Mostrando entradas con la etiqueta calcolítico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta calcolítico. Mostrar todas las entradas

13 de octubre de 2016

Descubren los restos calcolíticos de una joven y un bebé en Gandía (Valencia)

Los arqueólogos han descubierto en el yacimiento de Sanxo Llop dos enterramientos prehistóricos, que datan de hace 4.600 años y que se corresponden con una joven y un bebé que estaban enterrados con un ajuar formado por tres perros, dos ovicápridosy dos cráneos de bóvido
Restos óseos en las excavaciones de Sanxo Llop. FOTO: J.PASCUAL
En la parcela, de unos 7.000 metros cuadrados, se han excavado cerca de 190 cavidades, pero el hallazgo más sorprendente ha tenido lugar esta misma semana. Los trabajos, codirigidos por los arqueólogos Josep Pascual y María Barberá, han localizado restos humanos de una joven de entre 17 y 20 años, junto a un bebé de unos tres meses. Todo ello acompañado de un ajuar funerario formado por tres perros, dos ovicápridos (cabra - oveja) y dos cráneos de bóvido.

El hecho de que estos restos humanos se encuentren junto a tal concentración de animales revela la riqueza de los habitantes de la zona. Esto demuestra que estas especies fueron sacrificadas a propósito para ser enterrados junto a la joven hallada. Sorprende también, la aparición de tres perros, por el significado especial que tenían los canes para los pobladores de aquella época.

Otro de los interrogantes que queda pendiente para los posteriores estudios que van a comenzar en breve, es la aparición del recién nacido. Los investigadores se centrarán ahora en analizar si el bebé pertenece o no a la mujer localizada. Así como, investigar la posible causa de la muerte.

Una de las hipótesis que barajan, es la posibilidad de que el recién nacido muriera después de la madre, y la ausencia de ésta y de la leche materna le ocasionara el fallecimiento. Pero todo son incógnitas que quedan abiertas para el posterior análisis que los arqueólogos pretenden plasmar en un libro.

MAGNÍFICA UBICACIÓN
El emplazamiento en la zona de Sanxo Llop es uno de los yacimientos más ricos de la ciudad de Gandia. La zona ubicada cerca del río Serpis es una parcela con una concentración excepcional de restos del periodo Calcolítico. «Es una ubicación magnífica, es una zona que está encima del río, un foco de agua», señaló el arqueólogo Josep Pascual.

El codirector de la excavación, destacó también, la cantidad de piezas arqueológicas halladas en esta parcela. «En poco más de cuatro meses hemos encontrado más restos en esta parcela que en un año en el vial de Sanxo Llop», indicó. El terreno donde se iniciaron los trabajos en febrero es propiedad de una cadena de supermercados, que ha costeado los trabajos. Desde que comenzó la construcción del recinto se han seguido de cerca las obras. El lugar donde está ubicado el solar es una zona de «protección arqueológica que está enmarcada en el Plan General de Gandia», añadió.


FRAGMENTOS DE CERÁMICA IBÉRICA TARDÍA
Al margen de los restos humanos, la excavación ha sacado innumerables materiales. Destaca el hallazgo de unos 40.000 fragmentos de cerámica de época ibérica tardía y de algunas ánforas, donde se guardaban los alimentos.

Los profesionales han encontrado una destacada colección de puntas de lanza en los trabajos. Los pobladores de este recinto utilizaban estas armas para apresar animales y poder alimentarse.

Además, se encuentran estructuras con restos romanos y otras tardoromanas. Destacan cuatro disposiciones, fosas y silos, con restos humanos, al menos 7 individuos tardorromanos y abundantes materiales como vajilla fina. El yacimiento también muestra estructuras de cronología medieval andalusí.

23 de noviembre de 2015

Descubren intacto un enterramiento colectivo de hace 5.000 años en Cabra (Córdoba)

La necrópolis calcolítica se ha descubierto intacta. Se trata de un enterramiento colectivo en cueva artificial, cubierto por una cámara circular abovedada de unos 3 metros de diámetro y pasillo o corredor de acceso. Trabajos posteriores a la excavación han dado como resultado la identificación de restos de 20 individuos.
Este yacimiento supone el único hallazgo de este tipo y época en la mitad sur de la provincia.
Las investigaciones del yacimiento arqueológico de La Beleña II en Cabra (Córdoba) avanza y el equipo de la Universidad de La Laguna (Tenerife) que desarrolla los estudios y que dirigieron las excavaciones realizadas el pasado mes de julio, han presentado los últimos resultados.

Para ello los responsables de la investigación, Dolores Camalich, profesora Titular en el Departamento de Prehistoria, Arqueología, Antropología e Historia Antigua de la Universidad de La Laguna y directora de la excavación, Ayoze Trujillo, antropólogo físico, y Dimas Martín, catedrático de Prehistoria de ese centro universitario. Los datos han sido hechos públicos mediante dos conferencias, una dirigida a estudiantes en el Teatro El Jardinito en la mañana del 20 de noviembre, y una segunda ese mismo día en el Museo Arqueológico de Cabra.

YACIMIENTO ÚNICO
Según los investigadores, este yacimiento detectado el pasado mes de mayo supone el único hallazgo de este tipo y época en la mitad sur de la provincia. Se trata de un enterramiento colectivo en cueva artificial, cubierto por una cámara circular abovedada de unos 3 metros de diámetro y pasillo o corredor de acceso.

Se cuenta con dataciones precisas de este yacimiento Calcolítico, de tal modo que se estima que la antigüedad del enterramiento se sitúa en unos 5.000 años, y que fue usado durante unos 300 años. De cualquier modo se va a realizar de inmediato una datación de los restos hallados de manera individual para ser más precisos en este aspecto.

Los trabajos posteriores a la excavación han dado como resultado la identificación de restos de 20 individuos, hombres y mujeres de diferentes edades, en concreto de 8 mujeres, 7 hombres y el resto infantiles.

