o para el almacenamiento posterior de ese bien de 20 en 20”, aclara Martín. En cada pizarra se cuenta el mismo producto –grano o aceite, por ejemplo– que, por lo tanto, no es necesario especificar.

Instrumentos de contabilidad

“La pizarra se encontró en una tumba, por lo que es un material reutilizado –explica Martín–. Aparece en una posición secundaria, es decir que forma parte de una estructura diferente a la original".

“El hecho de que aparezca en una villa implica su vinculación con las élites del momento”, indica Martín. El uso de la pizarra se puede asociar a las actividades profesionales o domésticas del propietario de la villa.

El que escribía sabía sumar y multiplicar. “Esto descarta a la población campesina, que ni poseía esos conocimientos ni necesitaba redactar estos documentos”, asegura el historiador.

Las conclusiones pueden extrapolarse a otras pizarras halladas en contextos tardorromanos y permite establecer su origen en la gestión de la propiedad, que se extendió a otros ambientes posromanos.

(Fuente: SINC / Arqueo Audema)

30 de mayo de 2013

Retoman las excavaciones en el yacimiento visigodo de Navalahija, en Colmenar Viejo (Madrid)

La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Colmenar Viejo, en coordinación con la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, pondrá en marcha el próximo 3 de junio y hasta el día 28 una nueva Campaña de excavaciones en el Yacimiento de Navalahija, uno de los dos yacimientos arqueológicos (el otro es el de Navalvillar) ubicado en la Dehesa de Navalvillar de la localidad madrileña.
El yacimiento de Navalahija, en Colmenar Viejo contará con un guía que permitirá visitar las instalaciones.
“El objetivo de esta nueva campaña es completar la excavación de uno de los edificios que ya se habían puesto al descubierto en campañas anteriores con el fin de ponerlo en valor e integrarlo en el área visitable del yacimiento”, explica el Concejala de Cultura colmenareño, Jorge García.

Yacimientos Visitables desde 2012
Y es que tanto el de Navalahija como el de Navalvillar forman parte, desde el año pasado, de la Red de Yacimientos Visitables de la Comunidad de Madrid, unos enclaves que se encuentran también en las inmediaciones de la Necrópolis visigoda de Remedios, el primer yacimiento visitable de nuestra región junto con la Necrópolis medieval de Sieteiglesias y el Conjunto arqueológico de la Dehesa de la Oliva, en Patones.

Un poblado del siglo VII
El poblado sobre el que se acometerán los trabajos -fechado entre el siglo VII y primera mitad del siglo VIII d. C.- se asienta entre los arroyos de Tejada y Pocito de Los Lobos, en la Dehesa de Navalvillar, y está formado por numerosas viviendas y edificios auxiliares, de carácter familiar.

Cimientos del edificio donde se asentaba una fragua
descubierta en la campaña de 2008.
Antigua zona minera y ganadera
Según lo descubierto hasta ahora por los expertos, esas viviendas y edificios se agrupan sin orden aparente y utilizan espacios comunes para su intensa actividad minero-metalúrgica, documentada a través de las cenizas, escorias y herramientas recuperadas en las estancias en que se procesaba el mineral metálico. Ésto ha hecho presuponer a los arqueólogos que los habitantes del poblado compaginaban esa actividad económica con la explotación de la ganadería ovina y caprina.

Conferencias y visitas guiadas
El Concejal de Cultura colmenareño destaca asimismo que su interés se centra “no sólo en poner al descubierto el patrimonio histórico que atesoramos en el término municipal sino también en darlo a conocer a los ciudadanos, uniendo la didáctica de la arqueología a la implicación vecinal en su conservación. De ahí que para nosotros sean igual de importantes las excavaciones en sí que la participación de los vecinos en ellas, las visitas guiadas a los yacimientos, las jornadas de puertas abiertas en estos enclaves, las conferencias o las publicaciones al respecto”.

Excavaciones en junio
La campaña que comenzará el próximo lunes finalizará el 28 de junio. A partir de entonces, otro equipo técnico de expertos emprenderá un trabajo de conservación y puesta en valor de lo excavado.


Un guía para explicar las excavaciones
La Concejalía de Cultura ha recordado, además, que mientras duren los trabajos habrá un técnico en el yacimiento que hará las veces de guía a todos aquellos que, de forma individual o en grupos, visiten el enclave para conocer el desarrollo de las excavaciones. También se instalarán in situ diferentes paneles explicativos y se repartirán folletos informativos sobre el conjunto arqueológico.
(Fuente: Madrid Norte)

26 de abril de 2013

Las obras de un aparcamiento sacan a la luz una villa romana y valiosos restos visigodos en Granada

También destaca el hallazgo de unas "potentes" estructuras de un molino del siglo I. El hallazgo puede transformar la historia de Granada, ya que es la primera vez que se descubren restos arqueológicos desde el siglo I hasta el VII. 
Mosaico policromado geométrico encontrado en la villa romana
de Los Mondragones (Granada). Foto: EUROPA PRESS
Sobre el terreno se aprecian las diferentes partes de la villa.
Foto: GRANADA HOY
Aunque en un primer momento los restos arqueológicos hallados en los Mondragones parecían carecer de valor, las obras han dado en los últimos días un giro de gran importancia. 

Bajo la tierra del antiguo Cuartel Militar situado en el distrito Beiro se ha encontrado una Villa Romana del siglo I y un conjunto de tumbas visigodas. Un hallazgo arqueológico de gran importancia que ha transformado el transcurso de las obras y de la historia de Granada por completo.

Según explicó ayer el director de la intervención arqueológica a pie de excavación, Ángel Rodríguez, en los terrenos de los Mondragones de más de 5.000 metros cuadrados ha sido localizada una auténtica villa romana que se mantuvo en esta ubicación posiblemente "de forma ininterrumpida" entre los siglos I y VI. Un espacio que consta de varios elementos "típicos", de esta construcción como las tierras de cultivo, una almazara y varias tumbas en un espacio dividido en dos partes.

