Mostrando entradas con la etiqueta ciudad árabe. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ciudad árabe. Mostrar todas las entradas

16 de enero de 2015

El yacimiento arqueológico de Medina-Elvira consigue la declaración BIC

El nuevo Bien de Interés Cultural entre las localidades granadinas de Atarfe y Pinos Puente alberga restos romanos, tardorromanos y de época medieval
La ciudad fue abandonada en  el año 1010 y en ella nunca se volvió a ubicar ningún asentamiento relevante.
FOTO: INFOCOSTA TROPICAL.
Ubicado en el piedemonte de de la Sierra de Elvira, en los actuales términos municipales de Atarfe y Pinos Puente, el yacimiento de Medina Elvira alberga restos de una manifiesta relevancia histórica y patrimonial que ha sido reconocida por la Junta de Andalucía que le ha otorgado la calificación de Bien de Interés Cultural, mediante la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.

CIUDAD ABANDONADA EN EL 1010
“Se trata de un yacimiento de gran valor patrimonial y arqueológico” ha destacado la delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte, Ana Gámez, que detalló que las características concretas de este yacimiento han permitido la conservación de evidencias materiales, sin las alteraciones y superposiciones que muestran otras zonas arqueológicas de la época, ya que la ciudad fue abandonada en 1010 y en ella nunca se volvió a ubicar ningún asentamiento de relevancia similar.

Este nuevo BIC, que fuera capital de la kura de Medina Elvira durante los siglos X y XI, constituyó el elemento nuclear del territorio de la vega granadina y la Andalucía oriental durante el Emirato y el Califato de Córdoba. Las actividades arqueológicas realizadas han permitido documentar los vestigios de una extensa ciudad que se desarrolla en las laderas de Sierra Elvira, descendiendo hasta la llanura aluvial del río Genil.

UN YACIMIENTO "COMPLEJO" POR SUS EXTENSIONES CRONOLÓGICA Y ESPACIAL
Se trata de un yacimiento “complejo y diverso”, ya que muestra una gran extensión espacial y cronológica. En términos generales, se pueden distinguir dos fases cronológicas del asentamiento, una primera romana y tardorromana, representada por los restos documentados ya desde el siglo XIX en torno a los Baños de Sierra Elvira y en el Cortijo del Marugán, y y una segunda fase de época medieval, bien conocida gracias a fuentes históricas árabes.

Los restos estructurales documentados hasta la fecha permiten conocer la organización urbanística de la ciudad, sus características constructivas y un registro arqueológico de gran importancia para el conocimiento de esta etapa histórica. Los elementos recuperados incluyen espacios de diversa tipología y funcionalidad como la alcazaba y murallas de la ciudad, espacios domésticos y viviendas, calles, arrabales, talleres artesanales y necrópolis.

La difusión y valoración del yacimiento se ha visto notablemente acrecentada con el desarrollo de actividades de difusión, como visitas guiadas, exposiciones, cursos, conferencias, así como con la creación de una página web específica que ha tenido como resultado la creciente valoración social del yacimiento como referente cultural y patrimonial de los municipios de Atarfe y Pinos Puente y, por extensión de toda la vega granadina.

(Fuente: Infocosta Tropical)

28 de mayo de 2014

La ciudad árabe de Calatalifa, abandonada a su suerte por las administraciones públicas de Madrid

Pese a las promesas vertidas desde hace 30 años desde diferentes administraciones públicas la realidad demuestra que la antigua fortaleza de Calatalifa (siglo X), ubicada en el término municipal de Villaviciosa de Odón, está abandonada y se va deteriorando continuamente. En los primeros días del mes de mayo se derrumbó la pared que contenía el resto de un arco de herradura. De continuar así, su pérdida será definitiva. Según fuentes de la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid, el yacimiento lo conocen "desde hace poco tiempo"
Las ruinas musulmanas de la ciudad de Calatalifa se encuentran en una zona de difícil acceso. Foto: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN VILLAVICIOSA
El castillo de Calatalifa fue impulsado por el califa de Córdoba Abderramán III en el siglo X. Quedó abandonado en el siglo XIV al caer en desuso la ruta en la que se elevaba esta fortificación.