El enterramiento en este caso es colectivo y fue empleado como tal a lo largo del tiempo, de manera continuada, es decir que los cuerpos no fueron enterrados a la vez. Según ha destacado el antropólogo forense Ayoze Trujillo, los restos óseos no presentan indicios de patologías relevantes, tan sólo signos de artrosis en huesos de individuos de mayor edad, alguna fractura sin complicación, por lo tanto ello indica que no murieron a consecuencia de una epidemia o a consecuencia de un conflicto armado.

UNA DIETA BASADA EN PROTEINAS DE ORIGEN ANIMAL
Además los estudios de los restos óseos han hecho posible saber que la dieta de estas personas se basaba en las proteínas de origen animal, según ha explicado Ayoze Trujillo. Otro dato interesante es el dimorfismo sexual pronunciado que muestran los restos, es decir diferencias fisiológicas entre hombres y mujeres, ya que los esqueletos de hombres muestran mayor estatura que las mujeres y mayor robustez.

Las diferencias con otros yacimientos del mismo período radican en que se trata de un yacimiento que estaba intacto, y que dada la época en que ha sido hallado, permitirá un estudio más profundo que en otros lugares, donde se realizaron años atrás, ahora será posible un trabajo más profundo.

Un dato indiscutible que los investigadores vienen resaltando desde el inicio es que en las proximidades de este enterramiento existía un asentamiento humano de entidad. De este modo las futuras actuaciones están pendientes de la realización de una prospección geofísica en la zona para determinar la existencia de otros enterramientos similares, algo que se considera bastante probable, con lo cual la zona sería en realidad una necrópolis, no enterramientos individuales.

Otro aspecto en el que se va a trabajar es en el estudio del ADN de los restos, que puede comprobar si hay parentesco entre los individuos que fueron enterrados en este lugar, lo que a su vez permitiría determinar su procedencia y el carácter del enterramiento.

(Fuente: Sur de Córdoba)

12 de mayo de 2015

Descubren nuevas estructuras funerarias de la Edad del Cobre en Pedrera (Sevilla)

Junto a los restos óseos han aparecido diversos elementos de ajuar de industria lítica como hachas, azuelas, cinceles, láminas o punzones que podrían adcribirse a la Edad del Cobre. Con este nuevo hallazgo serían ya dos las cuevas artificiales encontradas y excavadas en el yacimiento pedrereño.
Esta segunda estructura se compone de un corredor de unos dos metros de longitud que permite el acceso a la cámara principal. FOTO: 20 MINUTOS
Las excavaciones arqueológicas que se vienen desarrollando en el yacimiento arqueológico de Getsemaní-Cerro del Ojo de Pedrera han vuelto a sacar a la luz nuevos e interesantes descubrimientos. Estos días el arqueólogo que trabaja en la zona, José Miguel Bascón, ha confirmado el hallazgo de un segundo enterramiento en cueva artificial “cuya cubierta abovedada se encuentra arrasada.

El interior ha aparecido colmatado pero los niveles de ocupación se conservan aparentemente intactos”, destaca el arqueólogo. Esta segunda estructura se compone de un corredor de unos dos metros de longitud que permite el acceso a la cámara principal pese a que este se encuentra “sellado por diversos bloques de piedra caliza de considerable tamaño”. 


En cuanto a la cámara principal, de planta semicircular, mide otros dos metros de longuitud por un metro y medio de anchura. Al fondo de esta cámara, en el extremo norte, se abre un nicho de enterramiento de planta circular y 1,5 metros de diámetro.

ELEMENTOS DE AJUAR ASOCIADOS
En este segundo enterramiento han aparecido algunos restos óseos que tienen asociados diversos elementos de ajuar propios de la industria lítica tales como hachas, azuelas, cinceles, láminas o punzones que, a falta de confirmación definitiva Y según el propio arqueólogo, podrian pertenecer a la Edad del Cobre o periodo calcolítico.

Cabe recordar que con relación a la primera cueva hallada durante el pasado mes de febrero, la estructura funeraria en cuestión se encontró también parcialmente destruida al verse afectada tanto por el encofrado de hormigón de un pozo de recepción de aceituna que se hallaba en la cooperativa, como por una conducción de agua (tubería) que la destrozaba transversalmente “con la fortuna de no haber afectado completamente los niveles de ocupación en los que se encontraron los restos óseos y de ajuar”, según apunta Bascón.

 DESCUBRIMIENTO DESTACADO
Recordamos que las actuaciones arqueológicas dirigidas, por parte del arqueólogo José Miguel Bascón, de la empresa "Servicios Arqueológicos BM", se encuentran en su fase inicial y son fruto del Convenio entre el Ayuntamiento de Pedrera y la Cooperativa Getsemaní de Pedrera por la investigación, recuperación, protección y puesta en valor de uno de los descubrimientos arqueológicos más destacados en la Sierra Sur de Sevilla de los últimos años.

Este proyecto viene a complementar los trabajos iniciados en 2012 durante la ampliación de la cooperativa de aderezo de aceitunas de mesa de Pedrera en los que se propició el descubrimiento de una cueva artificial asociada a la Edad del Cobre y en la que descansaban los restos óseos de 6 seres humanos. Las excavaciones, que permitieron además la recuperación de una lámina de sílex tallada a dos filos (cuchillo), han dado lugar y se enclavan en una zona de incalculable valor histórico para Pedrera.

