Mostrando entradas con la etiqueta necrópolis romana. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta necrópolis romana. Mostrar todas las entradas

7 de diciembre de 2016

Hallan necrópolis romana de incineración en Isla Canela (Huelva)

Es una construcción de planta circular con dos espacios claramente definidos con un área de cremación y otra con depósitos funerarios donde aparecen elementos de ajuares personales en homenaje a los difuntos
Monumento funerario en la primera área delimitada de la necrópolis de incineración. FOTO: M.G.
Los últimos trabajos arqueológicos en el yacimiento romano de Isla Canela-Punta del Moral, en Ayamonte (Huelva), han sacado a la luz una necrópolis de incineración, inédita hasta la fecha, cuyo máximo exponente será el hallazgo de un nuevo monumento funerario.

El hallazgo en este yacimiento arqueológico, en el estuario del río Guadiana, se ha producido a raíz del inicio de la obra de reforma de la carretera que da acceso a la aldea de Punta del Moral, para la que se estimó una zona cautelada en la que se especificaron dos áreas.

En una de ellas, según se recoge en el informe realizado por los arqueólogos Jesús de Haro, Benjamón Cabaco y Elisabeth García, es donde se ha descubierto esa necrópolis que, según los expertos, habla por primera vez de la existencia de áreas funcionales en el interior de este espacio sacro.

Se trata de un hallazgo "singular y de gran importancia histórica" dentro del contexto general de conocimiento relativo al mundo funerario del Periodo Romano de la Provincia de Huelva.

Es una construcción de planta circular/circuloide elaborada en fábrica de mampuestos de pizarras y compuesta de dos cuerpos estructurales, Anillo y Cámara, alcanzando unas dimensiones de 3,50x3,00 metros.

En su entorno inmediato se localiza un área de cremación para la acometida de los rituales asociados a los enterramientos de incineración que se acometieron en el lugar, conformando todo el conjunto un área Sacra que se complementa con la aparición de muros que delimitarán físicamente este espacio, separándolo de las inhumaciones que se desarrollan al oeste en la misma necrópolis.

Alrededor de ese Espacio Sacro se disponen los diversos depósitos funerarios, registrados también con estas nuevas excavaciones, con los restos de las cremaciones de los difuntos, dispuestos en fosas individualizadas.

Son fosas de enterramientos en donde aparecen elementos de ajuares personales en homenaje a los difuntos -monedas, útiles de bronce, elementos de adorno metálicos, copas y jarritos de vidrio o de cerámica, ollitas o lucernas fragmentadas-, restos del soporte de los enterramientos y numerosos restos de los desechos de los banquetes fúnebres asociados al ritual del enterramiento en sí.

Se trata, según los expertos, de una necrópolis que presenta una alta potencialidad de cara a investigaciones futuras, por su complejidad, características, proceso de monumentalización y coexistencia de ritos.

20 de octubre de 2016

Sorprendente hallazgo de una necrópolis de la Edad del Bronce durante las obras de una carretera en Huelva

Se trata de uno de los pocos vestigios de ésta época encontrados en la campiña onubense. En el área de trabajo también se ha descubierto una necrópolis visigoda con enterramientos y ajuar de los s. V-VI d.C. un edificio agropecuario de los s. XVI-XVII y otras dos necrópolis romanas.
Estela megalítica del tercer milenio a.C. siendo desmontada para su traslado al Museo Provincial de Huelva.
Las obras de la variante de la N-435 a su paso por las localidades de Beas y Trigueros (Huelva) han sacado a la luz una necrópolis prehistórica, de la Edad del Bronce, con restos humanos y ajuar y que constituye uno de los pocos vestigios de esta época hallados en la campiña onubense.

Miguel Ángel Vargas, de Geryon Gabinete de Arqueología S.L., empresa encargada de los trabajos arqueológicos, preciso que la necrópolis se ha encontrado en un yacimiento de época moderna ya documentado denominado Los Torcales. Han sido las obras de control arqueológico llevadas a cabo a raíz de los movimientos de tierra por maquinaria pesada las que han permitido hallar esta necrópolis, a bastante profundidad.

Vargas ha resaltado que se trata de un hallazgo «interesante» y ha avanzado que los restos óseos hallados serán analizados por el Museo Arqueológico de Córdoba para determinar la procedencia de las personas allí enterradas. Asimismo, ha explicado que servirá para comprender «cómo funciona el Bronce Medio en relación con otras zonas de la provincia como la capital o la sierra, al entenderse la campiña, por sus propias características, como una zona de tránsito de mercancías entre el medio serrano y marino».

Ello, ha apuntado, permite determinar que la Campiña onubense, por dicha particularidad, ha sido testigo de la presencia de muchos núcleos habitados a lo largo de la historia que podrían permanecer ocultos bajo tierra, por debajo de los 40 centímetros, a la espera de ser descubiertos.



Enterramiento y ajuar de los s. V-VI d.C.
CUATRO HALLAZGOS ARQUEOLÓGICOS
Y ello es así porque, según ha apuntado, no ha sido éste el único yacimiento hallado durante estas obras, sino que a este se suma otras cuatro entidades arqueológicas más.


Uno de ellos se corresponde con un edificio agropecuario del siglo XVI-XVII bastante bien conservado y otro una necrópolis visigoda de los siglos VI y VII d.C. en cuyo interior se han encontrado enterramientos con bastante ajuar y restos óseos.

A estos se suman otras dos necrópolis romanas, una del siglo III a.C con un total de 25 enterramientos, que forma parte de la zona desconocida del yacimiento del Pozancón, y otra más modesta, que, según los arqueólogos, podría haber sido utilizada para el enterramiento de esclavos y trabajadores.

Por último, se han excavado hasta un total de 40 estructuras circulares o basureros, en cuyo interior se han encontrado restos de cerámica, útiles neolíticos o incluso enterramientos de perros familiares.

EQUIPO DE INVESTIGACIÓN
El equipo formado por los arqueólogos Esther Sordo, Ana Pajuelo y Miguel A. Vargas trabaja desde el mes de mayo de 2015 de la mano de un grupo de entre cuatro y ocho operarios –dependiendo en cada caso de la extensión y complejidad de la superficie objeto de estudio- analizando las entidades arqueológicas halladas una vez comenzadas las obras de construcción de la variante de la N-435 del punto kilométrico p.k 205,8 al 218, 8.
(Fuente: ABC / EFE)

15 de septiembre de 2016

Las obras descubren una necrópolis romana en la Sagrera (Barcelona)

Los restos han sido localizados en las proximidades de lo que fue una villa romana. Los arqueólogos califican de "extraordinario" el hallazgo porque ayudará a ampliar los conocimientos históricos de la ciudad
Vista de la primera fosa completamente desenterrada. FOTO: EL PERIÓDICO.
Unas obras han vuelto a poner al descubierto restos del pasado de Barcelona. Los servicios de arqueología del Ayuntamiento han descubierto una nueva necrópolis romana de la época republicana durante las obras de rehabilitación y ampliación del edificio conocido como Torre de La Sagrera, que será el futuro casal del barrio.

De momento se han podido localizar tres fosas de inhumación con sus respectivos cuerpos, uno de los cuales fue trasladado el martes pasado aldepósito arqueológico de Zona Franca ante la previsión defuertes lluvias, que han obligado a proteger la excavación de forma improvisada.

El primer hallazgo se hizo la semana pasada, mientras se excavaba una nueva red de servicios colectores para el nuevo casal y también para el recién inaugurado Colegio La Sagrera. Esta parte de las obras ha sido paralizada hasta que se recuperen y se estudien debidamente las tumbas de la zona en construcción.


YACIMIENTO "EXTRAORDINARIO"
A causa de los trabajos de urbanización, las fosas han quedado parcialmente seccionadas y algunos de los esqueletos han sufrido daños por el trabajo de la maquinaria. No obstante, los restos se encuentran en muy buen estado de conservación, afirma Eva Orri, arqueóloga al frente de la recuperación.

Los arqueólogos que trabajan en el lugar han calificado de “extraordinario” el descubrimiento y creen que estas sepulturas se corresponden con la villa romana del Pont del Treball Digne, ubicada a unos doscientos metros del lugar y que es previo a la fundación de Barcino, señala el arqueólogo Dídac Pàmies, que ha recordado que antiguamente toda esa área era una gran explotación agrícola.