EXCAVADO POR PRIMERA VEZ EN 1982
El emplazamiento que se conservó bajo el topónimo de “Cueva de la Mora”, fue excavado por primera vez en 1982 bajo la dirección de Manuel Retuerce Velasco, que publicó un artículo sobre la cerámica encontrada en el yacimiento. En 1984 los entonces responsables del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón comenzaron a hablar de la posible creación de un museo arqueológico.

La realidad ha demostrado que esa posibilidad era sólo una simple idea. Han pasado 30 años desde entonces y siete Equipos de Gobierno en la localidad, y otros tantos en la Comunidad de Madrid; ninguno a puesto remedio a la pérdida de este tesoro arqueológico de Villaviciosa de Odón.


LA COMUNIDAD DE MADRID LO CONOCE "DESDE HACE POCO TIEMPO"
Pese a que se descubrió en 1982, el yacimiento arqueológico de Calatalifa es conocido por la Dirección de Patrimonio Histórico “desde hace poco tiempo”, según fuentes de la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid, de la que depende el primer organismo.

Las ruinas musulmanas se sitúan en un terreno privado y difícil acceso, han indicado las mismas fuentes. En estos momentos, los técnicos de Patrimonio Histórico ya lo han visitado y la “Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Villaviciosa estudian ya la fórmula más adecuada para consolidarlo y preservarlo”.

Desde la Consejería han señalado que en estos últimos días del mes se reunirán con el Consistorio villaodonense para determinar “si hay que hacer algo, si se puede y qué es lo que se hará”. De momento no ha plazos establecidos pero la Dirección de Patrimonio Histórico recalca que “no todos los yacimientos de Madrid ni de España se pueden ejecutar como museo”.

8 de mayo de 2014

Declaran la expropiación urgente para acelerar el proyecto de Ciudad de Vascos, en Navalmoralejo (Toledo)

La Junta de Castilla-La Mancha accede a declarar la urgente ocupación de una finca particular de 74.403 m2 donde se construirán las edificaciones que albergarán el centro de interpretación del yacimiento arqueológico. La urgencia se fundamenta porque el emplazamiento se encuentra dentro de una Zona de Especial Protección para las Aves, por ello se reduce el periodo hábil de ejecución del proyecto a veinticuatro meses en periodos de ocho meses, en lugar de los 36 previstos inicialmente. 
En la ciudad árabe de Vascos llegaron a vivir 3.000 personas. Estuvo ocupada desde el S. X al XII d.C.
En el mismo día el Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica la declaración urgente de la ocupación de los bienes afectados por la expropiación para la ejecución de la obra prevista en el yacimiento arqueológico de la antigua ciudad hispanomusulmana de “Ciudad de Vascos”, promovida por la Diputación de Toledo, y el Consejo de Gobierno de la Junta anuncia la firma de un “Protocolo” con la institución provincial “para la puesta en valor y musealización del yacimiento arqueológico”.

MENOS TIEMPO PARA EJECUTAR EL PROYECTO
La urgencia se fundamenta en que, dado que el emplazamiento se encuentra dentro de una Zona de Especial Protección para las Aves, se reduce el periodo hábil de ejecución del proyecto a veinticuatro meses, dentro del periodo de treinta y seis establecidos en la licencia, debido al periodo de parada biológica para facilitar la reproducción, de febrero a mayo, ambos meses inclusive, siendo además dicho periodo fraccionado en espacios de ocho meses. Esa limitación temporal según la resolución del Consejo de Gobierno de la Junta incide “en la consecución de los objetivos del proyecto en una zona declarada comarca deprimida, lo que la convierte en especialmente acreedora de la adopción de medidas que la beneficien en términos de fomento de la actividad económica y del empleo, beneficios que serán mayores cuanto antes se reciban.”

DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL FAVORABLE
De esta forma continúa la tramitación de esta iniciativa que cuenta ya con Declaración de Impacto Ambiental favorable y que recibió el visto bueno del Pleno de la Diputación Provincial de Toledo, con los votos del PP y el rechazo del Psoe, que considera desmesurada la inversión prevista.

Desde la Diputación se anuncia que la licitación, con un presupuesto cercano a los tres millones de euros, se hará “en el mes de mayo”, para que sea una realidad a finales de año y señalan que ya ha habido varias empresas interesadas e incluso se ha contactado con la Federación de Empresarios Chinos en España que demostró su interés en el proyecto en la Feria de Turismo Interior. La empresa adjudicataria sería responsable de la ejecución de la obras y de la explotación de los embarcaderos, el centro de interpretación y una cafetería.

El plazo indicado por Diputación sin embargo no parece acorde con las restricciones recogidas en el condicionado de la Declaración de Impacto Ambiental y en la Resolución de urgente ocupación, que señala 24 meses en intervalos de 8.


PROYECTO TURÍSTICO
El proyecto se sitúa en los municipios de Aldeanueva de Barbarroya y Navalmoralejo y se prevé que el acceso público a esta madina hispano musulmana de los siglos IX al XII se hará desde el núcleo turístico que se construirá en el embalse de Azután, navegando por el río Huso unos 2.000 metros con una embarcación de tipo catamarán de unos doce metros de largo y cuatro de ancho y con capacidad para sesenta personas. En las ruinas se construiría otro embarcadero y los visitantes accederían al recinto por la puerta oeste del recinto, por una nueva senda de 220 m.

CRÍTICAS POR RAZONES AMBIENTALES
La agrupación naturalista Esparvel realizó en su momento alegaciones ya que consideran que existiría “una afección negativa e irreversible sobre las condiciones de tranquilidad para la avifauna amenazada” que existe en una zona declarada de Especial Protección para las Aves y Área crítica para la cigüeña negra, lo que no ha impedido la autorización ambiental aunque sí que condicionará el uso.

Miguel Ángel Sánchez, habitual portavoz de la Plataforma en defensa de los ríos Tajo y Alberche de Talavera de la Reina, apunta además que este nuevo acceso pretende eliminar el tradicional camino que se realiza a través de una finca particular y también advierte que el tramo del Huso que se pretende explotar es una de las zonas críticas para la reproducción de la cigüeña negra y el águila perdicera. Como alternativa apunta que el embalse de Azután es navegable casi en su totalidad y propone que se explote con rutas desde Las Herencias o Talaverilla que en su opinión serían un reclamo turístico de primera magnitud. Sánchez cree que Ciudad de Vascos “podría y debería” ser el motor económico de toda la comarca, sin ocasionar ni un mínimo impacto ambiental, pero cree que con el previsto proyecto de Diputación “seguirá olvidada, bonsaizada, visitada por cuatro turistas cuatro días al año”.

14 de octubre de 2012

Las excavaciones sólo han destapado el 10% del conjunto arqueológico de la ciudad islámica de Vascos

La ciudad árabe fortificada de Vascos, en Navalmoralejo (Toledo), tenía una superficie de unas ocho hectáreas. En este sentido, todavía se conservan los restos de dos cementerios y de un arrabal. Asimismo, el yacimiento ha revelado determinados aspectos de la vida cotidiana de sus habitantes tanto en la parte pública como en la privada.
La ciudad árabe de Vascos se encuentra en una finca particular del municipio toledano de Navalmoralejo.
El catedrático de Historia Medieval en la Universidad de Castilla-La Mancha y director de las excavaciones en Ciudad de Vascos desde hace tres décadas, Ricardo Izquierdo, se mostró ayer en palabras a este diario favorable a un proyecto turístico de estas características, teniendo en cuenta que actualmente no hay guías, por ejemplo, en el yacimiento ubicado en el término municipal de Navalmoralejo.

El investigador apuntó que actualmente se ha destapado entre el 8 y el 10 por ciento del conjunto arqueológico, pues se trata de una ciudad amurallada muy grande y que requiere de un trabajo minucioso.