(Fuente: Sevilla Actualidad)

2 de enero de 2015

Nuevo expolio en el yacimiento calcolítico de Gandul, en Alcalá de Guadaíra (Sevilla)

Suma y sigue. El yacimiento arqueológico de Gandul, en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) vuelve a mostrarse como un terreno libre para el expolio sistemático de su valioso patrimonio arqueológico. En esta ocasión le ha tocado el turno a la tumba del Pedrejón, un valioso enterramiento de época Calcolítica, que responde a la tipología de sepulcro de corredor.
Los expoliadores excavaron en la tumba a gran profundidad. FOTO: ABC
La tumba cuenta con declaración de BIC, figura en el catálogo de yacimientos de la Junta de Andalucía y su existencia es conocida de sobra desde la época de George Bonsor en 1910, que fue su descubridor y que llegó a excavarla. Se trata de un sepulcro similar en tipología y orientación al de la Cueva del Vaquero y sobre todo al de La Casilla.

AJUAR FUNERARIO DESAPARECIDO

El «trabajo» de los expoliadores ha sido profuso y debió llevarles bastante tiempo. Han abierto un hueco de importante tamaño en el lugar de la tumba que está enterrada y se aprecia direccionalidad en la excavación. En un determinado punto puede apreciarse como se busca la localización de la segunda cámara que suelen tener este tipo de enterramientos. Según explican desde la asociación ecologista Alwadi-ira, es probable que se haya empleado maquinaria de localización de restos metálicos y siguiendo sus indicaciones se haya realizado la excavación. Para esta asociación es bastante probable que se hayan llevado elementos del ajuar funerario que solía acompañar a este tipo de enterramientos.

En la excavación realizada por Bonsor se encontraron puntas de flecha, fragmentos de cerámica campaniforme, un punzón de cobre, restos óseos humanos de varios esqueletos, fragmentos de un brazalete de marfil, colmillos de jabalí y ciervo o un pectúnculo con restos de ocre y cuentas. Pero es muy probable que quedarán más restos enterrados que no fueran sacado entonces a la luz y que son los que podrían haber buscado y tal vez localizados los expoliadores.

ZONA SIN VIGILANCIA
La asociación Alwadi-ira ha presentado una denuncia ante la Guardia Civil, la delegación provincial de Cultura y el Ayuntamiento de Alcalá. Según explican no es nada nuevo, porque la zona, a pesar de su riqueza cultural carece de una vigilancia efectiva que garantice la conservación de los restos. Ante esto, la actividad expoliadora en este punto es constante como se demuestra con la aparición permanente de hoyos excavados en la zona, en particular en la zona de El Toruño.

Esta entidad reclama desde hace años la declaración de la zona como Parque Cultural para asegurar su conservación. En este sentido el Pleno de Alcalá y también el de la Diputación Provincial llegaron a aprobar por unanimidad reclamar a la Junta que avanzara en esta declaración. Pero en la práctica no ha llegado a hacerse nada.

(Fuente: ABC / A. Mallado)

29 de diciembre de 2014

Localizan un yacimiento arqueológico inédito en Begur (Girona)

Los restos cerámicos indican que el lugar se frecuentaba durante el calcolítico-Bronce inicial, aunque los arqueólogos calculan que cuando tuvo una actividad más importante fue en el periodo de transición entre la Edad del Bronce y la del Hierro antiguo, momento en el que al parecer hubo un asentamiento que ocuparía la parte alta del cerro y su vertiente meridional, como mínimo.
Estructura de piedra seca en el yacimiento de Begur. FOTO: EFE
Un equipo de arqueólogos y geólogos gerundenses han localizado un nuevo yacimiento del periodo de transición entre la edad de bronce y la de hierro entre el Turó d'Aiguablava y Sa Punta d'es Mut, en Begur (Girona), según se ha publicado en la revista del Institut d'Estudis del Baix Empordà. Centenares de restos arqueológicos se encuentran dispersos en una gran extensión de unos 70.000 metros cuadrados propiedad del Parador Nacional d'Aiguablava, lo que ha evitado que se construyera en la zona y que se hayan podido conservar los restos.

El origen de la investigación está en el hallazgo por parte de uno de los arqueólogos de del equipo, de una postal en la Biblioteca de Catalunya que el pre-historiador Lluis Pericot i Garcia (1899-1978) mandó a un maestro y discípulo de Begur, Lluis Esteva i Cruañas (1906-1994) informándole que "els amics de Girona" habían encontrado cerámica a mano y a torno. Las indicaciones que le dio en una segunda carta apuntan a la localización en torno al espacio que ocupa el Parador de Turismo, inaugurado en febrero de 1966.

Las visitas hechas a la zona por los arqueólogos gerundenses, Francesc Aicart, Enriqueta Pons, Xavier Rocas y por el geólogo Carles Roqué, constataron la existencia de vestigios antiguos que documentan la presencia humana en este lugar en distintas épocas. Los restos cerámicos indican que el lugar se frecuentaba durante el calcolítico-Bronce inicial, aunque calculan que cuando tuvo una actividad más importante fue en el periodo de transición entre la edad del bronce y la del Hierro antiguo, momento en el que al parecer hubo un asentamiento que ocuparía la parte alta del cerro y su vertiente meridional, como mínimo.

ESTRUCTURAS DE PIEDRA SECA
A pesar de que por motivos desconocidos el asentamiento se abandono en el siglo VI antes de Cristo, también se ha constatado que en la primera mitad del siglo XVIII la zona fue transformada por cultivos de bancales, donde todavía se conservan algunas paredes de piedra. La ubicación del asentamiento, con acantilados al sur y al este, y la imposibilidad de acceder a él por tierra por el oeste, lo hacían de fácil defensa, y sus rellanos naturales y el estar a cubierto del viento de tramontana lo convertían en un buen lugar para establecer un asentamiento humano.