Gracias a los restos de cerámica encontrados junto a las tumbas, los expertos han podido datar el hallazgo en el siglo I a.C., una antigüedad que coincide con la de la villa de La Sagrera. Además, las tumbas se encuentran al lado de lo que fue una vía romana, un lugar de inhumación muy común en esa época.

Muy cerca de esa zona, donde se iniciaron las obras de la estación del AVE de La Sagrera, se encontraron hace cinco años 16 yacimientos arqueológicos con restos de 59 personas y de construcciones diversas correspondientes a un periodo histórico de como mínimo 5.800 años. Una amplia etapa que abarcaba desde el neolítico antiguo hasta el siglo XIX, pasando por las épocas ibera, romana y medieval. Un rompecabezas que también ha sido de gran ayuda para reconstruir el pasado de Barcelona.

EN BUSCA DE OTRO HALLAZGO
Los Serveis d’Arqueologia de Barcelona ya estaban haciendo un seguimiento de las obras porque cabía la posibilidad de que se pudiera desenterrar una de las entradas a un refugio antiaéreo de la Guerra Civil encontrado durante otras obras en la Torre de la Sagrera. Sin embargo, los arqueólogos aseguran que este inesperado hallazgo servirá para ampliar el conocimiento sobre la historia de Sant Andreu durante la época romana.

El jefe de la obra, José Miguel Franco, explica que están colaborando activamente con el equipo de arqueólogos. “No esperábamos dar con una necrópolis, pero no queremos que los restos sufran más daños”.

El único esqueleto totalmente desenterrado se corresponde a un adolescente que ha sido apodado 'Augustus' por los colegiales de los dos centros educativos colindantes, los máximos espectadores del hallazgo durante estos días.

3 de septiembre de 2015

Hallan una pileta destinada a rituales funerarios en la necrópolis romana de Gades (Cádiz)

Está datada en el S.I d.C. y se ha encontrado a dos metros y medio de profundidad en buen estado de conservación. Mide 4x4 metros y está dotada de escalones para acceder fácilmente a ella. Está asociada a la necrópolis de Gades y era el lugar destinado al ritual funerario de los cadáveres -donde los lavaban, perfumaban y preparaban, antes de ser enterrados,
La calle Huerta del Obispo sigue destapando la historia de Gades (Cádiz). En esta ocasión, los trabajos arqueológicos que se desarrollan en el número 4 de esta vía han dejado al descubierto una pileta de grandes dimensiones vinculadas a la necrópolis de Cádiz, destinada concretamente al ritual funerario de los cadáveres -donde los lavaban, perfumaban y preparaban, antes de ser enterrados, e incluso lavaban los huesos una vez incinerados-.

BUEN ESTADO DE CONSERVACIÓN
El reciente hallazgo se ha producido a dos metros y medio de profundidad, donde ha aparecido esta parte de la necrópolis romana, esta estructura rectangular cuya singularidad estriba en su gran dimensión, unos cuatro metros por cuatro metros, así como su buen estado de conservación. La pileta está dotada de escalones a ambos lados, para acceder fácilmente a ella.

Aunque todavía es pronto, pues acaba de aflorar la estructura en el terreno, parece ser que data del siglo I.d.C, según fuentes cercanas a la excavación.


LA DE MAYOR DIMENSIÓN
Este tipo de piletas vinculadas a las sepulturas y al ritual funerario cuenta con varios antecedentes en la zona de necrópolis. La excavación de la bodega Abarzuza, en los Cuarteles de Varela, la que tuvo lugar en el barrio de San Severiano, y más recientemente en el Portillo, han dejado al descubierto varias estructuras destinadas a este mismo fin. Si bien, ésta es de las de las mayor dimensión hasta ahora localizadas.

POZO DE NORIA
En este mismo solar también ha aparecido un pozo datado en el siglo XVIII, que podría ser de noria. Un dato que corroboraría la situación en planos con la zona de alberca y la noria que en aquella época se ubicaban por esta zona.

Los trabajos de control arqueológico se desarrollan desde el pasado 12 de agosto en este solar a cargo de García Pantoja María Eugenia S.L.N.E. Un terreno donde la empresa Promociones Puente Bahía S.L. promueve un bloque de 14 viviendas.

Hace unos meses en esta misma calle también fue localizado parte de un edificio romano, una construcción articulada en torno a un pozo central.

31 de agosto de 2015

Hallado un sarcófago romano en las obras de los Jardínes de la Agricultura de Córdoba

Está tallado con temas florales, se conserva en perfecto estado y alberga un esqueleto en su interior. Está fabricado en plomo y mide 1,75 metros de largo por 0,35 de ancho. Todavía se encuentra pendiente de su apertura tras su extracción y traslado para un estudio más profundo. 
Estado de las obras en los Jardines de la Agricultura. FOTO: A.J. GONZÁLEZ
Las obras que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ejecuta en los Jardines de la Agricultura (o de Los Patos) deparaban nuevas sorpresas al margen de la necrópolis romana hallada al poco de iniciarse y el muro califal que se ha tenido que integrar en el proyecto. 

En esta ocasión, las labores de pilotaje han sacado a la luz un nuevo hallazgo, que no afecta al proyecto pero sí tiene gran importancia por lo infrecuente que es, un sarcófago romano tallado con temas florales, con un esqueleto dentro, que se encuentra pendiente de su apertura tras su extracción y traslado para un estudio más profundo. El sarcófago está fabricado en plomo y mide 1,75 metros de largo por 0,35 de ancho.

UN PERSONAJE IMPORTANTE
El sarcófago romano apareció hace una semana, según indican fuentes de la Secretaría de Estado de Cultura, que aseguran que está "prácticamente perfecto", a excepción de una esquina, que está dañada pero que se puede restaurar. Las mismas fuentes señalan que tenía "su correspondiente tapa, también de plomo", y está "labrado con motivos vegetales". Añaden que la tapa se encontraba cerrada y que "presumiblemente" acoja los restos de "un personaje importante de la época acompañado de su ajuar". El Ministerio de Cultura asegura que, tras su traslado --ya efectuado--, "se va a proceder a realizar un informe arqueológico sobre el procedimiento a seguir, el contenido del mismo, el estado de conservación, época, así como una valoración económica de la restauración del mismo, interna y externa".


Cultura afirma que "el hallazgo no afecta a la construcción de la biblioteca", como sí lo hizo "el muro nazarí ya recuperado que se integrará" en la misma. El muro califal formará parte de la sala infantil, y su integración y puesta en valor ha afectado tanto al interior como al perímetro exterior del edificio. Para ello, hubo que retocar el proyecto, modificando parte del talud y del espacio donde irá la rosaleda que había en los jardines.

Los trabajos de seguimiento arqueológico, que lleva a cabo la empresa Arqueoqurtuba, que fue también la encargada de las catas en el 2009, empezaron a finales del año pasado. En cuanto a obra, hasta ahora, y según Cultura, se ha ejecutado una buena parte del pilotaje. 


A CINCO METROS POR DEBAJO DE LA COTA
El sarcófago romano apareció precisamente cuando la adjudicataria llevaba a cabo el movimiento de tierras para realizar la cimentación especial por el pilotaje. El descubrimiento se produjo en la parte más oriental del solar --en la que está más alejada a la estación del AVE--, entre dos zonas de pilotaje, que, según Cultura, "no han afectado a su integridad". 

El sarcófago se hallaba "a una cota inferior a los enterramientos romanos encontrados en el otro extremo, en el sector occidental del solar", que estaban "sin cubierta alguna, por lo que se deduce que se trata de un enterramiento anterior" y de "una pieza más relevante". El sarcófago estaba cinco metros por debajo de la cota de rasante.

16 de junio de 2015

Descubren tumbas y monedas de diferentes épocas en Algeciras (Cádiz)

La excavación arqueológica que se está llevando en el parque junto a Villa Smith en Algeciras sigue aportando nuevos e importantes hallazgos que van a permitir profundizar en el conocimiento de la historia local. También han aparecido dos piletas romanas para salazón de pescado y un pendiente de oro.
El alcalde de Algeciras acudió para informarse en el lugar de los hallazgos. (FOTO: EUROPASUR)
Tras evidenciar el descubrimiento de una necrópolis cristiana, la primera de esta índole en la ciudad, el arqueólogo municipal que dirige los trabajos, Rafael Jiménez, ha desvelado que se ha podido concretar que los restos humanos hallados hasta el momento corresponden a castellanos, de los primeros repobladores de Algeciras tras el periodo islámico y que estuvieron en la ciudad entre los años 1344 y 1369.