Desde antes de estos trabajos, estaban a la vista la muralla y la alcazaba, pero no se podía observar los edificios restantes que están ahora a la luz. La actividad, sin embargo, se ha parado desde hace dos años por la falta de subvenciones.

El yacimiento arqueológico de origen andalusí cuenta con una página de internet especializada en Ciudad de Vascos (www.ciudaddevascos.com), en la que han colaborado la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Universidad de Castilla-La Mancha y la Universidad de Santiago de Compostela.

La ciudad fortificada tenía una superficie de unas ocho hectáreas. En este sentido, todavía se conservan los restos de dos cementerios y de un arrabal. Asimismo, el yacimiento ha revelado determinados aspectos de la vida cotidiana de sus habitantes tanto en la parte pública como en la privada.

La fecha de la creación de la ciudad no son exactas, pero se baraja una horquilla entre los años 930 y 950. A finales del siglo XI, las tierras donde se asienta Ciudad de Vascos se entregaron a los cristianos, puesto que se han encontrado monedas en la alcazaba correspondientes a este reinado. Paulatinamente, se abandonó el lugar.

4 de octubre de 2012

Los restos óseos hallados en la ría de Huelva podrían ser de época tartesica

Están siendo analizados por técnicos de Cultura y de la Universidad de Huelva.
Parte de los restos encontrados el lunes en la ría de Odiel (Huelva).
El subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez Viguera, ha confirmado el hallazgo de unos restos arqueológicos en la zona de Marismas del Odiel y cercana a la Isla de Saltés, que están siendo investigados por la Junta de Andalucía y por técnicos especialistas en cultura tartéssica de la Universidad de Huelva (UHU). Pérez Viguera ha destacado que se ha descartado que los restos sean actuales y todo apunta a que pertenecen a la época de Tartesos.

Pérez Viguera ha subrayado que "no extraña que aparezcan estos restos, lo extraño es que aparezcan ahora, pero desde luego se ha descartado que sean actuales".

Efectivos de la Policía Nacional se desplazaron el lunes a la citada zona donde hallaron restos humanos de carácter arqueológico, según informaron a Europa Press desde la Subdelegación del Gobierno. Estas mismas fuentes precisaron que el forense recogió los restos óseos para su análisis y estudio en el Instituto de Medicina Legal. La Ría de Huelva tiene bastante interés arqueológico y está dentro de las zonas catalogadas para su cuidado en esta materia, por los distintos hallazgos catalogados en ella. Lo mismo ocurre en la zona de la Isla de Saltés, donde se encuentra la ciudad islámica de Saltés. Se da la circunstancia que este año se conmemoran los mil años del reino de Taifa de Huelva-Saltés, fundado en el año 1012, por Abd al-Aziz al-Bakri.

28 de agosto de 2012

Descubren la antigua ciudad árabe de Capilla (Badajoz)

Se trata de la ciudad islámica de Kabbal, abandonada desde que fue asediada por Fernando III en 1226. Su hallazgo supone una magnífica oportunidad para conocer el poblamiento extremeño de principios del siglo XIII, gracias a las estructuras y a los restos cerámicos y utensilios domésticos encontrados.
De momento ya son visibles una calle y restos de al menos dos
viviendas, una de ellas con escalera.
Un curso de arqueología para estudiantes universitarios de toda España, que se ha celebrado en la localidad pacense de Capilla, ha permitido sacar a la luz la antigua Kabbal (ciudad) islámica de este municipio, en la ladera oeste del cerro del castillo.

Una nota de prensa remitida por la Mancomunidad de la Serena informo de que de momento "una calle y restos de al menos dos viviendas (una de ellas con escalera) con sendos hogares donde cocinar y calentarse pueden ya verse".

"Y es que posiblemente, desde el asedio de Fernando III, que duró 14 semanas en 1226, nadie ha habitado esta ciudad, por lo que su hallazgo supone una magnífica oportunidad para conocer el poblamiento extremeño de principios del siglo XIII, gracias a las estructuras y a los restos cerámicos y utensilios domésticos encontrados", indica la nota.