Sobre la vertiente sur del cerro se han identificado varias estructuras de piedra seca que coinciden con los lugares donde hay más restos arqueológicos, y los expertos creen que podrían ser restos de zócalos de cabañas o de otras estructuras relacionadas con la actividad agrícola. En los lugares donde aparecen vestigios de muros antiguos y donde hay una mayor concentración de restos arqueológicos han parecido fragmentos de arcilla y paja que podrían corresponder a restos de tapia de antiguas construcciones, y se han localizado una abundante presencia de guijarros elipsoidales redondeados de entre 3 y 9 cm de diámetro que podrían haber sido pavimentos de suelo de las cabañas.

También han aparecido fragmentos de cerámica a mano de ollas, vasos de grandes dimensiones y bandejas, datados de entre el 2.200 a.C hasta el S.VI aC, y cerámica hecha con torno de finales del S.VII y la primera mitad del S.VI aC. Según señala la publicación, los expertos han estudiado e inventariado unas setenta piezas de cerámica, y parte de ellas han quedado en el Archivo Municipal de Begur (Girona).

5 de mayo de 2014

Localizado un monumental edificio íbero en el Cerro de las Cabezas II, en Valdepeñas (Ciudad Real)

Las estructuras de época ibérica se localizan en la cima del cerro. No cabe duda de que se trata de un edificio singular de grandes dimensiones, en torno a 450 m2 que destaca por su complejidad arquitectónica y la fortaleza del sistema constructivo utilizado. El Cerro de las Cabezas II se encuentra a unos 400 metros del asentamiento ibérico y no está recogido en la Carta Arqueológica de Valdepeñas.
Los muros conservan una gran altura hasta 1,60 m y su potencia alcanza los 90 cm.
El grupo de investigación del Cerro de las Cabezas ha llevado a cabo estos días, junto a miembros de la Asociación ORISOS una campaña en la que se han llevado a cabo dos sondeos en las inmediaciones del yacimiento ibérico del Cerro de las Cabezas, en el denominado Cerro de las Cabezas II, un yacimiento no recogido en la Carta Arqueológica del Término Municipal de Valdepeñas y situado a 400 metros al Oeste de la Ciudad Ibérica, donde se tenía constancia a través de diversas prospecciones, de la existencia de unas estructuras ibéricas situadas en la cima del cerro.

ESTRUCTURAS DEFENSIVAS Y DOMÉSTICAS

La intensa campaña realizada ha permitido constatar la importancia del asentamiento existente junto al Cerro de las Cabezas, donde a falta del estudio detallado de los materiales arqueológicos localizados que se está realizando, se han documentado varias estructuras defensivas y domésticas que podrían datarse cronológicamente en algún momento tardío del Calcolítico y la Edad del Bronce; así como una mínima extensión de lo que puede ser un gran edificio de época ibérica, coetáneo cronológicamente con algunas fases de ocupación del Cerro de las Cabezas.

UN EDIFICIO DE 450 METROS CUADRADOS
Las estructuras de época ibérica se localizan en la cima del cerro. Nos encontramos ante un edificio singular de grandes dimensiones, en torno a 450 m2 que destaca por la complejidad arquitectónica y fortaleza del sistema constructivo utilizado. El hecho de que algunos muros pudieran observarse a nivel superficial permitieron plantear la excavación de una habitación completa, con un área de 20 m², situada al este del edificio y a la que se accedía a través de una puerta situada en su ángulo noroeste y que da acceso a un pasillo central.

MUROS DE GRAN POTENCIA
Los muros tienen grandes dimensiones y varían desde los 90 cm de anchura de los muros perimetrales a los 60 cm de las compartimentaciones interiores. Conservan además una gran altura, sobre 160 cms, siendo construidos con mampostería muy regular a base de cuarcita trabada con barro sobre los se construyó el alzado de adobes.

PLATOS DE CERÁMICA IBÉRICA
Entre los materiales arqueológicos de época ibérica localizados destacan los platos de cerámicas grises, las cerámicas pintadas de finas bandas, cerámicas con decoración estampillada y algunos fragmentos metálicos difíciles de identificar que podrían datar esta ocupación, en un primer análisis y a falta del estudio definitivo que está realizándose en estos momentos, en torno a los siglos V - IV a. C.

OTROS MATERIALES
Bajo estas estructuras ibéricas se ha localizado un nivel de cerámicas a mano, con decoraciones  digitales, incisas y pintadas y algunos restos de estructuras, como hoyos de poste. Este nivel de cerámicas a mano podría datarse inicialmente en momentos finales del Calcolítico y durante la Edad del Bronce y se asocia a las estructuras localizadas en el segundo sondeo realizado en la ladera del cerro. En él se ha excavado una posible muralla a la que se asocian estructuras de habitación con abundante material cerámico, pesas de telar cilíndricas, etc.

Un primer análisis del material y de las estructuras retrotrae posiblemente la ocupación del entorno del Cerro de las Cabezas a finales de la Edad del Cobre inicios del Bronce. No obstante estos primeros datos han de tomarse con la debida precaución ante el estudio pormenorizado de los resultados que nos dará una mejor y amplia visión de la ocupación que el paraje del Cerro de las Cabezas ha tenido en épocas pasadas.

PROTECCIÓN ANTE LOS EXPOLIOS
Por otro lado, y dada la relevancia del lugar, se ha comunicado a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado esta circunstancia, a fin de proteger y evitar las acciones que se están produciendo en zonas cercanas, con el uso indebido de detectores de metales y la destrucción de pinturas rupestres en la zona de Despeñaperros, entre otros actos contra el Patrimonio.