En concreto, en los terrenos situados más al norte "encontramos la parte urbana de la villa con una vivienda y un jardín", donde se pueden ver los mosaicos policromados geométricos. 


Asimismo, se han desenterrado varias tumbas visigodas, de una "reocupación posterior de los terrenos", entre los siglos VI y VII. El arqueólogo destacó la importancia de los hallazgos, sobre todo porque con anterioridad no se habían encontrado restos arqueológicos de esta época en Granada.

Sobre el futuro de la villa, el alcalde de la capital, José Torres Hurtado, y la delegada de Cultura, Ana Gámez, ofrecieron ayer en su visita a los Mondragones algunos datos. En primer lugar se continuará con la excavación y el seguimiento de los hallazgos. Después, la Delegación de Cultura de la Junta valorará las propuestas del Ayuntamiento en materia de conservación y exposición. Entre ellas, destaca la conservación del molino, uno de los hallazgos más importantes que posiblemente se integrará en el aparcamiento. 
Pero además,  entre las propuestas destaca la reconstrucción de cinco tumbas romanas en esta misma ubicación. Estos enterramientos son importantes sobre todo por la forma en que fueron inhumados los cadáveres, que han aparecido con agujas para recogerse el pelo, monedas en la boca y lo más sorprendente, sin rótula en las rodillas, quizás como consecuencia de un rito, hasta ahora desconocido. 

Dada la estructura de la villa se cree que podría hacer más restos en la cara norte del terreno. Sin embargo, y dado que se encuentran en una parte externa a la obras de Mondragones estos restos tendrán que esperar para ver la luz. Según indicó el arqueólogo deberán extraerse de forma preventiva, y al tratarse de un terreno del Ayuntamiento y la Junta, ellos deberán llegar a un acuerdo.
(Fuente: Granada Hoy / Lourdes Mingorance)

11 de abril de 2013

Cultura retira los restos de una basilica visigoda tirados en un solar de Murcia desde hace seis años

La comunidad de propietarios en un comunicado, no acepta que la Junta exija a los propietarios de las viviendas ser "los guardas y custodios" del Patrimonio de la Región de Murcia. El servicio de Patrimonio Histórico ordenó ayer la retirada de estos bienes que han permanecido abandonados en un solar en los últimos seis años.
Los cuatro sarcófagos visigodos y fragmentos de fustes y columnas de la basílica paleocristiana de Joven Futura (Espinardo) ya están a buen recaudo en el depósito arqueológico de la Consejería de Cultura. El servicio de Patrimonio Histórico, dependiente de la Dirección General de Bienes Culturales, ordenó ayer la retirada de estos bienes que han permanecido abandonados en un solar de la calle Jerónimo Tristante en los últimos seis años.
Operarios cargando en cajas las piedras de los
sarcófagos bajo la supervisión de los técnicos.
Foto: Vicéns / AGM

La odisea de estas tumbas monolíticas parece haber terminado ya, tras publicar 'La Verdad' hace un mes que estaban arrumbadas como desecho y expuestas a un expolio. Cultura no quiso pronunciarse ayer sobre esta decisión, que se produce tras concluir el plazo concedido a la cooperativa Joven Futura para que los entregase en tiempo y forma a la Comunidad. Dicha petición ya se había formulado con anterioridad, aunque Joven Futura siempre ha mantenido que la protección del patrimonio histórico no les competía.

De hecho, Joven Futura reiteró ayer su estupor por el procedimiento seguido, ya que, según indicó la cooperativa en una nota, «no ha existido notificación al respecto ni ha habido resolución administrativa alguna; si la hubiera se presentarán las alegaciones y recursos oportunos». Cultura manifestó el lunes que, ante la negativa de la cooperativa a entregar los restos, asumiría de oficio la operación y pasaría la factura de la mudanza a los vecinos.

La junta directiva de Joven Futura considera que después de cuatro años y de dos escritos a Cultura exponiendo la situación de los restos arqueológicos, «no se nos puede seguir exigiendo que seamos los guardas y custodios del Patrimonio de la Región. Esta competencia es de la Consejería de Cultura, no de los socios cooperativistas». 


Según la Cooperativa, la empresa "especializada" contratada por
la Junta ha sido una empresa de mudanzas, obteniendo "como resultado"
la rotura de algunas piezas.
Foto: Joven Futura..
La entidad ha incorporado lo sucedido ayer al procedimiento judicial abierto para que sea objeto de valoración y enjuiciamiento de los magistrados. Joven Futura está batallando en los tribunales para que Cultura asuma los 8,9 millones de euros pagados por los vecinos por la excavación arqueológica.

Huermur pide más protección
La Asociación para la Conservación de la Huerta (Huermur) y el arqueólogo Javier García del Toro, que dieron la pista del abandono de los catafalcos de piedra, celebraron ayer que Cultura haya intervenido y confían en que se pongan en valor los restos en alguno de los jardines de la urbanización. Huermur, de hecho, ha solicitado a la Consejería de Cultura que declare Área de Protección Arqueológica con grado de protección B los suelos de los sectores ZA-Ed3, donde se sitúa la urbanización Joven Futura, y el ZM-Ed1 en Espinardo. También solicita la visita a los restos y estructuras que la entonces Dirección General de Cultura ordenó conservar in situ y hacer visitables y de los que no se sabe nada desde hace ya un lustro.
(Fuente: La Verdad / Manuel Madrid - AA. de Vecinos Joven Futura)

25 de enero de 2013

Un baptisterio del siglo VI demuestra la relevancia de Barcino en época visigoda

Los restos, en la Basílica dels Sants Màrtirs Just i Pastor en Barcelona son la primera prueba arqueológica de que la ciudad contaba con dos núcleos episcopales. La presencia de una piscina bautismal se vincula a la presencia de un obispo, ya que el ejercicio de este sacramento les estaba reservado en exclusiva, lo que prueban que había sido catedral y desentierra del olvido la importancia histórica del templo

El baptisterio es un elemento que utilizaban los obispos una vez al año.
Un baptisterio del siglo VI dC hallado entre los restos descubiertos en la Basílica dels Sants Màrtirs Just i Pastor -una de las más antiguas de Barcelona- prueba que el templo constituía el segundo núcleo episcopal de la ciudad, lo que confirma la relevancia de Barcino durante el imperio visigodo.