En un comunicado remitido a los medios se informó ayer que el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, se desplazó hasta la zona de la excavación para ser informado directamente por parte del arqueólogo que dirige los trabajos.

ENTERRAMIENTO DE MUJER
Por otro lado, avanzó Jiménez al primer edil que estiman que el enterramiento completo que apareció el martes pasado es de una mujer, lo que se ha deducido por la forma de los huesos de la pelvis y, junto a ese cuerpo, y aún sin excavar totalmente, se han encontrado los restos de lo que parece un niño o adolescente debido a la longitud de los huesos.

  • Además han aparecido dos nuevas tumbas, una de ellas muy seccionada y otra correspondiente a un enterramiento de características muy diferentes a los anteriores, por lo que se baraja que pertenezca a un periodo anterior, quizás tardorromano. 
El arqueólogo recordó que los primeros enterramientos estaban directamente en el suelo, sin ataúd, tumba ni sudario, mientras que el último está dentro de una tumba rectangular de mampostería cubierta de grandes lajas y tiene encima restos de época romana. No obstante, el arqueólogo advirtió que de momento se trabaja sólo con hipótesis y que se está a la espera de que un antropólogo realice un estudio más pormenorizado.

DOS PILETAS PARA SALAZÓN DE PESCADO
Por otra parte, los trabajos han alcanzado la zona donde se han encontrado dos piletas completas de salazón de pescado, incluso con sus remates más altos, y restos de lo que se cree que era el cerramiento de la factoría que discurriría por debajo del muro del parque Las Acacias.

Estas piletas también formarían parte de la factoría romana de salazones que se localizó hace años en la calle San Nicolás y que cuenta con la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), ya que tienen el mismo desarrollo e igual orientación.

Asimismo, Jiménez manifestó que estos hallazgos vienen a corroborar el importante complejo industrial en torno a las conservas de pescado que hubo en Algeciras en época romana, que ocupó prácticamente la mitad de la Villa Vieja.

PENDIENTE DE ORO
La factoría fue amortizada en el siglo VI con restos de pescado, cerámicas y de la propia fábrica, con lo que el estudio de estos restos aportan también información muy importante. Así lo ha sido en este caso, ya que se ha encontrado un pendiente de oro en perfecto estado, con su engarce y una pequeña piedra verde que no se ha podido verificar si es semipreciosa. Para el director de la excavación, se trata de un hallazgo muy relevante, poco habitual ya que los pendientes eran objetos de lujo y que se cree que, en este caso, debieron perderse durante los trabajos de amortización de la factoría en el siglo VI.

MONEDAS ROMANAS Y CASTELLANAS
También, como es más habitual, han aparecido varias monedas que aún no están datadas. Sí se sabe que dos de ellas son castellanas, de la época de Alfonso XI, y que una de ellas fue acuñada en Toledo y otra probablemente en Ávila. Hay en torno a una docena más, probablemente romanas, y una de ellas del siglo III, de la época de Claudio II.

La excavación durará una semana más en la que se espera poder definir mejor los enterramientos y la factoría.

Los trabajos los está realizando el Museo Municipal, de la Delegación Municipal de Cultura, y con la autorización de la Delegación Territorial de Cultura de Cádiz, y se plantearon a partir de unas obras de la Mancomunidad de Municipios para restituir el cerramiento del parque Las Acacias que corría el peligro de desplomarse.

(Fuente: Europa Sur)

17 de abril de 2015

El CSIC alerta del deterioro en la tumba circular de la necrópolis romana de Carmona (Sevilla)

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN), dependiente del Consejo Superior de investigaciones Científicas (CSIC) han analizado el estado de conservación de la tumba del mausoleo circular del municipio sevillano de Carmona, donde han constatado el "deterioro que la actividad humana está produciendo" y proponen una serie de medidas necesarias para la conservación del monumento arqueológico.
Interior de la Tumba del Mausoleo Circular de Carmona, donde se ha hecho un estudio de los daños que presenta. FOTO: SERGIO SÁNCHEZ-MORAL
Según informa el CSIC en un comunicado, la tumba del mausoleo circular forma parte de la necrópolis romana del siglo I ubicada en Carmona, que cuenta con una cámara funeraria excavada en el interior de un edificio circular de sillares cuyas paredes estuvieron enlucidas, contando con una planta rectangular con bóveda de cañón. Con once nichos repartidos en cerca de seis metros cuadrados, es el único mausoleo de la necrópolis que conserva la cubierta de la cámara y parte de la estructura exterior.

EL DETERIORO POR LA ACCIÓN HUMANA "ES MAYOR EN UN SIGLO QUE EN 2.000 AÑOS"
"La exhumación de las tumbas de la necrópolis de Carmona ha acelerado su deterioro, provocando en un siglo un grado de alteración mayor que el acumulado durante 2.000 años", explica el investigador del MNCN Sergio Sánchez-Moral, que añade que la secuencia de intervenciones tras su descubrimiento, que incluyen la modificación del acceso y el interior de la tumba, "ha modificado las condiciones ambientales con un fuerte incremento de la humedad, altas tasas de condensación y un marcado sobrecalentamiento en el techo".

En este estudio, advierte de destrozos como pintadas y ralladuras provocados por algunos visitantes, además de señalar que se han identificado y localizado colonizaciones microbiológicas, así como la pérdida de material y la desintegración de las paredes excavadas.

"El análisis de las formas y los mecanismos de alteración, así como de los rangos microambientales en los que se desarrollan, nos permite delimitar unos umbrales de seguridad microambiental bajo los cuales los procesos de deterioro disminuirían su efectividad", aclara Sánchez-Moral.


MEDIDAS CORRECTORAS
Mantener la humedad relativa del aire por debajo del 65 por ciento, reducir la oscilación térmica en el interior de las tumbas o reducir la concentración de CO2 hasta valores similares a los atmosféricos son algunas de las medidas que proponen los investigadores. Asimismo, advierten de que cualquier intervención para la restauración del interior de la tumba debe ir precedida por medidas previas que corrijan el origen del deterioro.

"El principal problema de la necrópolis es el exceso de humedad, por lo tanto, lo primero que hay que lograr es disminuir la cantidad de agua que se filtra a las tumbas", comenta. En este sentido, proponen medidas que han estructurado en dos plazos y escalas de trabajo diferentes: medidas locales y a corto plazo para impedir la entrada de agua directa a las tumbas, y medidas a medio y largo plazo para la reestructuración del drenaje a escala del Conjunto Arqueológico.

(Fuente: 20 Minutos / Europa Press)

6 de abril de 2015

Hallan una necrópolis romana del siglo IV en Granja de Torrehermosa (Badajoz)

Se han descubierto 25 fosas, con huesos de adultos y niños, que datan del año 320 d. C. en la carretera que une Granja de Torrehermosa y Peraleda del Zaucejo.
Las fosas están cubiertas con tégulas.

La Campiña Sur no deja de aportar historia en cuanto a la época romana se refiere. La aparición de restos humanos en la carretera entre Granja de Torrehermosa y Peraleda del Zaucejo ha dejado al descubierto una necrópolis romana de la primera mitad del siglo IV, aproximadamente del año 320 D.C. 

En total se han descubierto 25 fosas, con restos óseos perfectamente conservados de personas adultas y niños.

El doctor en historia y arqueólogo Marcos Hunt, del estudio de arqueología y patrimonio Arqueo-pro que está trabajando en la zona, dice que las fosas están cubiertas con tégula y con abundantes ajuares funerarios asociados, depositados como ofrendas, «entre los que se encuentran recipientes cerámicos, aunque también han aparecido vasos de vidrio y algunos elementos metálicos: de hierro, de base cobre y algunos podrían ser de bronce, lo que se determinará tras someterlo al estudio pertinente». Se trata de un yacimiento arqueológico de cierta importancia por su extensión.

Ahora cinco arqueólogos, dos de ellos especializados en épocas romanas, y un equipo de antropólogos físicos excavan y trabajan en el área que ha quedado al descubierto tras las obras de ensanche y reforma de la carretera BA-159.