(Fuente: La Comarca de Puertollano)

2 de julio de 2013

Confirman la presencia de neanderthales en el Abrigo del Molino (Segovia)

Los escasos estudios arqueológicos hasta ahora realizados en el denominado 'Abrigo del Molino', en el valle del Eresma, constatan la existencia de neanderthales en la provincia de Segovia, hace 60.000 años, y refutan las tesis que fechaban la primeras ocupaciones humanas en Segovia hace 4.500 años. El estudio de los restos encontrados pertenecientes a herramientas y a mamíferos como caballos o conejos remontan la existencia humana en la provincia no al Calcolítico, como se creía hasta ahora, sino a miles de años atrás.
Algunos de los restos encontrados en el "Abrigo del Molino".
Foto: Rosa Blanco / ICAL

El descubrimiento, en abril de 2012, de un yacimiento cercano al Molino de los Señores, en el valle del Eresma, ofreció la posibilidad a los arqueólogos David Álvarez, María de Andrés y Julio Rojo y al geólogo Andrés Díez de constatar la datación del yacimiento a través de la técnica Optically Stimulated Luminescence (OSL) en un laboratorio de Dinamarca.

«Este descubrimiento ha sacudido los cimientos de la historia de Segovia», explicaron ayer los arqueólogos para subrayar la idoneidad de la zona para la ocupación humana debido a la existencia de refugios naturales y recursos como el río. Allí fue donde encontraron piezas de sílex, material tradicional del hombre neanderthal con el que fabricaba sus propias herramientas.

«Lo importante no son los hallazgos, sino la repercusión para poder conocer datos de fauna y paleoambiente», dijo María de Andrés. Una vez encontrados los útiles líticos y restos óseos en el transcurso de las obras de apertura de un camino en la zona, los profesionales comunicaron el hallazgo al arqueólogo territorial de la Junta, Luciano Municio, y al Ayuntamiento de Segovia para que fuera concedido un permiso de actuación.

Tras obtener los resultados, los arqueólogos subrayaron su importancia para el estudio de los neandertales en la península ibérica y para ofrecer a Segovia «un importante salto en el panorama científico internacional». En este sentido, aseguraron que los trabajos sobre el 'Abrigo del Molino' serán presentados en congresos y publicaciones de ámbito europeo.

Durante el mes de julio continuarán desarrollándose el trabajo de campo con vistas a confirmar la importancia del hallazgo y sentar las bases de otra investigación, según Álvarez. Además, los arqueólogos subrayaron la importancia de continuar con la misma a pesar de los momentos de dificultad económica porque «creemos que la búsqueda del conocimiento no debe paralizarse por las dificultades económicas», y para ello apelaron a la colaboración como «suma de todos». De momento, los profesionales han encontrado el apoyo que necesitan en la Diputación Provincial de Segovia y en la Junta de Castilla y León.

Para emprender esta «aventura arqueológica», se conformó un equipo de investigación integrado por distintos especialistas, doctores en diferentes disciplinas relacionadas con el Paleolítico y el estudio de los neanderthales, con el objetivo de asegurar el correcto desarrollo de las investigaciones, así como su difusión por distintos medios.

9 de mayo de 2013

Descubren la cámara principal de un dolmen de la Edad del Cobre en el centro de Carmona (Sevilla)

Las obras de renovación urbana promovidas por el Ayuntamiento de Carmona (Sevilla) en la calle Sacramento, han supuesto el descubrimiento de restos arquitectónicos que los arqueólogos, en primera instancia, atribuyen a la cámara principal de un dolmen cuya antigüedad se remontaría a la Edad del Cobre. 
Los arqueólogos identifican el habitáculo como la cámara principal
de un "tholos". Foto: Europa Press.
Aún ha trascendido poca información, pero el Ayuntamiento de Carmona señala que este monumento funerario podría tener unos 4.500 años a sus espaldas.

En un comunicado, el Ayuntamiento informa de que los restos arqueológicos han sido descubiertos este mismo miércoles en la confluencia de las calles Sacramento, Domínguez de la Haza y Aposentos, en pleno casco histórico de esta ciudad monumental. En concreto, ha sido descubierto un habitáculo que los arqueólogos identifican como la cámara principal de un 'tholos'. Los 'tholos', cabe recordarlo, son monumentos funerarios prehistóricos formados por una cámara mortuoria y un corredor o galería que comunica dicho espacio con el exterior.

El Ayuntamiento explica que ya a finales del siglo XIX la apertura de una zanja en este entorno de Carmona supuso el hallazgo de vestigios que los arqueólogos George Bonsor y Vega Peláez atribuyeron a un monumento calcolítico tipo 'tholos', con lo que podría tratarse del dolmen atisbado ya entonces.

La cámara descubierta, de cualquier modo, tendría cuatro metros de altura y diámetro y, según las referencias documentales, contaría con una galería de 17 metros de longitud y 80 centímetros de anchura.
(Fuente: Europa Press)

10 de abril de 2013

Descubierto en Sevilla el taller de marfil más antiguo de Europa

El estudio, publicado en Journal of Archaeological Science, demuestra que en la península ibérica el comercio de marfil asiático era ya una práctica recurrente en la época del Calcolítico (Edad del Cobre).
Los fragmentos fueron hallados en una fosa localizada
en un barrio metalúrgico del extenso yacimiento de Valencina,
junto al río Guadalquivir.
Un equipo de investigadores ha descubierto en Valencina de la Concepción (Sevilla, España) el taller de marfil más antiguo excavado hasta la fecha en Europa. El estudio, publicado en Journal of Archaeological Science, demuestra que en la península ibérica el comercio de marfil asiático era ya una práctica recurrente en la época del Calcolítico (Edad del Cobre).

El grupo está integrado por miembros del Grupo Midas de la Universidad de Huelva, el Museo de Valencina de la Concepción (Sevilla), el Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid, el International Centre of Ivory Studies de la Universidad de Maguncia (Alemania) y el Instituto Arqueológico Alemán de Madrid.

Entre los fragmentos, se han identificado objetos semi acabados de marfil, asta y hueso, desechos de producción, matrices y una sierra de cobre. Estos objetos evidencian una producción local y especializada dedicada a la fabricación de objetos de gran prestigio y muy cotizados en la época, señalan los investigadores.