La reliquia, que forma parte de los restos que se descubrieron hace un año por azar durante el cambio de suelos de la basílica, ha sido presentada ese miércoles por su párroco, Armand Puig; el teniente de alcalde de Cultura, Jaume Ciurana; y la directora del estudio sobre la Barcelona cristiana y visigoda, Júlia Beltrán.

El baptisterio, un elemento que utilizaban sólo los obispos -una vez al año, en la víspera de Pascua-, habría estado cubierto por una capa de pintura roja, según Beltrán. Tiene forma de cruz, probablemente irregular, de la que se conserva un brazo y parte de un segundo, así como unos escalones en la parte interior del brazo entero que servían para descender y ascender, ha asegurado la arqueóloga.

El hallazgo demuestra que los visigodos, que llegaron a la ciudad el año 415 con el establecimiento de Ataúlfo y Gala Placidia y profesaban el arrianismo, ocuparon el entonces único núcleo obispal de Barcino, situado bajo la actual Catedral. Eso habría obligado al obispado cristiano romano a desplazarse a lo que hoy es la Basílica de Sant Just i Pastor -de ahí la presencia del baptisterio-, donde parece que ya había una comunidad eclesiástica.

Ya existían documentos tanto de esta dualidad obispal como de la convivencia de culto entre los cristianos romanos y los visigodos arrianos, una rama del primer cristianismo que negaban la divinidad de Jesús y que fue condenada como herejía en el 325 dC. Sin embargo, "dado que los documentos a veces exageran la realidad", el hallazgo arqueológico constituye la confirmación fehaciente de ambos hechos, ha afirmado Beltrán. Hace un año ya se encontraron restos de hasta el siglo I dC, que ayudarían a constatar que el culto cristiano se ejercía desde época romana tardía. En el mismo espacio también fue hallado un osario con restos de barceloneses muertos en el sitio de 1714.

Sant Just fue catedral
El hecho de que se confirme que la Barchinona visigoda fue una ciudad con dos núcleos obispales supone que, pese a su reducido tamaño, "tuvo un peso importante en la etapa visigoda, que continuó ejerciendo posteriormente como centro de poder", ha apuntado la investigadora. También constata que la basílica fue catedral, una hipotesis largamente sostenida que hasta ahora tampoco había podido confirmarse.

Asimismo, se entiende mejor el crecimiento del primer grupo episcopal de Barcelona -ocupó casi una cuarta parte de la ciudad- impulsado por el primer poder oficial y la política visigoda así como otros hallazgos en el entorno de Sant Just i Pastor, como dos sarcófagos encontrados cerca de la Basílica.

Beltrán ha enfatizado que el trabajo arqueológico justo acaba de empezar, pero que "se ha abierto una puerta enorme al estudio de Sant Just i Pastor y de la ciudad tardoantigua". Esta segunda fase ha tenido lugar de octubre a diciembre, se enmarca en el Pla Barcino para la recuperación y puesta en valor de la Barcelona romana y forma parte de un proyecto de investigación arqueológica más amplio sobre la Barcelona cristiana y visigoda, dirigido por Julia Beltrán de Heredia.

Ciurana ha destacado que el descubrimiento encaja con la voluntad del Gobierno municipal de plantearse y comprobar "nuevas hipótesis arqueológicas", aunque ha condicionado el avance de las obras de investigación en la basílica a su condición de lugar de culto y parte de la trama urbana.

4 de diciembre de 2012

Un desprendimiento destruye el eremitorio visigodo de Giribaile, en Vilches (Jaén)

Desaparece gran parte de uno de los cuatro complejos del importante eremitorio de este singular enclave arqueológico.
Giribaile, el extraordinario enclave arqueológico ubicado en término de Vilches, que conserva importantes restos ibéricos, romanos, visigodos y árabes, acaba de sufrir otra adversidad irreparable. El desplome de una inmensa masa rocosa ha aplastado buena parte de su eremitorio visigótico, concretamente el oratorio que ocupaba el tercero de los 4 complejos rupestres del antiguo refugio de eremitas ubicados en el farallón de la vertiente sur de la meseta de Giribaile.
Varias personas contemplan el desprendimiento del oratorio
visigodo de Giribaile.
Foto: J.A. García Márquez
El enorme bloque pétreo, cifrado en varios centenares de toneladas, aplastó también algunas viviendas. No hubo que lamentar desgracias personales porque nadie transitaba por el lugar y porque el conjunto de viviendas bajo el farallón rocoso de la meseta que mira al valle del Guadalimar están deshabitadas.

Al parecer el desplome en el conjunto de cuevas conocido como espeluca, ha sido causado por las fisuras que la lluvia, el calor y el paso del tiempo ocasionan en las enormes moles de rocas sedimentarias. Aunque es la versión más extendida, los expertos que en la mañana de ayer domingo se dejaban ver en la zona no descartaban la posibilidad de que las captaciones de agua subterráneas influyan en el desequilibrio geológico que se viene produciendo en la meseta en los últimos 4 años.

Ya en la primavera de 2008 se registró el desprendimiento de otra enorme masa de piedra a la altura del mismo complejo rupestre. «La naturaleza de la roca que sirve de soporte a estas cuevas y los propios procesos físicos a los que está sometida, convierten este entorno en un lugar muy inestable en el que es frecuente la caída de grandes bloques de piedras que se desgajan del frente externo del farallón, dificultando la lectura correcta de los espacios interiores», expresa el arqueólogo Luis María Gutiérrez Soler, autor de la 'Guía arqueológica de Giribaile'.
El profesor Juan Peña en una visita al eremitorio de Giribaile
 a principios de año con periodistas especializados
Foto: SEMER Turismo

Hace más de dos siglos la zona sufrió también graves alteraciones que le fueron atribuidas al terremoto de Lisboa de 1755. En aquella ocasión los daños se llevaron buena parte de estas cuevas, templos naturales del siglo IV, manifestación primitiva de la vida monástica en el mundo cristiano. 