«La intervención no se va a limitar a la zona de afección de la carretera sino también a una banda de dos metros que corresponde a la zona de expropiación», informó Hunt.

UN ASENTAMIENTO MÁS AL ESTE

La necrópolis está relacionada con un asentamiento que se encontraría más al este, entre la carretera y el río Zújar, y que aún está por excavar y descubrir. Se trataría de un asentamiento romano de cierta relevancia arqueológica que solo se puede conocer de momento a través de los restos que hay en superficie.

«Son varias hectáreas que tienen una ocupación a lo largo de muchos siglos: hay cerámicas que se pueden adscribir a épocas romanas republicanas y algunos elementos incluso anteriores y la fase final se puede prolongar hasta el siglo VI o VII, lo que tiene una perduración de bastantes siglos», según el arqueólogo.

Al final de la intervención se realizará un informe técnico que se remitirá a la dirección de Patrimonio Cultural para que se establezcan las medidas oportunas de protección para este nuevo yacimiento.

La aparición de la necrópolis romana no afectará al desarrollo de las obras, «puesto que se excavan y se estudian los restos 'in situ' y luego se extraen», explicó Marcos Hunt. 

(Fuente: Hoy / José Miguel Amaya)

18 de diciembre de 2014

Las obras de un centro comercial destapan una nueva necrópolis en San Fernando (Cádiz)

Por el momento se han exhumado una treintena de enterramientos. La actuación arqueológica se ha ampliado mientras se realiza el trabajo de catalogación de los restos hallados. Existen indicios de que estaría enmarcada en la II Edad del Hierro aunque por el momento no se ha especificado nada sobre esta cuestión.
Restos encontrados en la necrópolis neolítica de Camposoto, en San Fernando. Foto: DIARIO DE CÁDIZ
Las excavaciones arqueológicas que se están desarrollando en la parcela que se convertirá en el futuro polígono comercial de Janer a la entrada de San Fernando, se encuentran en un momento crucial de la intervención tras hallarse más de una treintena de tumbas en el lugar.

Un hecho por el que desde Zona Franca ya se ha tomado la determinación de ampliar la actuación mientras que actualmente los trabajos se centran en la catalogación de los restos hallados.

La primera fase de estos trabajos finalizaron en el pasado mes de octubre y se han concluido con una hallazgo cuya importancia aún se está valorando.

Por el momento no se han dado más detalles pues el proceso no está muy avanzado, aunque se espera poder ampliar la información a lo largo de los próximos días.

Hay que recordar que esta posibilidad ya se recogía en la carta arqueológica de San Fernando. Según este documento en Janer podría estar ubicada una nueva necrópolis con decenas de enterramientos. Existen indicios de que estaría enmarcada en la II Edad del Hierro. Si bien por el momento no se ha especificado nada sobre esta cuestión.


Precisamente en el informe de la catas no se recogía nada al respecto y sólo se destacaban dos zonas en las que se debía prestar especial atención, aunque en principio alejadas de la categoría que se encuentra en la carta arqueológica.

En una de ellas sí que se especificaba la necesidad de realizarse una excavación más profunda para comprobar su importancia, mientras que en la otra tan sólo se deberían de llevar a cabo labores de control para comprobar los posibles restos.


VARIOS HORNOS PÚNICOS
De esta manera ha sido en la primera zona, la que está más cercana a la carretera, donde presumiblemente se habrían realizado los hallazgos. Aunque en las catas lo que se recogía era la posibilidad de que existieran restos púnicos. De hecho, además de las tumbas también se han hallado varios hornos púnicos.

Respecto a la otra zona, lo que se presupone es que existan restos romanos aportados en deposición secundaria. Habrían llegado allí como consecuencia de movimientos o vertidos a nivel.

Incluso se aporta una posible datación de estos restos que se enmarcarían entre el siglo primero antes de Cristo y siglo primero después de Cristo. Pero en este caso no se tiene que realizar una actuación determinada, tan sólo labores de control para comprobar los restos que se vayan encontrando.

Pero ahora mismo los trabajos se centran en determinar la importancia de las tumbas halladas y en realizar la catalogación de los restos. Algo que no es sencillo y que precisa su tiempo, por lo que también se está realizando una nueva planificación de las actuaciones que ahora se deben acometer en Janer.

27 de junio de 2014

Descubren un baluarte del S. XVII, un tramo de Vía Augusta y mausoleos romanos bajo el mercado de Sant Antoni

Además del baluarte defensivo del S. XVII, las obras del mercado de Sant Antoni en Barcelona, han permitido documentar un tramo de la Vía Augusta, estructuras funerarias romanas y la escultura de una cabeza también de factura romana. Todo ello en uno de los mercados de la ciudad construidos según el estilo de la denominada "arquitectura del hierro" y obra del arquitecto Rovira i Trías en 1882.
La escultura representa la cabeza de un joven adolescente y debe proceder de un monumento funerario.
Foto: LA VANGUARDIA
Un equipo de arqueólogos ha hecho importantes hallazgos arqueológicos en el subsuelo del mercado de Sant Antoni (Barcelona), tras siete años de excavaciones en el edificio, construido por el arquitecto Antoni Rovira i Trias en 1882 según el Plan Cerdà y actualmente inmerso en un proceso de remodelado y modernización.

BALUARTE DEL S. XVII
Estos hallazgos han sido realizados bajo la dirección de los arqueólogos Emilio Hinojo García y Jacinto Sánchez Gil de Montes quienes han descubierto los restos, muy bien conservados, del baluarte de Sant Antoni y su sistema defensivo, que datan del siglo XVII.

Los restos conservados del baluarte, de planta pentagonal, tienen 90 metros de longitud, 2,10 metros de anchura y 5 metros de alto y están revestidos en sillares de piedra de Montjuïc y rellenos de piedra y mortero de cal.

VÍA ROMANA Y RESTOS FUNERARIOS
Las excavaciones también han permitido descubrir un tramo de la Vía Augusta, en cuyos laterales se han documentado estructuras funerarias (mausoleos) de las familias de la ciudad romana de Barcino, la actual Barcelona, con restos de lechos funerarios o pequeñas piezas de ajuar. Entre estos hallazgos, ha aparecido una escultura romana que representa la cabeza de un joven adolescente y que debe proceder de un monumento funerario.

Los expertos aseguran que las excavaciones hechas en el mercado de Sant Antoni han permitido documentar la vía romana, con sus diferentes cambios de recorrido, los enterramientos asociados y la "centuriación" de la colonia de Barcino, un modelo de organización territorial propio de la época romana del emperador Augusto.

Estos hallazgos arqueológicos han sido fruto del trabajo conjunto entre el Instituto Municipal de Mercados de Barcelona, el Instituto de Cultura de Barcelona y los responsables del proyecto de reforma del mercado de San Antoni, que ha puesto todo su empeño en preservar este importante patrimonio arqueológico. Todos los departamento implicados en estos hallazgos arqueológicos desean que los ciudadanos hagan suyo este patrimonio cultural y que lo puedan visitar.

Los hallazgos documentados abarcan restos de la época romana, del sistema defensivo de la ciudad en el siglo XVII y de la época moderna, en uno de los mercados de la ciudad construidos según el estilo de la denominada "arquitectura del hierro", subrayan sus promotores.

(Fuente: La Vanguardia / EFE)

26 de junio de 2014

Sacan a la luz ocho nuevas tumbas romanas en Cástulo

Las excavaciones arqueológicas de urgencia en el yacimiento de Cástulo, en Linares (Jaén), han sacado a la luz ocho nuevas tumbas romanas, cuatro del siglo I y II y otras cuatro del siglo IV, que ponen de manifiesto que el cementerio situado en la Puerta Norte de la ciudad es mayor de lo que se pensaba.
Las cuatro tumbas romanas (S. IV dC) son de inhumación, una de ellas con sarcófago y restos de ajuar. (Foto: EFE)
Las excavaciones se han realizado fuera del vallado del yacimiento en una zona de olivar de propiedad privada, donde las lluvias habían dejado al descubierto los restos, según ha explicado a Efe Marcelo Castro, director del Conjunto Arqueológico de Cástulo.