Las piezas fueron analizadas con métodos de espectroscopia de infrarrojos y la medición de carbono y nitrógeno mediante espectroscopia de masas de relación isotópica. De este modo, fue posible identificar el origen, la dieta y el hábitat natural de la especie animal de la que provino el marfil encontrado.

En el antiguo Golfo Tartésico

Los fragmentos fueron hallados en una fosa localizada en un barrio metalúrgico del extenso yacimiento de Valencina, junto al río Guadalquivir. El lugar corresponde con el antiguo Golfo Tartésico (el Lacus Ligustinus de los romanos), una de las entradas más importantes de materias primas y productos exóticos a la península Ibérica en la antigüedad.

El estudio demuestra que el lugar —ya a comienzos del tercer milenio AC— era escenario de una red de intercambio que se extendía hasta Oriente Próximo. Los investigadores, sin embargo, no han podido identificar todavía quiénes eran los intermediarios y por dónde discurrían exactamente las rutas.

Hasta la fecha, sólo se conocían talleres de marfil en la época del Bronce Antiguo (hacia finales del tercer milenio AC), y se creía que el marfil utilizado en la Península Ibérica provenía exclusivamente del noroeste de África y de fósiles de Elephas antiquus, una especie extinta de elefante.

Valencina es el lugar de la península ibérica donde se ha encontrado la mayor cantidad de piezas prehistóricas elaboradas con marfil como brazaletes, peines, cajas cilíndricas, mangos de cuchillos y puñales, todos ellas halladas junto a materiales suntuosos como oro y piedras exóticas en estructuras funerarias monumentales. Estos objetos ponen de manifiesto el prestigio social que adjudicaba el marfil y la existencia de una élite en formación que fue enterrada en dichos monumentos, subrayan los investigadores.

24 de mayo de 2012

El Montgó, banco de pruebas para la Arqueología del futuro

La cueva del Barranco del Migdia ha bajado a Xàbia para que el Montgó revele sus secretos arqueológicos de hace más de 4.000 años.
Los hallazgos calcolíticos han sido escaneados en 3-D.

La Fundació Cirne de Xàbia muestra ahora los hallazgos de este yacimiento valenciano, que esconde una necrópolis del periodo calcolítico. La exposición se titula Art i Mort al Montgó. La Cova del Barranc del Migdia y sorprende, sobre todo, la reproducción a tamaño natural de las paredes de piedra en las que hay pinturas rupestres de estilo esquemático.

Las pinturas y la cueva se pueden así hasta tocar. De otra forma, sería difícil trasladar al gran público, principalmente a los alumnos de colegios e institutos, la singularidad del yacimiento. La cueva está en los acantilados de la escarpada cara sur del Montgó. Su acceso es complicadísimo. Y luego hay que reptar por un estrecho pasadizo. El lugar, que tiene mucho de mágico, pues al mediodía se cuela un haz de luz del sol que ilumina toda la gruta, estaba predestinado a convertirse en la prehistoria en un referente sagrado. El panteón que los arqueólogos descubrieron en 2009, en la primera campaña de excavaciones, así lo ha confirmado.

La exposición, que se puede visitar en la sede de la fundación de la avenida d'Alacant de Xàbia, ha contado con una subvención de 69.504 euros del Ministerio de Cultura. Antes la Fundació Cirne lo había financiado todo: las tres campañas de excavaciones y una investigación arqueológica en la que se ha recurrido a las técnicas más modernas de escaneado en 3D. La Cova del Migdia es un banco de pruebas de la arqueología del futuro.
El presidente de Cirne, Enric Martínez, explicó ayer que Art i Mort al Montgó combina paneles divulgativos de todo el proceso de excavación, vitrinas en las que se muestran los hallazgos y, como elemento más novedoso, la reproducción de la cueva. "Nuestro objetivo era bajar la cueva al pueblo". Los alumnos que entren en esa gruta virtual se sentirán como auténticos hombres prehistóricos. Se les entregará una unidad didáctica y, entre otras actividades, pintarán arte esquemático.

Mientras, el arqueólogo y director del Museo Soler Blasco de Xàbia, Joaquim Bolufer, recalcó que este yacimiento es único. Su singularidad radica en esconder una necrópolis asociada a pinturas rupestres. 

Por su parte, el también arqueólogo Marco Aurelio Esquembre anunció que todo el equipo está ultimando un documental sobre la Cova del Migdia que se presentará en un festival internacional de cine arqueológico.

Pero no acaba ahí la proyección del yacimiento. El experto en documentación arqueológica Dani Tejerina está trabajando "un programa informático que nos permitirá recorrer la cueva". Será como un videojuego.
(Fuente: Levante / A. Padilla)

17 de junio de 2011

Hallan en Jávea (Alicante) una necrópolis del calcolítico asociada a pinturas rupestres

El Montgó agranda su leyenda de montaña sagrada. Las tres campañas de excavaciones arqueológicas realizadas en la Cova del Migdia (término de Jávea, Alicante) han revelado que este yacimiento, descubierto de casualidad por el Grupo Espeleológico Gatense en 1989, escondía una necrópolis de hace más de 4.000 años. Los arqueólogos han encontrado cinco paquetes de cadáveres, así como fragmentos de cerámica y herramientas de sílex finamente labradas que pertenecían a los ajuares funerarios. Este panteón prehistórico pertenece a la época del calcolítico.
El complicado acceso a la cueva ha hecho posible que su interior
llegara hasta nosotros "sellado e intacto".

Por sí solo ya es extraordinario. Pero, además, la Cova del Migdia está entre los cinco únicos yacimientos de la Comunitad Valenciana con tumbas asociadas a pinturas rupestres. Y es el mejor conservado de todos ellos. El complicadísimo acceso de esta cavidad ha hecho posible que su depósito arqueológico llegara hasta la actualidad "sellado e intacto". Así lo destacó ayer el arqueólogo Joan de Déu Boronat, que explicó que en esta cueva del Montgó se realizaban enterramientos secundarios, es decir, aquí se traían los cadáveres ya descarnados. En los paquetes funerarios se han encontrado huesos de diferentes individuos, incluso de niños; podrían pertenecer a una misma familia.