Con una extensión de casi 16 hectáreas, Giribaile se considera clave para el estudio histórico de la evolución del territorio y de las bases sociales de las comunidades iberas. De estratégica ubicación entre los cauces del Guadalimar y el Guadalén, el conjunto mantiene estrecha relación con el centro neurálgico de Cástulo, los santuarios de Castellar y el Collado de los Jardines en Santa Elena.

Necesidad de un estudio geológico
En los próximos días está previsto que al lugar se personen geólogos, historiadores y arqueólogos para estudiar la posibilidad de nuevos desprendimientos. Todos coinciden en la necesidad de hacer un estudio geológico de esta inmensa zona arqueológica que contiene un gran poblado ibérico (oppidum), los restos de una monumental fortaleza medieval que vigiló la frontera tras la conquista cristiana de los pasos de Sierra Morena en 1212 y este interesante conjunto de cuevas del primer milenio de nuestra era, ahora parcialmente destruido. Estas covachas, conectadas entre sí por estrechos laberintos, constituyen un legado de nivel nacional.

La paulatina destrucción del conjunto arqueológico supone una pérdida patrimonial de capital importancia.

12 de agosto de 2012

Hallado un anillo de oro de época visigoda en Riocueva (Cantabria)

El anillo ha sido analizado y contiene un 80% de oro y un 20% de plata.
El anillo contiene una inscripción con el nombre PAVL (A).
Los arqueólogos que están trabajando en el yacimiento de la cueva Riocueva de Entrambasaguas han anunciado el hallazgo de un "excepcional" anillo de oro de la época visigoda, según informa en nota de prensa del Gobierno de Cantabria.

La pieza presenta una "curiosa" decoración formada por cuatro letras enfrentadas de dos en dos, dispuestas de forma muy similar a los segmentos de círculo que adornan algunas de las estelas discoideas gigantes cántabras del Valle de Buelna.

Esas letras parecen formar la palabra PAVL(A), seguramente el nombre de la persona que lo llevaba puesto cuando fue enterrada en la cueva.

Su reducido diámetro permite suponer que Paula era apenas una niña cuando murió, señala el Ejecutivo.

En esta época el oro solía mezclarse con plata para la elaboración de joyas y monedas.

El anillo de Riocueva ha sido analizado y contiene un 80% de oro y un 20% de plata.

Aunque se trata de objetos bastante frecuentes en los contextos funerarios de época visigoda, lo habitual es que los anillos sean de bronce o más raramente de plata, lo que convierte a este ejemplar en una pieza excepcional.

La primera campaña de excavación en este yacimiento se desarrolló en el otoño de 2011, con financiación de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria.

Contó con la participación de una docena de voluntarios que, bajo la dirección de los arqueólogos José Ángel Hierro Gárate y Enrique Gutiérrez Cuenca, excavaron en diferentes puntos y realizaron una prospección sistemática de las galerías.

En esos trabajos se recuperaron restos humanos de al menos cuatro individuos, fechados por, carbono 14, en torno a los siglos VII y VIII, y un buen número de objetos que les acompañaban en su última morada.

La excavación llevada a cabo en Riocueva se integra dentro del Proyecto Mauranus, dedicado al estudio de la Tardoantigüedad y la Alta Edad Media en Cantabria, a través de la arqueología.

La investigación tiene un enfoque multidisciplinar y cuenta con la colaboración y el asesoramiento de numerosos especialistas de diversas instituciones, como la Universidad de Cantabria (UC), el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, la Universidad de Valencia, la Universidad del País Vasco, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad de Poznan (Polonia), el Museo de Altamira o el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria.

Esta colaboración está permitiendo realizar estudios sobre el yacimiento y sus materiales en diferentes campos, alguno de ellos pioneros en la región: análisis de paleomicrobiología, estudios de paleodieta, análisis químicos de materiales, estudios antropológicos, arqueobotánicos, etc.

Además, los materiales arqueológicos están contribuyendo en gran medida a mejorar el conocimiento sobre las producciones metálicas y alfareras de los inicios de la Edad Media en Cantabria.

Teniendo en cuenta la pequeña superficie excavada durante 2011, todo hace suponer que el número de hallazgos relevantes puede repetirse en las siguientes campañas, aumentando, si cabe, la importancia de un yacimiento que está llamado a convertirse en una referencia clave para el estudio arqueológico de los inicios de la Alta Edad Media en el norte peninsular.

Está previsto retomar las excavaciones en septiembre de 2012.

(Fuente: Europa Press)

6 de julio de 2012

El Museo de Huesca expone el anillo visigodo hallado en Jaca

Fue recuperado durante las excavaciones realizadas en la Plaza de San Pedro de Jaca hace una década. Se trata de una joya de plata que data del siglo VII d.C. y el entalle del II d.C
Se trata de una joya de plata que data del siglo VII d.C. y el entalle del II d.C.
El Museo de Huesca expone por primera vez un anillo visigodo con entalle que fue recuperado durante las excavaciones realizadas en la Plaza de San Pedro de Jaca hace una década. Se trata de una joya de plata que data del siglo VII d.C. y el entalle del II d.C.

Antes de pasar a formar parte permanente de la sección hispano-visigoda del centro oscense, el anillo permanecerá expuesto aparte como pieza destacada de este trimestre.

La pieza es un anillo con chetón oval en el que va engastado un entalle de pasta vítrea morada y decorada en hueco con una figura de Zeus-Júpiter sentado en su trono.

El entalle puede pertenecer al siglo II d.C. de la época romana, la joya en la que está engarzado es posterior. La datación radiocarbónica del difunto que lo portaba lo sitúa en el siglo VII. Por tanto, la pieza está compuesta por un entalle de pasta vítrea de tradición hispano romana engarzado en un anillo posterior y depositado en una sepultura de inhumación en pleno apogeo de la cultura hispano visigoda.