Las cuatro tumbas más antiguas son de incineración y en ellas destaca una urna con cenizas y forma de casita y el hecho de que uno de los cadáveres, por razones que se desconocen, no se quemó por completo, lo que pone al descubierto que la incineración en la pira se hacía con los cuerpos en posición fetal.

Hasta entonces, los arqueólogos se preguntaban cómo hacían para quemarlos en lugares tan pequeños, en los que no cabía un cuerpo estirado.


RESTOS DE AJUAR Y UNA BOTELLITA DE VIDRIO
Las otras cuatro tumbas que podrían pertenecer al siglo IV, época romana bajo imperial, son de inhumación y destaca de una de ellas que los restos se encontraban dentro de un sarcófago de forma trapezoidal con restos de ajuar y una botellita de vidrio

Son precisamente los vidrios encontrados, que forman parte del ajuar mortuorio, algunos de los restos que más llaman la atención, y se encuentran en un estado de conservación "magnífico".

Las tumbas podrían pertenecer a personas de una misma familia o un mismo gremio al presentar matices en común y encontrase en la misma zona del cementerio, y por los restos encontrados, a lo que ahora llamaríamos una clase media, salvando las diferencias históricas.

DESCUBRIR EL CÁSTULO PRE-ROMANO
El yacimiento de Cástulo no cesa de aportar datos a la historia de la zona tanto fuera de campaña de excavación como en ella, que empezará la semana que viene con el objetivo de descubrir el Cástulo prerromano, el ibero, cuando la ciudad fue capital de la Oretania.

Se excavarán distintas zonas para sacar a la luz parte del poblado y la fortificación ibera, con el objetivo de abrir en el yacimiento "ventanas" a todas las épocas en las que fue un centro urbano de importancia.

(Fuente: EFE)

2 de junio de 2014

Descubren una nueva necrópolis romana en Torreparedones, Baena (Córdoba)

En ella se encuentran una serie de tumbas monumentales, en cuyo interior han encontrado vasijas de cerámica y ungüentarios, así como otros objetos que se depositaban en las tumbas. Se excava una zona de unos 500 metros en las inmediaciones del castillo.
Panorámica del yacimiento de Torreparedones, en Baena (Córdoba). Foto: MADERO CUBERO
El yacimiento de Torreparedones, a 20 kilómetros de Baena, es el sueño de cualquier arqueólogo. Una pequeña ciudad fundada por los romanos junto a un emplazamiento íbero, cuya ocupación se abandonó en la Edad Media, preservando bajo los cultivos y los olivares siglos de historia. Desde que se comenzó a excavar, no para de aportar sorpresas. Acaba de volver a ocurrir.

Parte de una necrópolis romana, que se supone pertenece a la ciudad Ituci Virtus Iulia, está siendo excavada en el yacimiento de Torreparedones, en la zona norte, en las cercanías del castillo, según ha informado el Ayuntamiento de Baena. El arqueólogo municipal, José Antonio Morena, señaló que podría datarse entre los siglos I antes y después de Cristo, en época Pompeya y que se supone que ocupa un espacio de unos 500 metros.

TUMBAS MONUMENTALES
Se trata de tumbas monumentales, que pertenecían a personas adineradas de la ciudad y en ellas, apenas con unos metros excavados, se han hallado vasijas de cerámica y ungüentarios, así como otros objetos que se depositaban en las tumbas. Según el profesor de Arqueología de la Universidad de Córdoba, Carlos Márquez, en esas tumbas funerarias que se suponen están en esa franja de terreno podría encontrase alguna leyenda o algún vestigio del nombre de la ciudad, que es algo muy perseguido por los responsables del yacimiento.

A pesar de que no hubiese inscripciones ni vestigios del nombre latino, los expertos coinciden en que el yacimiento puede corresponderse con bastante fiabilidad a Ituci, la colonia que citaba el historiador Plinio el Viejo. Cuando Plinio se refería a esta ciudad, señalaba que se encontraba entre Tuci (actual Martos, en Jaén) y Ucubi (Espejo, en Córdoba). Y Torreparedones encaja con aquella urbe mencionada por el sabio. Plinio también se refería a ella como la ciudad inmune, es decir, que no pagaba impuestos y, según cuenta, era una colonia, por tanto fundada y poblada por legionarios veteranos.

(Fuente: Cordópolis)

30 de mayo de 2014

Navarra invierte 450.000 euros en la recuperación de la ciudad romana de Santa Criz

Los trabajos arqueológicos en la ciudad romana de Santa Criz, en el término municipal de Eslava, continuarán en 2014 y 2015 en el área del foro donde se ubican las galerías laterales y el espacio abierto central. Los trabajos incluyen la consolidación de las estructuras descubiertas y la adecuación de las ruinas para la circulación de visitantes.
Se desconoce el nombre romano de la ciudad de Santa Criz, que ya fue objeto de excavaciones en los años 90.
Con este objeto, el consejero de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales del Gobierno foral, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha firmado un convenio con el alcalde de Eslava, Félix María Bariain, por el que cede al Ayuntamiento 447.353 euros, que se pagarán a lo largo de 2014 y 2015 en función de las fases del proyecto.

Estas fases incluyen, además de la excavación, la consolidación de las estructuras descubiertas, algunas de las cuales se volverán a colocar en su estado original, y la adecuación de las ruinas para la circulación de visitantes.

La firma de este convenio deriva de la suscrita en 2010 entre el Departamento de Obras Públicas, la Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico y la empresa Autovía del Pirineo, que establecía la financiación de diversas actuaciones de carácter cultural vinculadas a la construcción de la A-21.

Entre estas actuaciones, figuraba la intervención en Santa Criz, que fue dotada entonces con 500.000 euros, de los cuales una pequeña parte se ha aplicado ya entre 2012 y 2013 a la protección del yacimiento (instalación de un vallado), a la restauración de sus esculturas y a los trabajos preparatorios para la redacción del 'Proyecto de excavación, consolidación y puesta en valor', documento técnico que sustenta la intervención que se llevará a cabo durante 2014 y 2015.

Conocida ya desde 1917, Santa Criz ha sido objeto de diversas excavaciones durante la década de los 90 del siglo pasado y hasta la actualidad, cuando se ha intervenido entre los años 2005 a 2010. En esta última fecha se incoó expediente para su declaración como Bien de Interés Cultural.

Si bien se desconoce el nombre latino de esta ciudad, su condición de núcleo urbano ha estado siempre clara dada la monumentalidad de sus restos y la abundancia de inscripciones aparecidas, sin duda las más numerosas de Navarra, ha informado el Gobierno foral en un comunicado.

LAS EXCAVACIONES PREVIAS
Los trabajos arqueológicos llevados a cabo por el Ayuntamiento de Eslava con financiación del Gobierno de Navarra han reconocido dos de las zonas más importantes de la ciudad. De una parte el foro, o plaza pública, del que se ha descubierto el criptopórtico o galería semisubterránea septentrional, con el derrumbe de la columnata que rodeaba la plaza. De este derrumbe se han recuperado restos de tres esculturas, entre las que destaca el cuerpo de un togado en mármol, así como una decena de capiteles de estilo corintio.

La otra zona es la necrópolis o cementerio de la ciudad, del que se conocen sus mausoleos monumentales y los restos de las incineraciones que en ellos se depositaban.

LAS INTERVENCIONES PREVISTAS
Como se ha adelantado, las intervenciones programadas para 2014 y 2015 consistirán en la excavación del área del foro (galerías laterales y espacio abierto central) sobre una superficie en torno a 500 m2, lo que permitirá descubrir toda la planta de la zona más noble de la ciudad.

Se llevará también a cabo la consolidación de las estructuras que se descubran y se volverán a colocar en su estado original partes seleccionadas de un mausoleo y la galería norte del foro.

La intervención incluye la consolidación para el acceso y circulación de visitantes de las ruinas, que quedarán señalizadas mediante un sendero interpretativo autoguiado con varias paradas y paneles informativos.

Finalmente se redactará la memoria científica de las excavaciones llevadas a cabo hasta la fecha.