También la excavación en el interior del castillo han dando sus resultados, ya que "suelos bajomedievales y un sótano son las primeras estructuras aparecidas que deben estudiarse".


CURSO DE ARQUEOLOGÍA
La compañía Baraka Arqueólogos, con profesionales y docentes especializados en el mundo medieval, ha estructurado el curso de seis semanas de duración, en dos partes de tres semanas, con 12 estudiantes en cada una de las partes.

Los estudiantes que han participado cursan los estudios de Historia y Arqueología y proceden de la Universidad de Extremadura, de la Universidad Complutense de Madrid, de la Universidad de Castilla-La Mancha y de Universidad de Santiago de Compostela.

Además de los trabajos de excavación arqueológica, los alumnos han recibido formación adicional en topografía; en arqueología de la arquitectura; en dibujo arqueológico de campo; o en trabajo con los materiales hallados.

Las tres semanas de trabajos se han completado con diferentes ponencias impartidas por especialistas en el campo de la arqueología y la investigación como son Manuel Retuerce Velasco, profesor de la Complutense de Madrid y miembro fundador de la Asociación Española de Arqueología Medieval; Eduardo Lillo, técnico de Patrimonio de la Junta de Castilla-La Mancha, y Juan Zozaya Stabel-Hassen, presidente de la Asociación Española de Arqueología Medieval.
(Fuente: Europa Press)

2 de abril de 2012

Encuentran un nuevo acceso a la ciudad árabe de Vascos (Toledo)

Las últimas excavaciones desarrolladas en el yacimiento de Ciudad de Vascos en Navalmoralejo (Toledo) han sacado a la luz la Puerta Sur, uno de los dos principales accesos a esta ciudad musulmana que estuvo habitada desde el siglo X hasta el XII y en la que llegaron a vivir cerca de 3.000 personas.
Esta segunda puerta ya ha sido excavada tanto en su parte interior como en la exterior, según ha explicado en una entrevista a Efe el decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Castilla-La Mancha, Ricardo Izquierdo, que ha indicado que los trabajos deberían continuar por la zona interior de la puerta, para ampliar el conocimiento de la trama urbana.
La ciudad árabe de Vascos, en Navalmoralejo, Toledo.

El descubrimiento del trazado de las calles y la ubicación y tipología de las casas sería el siguiente paso para estas excavaciones, que ya en 2011 sufrieron las consecuencias de la crisis, puesto que solo se hicieron tareas de consolidación, si bien para este año no se sabe qué trabajos se realizarán allí.

Además, en la zona colindante a la Puerta Sur se han encontrado restos de paredes encaladas y de pinturas, lo que da la sensación de que constituyeran zócalos pintados, por lo que Izquierdo ha comentado que si esta misma decoración se repitiera en otras casas vecinas, se llegaría a la conclusión de que esa era la zona rica de la ciudad, que no ha sido todavía localizada.

Izquierdo ha señalado que, si finalmente se demostrara que el barrio rico de la ciudad se encuentra en esta zona, sería un elemento llamativo, pues en su opinión, lo lógico sería que la zona noble se ubicara al lado de la Alcazaba, que se levanta junto a la otra puerta principal, en el otro extremo del núcleo urbano.

Y es que, a pesar de que las investigaciones en este yacimiento hispanomusulmana comenzaron hace más de treinta años, todavía quedan muchos elementos por descubrir en de la ciudad, que se calcula que fue abandonada por sus habitantes después de la rendición de la ciudad de Toledo al rey Alfonso VI.

Precisamente, tal y como resalta Izquierdo, uno de los aspectos que se desconocen de la ciudad es su nombre y, aunque se piensa que se pudo llamar 'basac', lo cierto es que tan solo aparece escrito en una ocasión, en un documento del siglo XI en el que se hace alusión a uno de los distritos que rodeaban la ciudad de Talavera, de la que Vascos dependía administrativamente.

Sin embargo, añade Izquierdo: "No se sabe exactamente, porque es la única referencia que tenemos de un topónimo de cerca de Talavera".