Esta joya, junto a otros datos recuperados en esta excavación confirman la continuidad de la ocupación del solar jacetano entre la época romana y el periodo medieval, lo que había venido denominándose los siglos oscuros.

29 de septiembre de 2011

Guadamur (Toledo) promoverá nuevas excavaciones en ‘Guarrazar’

El objetivo es continuar la campaña que inició el Instituto de Arqueología Alemán en el 2005. La alcaldesa recuerda que durante esa etapa se descubrió la estructura de una posible basílica.
El Ayuntamiento de Guadamur espera recibir autorización para la apertura de una campaña de excavaciones en el sitio de Guarrazar, donde fue descubierto el famoso tesoro homónimo, compuesto principalmente por coronas y cruces votivas que los reyes visigodos españoles ofrecieron a la Iglesia.
Parte del tesoro visigótico de Guarrazar.
Según resaltó la alcaldesa guadamurense, Sagrario Gutiérrez, entre los años 2002 y 2005 el convenio de colaboración entre el Instituto de Arqueología de Alemania y el Ayuntamiento arrojó a la luz los restos de una estructura que podría corresponderse con una antigua basílica visigoda.


La alcaldesa y diputada popular ha adelantado a este periódico que mantendrá un encuentro con el consejero de Cultura, Marcial Marín, para presentarles el proyecto a la espera de una futura colaboración que permita la permanencia continuada de un equipo de investigación con trabajadores voluntarios que permitan sacar a la luz más restos visigodos, en la zona que quedó inexplorada.


“Ya es importante que se encontrara el tesoro”, ha apuntado la alcaldesa pero también habría que preguntarse “por qué enterraron en ese lugar el tesoro”.


La noticia la ha dado a conocer después de celebrar la IV edición de las “Jornadas Visigodas” que se celebraron el pasado fin de semana en la localidad toledana, aunque más reducidas que en años anteriores, ya que se ha suprimido su plano lúdico y recreativo . La alcaldesa ha señalado que la reducción coincide con el compromiso de los municipios con la “austeridad”, razón por lo que las jornadas han quedadolimitadas a su ámbito académico, quizás “el más importante” de estas jornadas, ha opinado Gutiérrez.


Las ponencias contaron con la intervención del historiador Ventura Leblic y el también historiador y bibliotecario del Hospital Nacional de Parapléjicos que ha dado a conocer los trabajos de investigación de su tesis doctoral centrada en el mundo visigodo.
(Fuente: El Día Digital)

17 de julio de 2011

Joya visigoda abandonada en Barbate (Cádiz)



Tras ser sometida a un riguroso proceso de recuperación, la ermita de San Ambrosio fue dejada a su suerte en 2004

Enclavado en pleno pinar de la Breña, un paraje de singular belleza a medio camino entre la carretera que lleva de los Caños de Meca a Barbate, se levanta una de las joyas del visigodo del sur peninsular: la ermita de San Ambrosio.

 Una minuciosa obra de rehabilitación llevada a cabo en dos fases -del 98 al 2000 y de 2002 a 2004- logró sacarle todo el brillo arqueológico y constructivo, de cara a su inmediata puesta en valor. Pero, incomprensiblemente, hoy día está abandonada a su suerte y al designio de las vacas que, literalmente, pastan allí a sus anchas. Y es que en la actualidad esta propiedad del Obispado de Cádiz y Ceuta está arrendada y es objeto de pastoreo.

Así lo lamenta la arqueóloga que dirigió la excavación, Paloma Bueno, quien asegura que se le parte el alma cuando regresa por el que fue el centro neurálgico de su trabajo durante estos cuatro años que duró la intervención, junto a las dos escuelas taller que se pusieron en marcha para su recuperación.

"Lo dejamos perfecto, hicimos la obra de consolidación a través de una gran estructura enorme de metal, se limpió, se hizo el vallado, un camino de acceso y se excavó. Solo faltó techarlo". Incluso se arreglaron las naves anexas de cara a la construcción del futuro centro de visitantes. Pero la falta de entendimiento entre administraciones o la propia desidia y falta de interés que este tipo de iniciativas culturales despiertan en este país, y en esta provincia, hicieron el resto. Y eso que fue en época de bonanza económica.

¿El resultado? Puede verse en las fotos. Un bien patrimonial -fue declarado BIC en 2004- dejado a su suerte, inmerso en la vegetación que salvajemente aflora sobre el terreno y cuyo máximo fin es servir de alimento a los bóvidos. Animales que, por cierto, pisotean los restos romanos que encuentran a su paso, ya que bajo a la ermita yace una villa romana y detrás, la necrópolis.

Y no queda aquí la cosa. Según asevera la arqueóloga, una enamorada de este bello rincón al que regresa cada vez que puede, "hay restos que dejamos en el terreno porque no pudieron ser depositados en el Museo de Cádiz que han desaparecido. Aquello quedó vallado y cerrado". Pero los candados están rotos, entregando este bien a la total desprotección.

 Haciendo recuento, la coqueta ermita fue sometida a dos intervenciones de rehabilitación y de consolidación con la puesta en marcha de la Escuela Taller de San Ambrosio I y II, en una actuación que promovió la Mancomunidad de la Janda con la colaboración del Obispado de Cádiz como propietario, el Ayuntamiento de Barbate y el INEM, que subvencionó el proyecto. Este trabajo fue concebido como un proyecto multidisciplinar integrado por diferentes grupos de albañilería, carpintería, recursos forestales, turismo rural y el módulo de auxiliar de arqueología que lideró la propia Paloma Bueno.

El fin era rehabilitar la ermita y su entorno, para lo que se realizó el Proyecto de Intervención Arqueológica de Urgencia que fue aprobado por la Delegación de Cultura en abril del 99 con el fin de realizar las investigaciones arqueológicas previas a los trabajos de restauración. "Fue un trabajo muy gratificante y en el que colaboró mucha gente", rememora.