(Fuente: Europa Press)

7 de marzo de 2014

Descubren un nuevo tramo de la Vía Augusta bajo un mercado de Barcelona

La intervención arqueológica bajo el mercado de Sant Antoni, en el Eixample de Barcelona, ha permitido confirmar la presencia extramuros de una vía sepulcral romana, correspondiente al ramal costero de la Vía Augusta durante el Alto Imperio. Además de restos de pavimento también se han encontrado roderas de carro y una cama sepulcral.
Arqueólogos trabajando en el área de la Vía Augusta hallada bajo el mercado de Sant Antoni. Foto: LA VANGUARDIA.
Los hallazgos están muy bien conservados, según ha informado el Servei d'Arqueologia de Barcelona. Además del camino pavimentado, han aparecido varias roderas que habrían marcado los carros romanos y estructuras de elementos cercanas, como un sillar que podía haber sido utilizado como quicio de una puerta.
Fragmento de la Vía Augusta. Foto: La Vanguardia.

La actual fase de obras, fruto de la reanudación de los trabajos de remodelación del Mercado, empezó este mes de febrero y está dirigida –como las anteriores– por el arqueólogo Emiliano Hinojo García (CODEX-Arqueología y Patrimoni). Las excavaciones realizadas durante 2012 y 2013 ya permitieron documentar la actividad agrícola y residencial en la zona entre los siglos I y XIX, a través de los restos de una masía del siglo XVI que se derribó en 1644 para construir el baluarte defensivo que precedió al mercado.

A finales de 2013 ya se localizó un pequeño tramo de vía romana del siglo I dC, en el patio abierto de la calle Borrell. Los restos fueron cubiertos temporalmente por la necesidad de ejecutar toda la losa de apuntalamiento del nuevo mercado y en previsión de excavar en extensión durante la nueva fase de los trabajos. Con la nueva campaña de excavación ya se han documentado y excavado 12 metros de los 50 que podrían conservarse por debajo del glacis del baluarte de Sant Antoni, así como nuevas estructuras, cuya función no ha sido posible determinar por ahora.

CULTURA FUNERARIA ROMANA
"Sí que se puede avanzar, sin embargo, que se trata de una vía sepulcral", asegura el Servei d'Arqueologia, que recuerda que "a lo largo del Alto Imperio se enterraba fuera las ciudades, al lado de los caminos, tanto si eran incineraciones como inhumaciones". La localización de un un posible mausoleo del siglo I dC ha hecho llegar a esta conclusión a los especialistas, que han recuperado restos de marfil decorados y alterados por el fuego, en lo que parecen ser los restos de una cama funeraria.

CAMA FUNERARIA
La bibliografía de la época detalla que este tipo de camas se fabricaban con materiales como bronce, plata, oro, marfil, concha, hueso, madera o hierro, en función de la clase social del difunto. Para los romanos, la cama funeraria era el lecho del fallecido durante el velatorio y el transporte hasta la necrópolis. Con frecuencia era quemado junto al cuerpo en el ritual de incineración, lo que explicaría las evidencias de alteración por fuego en los restos de marfil hallados. Además, coincide con una cama parecida que se encontró en la intervención arqueológica de las Drassanes de Barcelona en 2010 y 2011.

Ambos restos refuerzan la tesis que existió una importante necrópolis junto a la vía de entrada a la ciudad romana de Barcino, cuyo trazado que se correspondería con los tramos documentados entorno a la calle del Hospital: en la plaza de Sant Agustí –donde se documentó otro mausoleo de los siglos II-IV dC–, en la iglesia de Sant Llàtzer de la calle del Pedró y en la plaza de la Gardunya, tras la Boquería. Los trabajos continuarán durante los próximos meses para continuar la documentación de esta vía de acceso y la necrópolis romana de la ciudad de Barcino.

(Fuente: La Vanguardia)

4 de diciembre de 2013

La antigua cárcel de Lugo escondía una necrópolis romana «única»

Se han documentado varias urnas funerarias dentro de una estructura en la que también se ha encontrado una piscina ritual y unos columbarios donde se depositarían los huesos. El Ayuntamiento invertirá 34.000 euros en crear una "ventana arqueológica".
Estructura encontrada en el subsuelo de la antigua cárcel de Lugo. Foto: AEP
Las obras en la antigua cárcel de Lugo y en las oficinas que albergaron la Policía Local, en la Plaza de la Constitución, realizadas dentro del Plan Urban (financiado con fondos europeos, del Ayuntamiento y de la Diputación), para emplazar allí un centro cultural, pusieron al descubierto una necrópolis romana, «única» en el noroeste peninsular. Así lo ha señalado el arqueólogo encargado de estos trabajos, Francisco Hervés, quien ha explicado que afloraron varias urnas funerarias, «entre cuatro y cinco», dentro de esa estructura donde también se encontró una piscina ritual y una especie de «columbarios» donde se depositarían los huesos.

UN RITUAL "ÚNICO"

Precisamente, según ha comentado, la «humedad» de la zona no ha permitido la localización de restos óseos en este cementerio, donde primero se procedería con el lavado del cadáver y luego con la incineración. Una vez consumada esta operación se depositarían en esta necrópolis romana las cenizas de los difuntos. Hervés ha señalado que en esa época, del siglo I al siglo IV, también era frecuente que se celebrara un ritual, con «ágapes», durante el enterramiento, lo que vendría a ser una forma de honrar a sus muertos.

El Ayuntamiento de Lugo ha anunciado que abrirá una ventana arqueológica, para lo que se destinarán 34.000 euros, según ha avanzado el alcalde de la ciudad, José López Orozco, durante la presentación de los hallazgos. El regidor puso el acento en que se busca, con los restos de la estructura funeraria, «rescatarlos, restituirlos y dejarlos in situ».

(Fuente. ABC)

23 de julio de 2013

Una tumba infantil saca a la luz una de las necrópolis de la villa romana de Almenara (Valladolid)

Una tumba infantil, con restos óseos de un niño que podría tener entre siete y ocho años, ha sido el importante hallazgo protagonizado en las excavaciones, que desde el pasado lunes se llevan a cabo en la villa romana de Almenara. Los arqueólogos creen que pueden ser cientos los nichos de este importante descubrimiento
Trabajos de limpieza en la necrópolis de Almenara. Foto: Fran Jiménez./ El Norte de Castilla
Se sabía cómo vivieron, sus costumbres y su forma de vida mediante la reproducción de una casa romana. Pero ahora además se podrá conocer cómo murieron, o, al menos, cómo fueron enterrados, sus ritos fúnebres y costumbres frente a la muerte. Porque las sospechas del grupo de arqueólogos que trabajan en el yacimiento romano de Almenara-Puras se ha confirmado esta misma semana: han dado con el punto donde se puede encontrar la necrópolis (o una de ellas, porque pueden ser varias) del Complejo del Museo de las Villas Romanas de Almenara-Puras, perteneciente a la Diputación.

Un niño de entre siete y ocho años

Una tumba infantil, con restos óseos de un niño que podría tener entre siete y ocho años, ha sido el importante hallazgo protagonizado esta semana en las excavaciones, que desde el pasado lunes se llevan a cabo con motivo del X aniversario de este importante centro arqueológico y turístico. Se encontraba a una distancia prudencial de la villa, donde la arqueóloga del museo y codirectora de las excavaciones, Margarita Sánchez Simón, y la catedrática de Arqueología de la Universidad de Valladolid y también coodirectora, Carmen García Merino, sospechaban que se podía encontrar la necrópolis. Acompañadas por alumnos de Historia, los resultados no se hicieron esperar: las catas corrobaron la existencia de la primera tumba, infantil, de inhumación, en la que se encontraba el esqueleto del fallecido. «Esperamos que salgan más, pueden ser cientos porque algunas necrópolis tienen hasta 800 y 900 tumbas, así que esta será la primera de muchas», confirmaba ayer Carmen García Merino.

La pista para dar con este importante hallazgo la encontraron en el año 2010. Con motivo de las catas que se estaban realizando para la instalación de dos pérgolas en el parque infantil tematizado salió a la luz una tumba con los restos de una mujer de unos 30 años que había sido enterrada con ajuar, en concreto con una vasija de barro y un huso de hilar que ponía de manifiesto su vinculación con este tipo de tareas. Desde ese momento surgió la sospecha de que ese podría ser el punto donde se ubicara la necrópolis de esta villa romana, posibilidad que se ha venido a confirmar hace unos días con el importante nuevo hallazgo. «Viene a confirmar la hipótesis muy plausible de que aquí estaba la necrópolis», añade la coordinadora de las excavaciones.