Tampoco se sabe dónde se podría levantar la mezquita 'al-jama' o principal, ya que debido al número de habitantes que se calcula que tuvo Vascos, debió de ser una construcción de grandes dimensiones, de la que todavía no se tiene ni un indicio de dónde podría estar.
Según las apreciaciones de Izquierdo, la mezquita principal debería levantarse en el centro de la medina, pero no se han encontrado restos, aunque en Vascos sí han ido apareciendo mezquitas más pequeñas, como la localizada en el interior de la alcazaba y que serviría para los oficios religiosos de los mandatarios.

En general, Izquierdo calcula que de este yacimiento que ocupa ocho hectáreas de terreno, tan solo se ha descubierto el 10 por ciento de los restos.

Así, Izquierdo también echa en falta unos baños principales para los habitantes de Vascos que, debido a su religión, le daban mucha importancia a la higiene ya que debían hacer las abluciones antes de la oración, y detectar con exactitud dónde se ubicaba la zona comercial, aunque en este extremo ha comentado que "no se precisaban grandes construcciones, tan solo una zona libre donde los comerciantes pudieran extender sus sacos para mostrar su mercancía".

10 de marzo de 2012

Nuevos restos confirman una presencia árabe estable en Torrelodones (Madrid)

Que Torrelodones fue un punto de vigilancia y control en la época de ocupación árabe es algo conocido y reconocido por historiadores y vecinos, a pesar de algunas discrepancias sobre el origen de su emblemático Torreón.
Corralizas en las proximidades de Torrelodones.

Sin embargo, al margen de esa ocupación y presencia, fundamentalmente militar, se baraja la posibilidad de que Torrelodones fuera además tierra de asentamiento para pequeños grupos de pastores bereberes que hicieron de estos montes su hogar y el de sus rebaños, esencialmente de cabras, animales que pudieran haber contribuido a la desaparición de los bosques de lodones o almeces. Al margen de las teorías, la realidad del “nuevo Área Homogénea Norte de Las Marías”, como ya lo denominan algunos afectados, ha servido para poner en valor el entorno natural de esta zona.

Corralizas y asentamientos
La Sociedad Caminera del Real del Manzanares ha recorrido los alrededores de Las Marías para poner en valor el entorno que a su juicio se ve amenazado por esta nueva urbanización. En este reconocimiento del terreno fueron apareciendo diversas corralizas, en diferente estado de conservación, “que por su antigüedad y diseño son merecedoras de su conservación e incorporación al catalogo de bienes protegidos del municipio. Estamos hablando de una zona, cercana a la Torre de Los Lodones, en la que se han encontrado restos musulmanes y donde se sospecha que hubo un poblamiento de esta época”, explica el presidente de esta entidad, Ricardo Roquero.

Las corralizas de Las Marías, en diferentes estados de conservación, tienen una estructura totalmente similar a las existentes en el norte de Marruecos, redondeadas, aprovechando los roquedos del terreno, con chiveros para las crías y pequeños depósitos hechos con las rocas, cerca de habitáculos realizados en piedra para los pastores. A este descubrimiento cabe añadir el de diversos tramos de caminos con contrafuertes para carros, lo que indica que tuvo que haber una importante actividad que requiriese de un acondicionamiento viario mayor que el habitual.

La Sociedad Caminera considera que estamos “ante un hito histórico-cultural significativo para el municipio, que debe salvaguardarse”. Por ello creen necesaria su inclusión en el Catalogo Municipal de Bienes Protegidos. Asimismo, desde esta asociación ya han solicitado al Ayuntamiento que el nuevo plan urbanístico de Las Marías, denominado Plan de Etapas, se condicione a la verificación e identificación de estos restos. Pero primeramente es necesario que el propio Consistorio se involucre en un plan o estudio que permita su datación, restauración y conservación. De esta manera se podría definir el alcance del área afectada que, en todo caso, “debe quedar fuera de las zonas de actuación urbanística”.