Concretamente, durante los dos primeros años se llevó a cabo la eliminación de construcciones anexas derruidas, se excavó parte de la necrópolis y la villa romana -tanto en el atrio de la ermita como en la trasera- y se localizaron importantes restos constructivos como columnas, mosaicos, pintura mural, cerámica, vidrio y numismática. La segunda escuela taller trabajó en el apuntalamiento de los arcos, el estudio paramental, ejecución del cerramiento, recuperación del acceso, mejora del entorno e instalación de paneles.

Fue tal el fervor que despertó en su momento, que el Ayuntamiento de Barbate le otorgó el nivel de protección integral, propio de los yacimientos que deben ser conservados para su estudio y disfrute cultural público. Pero de nada sirvió, ya que ni Obispado, ni Junta, ni Ayuntamiento de Barbate ni Mancomunidad de Municipios de la Janda velan hoy por su salvaguarda. La de una joya visigoda abandonada.
Foto: Imagen actual de la ermita de San Ambrosio, totalmente desprotegida y rodeada de vegetación, tras su abandono en 2004, cuando concluyó la segunda Escuela Taller encargada de su rehabilitación.

(Fuente: Diario de Jerez)

7 de julio de 2011

Hallada en Vicálvaro (Madrid) una necrópolis visigoda con 900 enterramientos

Las sepulturas se hallaban a 30 centímetros de profundidad. El área contiene también vestigios romanos y medievales
Madrid posee una riqueza en arqueología visigoda muy superior a la que se suponía hasta ahora. Así lo demuestra el reciente hallazgo de la mayor necrópolis de aquella civilización posromana en el territorio de la región y, presumiblemente, de toda España. Ha sido excavada en un valle situado en Vicálvaro, entre Vallecas y Mejorada del Campo, y data de una época que los historiadores sitúan entre los siglos VI y VII de nuestra era. Alberga más de 900 sepulturas, por su entidad un número insólito para este tipo de enterramientos, según la catedrática de Historia Antigua de la Complutense, Rosa Sanz.
Una de las sepulturas del yacimiento de Vicálvaro.


La detección del nuevo cementerio visigótico se produjo hace ahora un año y su excavación comenzó el pasado diciembre. Entonces nadie imaginaba la extensión real, medida ahora con precisión: ocupa 1,5 hectáreas de una planicie otrora cerealera surcada por dos arroyos y con minas para la extracción de sílex. Las fosas sepulcrales fueron cavadas a unos 30 centímetros de profundidad. Muestran las específicas cistasvisigóticas, lajas de piedra que bordean su perímetro. Miden entre 160 y 170 centímetros de longitud y medio metro de anchura. En ellas fueron depositados más de 900 cadáveres de adultos con los cráneos orientados hacia el Este. Unos 700 han sido ya exhumados. A ello hay que añadir una veintena de sepulturas de pequeño tamaño para niños. Empero, algunos infantes fueron enterrados en sepulturas para tres cadáveres.


A diferencia de los sarcófagos utilizados por los romanos, los visigodos sepultaban a sus deudos con sus ajuares dentro de cajones de madera, sellados por herrajes y clavos que, en esta ocasión, sí se han conservado. Entre los hallazgos destacan un puñal de la época goda y algunos aros, hebillas y broches de bronce a los que se atribuye valor sólo documental. El enclave de la necrópolis sugiere a la catedrática Rosa Sanz la cercanía de una urbe de considerable tamaño, aún no localizada. "Alcalá de Henares (que dista unos 20 kilómetros) sí fue un enclave visigodo de importancia", señala.


En el mismo paraje donde se encuentra esta necrópolis -no lejos del Cerro Almodóvar, la gran meseta de sílex que domina el barrio de Santa Eugenia, junto a la autovía de Valencia- se han documentado también importantes vestigios altoimperiales romanos, otros de la Alta Edad Media, algunos restos islámicos y numerosos otros de la etapa bajomedieval cristiana hasta el siglo XIV. Se trata de cuevas convertidas en habitáculos, además de silos subterráneos para el almacenaje de granos y basamentos de construcciones de poca entidad, pero desplegados por una superficie de seis hectáreas. Por todo ello, la zona en su conjunto compone, por su secuencialidad, uno de los escenarios documentales más completos de la historia arqueológica madrileña, con sedimentaciones consecutivas yuxtapuestas.


Los visigodos llegaron a España procedentes de Escandinavia y de la Europa oriental tras la declinación romana. Implantaron un sistema de vasallaje del que surgiría el feudalismo. Trocaron su paganismo originario por el cristianismo y protagonizaron una sangrienta guerra civil entre ortodoxos y arrianos, para sucumbir ante el empuje musulmán tras la alianza entre el conde Julián y huestes islámicas procedentes del Norte de África.


Cuatro son las grandes zonas en las que se ubican los yacimientos ahora descubiertos por el equipo de hasta 18 arqueólogos, así como antropólogos, geólogos, paleontólogos, y topógrafos de la empresa Argea que, con los de las compañías Arquex y Area, operan en la zona. Han sido contratados para las juntas de compensación de Los Berrocales y Los Ahijones, entidades cooperativas, para analizar el sustrato arqueológico donde la compañía Sacyr planea erigir centenares de viviendas en las inmediaciones de la ermita de la Virgen de la Torre, histórico lugar de culto.


Laura Rivero es, desde el lunes, la titular de la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid. Este organismo, por ley, supervisa la excavación, registro y documentación de los hallazgos. Cuando culminen los trabajos decidirá qué proporción de los yacimientos encontrados podrá ser musealizada. Rivero sustituye en el cargo a José Luis Martínez Almeida, director general desde 2007.

(Fuente: El País)

8 de mayo de 2011

Las excavaciones en La Alcudia (Elche) sacan a la luz un importante edificio de época romana

Con mucho mimo y paciencia avanza uno de los proyectos más importantes de la Fundación La Alcudia que ya cuenta con buenos resultados. Las excavaciones en la zona de las casas ibéricas del yacimiento ilicitano han descubierto una edificio monumental que está aportando una gran cantidad de objetos dispuestos a narrar la historia del pasado. 
Las excavaciones han sacado a la luz un gran edificio
 que fue utilizado durante la época del imperio romano. 