Siglos IV y V
La necrópolis, que según especifica Carmen García Merino podría no ser la única (algunos yacimientos tienen hasta cuatro), estaría fechada entre los siglos IV y V, con una extensión difícil de concretar aun pero que se antoja grande. Se trata de un importante descubrimiento por la cantidad de información que los enterramientos suelen custodiar sobre la época en cuestión. En este caso se espera que además de los trabajadores de la villa se encuentren también en la necrópolis los restos de los propios dueños, lo que aportaría novedosos datos para este museo. «Siempre proporcionan muchísima información, y no solo de los restos humanos, sino también de los ajuares con los que se enterraban».

Como viene siendo habitual en este tipo de trabajos, Carmen García Merino recuerda que se suele llevar a cabo un trabajo interdisciplinar con ayuda en el campo de la medicina para poder encontrar mayor información. Así ocurrió por ejemplo con la tumba del año 2010, en la que profesores de la Factultad de Medicina elaboraron un estudio de la tumba para determinar que se trataba de una mujer de 30 años. «También se estudian los cacharros y los recipientes que se encuentran en los nichos, pues en el caso de la mujer de la anterior tumba se pudo saber que la vasija con la que se enterró había portado harina», matiza la coordinadora de las excavaciones.

Los trabajos de catas y sondeos de este I Campo de Trabajo continuarán hasta el próximo 26 de julio. Después, los hallazgos, como esta tumba infantil, se estudiarán para conocer más datos y resultados. Posteriormente, habría que poner en marcha un proyecto de excavación que sacara a la luz las investigaciones.

Las catas que se llevan a cabo en estas dos semanas se incluyen así en el X aniversario del Museo de las Villas Romanas de Almenara-Puras, ubicado en la carretera de Valladolid-Adanero-Madrid. Para conmemorar este decenio, la Diputación de Valladolid, propietaria del complejo, ha puesto en marcha una serie de actividades que incluirán además entre los meses de octubre, noviembre y diciembre próximos una serie de cinco conferencias divulgativas que abordarán las formas de vida en las villas, el estado de Almera-Puras, el conjunto palacial de la de Noheda, en Cuenca, la rehabilitación y puesta en valor de yacimientos en Castilla y León y el análisis arqueológico de una villa romana. Además, se incorporarán al museo los hallazgos del año 2010 y se instalarán nuevos paneles explicativos en el recorrido del yacimiento arqueológico, que cada año se convierte en punto de encuentro del turismo familiar de distintos puntos del país.

La Calzadilla es el nombre con el que se conoce la primera villa romana descubierta en Valladolid en 1887 a cargo de Venancio Fernández de Castro, que informó del hallazgo de un gran mosaico del bajo imperio. No fue hasta 1969 cuando la Diputación se hizo con los terrenos del yacimiento, realizando después varias campañas de investigación arqueológica y llevando a cabo varios trabajos de restauración de los mosaicos. Ya en 2003 se puso en marcha el Museo de las Villas Romanas de Almenara-Puras.

20 de junio de 2013

Descubren un yacimiento romano y otro medieval andalusí en Estepona (Málaga)

El Ayuntamiento de Estepona informa de que las obras de remodelación que se están llevando a cabo en el casco antiguo han permitido descubrir un yacimiento de la época romana (siglos I y III d.C) y otro medieval andalusí (siglos XIII y XIV d.C), de los que se han extraído restos que ahora serán datados por los técnicos para su posterior exhibición en el Museo Arqueológico Municipal. 
Los objetos encontrados serán exhibidos
en el Museo Arqueológico Municipal.

El concejal adscrito al área de Patrimonio Histórico, José María Guerrero, ha explicado que los trabajos realizados  “nos han servido para estudiar estos dos asentamientos y poder elaborar planos de cómo estaba estructurada Estepona durante ambos periodos”.

Una visión diferente de la Estepona medieval
Guerrero ha destacado el yacimiento encontrado en la calle Chorro, que podría datar del siglo XI d.C, “por lo que estaríamos ante el asentamiento medieval más antiguo que se ha localizado hasta ahora en esta zona del municipio”, las piletas de salazón y muros romanos encontrados en la calle Álvarez dela Vega, así como unos enterramientos árabes y romanos superpuestos y unos restos de muro que debían rodear la medina islámica en la calle Mar. Asimismo, ha señalado que en las inmediaciones de la calle Santa Ana, cerca de lo que se supone que debió ser el foso de la fortaleza andalusí, han aparecido una serie de asentamientos fuera de esos muros, “lo que nos ofrece una visión muy diferente de la que teníamos sobre la Estepona medieval”.
Monedas, cerámica y agujas de hueso y bronce
Por otra parte, en las distintas excavaciones que se han realizado tras las obras de remodelación del centro han aparecido restos romanos de interés como monedas, un vaso de vidrio, cerámicas y agujas de hueso y bronce. Además, se han localizado cuentas, un amuleto de plomo, lucernas y cerámicas diversas del periodo medieval, que tendrán que ser analizadas por los técnicos en el depósito de patrimonio histórico para su posterior exhibición en el Museo Arqueológico Municipal.

Medina árabe
El edil de Patrimonio Histórico ha valorado los yacimientos y restos aparecidos porque ponen de manifiesto que durante la época romana Estepona era “un asentamiento potente, que contaba con estructuras productivas como los salazones, con una zona noble residencial y un área religiosa con una necrópolis, que a su vez estaba conectada a un mausoleo que se encontraba a la altura de la calle Villa”. En cuanto a los restos aparecidos del periodo medieval, Guerrero ha señalado que apoyan la tesis de que Estepona fue una medina árabe, que contaba con “una potente fortaleza, que estaba amurallada y bien protegida, y en cuyos alrededores se encontrarían los barrios que acaban de ser encontrados”.

El edil ha recordado que a estos restos hay que añadir los encontrados hace meses en la calle Villa, donde aparecieron unas estampaciones en vasijas romanas del siglo I d.C, únicas en la península ibérica, y unos restos de una serie de edificaciones, que datan del siglo III d.C, entre los que destaca una habitación de planta octogonal, perteneciente posiblemente a unas termas, donde se encontraron restos de mosaico y pavimentos de mármol. Guerrero ha destacado la importancia que tiene para el equipo de gobierno “dar a conocer la historia de nuestra ciudad” y ha recordado que el Museo Arqueológico Municipal, que se inauguró hace unos meses, se ha convertido en “un espacio de referencia para los que quieran saber más sobre el pasado de Estepona”.
(Fuente. iEstepona)

15 de mayo de 2013

Un análisis desvela que la "Tumba del Elefante" de Carmona fue un templo dedicado al dios Mitra

La llamada Tumba del Elefante de la necrópolis romana de Carmona (Sevilla) no tuvo siempre una función funeraria. La estructura original del edificio y una ventana por la que el sol entra de forma directa en los equinoccios parecen indicar que fue un templo del mitraísmo, una religión no oficial en el Imperio Romano. La posición de Tauro y Escorpio en los equinoccios refuerza la hipótesis.
En los solsticios de invierno y de verano, el sol entra iluminando
 las paredes norte y sur, respectivamente.

La necrópolis de Carmona es un conjunto de estructuras funerarias de entre los siglos I a. C. y II de nuestra era. Entre ellas, una es conocida con el nombre de la Tumba del Elefante porque en su interior se encontró una estatua con la forma de este animal.

El origen y la función de esta construcción han sido muy debatidos. Ahora, arqueólogos de la Universidad de Pablo de Olavide de Sevilla han analizado minuciosamente la estructura y sugieren que en sus orígenes no tuvo una función funeraria sino de culto al dios Mitra

El mitraísmo fue una religión no oficial muy extendida por el Imperio romano durante los primeros siglos de nuestra era. Los investigadores han identificado cuatro etapas en las que el edificio sufrió reformas que le dieron diferentes funciones. “En algunas etapas el edificio tuvo un uso funerario, pero su forma y un análisis arqueoastronómico indican que originalmente fue diseñado y construido para albergar un mitreo (templo a Mitra)”, ha explicado a la agencia SINC Inmaculada Carrasco, una de las autoras del estudio.