(Fuente: El Faro de Torrelodones / Ricardo Fanjul)

28 de enero de 2012

Preparados los trabajos para proteger Medina Siyâsa (Murcia)

«Siyâsa es, tras Murcia y Lorca, la tercera ciudad islámica medieval en importancia de las que ocuparon en el territorio que hoy es la Región», lo afirma Joaquín Salmerón, codirector de la excavación de Medina Siyâsa y director del museo, que lleva ligado a este pedazo de historia desde las primeras excavaciones científicas a cargo de Julio Navarro, a mediados de la década de los ochenta. Doce hectáreas y media de terreno cargadas de información y sobre las que se extendían las estrechas calles y adarves que conformaban el complejo y planificado entramado de esta ciudad levantada sobre la ladera del cerro del Castillo, entre la antigua fortaleza y el barranco con caída libre a la vega del Segura.
Yacimiento de Medina Siyasa. Foto Guillermo Carrión
Casi todo por hacer
Dos barrios de una ciudad fortificada, que exigió una planificación urbanística que permitiera ir salvando el desnivel del terreno, aterrazándolo, para que la ciudad fuera creciendo; que estuvo dotada de canalizaciones para evacuar las aguas residuales y de pozos negros para almacenar las aguas fecales. Apenas se conoce un 2,42%, 19 casas de las 780 viviendas, además de zocos, cementerios, murallas y mezquitas que los especialistas calculan que hay en el poblado. En definitiva, casi todo está por hacer y durante dos décadas casi no se ha avanzado en su estudio ni se ha trabajado en su conservación y restauración, salvo en intervenciones de urgencia o en los campos de trabajo de verano, que en 2010 llegaron a su fin.
Tanto es así que, pese a que en diciembre de 2008, la Consejería de Cultura concedió una subvención de 1,7 millones de euros al Consorcio Turístico Desfiladero de Almadenes para la Restauración Integral del Yacimiento de Siyâsa -1,2 lo aportaba Cultura y 500.000 el Ayuntamiento-, todo permanecía parado pese a estar redactado el proyecto.
Hace ya un año que Juan Soria asumió la gerencia de la parte correspondiente a Siyâsa en el Consorcio y trató de revitalizar la recuperación, que ya contaba con el proyecto de Francisco Javier López. «A finales de 2010, nos reunimos con los técnicos responsables de la Consejería de Cultura en el yacimiento para definir cómo se llevaría a cabo la cubrición y se iniciaron los trámites necesarios», cuenta Soria que, como el director general de Turismo, Enrique Ujaldón, alega reparos técnicos y cuestiones arqueológicas para justificar la demora de cuatro años en iniciar unos trabajos que hubieran evitado parte del deterioro que los agentes atmosféricos han causado en este BIC.
Los muros de las casas milenarias de Siyâsa salieron de la tierra con unos imponentes alzados de hasta 3 metros -ahora muchos no alcanza el metro y medio- y la tierra también dejó al descubierto cientos de arcos y yeserías de la arquitectura doméstica. Esas paredes, enlucidas y relucientes cuando se excavaron en los años 80, hoy se desmoronan sobre sí mismas, han perdido el recubrimiento y las plantas echan raíces a sus anchas. La manzana de Siyâsa descubierta está en peligro ‘de muerte’, como afirmaban hace un año para ‘La Verdad’ expertos internacionales en arqueología andalusí.
Pero la solución empieza a vislumbrarse. La Dirección General de Bienes Culturales ha dado por fin el visto bueno al proyecto, subsanados todos los reparos, según confirman desde la Consejería, y en unas semanas saldrán a licitación las obras para cubrir la casa 6, una de las reproducidas en el Museo Siyâsa.
«Ahora estamos preparando el pliego para sacar a concurso estas obras y los arquitectos están redactando el proyecto para instalar un sistema de vigilancia por cámaras en el yacimiento, el recercado de la zona excavada de Siyâsa y cubrir el resto del yacimiento con geotextil para frenar el deterioro», comenta Soria, que confía que en el plazo de dos meses hayan comenzado, al fin, las obras y que «poco a poco se pueda musealizar y continuar excavando», confía Juan Soria. «La idea es que los dos proyectos se solapen», añade. ¿Y cuando se extinga el Consorcio (la fecha marcada es el 31 de marzo)? «El Ayuntamiento se hará cargo de los trabajos merced a un convenio plurianual firmado con Cultura, en el que las aportaciones se prolongan hasta 2015», informan desde la Consejería.
Según el concejal de Turismo, Matías Ríos, área para la que Siyâsa y su museo son estratégicos, «estas primeras obras son un proyecto piloto para extenderlo al resto del yacimiento». El coste de la primera intervención es de 170.000 euros y el importe total de las cuatro intervenciones que el Consorcio ya ha iniciado será de 362.000 euros.