Tanto Boronat como Marco Aurelio Esquembre, que son los arqueólogos que han dirigido las excavaciones, subrayaron ayer que la Cova del Migdia es única. Insistieron en esa peculiaridad de ser un santuario funerario con representaciones de pinturas esquemáticas. Pero también recalcaron que la diferencia de este yacimiento es que se ha estudiado con las técnicas arqueológicas más vanguardistas. Daniel Tejerina, que es investigador de nuevas tecnologías de la Universitat Politècnica de València, explicó que se ha realizado un escaneado láser de toda la gruta y de las pinturas rupestres. "Esto nos permite obtener un mapa tridimensional de la cueva". Además, la intención de la Fundació Cirne, que ha promovido y financiado estas excavaciones, es aprovechar esos modelos en 3D para recrear a tamaño real el yacimiento.


El uso de la tecnología de tres dimensiones ha convertido la Cova de Migdia en una referencia mundial en investigación arqueológica. De hecho, se presentará una ponencia sobre estos trabajos en el congreso internacional de arqueología 2.0 que se celebra en Sevilla la próxima semana.La Cova del Migdia, que está en un precipicio en la cara del Montgó que mira a Xàbia, confirma que toda esta montaña es un gran yacimiento arqueológico. Pero falta lo de siempre: el apoyo institucional. En ese desinterés de las administraciones, este yacimiento no es distinto a otros. Ayer el presidente de Cirne, Enric Martínez, dejó claro que las ayudas públicas son imprescindible para seguir investigando.
(Fuente: Levante-EMV)

7 de febrero de 2011

Jaén: Las obras de la Autovía del Olivar dejan al descubierto diez nuevos yacimientos de diferentes épocas en Baeza

Estos nuevos hallazgos se suman a los del pasado mes de octubre, en que el trazado de la autovía dejó al descubierto instalaciones hidráulicas de época romana, incluido un acueducto. 

Los trabajos arqueológicos llevados a cabo con motivo de las obras de construcción del tramo comprendido entre los enlaces norte y sur del Puente del Obispo en la Autovía del Olivar han dejado al descubierto los vestigios de asentamientos humanos de distintas épocas históricas en la provincia de Jaén.

   De esta forma, se ha realizado una intervención arqueológica en la zona conocida como El Cerro de los Vientos, en el término municipal de Baeza, una meseta alargada de más de 1 kilómetro de longitud, enmarcada entre los ríos Torres por el oeste, y Guadalquivir por el norte, así como otros arroyos menores por el este. 
Construcciones hidráulicas descubiertas por la autovía en 2010.
   Uno de los yacimientos más interesantes excavados en El Cerro de los Vientos ha documentado la presencia de un poblado calcolítico de planta ovalada en el que se han descubierto un total de 70 estructuras entre cabañas, silos de cereal, tumbas, hogares, áreas de trabajo y defensivas.

   Este yacimiento tiene una importancia similar al documentado en la Venta del Rapa de Mancha Real, ya que permite conocer una pequeña comunidad en los inicios de la sedentarización humana en el Valle del Guadalquivir a lo largo del tercer milenio antes de Cristo.

   En total, se ha trabajado en diez yacimientos arqueológicos situados, tanto en la zona de préstamos, destinada a la extracción de tierras para la construcción de la autovía, como en la propia traza, donde se ha documentado una cortijada medieval, una necrópolis ibérica con enterramientos de incineración en urnas, restos de poblados neolíticos, construcciones romanas relacionadas con la producción del aceite y una alquería islámica del siglo XI después de Cristo.

   Este caserío islámico localizado en el trazado de la Autovía del Olivar se mantuvo en uso después de la conquista de los Reyes Católicos y se convirtió en un pequeño cortijo durante la Baja Edad Media y la Edad Moderna, siendo abandonado en el siglo XVIII. La alquería, probablemente, estuvo destinada al pastoreo y otros trabajos agrícolas.

POBLADO NEOLÍTICO Y NECRÓPOLIS VISIGODA
   Por otra parte, en la zona de préstamos, se ha encontrado otro pequeño poblado neolítico, un poblado y una necrópolis de época visigoda que contiene unas 30 tumbas de inhumación, así como unas estructuras de época romana entre las que destaca un horno altoimperial con doble cámara de combustión y cámara de cocción, entre otros restos y materiales de época visigoda y emiral.
Restos del acueducto romano.

   Los trabajos de excavación arqueológica se han llevado a cabo por el Centro Andaluz de Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén. Estos trabajos y estos descubrimientos no van a afectar a la ejecución de las obras. Una vez catalogados y estudiados los restos arqueológicos se retirarán, ya que están localizados en una zona de desmonte.

   La Universidad de Jaén también ha sido la encargada de catalogar los restos arqueológicos encontrados en el tramo anterior de la Autovía del Olivar, consistentes en una serie de infraestructuras hidráulicas de la época imperial romana que, pueden considerarse, uno de los mejores exponentes de la ingeniería hidráulica de la época romana en la provincia de Jaén.
(Fuente. Europa Press)

13 de agosto de 2010

Jaén: La Junta salvará de las aguas y acondicionará la muralla calcolítica de Marroquíes Bajos

El tramo más grande que se conoce de la muralla de Marroquíes Bajos, enclavado en lo que hoy es el barrio de Expansión Norte de la ciudad de Jaén, sigue parcialmente bajo las aguas, lo que demuestra que su inundación no era sólo de las abundantes lluvias del pasado invierno sino también de las aguas subterráneas que fluyen en la zona, que ahora quedan estancadas a causa de la edificación en los solares vecinos, tras el reciente desarrollo urbanístico de la tercera fase del SUNP-1, como ya apuntó en su día el director de la excavación arqueológica, Antonio Crespo, de la empresa Conatus.