El equipo técnico ha excavado, en los casi dos meses que lleva en marcha el proyecto, algo más de un metro de profundidad. Lo suficiente para localizar un edificio de grandes dimensiones y que ha creado, dado sus características, muy diferentes a las del resto de edificaciones que se han localizado en el yacimiento, la incertidumbre e intriga de los arqueólogos.

El director del proyecto de excavaciones, Alejandro Ramos, destacó que "las excavaciones están siendo ricas en cuanto a estructuras y estratos". Ramos indicó que "hemos localizado una arquitectura importante, que parece ser una vivienda romana remodelada y reconvertida en un edificio de uso público". No obstante, el arqueólogo se muestra cauto porque queda mucho por excavar y conocer, y es que hasta que se no llegue a los cimientos del edificio cualquier conjetura puede ser errónea.

Alejandro Ramos indicó, sin embargo, que "creemos que estamos ante un inmueble que fue utilizado en la época imperial que presenta grandes sillares muy bien trabajados, donde también destacan los enlucidos, que nos indican, junto con las tuberías de plomo, el uso del agua en una especie de balsa". Ramos indicó que "no es un edificio al que le encontremos algún parecido con los localizados con anterioridad".

Otra de las particularidades del nuevo edificio hallado en La Alcudia es que, en él, se ha localizado una especie de despensa donde se han encontrado cabezas de caballo y cerdo. Un hecho que según dice Alejandro Ramos "nos indica que era una sociedad muy carnívora".
  • Entre los numerosos objetos hallados durante la excavación también hay muchas monedas, agujas de hueso y cerámica de la época visigoda.
Otro hallazgo importante, poco después de arrancar los trabajos, fue el de un enterramiento musulmán, el primero de éstas características que se ha encontrado en el yacimiento ilicitano. Alejandro Ramos explicó que "la tumba localizada en La Alcudia está siendo examinada por una arqueóloga y médica, un trabajo que dará buenos resultados".

Mientras el proyecto de las excavaciones sigue dando resultados, desde el yacimiento esperan que pronto puedan reanudarse las obras de remodelación del museo paralizadas por las desavenencias entre la Generalitat Valenciana, que financia el proyecto, y la empresa contratista, que dejó de trabajar al no cobrar las certificaciones. Desde el yacimiento desconocen cuando podrían volver los trabajos al museo, aunque se apunta que podrían reanudarse la próxima semana tras resolverse el conflicto.

22 de abril de 2011

San Isidoro de Sevilla (Cartagena 556 - Sevilla 636)

Arzobispo, Doctor de la Iglesia, teólogo, historiador. Reconocido como el hombre mas sabio de su época
Vida de San Isidoro de Sevilla

Nació en Cartagena, España el año 556. Su padre llamado Severiano, nacido en Cartagena, probablemente era de una familia romana, pero estaba emparentado con los reyes visigodos.
San Isidoro convirtió a los reyes visigodos del arrianismo al catolicismo.

Isidoro o Isidro de Sevoña era el menor de cuatro hermanos. Sus dos hermanos, Leandro y Fulgencio también llegaron a ser santos. Su hermana Santa Florentina, fue abadesa de varios conventos.
Su hermano Leandro que era mucho mayor que él, se encargó de su educación porque quedaron huérfanos siendo Isidoro un niño. Probablemente lo envió a un monasterio para seguir estudiando.
Isidoro llegó a ser uno de los hombres mas sabios de su época, aunque al mismo tiempo era un hombre de profunda humildad y caridad. Fue un escritor muy leído. Se lo llamó el Maestro de la Edad Media o de la Europa Medieval y primer organizador de la cultura cristiana. La principal contribución de San Isidoro a la cultura, fueron sus Etimologías u Orígenes, una "summa" muy útil de la ciencia antigua condensando, mas con celo que con espíritu crítico los principales resultados de la ciencia de la época, siendo uno de los textos clásicos hasta mediados del siglo XVI.
Fue un escritor muy fecundo: entre sus primeras obras está un diccionario de sinónimos, un tratado de astronomía y geografía, un resumen de la historia desde la creación, biografías de hombres ilustres, un libro sobre los valores del Antiguo y del Nuevo Testamento, un código de reglas monacales, varios tratados teológicos y eclesiásticos y la historia de los visigodos, que es lo más valioso en nuestros días, ya que es la única fuente de información sobre los godos. También escribió historia de los vándalos y de los suevos.
San Isidoro fue como un puente entre la Edad Antigua que terminaba y la Edad Media que comenzaba. Su influencia fue muy grande en Europa, especialmente en España. Entre sus discípulos está San Ildefonso de Toledo.
Probablemente ayudó a su hermano Leandro, obispo de Sevilla a gobernar la diócesis. Le sucedió en el cargo cuando murió. Su episcopado duró treinta y siete años, bajo seis reyes, completó la obra comenzada por San Leandro, que fue de convertir a los visigodos del arrianismo al catolicismo.
Su principal preocupación como obispo fue la de lograr una madurez cultural y moral del clero español. Fundó un colegio eclesiástico, prototipo de los futuros seminarios, dedicándose personalmente a la instrucción de los candidatos al sacerdocio.
Como su hermano, fue el obispo mas popular y autorizado de su tiempo.
Continuó la costumbre de su hermano de arreglar las cuestiones de disciplina eclesiástica en los sínodos, cuya organización se debió en gran parte a San Leandro y San Isidoro.
San Isidoro presidió el segundo Concilio de Sevilla en 619, y el cuarto Concilio de Toledo, en 633. Muchos de los decretos del Concilio fueron obra de San Isidoro, especialmente el decreto que se estableciese un seminario en todas las diócesis.
Su sistema educativo era abierto y progresista, propuso un sistema que abarca todas las ramas del saber humano.
Según parece, San Isidoro previó que la unidad religiosa y un sistema educativo amplio, podían unificar los elementos heterogéneos que amenazaba desintegrar España y gracias a eso gran parte del país se convirtió en un centro de cultura, mientras que el resto de Europa se hundía en la barbarie.
Otro de los grandes servicios que San Isidoro prestó a la Iglesia española fue el de completar el misal y el breviario mozárabes, que San Leandro había empezado a adaptar de la antigua liturgia española.
San Isidoro se formó con lecturas de San Agustín y San Gregorio Magno.
Su amor a los pobres era inmenso. En los últimos seis meses aumentó tanto sus limosnas que los pobres llegaban de todas partes a pedir y recibir ayuda.
Cuando sintió que iba a morir, pidió perdón públicamente por todas sus faltas, perdonó a sus enemigos y suplicó al pueblo que rogara a Dios por él. Distribuyendo entre los pobres el resto de sus posesiones, volvió a su casa y murió apaciblemente el 4 de abril del año 636 a la edad de 80 años.
La Santa Sede lo declaró Doctor de la Iglesia, en 1722.