5 de junio de 2011

La ciudad árabe de Medina Siyäsa: olvido y abandono en Murcia

Los restos de la esplendorosa ciudad medieval de Medina Siyâsa, en Cieza (Murcia) que según los expertos es el despoblado islámico más importante de Europa occidental, pasan por su peor momento desde que fueran descubiertos accidentalmente en 1982 en el transcurso de unas excavaciones que una empresa realizó en la zona en busca de petróleo.  
Aspecto actual de las ruinas de Medina Siyäsa.

Merecidamente, el asentamiento andalusí encabeza el catálogo de vestigios musulmanes de su época dentro de la Península Ibérica. Sin embargo, los trabajos que la Comunidad Autónoma murciana ha realizado en más de 20 años se limitan a pequeños parcheos realizados, en su mayoría, por estudiantes subvencionados por la Unión Europea. 

Para observar el franco deterioro por el que atraviesan estas ruinas, basta con ascender hasta la ladera del cerro del castillo de La Atalaya de Cieza para hacerse eco de un aparente estado de abandono en su conservación. Derrumbes y matorrales crecidos ofrecen una imagen deplorable, que debiera ser subsanada con inmediatez por respeto a la joya del vasto legado histórico ciezano y cuyo pecado capital radica, al parecer, en que no se sitúe en otras latitudes regionales mejor miradas por la Administración.  
  • Medina Siyäsa llegó a tener casi 800 viviendas y 4.000 habitantes
Desde hace varios años, debido al lamentable estado de conservación de Siyâsa, las visitas se circunscriben sólo al tránsito por las calles e interior de la casa número 6 de las excavadas, y que es la mejor consolidada. Las visitas sólo se pueden realizar previa solicitud en la Oficina de Turismo o en el Museo de Siyâsa (del 1 de octubre al 30 de junio). Las solicitudes se hacen por grupos. Las personas individuales deben apuntarse en una lista en la Oficina de Turismo y cuando la misma forma un grupo de número suficiente se les avisa para realizar la visita, generalmente en sábado por la mañana.

La lluvia y el viento, implacables
El yacimiento sólo se ha excavado, en los últimos siete años, en espacios de calle cuyo suelo es de tierra y las paredes son de mampostería y no están finamente enlucidas. De esta manera se evita el deterioro de la exposición a los agentes meteorológicos de pavimentos o paredes de viviendas.

Las viviendas, excavadas entre 1982 y 1988, bajo la dirección de Julio Navarro, sufren continuos deterioros por las lluvias y el viento, así como puntualmente por las personas que se internan en la zona excavada del yacimiento a través de una valla deteriorada que permite el acceso fácil de visitas incontroladas. 

El pisoteado de los muros (muchos de ellos de tierra) hace gran daño al yacimiento. Afortunadamente, la labor de concienciación ciudadana realizada durante las visitas guiadas ha puesto fin a los ataques vandálicos que no se han repetido en el yacimiento y que tumbó muros y registró grafitis en las paredes de las ruinas.

Se tiene previsto, en el proyecto presentado por el arquitecto Francisco Javier López al Consorcio de los Almadenes, cubrir dos de las viviendas para evitar el avance de su deterioro pero no tenemos noticias de cuándo darán comienzo las obras ni si se consolidará el resto de espacio.