Los mayores esfuerzos de Carrasco y su compañero Alejandro Jiménez se centran en una ventana de la cámara principal construida en la primera etapa. Estudios anteriores ya habían sugerido que su objetivo no era iluminar, sino que tenía implicaciones simbólicas y espirituales.

El Sol, la Luna y las estrellas

“Del análisis de la ventana deducimos que estuvo orientada para que entraran los rayos de sol al centro de la cámara durante los equinoccios, en primavera y otoño, tres horas después del amanecer” explica Carrasco. En ese momento, según los autores, se iluminaría una estatua de la tauroctonía –la imagen de Mitra matando el toro-, que se ha perdido. Además, en el solsticio de invierno y de verano, el sol entra iluminando la pared norte y la sur, respectivamente.

Por otro lado, la posición que los astros tenían en estos días en el siglo II refuerza la hipótesis de que el edificio se construyó para el culto mitraico, una religión que daba mucha importancia a las constelaciones. En el momento en que el sol penetra por la ventana en el equinoccio de primavera, al este se levanta Tauro y al oeste se oculta Escorpio. En el equinoccio de otoño ocurre lo contrario. Tauro y Escorpio tenían especial importancia para los mitraicos.


La escena principal de este culto es el dios Mitra matando un toro, y en la mayoría de las representaciones hay también un escorpión que pica con su aguijón los testículos del animal. Otras constelaciones como Acuario, Orión o Leo, que también tienen importancia en esta religión, se sitúan en la trayectoria del sol en los equinoccios y solsticios de la época. Además, según los autores, la Luna, aunque tendría un papel secundario, en su fase de luna llena pudo haber iluminado el rostro de Mitra en las noches próximas a los equinoccios.
El edificio sufrió tres fases de reformas que le dieron nuevas funciones
 más acordes con el contexto de la necrópolis.

Cuatro fases de reformas

Aparte de la ventana, la arquitectura del edificio original presenta analogías con otras construcciones mitraicas. 

Carrasco explica que es “una estructura subterránea, con un aula dividida en tres naves y encabezada por una capilla o altar iluminada por la ventana. La presencia de una fuente es también muy significativa ya que está presente de manera común en los mitreos”.

Según los autores, tras su etapa como templo mitraico, el edificio sufrió tres fases de reformas que le dieron nuevas funciones más acordes con el contexto de la necrópolis. Se construyó una cámara funeraria y más tarde se eliminó la cubierta dejando patios abiertos. Finalmente se llenó con escombros y se utilizó como lugar de enterramientos.

Sin embargo, hay ciertas objeciones a la teoría de que fue un templo mitraico ya que se encuentra en una necrópolis, contexto poco común en los edificios dedicados a este culto, que suelen estar en ámbitos domésticos, urbanos o rurales. “Un caso muy parecido es el de Sutri (Italia) donde el mitreo está ubicado a las afueras. El de Carmona está en un espacio plurifuncional, al lado de la Vía Augusta que unía Cádiz con Roma, próximo al anfiteatro y al circo, por lo que su ubicación no debe ser considerada una objeción”, opina Jiménez.

13 de mayo de 2013

Hallan un circo romano en Antequera (Málaga)

Los hallazgos en la antigua ciudad romana de Singilia Barba llegaron tras investigar unas descripciones epigráficas encontradas en las ruinas de la urbe que hablaban de fiestas populares.
Restos del circo romano encontrado.
Foto: La Opinión de Málaga
Un equipo de arqueólogos halla un circo en la ciudad romana de Singilia Barba en Antequera tras investigar unas descripciones epigráficas encontradas en las ruinas de la urbe.

Los restos del circo, del que se pueden observar algunas huellas que el tiempo ha dejado al descubierto, descansan cerca del teatro romano de más de 52 metros que permanece a 15 metros bajo tierra. Sobre ese nivel sólo se ve un tercio de lo que es la estructura completa de este espacio artístico que según las catas geológicas hechas en los años 90 tendría un aforo de unas 2.200 personas, según explica el arqueólogo municipal y director de museo, Manuel Romero.

Así, para conocer con profundidad el estado del circo que llenó de actividades esta ciudad romana de Antequera tendrían que hacerse nuevas prospecciones, según explica Romero quien apunta también que tras trabajar sobre los restos hallados se puede estimar que tenía una longitud aproximada de 550 metros. «Se piensa en la existencia de este espacio tras hallar continuas alusiones a juegos populares y fiestas en varias de las inscripciones epigráficas encontradas en esta importante ciudad y que hacen referencia a los duunviratos, es decir, las acciones de los dos alcaldes que tenía el asentamiento», explica Romero.

Foro y necrópolis de la ciudad
Junto al circo y el teatro la cuidad conserva buena parte del foro y las necrópolis con unos 15 columbarios, así como, los restos de un acueducto que llevaba el agua desde la antigua Anticaria hasta Singilia. «Se ve perfectamente en las fotografías aéreas como la ciudad era ya un cruce de caminos en lo que se conocía como la Via Domitiana Augusta que conectaba la zona de Málaga y Cádiz», detalla el arqueólogo.

Aunque se han recuperado parte de las piezas, Romero afirma que aún hay mucho por descubrir y la falta de financiación ha hecho que este importante espacio esté sin vigilancia y sea una víctima continuada de saqueos. «Se calcula que la ciudad ocupa un millón de metros cuadrados y sólo hemos podido estudiar un 15 por ciento», explica Romero. Tras las excavaciones de los 90, especialmente las que se realizaron con un programa autonómico, la Junta adquirió una parte de las tierras en las que estaba la zona del cerro y teatro pero queda aún una superficie muy importante en manos privadas que está tontamente abandonada.

En 1996, la ciudad romana de Singilia Barba fue declarada Bien de Interés Cultural. Ahora, el equipo de Gobierno del PP preguntará a la Junta los planes que tiene para que el futuro de esta importante urbe romana no quede bajo tierra o a expensas de los saqueadores.

14 de marzo de 2013

Encuentran en Carmona un antiguo pozo romano

El municipio de Carmona (Sevilla) sigue siendo el escenario de descubrimientos arqueológicos. En esta ocasión el descubrimiento de unos vestigios arqueológicos identificados inicialmente con un antiguo pozo romano con dos galerías.
El pozo comunicaría con dos estrechas galerías enfrentadas
a mayor profundidad.
El municipio de Carmona (Sevilla), surgido de la antigua Carmo romana, sigue siendo el escenario de descubrimientos arqueológicos. En esta ocasión, un hallazgo "casual" protagonizado por miembros de Ecologistas en Acción y de la asociación para la Defensa del patrimonio Luis Reyes Calabazo, seguido de la preceptiva inspección de los arqueólogos del Ayuntamiento, ha supuesto el descubrimiento de unos vestigios arqueológicos identificados inicialmente con un antiguo pozo romano.

El hallazgo, según han informado fuentes municipales, se localiza en el paraje conocido como Puerto de Matahacas, en el extremo suroeste de la ciudad, concretamente junto al colegio de los Salesianos. Como se ha informado, miembros de Ecologistas en Acción y de la Asociación para la Defensa del Patrimonio Luis Reyes Calabazo habrían avisado al Ayuntamiento del afloramiento de unos restos arquitectónicos, lo que dio lugar a la posterior inspección de los arqueólogos.

Los arqueólogos municipales, así, comprobaron 'in situ' que estos vestigios corresponderían a un pozo rectangular tallado en la roca y que comunicaría con dos estrechas galerías enfrentadas a mayor profundidad. Las galerías se encontraban casi totalmente colmatadas de tierra, lo que impedía el acceso a su interior. Según las características del pozo, la estructura podría corresponder a una canalización de agua subterránea de época romana, siendo aquél uno de los registros que, a intervalos regulares, tendría este tipo de infraestructuras.

En esta zona de Carmona se tiene constancia de la existencia de infraestructuras romanas para la conducción y el abastecimiento de agua de la ciudad, según los investigadores del Ayuntamiento. Este sector urbano, por cierto, se encuentra también próximo al área de la necrópolis principal y las características del pozo son similares a las de las tumbas hipogeas más comunes en Carmona. Sin embargo, al encontrarse casi completamente relleno de sedimentos, no es posible determinar con total seguridad la función hidráulica o funeraria de la estructura. El hallazgo ya ha sido comunicado a la Delegación de Cultura y el pozo tapado con albero por motivos de seguridad.