Viabilidad económica
Un problema añadido, por tanto, y que requiere una solución dada la entidad de los restos arqueológicos. La novedad es que la propietaria del terreno, que es la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA), ha encargado al arqueólogo que presente una propuesta técnica y económica para solventar la evacuación del agua. Una propuesta que sirva ahora y en un futuro. En ello trabaja ya Crespo, que la semana que viene tiene previsto reunirse con dos empresas para conocer el presupuesto que tendría dicha actuación, para a su vez trasladarlo a la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura con el fin de obtener su autorización, y a EPSA para que le dé el visto bueno.
Pero el encargo de la administración pública va más allá de esta solución técnica para evitar nuevas inundaciones. Contempla también la terminación del estudio arqueológico como había propuesto el director de la excavación, dirigido a excavar un poco más y conocer, entre otras cosas, por qué sus moradores construyeron una segunda puerta a pocos metros de la primera y más grande (la hipótesis que se quiere confirmar es que fue para mejorar el acceso, quizá a través de un puente o plataforma, pues han aparecido pilares dentro del foso asociado a la muralla).
La intención es también consolidar el lienzo de muralla sacado a la luz y su puesta en valor para que la ciudadanía pueda visitar sus inmediaciones y conocer sus características, función e historia.
Todo ello condicionado a que sea «viable» económicamente, según le ha indicado EPSA al arqueólogo, quien no obstante alberga esperanzas de que el hallazgo sea finalmente restaurado, conservado y puesto en valor. Aunque teme que eso no sea posible del todo antes de que lleguen las lluvias del próximo otoño, por lo que trabaja con el supuesto de que la muralla volverá a inundarse totalmente, si bien confía en que al menos pueda ejecutarse la solución técnica para evacuar el agua cuando se anegue.
Relevancia
Los resultados de la excavación arqueológica se dieron a conocer en noviembre pasado. Desde el primer momento hubo coincidencia en resaltar su entidad. El asentamiento de Marroquíes Bajos, uno de los más importantes de toda Europa y que está datado mediante la prueba del carbono 14 entre los años 2.450 al 2.125 a. C, ha sido bien documentado por los arqueólogos, pero apenas se conservan edificaciones relevantes 'in situ' ya que el reciente desarrollo urbanístico de la principal zona de expansión de Jaén coincidió con los comienzos del 'boom' inmobiliario.
Así, por ejemplo, el catedrático de Prehistoria de la Universidad de Jaén y director del Centro Andaluz de Arqueología Ibera, Arturo Ruiz Rodríguez, indicó que la muralla aparecida es «una pieza espectacular, un tramo tan amplio que tienes la posibilidad de ver en perspectiva el lienzo, las torres, las puertas... Difícilmente hay en España un caso similar del periodo Calcolítico. Difícilmente se puede justificar que no se conserve ahí».
El subdelegado del Gobierno en Jaén, Fernando Calahorro Téllez , calificó los restos de «primera magnitud», lo que obliga a construir en otro solar la nueva sede de la Agencia Tributaria. Y el actual secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías Arévalo, se pronunció en el mismo sentido y abogó por musealizar dichos restos arqueológicos.
(Fuente: elideal.es)

26 de abril de 2010

Hallados en Jaén dos ídolos prehistóricos con 4.500 años

Las excavaciones arqueológicas realizadas en el solar donde se construirá la futura Ciudad de la Justicia de Jaén, en el yacimiento de Marroquíes Bajos, han sacado a la luz valiosos restos del Calcolítico además de abundante material cerámico de épocas prehistórica e islámica y varias necrópolis. De entre todos ellos destaca una pareja de ídolos antropomorfos con 4.500 años que, a juicio del director de la excavación, el arqueólogo Vicente Barba, "suponen un gran avance en la investigación de estas estatuillas en los periodos calcolíticos, ya que son pocos los ejemplos que se conservan en todo el país". Las piezas, realizadas en hueso y con una altura de 11 y 12 centímetros, vienen a significar el cambio social de las estructuras de poder que tiene lugar a mediados del tercer milenio antes de nuestra actual era. Las estatuillas aparecieron en el interior de una cabaña junto a otros útiles de piedra.

Idolos antropomorfos de Marroquies Bajos (Jaén)

La pareja de ídolos prehistóricos se han expuesto hasta hoy 25 de abril, en el Museo Provincial de Jaén dentro de una exposición junto a otros hallazgos. Entre ellos destaca una gran vivienda de los siglos VIII-IX excavada en su totalidad , con todos sus objetos conservados y recuperados; una de las más importantes y extensa necrópolis encontradas en Jaén; dos fosos prehistóricos; silos de estructura subterránea, y abundantes piezas arqueológicas.

Basamento de la muralla de Marroquíes Bajos


La muestra, que ha permanecido abierta desde mediados de marzo ha permitido al visitante hacer un recorrido por la Prehistoria, descubriendo los modos de vida, los objetos hallados en el solar y sus representaciones más simbólicas. La exposición la ha financiado la Consejería de Justicia.

La intención de la Junta de Andalucía, según avanzó el secretario general para la Justicia, Pedro Izquierdo, es aglutinar en un mismo espacio la nueva sede judicial junto con parte de los hallazgos arqueológicos. Se integrarán algunos de los valiosos restos encontrados en la parcela donde se edificará la Ciudad de la Justicia, cuyo proyecto ya se está redactando. Los arqueólogos apuestan por integrar en la futura construcción la vivienda y los fosos prehistóricos por su importancia para explicar la historia del yacimiento de Marroquíes Bajos.

publicado por Guillermo Caso de los Cobos
elpais.com