7 de enero de 2011

Hallazgo visigodo en Navarra: Olite recupera su piedra fundacional del rey visigodo Suintila (S. VII)

Apenas quedan testimonios escritos de lo que se conoce como los Años Oscuros de la historia, los que seguirían a la caída de Roma. Hoy se presenta en Olite uno de los pocos que se han encontrado, una piedra con el nombre del rey visigodo Suintila, quien habría fortificado la ciudad como puesto fronterizo contra las incursiones de los vascones, allá por la segunda década del siglo VII.


El hallazgo se debe a Juan Ciriza, agricultor de Sansomain, un pueblo de Orbaibar a 15 kilómetros de Erriberr (Olite). Él encontró, en una pared, una piedra escrita. No supo qué significaba hasta hace unos meses, pero aun así, la guardó. Buena parte de la inscripción se conserva bien, «(...)eologite (...)eon per (...)uhintilanem Regem», seguida de lo que parece ser una alfa y una omega. La traducción, revisada por miembros del Museo Arqueológico, viene a significar en castellano «Olite (...) por el rey Suintila».
La piedra fue encontrada por un agricultor de Sansomain.

El texto lleva directamente a una de las épocas más oscuras de la historia del País Vasco, doscientos años después de la caída de Roma, un periodo sobre el que apenas hay documentación escrita. Hace referencia al amurallamiento de la ciudad de Theologite u Oligitum a manos del rey visigodo Suintila, tras una campaña victoriosa contra los vascones, quienes, al parecer, solían lanzar incursiones contra los restos de lo que había sido la provincia romana tarraconense. 



  • Es un hallazgo extraordinario, porque demuestra la vinculación de Navarra con los reinos visigodos.
Suintila fue un gran caudillo militar, pues logró expulsar de la península a los últimos bizantinos, algo que a la postre le convertiría en rey. Se atribuyó el título de domador de los vascones, pero resulta muy dudoso que hubiera doblegado a toda la Vasconia. Lo cierto es que su reinado duró muy poco, unos diez años (621-631). Suintila acabaría siendo excomulgado y se le confiscaron todos sus bienes. Murió en 634. Los siguientes reyes heredarían ese título de «domuit vascones».
Polémica entre historiadores
El descubrimiento de la piedra de Sansomain promete ser polémico. Sobre ella chocarán dos corrientes de historiadores: los españolistas y los que mantienen una versión más nacionalista. Suintila es un rey adorado por los historiadores españolistas, quienes lo consideran el gran unificador de la Hispania visigoda, aquello que se reconquistó a los árabes unos siglos después. Por contra, los nacionalistas consideran que esa visión borra del mapa la existencia del Ducado de Vasconia y critican que los españolistas jamás han sido capaces de mirar más allá del Pirineo, donde los vascones habían erigido un estado sobre las ruinas de la provincia romana de Novempopulania.
En el fondo, lo único que confirma la piedra que se presenta hoy, es que Suintila amuralló y fundó Olite, probablemente sobre alguna fortificación (oppidum) romana. Por tanto, el rey visigodo reforzó las defensas contra el enemigo vascón. Pero, ¿quiénes eran los vascones? Tomás Urzainki es uno de los historiadores navarros que más ha ahondado en este periodo tan oscuro de la historia. «Lo primero que hemos de desterrar es la idea de tribus vasconas. Los vascos en aquella época estaban más civilizados que los propios visigodos, simplemente porque aquí la romanización había sido mucho más profunda». Urzainki apunta que el contacto entre vascos y romanos se había producido durante ocho siglos, mientras que los visigodos habían conocido la civilización romana hacía tan solo dos, cuando invadieron el imperio.
Además, el historiador sostiene que para hacer frente a los visigodos no valían escaramuzas de tribus, sino que había que confrontar con un ejército fuerte, organizado y bien armado. En este sentido, liga la piedra de Sansomain con los restos de armas encontrados en el yacimiento de Buzaga, en la Cuenca de Iruñerria, donde se han hallado restos de las armas que empleaban los vascones para sus guerras en aquella época: azkonas o puntas de lanza, espadas, cuchillos y puñales. Urzainki asegura que se trata de armas de buena factura, tanto en la técnica de forja como en los materiales que se emplean. Estos yacimientos de Elortz, confirmarían, además, la etnia vascona de quienes poblaban Iruñerria, dado que en los enterramientos visigodos nunca se encuentran armas.
Asimismo, el grado de civilización o romanización de los vascones de los Años Oscuros se aprecia en el desarrollo urbano, en «De Laude Pampilona», donde se describe a la capital navarra como una ciudad amurallada con 67 torres y de grandes proporciones, parte de cuyos restos se encontraron debajo de la Plaza del Castillo, pero fueron nuevamente tapados por el ayuntamiento de Iruñea, ferviente defensor, por otra parte, de la teoría españolista, que niega la presencia vascona y señala que, durante aquella época todos los habitantes de Nafarroa también eran visigodos o francos. Sin embargo, el único vestigio indubitadamente visigodo hallado en Euskal Herria es la propia piedra que será desvelada hoy en la casa de cultura de Erriberri a las 20.00 horas.
(Fuente: Gara)