Mostrando entradas con la etiqueta baños árabes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta baños árabes. Mostrar todas las entradas

1 de abril de 2014

Las catas arqueológicas sacan a la luz en Elche los baños árabes del S. XI

Los técnicos que trabajan en la Plaza de la Fruta de Elche (Alicante) han sacado a la luz otro elemento patrimonial que el Ayuntamiento de Alicante quiere conservar a toda costa: los segundos baños árabes de la ciudad. Una construcción de la época islámica que data del S. XI y que cuatro siglos después fue reconvertida en un matadero mediante el que las instituciones de la época cobraban tributos.
Uno de los técnicos inspecciona los restos arqueológicos encontrados en las catas realizadas. Foto: LA VERDAD.
Los baños árabes han sido descubiertos gracias a las distintas canalizaciones que comunican las salas del edificio islámico. Asimismo, un elemento importante ha sido el hallazgo de un 'caldearium' en uno de los habitáculos del recinto. Se trata de un elemento que se utilizaba para calentar espacios concretos de las instalaciones.

Además, de los restos encontrados se desprende que estaba divido en tres zonas: una entrada principal con vestuarios incluidos, una zona de agua fría y otra de baños calientes en la parte norte de la edificación. También existe una zona en la que posiblemente se encontrasen instaladas letrinas.

Fue en el S.XV cuando una parte del edificio fue reconvertida en matadero y la otra fue adquirida por un particular para seguir teniendo la misma función que había desempeñado durante los cuatro siglos anteriores. Así se refleja en los archivos municipales, según explicó ayer Alonso, quien además aseguró que «posiblemente sean los baños que acogían a la gente de la Vega Baja que acudía a la ciudad en aquella época al estar en la Puerta de Guardamar de la antigua muralla».

Se trata de restos arqueológicos que «deben conciliar con el proyecto del nuevo Mercado Central», aseguró la alcaldesa, Mercedes Alonso. Además, según la regidora, «en el pliego de condiciones especificamos que, de encontrarse algo en las catas, la empresa adjudicataria debería incluir una serie de mejoras para poner en valor cualquier tipo de hallazgo».

PROTECCIÓN
Los restos de los baños árabes se encuentran expuestos a elementos como la lluvia y el viento. Es por esto que la alcaldesa anunció que «se está trabajando para proteger el entorno y hacerlo visible al público». Para ello cambiarán el vallado opaco actual por uno trasparente y estudiarán instalar una pasarela sobre las catas arqueológicas para que ciudadanos y visitantes puedan observar los hallazgos y los trabajos que los arqueólogos allí realizan.

Por otro lado, la alcaldesa aseguró que «todavía hay que esperar al resultado final de las catas y al posterior informe de la Dirección General de Patrimonio para saber si el proyecto es del todo viable». Se trata de un punto de inflexión que, además de determinar el nivel de protección de los elementos encontrados en el subsuelo, podría alargar el proceso si los técnicos y arqueólogos de la Generalitat deciden expandir las catas arqueológicas a otras zonas del entorno.

Asimismo, Alonso llamó posteriormente a algunos placeros para explicarles in situ lo que minutos antes había contado a la prensa sobre los nuevos hallazgos. Un acto que sirvió para tranquilizar los ánimos unos comerciantes que dependen del resultado de unas catas arqueológicas que finalizarán dentro de un mes y medio.

(Fuente: Las Provincias / David Sevilla)

16 de marzo de 2012

La larga agonía del patrimonio mudéjar de Jaén

La amenaza de ruina planea sobre Los Baños del Naranjo en la capital del "Santo Reino".
Estado de abandono en el que se encuentran los Baños del Naramjo
en la calle Los Caños de Jaén. Foto: Agustín Muñoz.
Fue baño árabe en el siglo XI, antiguas carnicerías, tahona e incluso escuela en la II República. Pero, hoy por hoy, y ya van 'cuarenta años', en el corazón de la Judería, los Baños del Naranjo son hábitat de ratas, culebras y gatos, y una estructura que “se caerá en cualquier momento —como teme 'Iuventa'—, 'si no se apuntala cuanto antes'.

La penúltima vez que la asociación socio-cultural Iuventa denunció la situación de ruina en la que se encuentran los Baños del Naranjo fue el 16 de noviembre de 2010. Remitió un escrito al Ayuntamiento —gestionado, entonces, por la socialista Carmen Peñalver, en buena lid con IU—, en el que solicitaba una rehabilitación urgente de todo un símbolo arquitectónico en la Historia del Arte de Jaén. Pero no consiguió nada. Solo olvido. Y, así, día a día, desde hace “40 años” —según un vecino de la zona—, y desde que el presidente de Iuventa, Rafael Cámara, tiene uso de razón, el edificio que, hace mil años, fue “hamman” o baño árabe, carnicerías, panadería y hasta escuela “durante la II República”, se deteriora un poco más, mientras ratas “genéticamente medievales”, culebras y gatos callejeros campan en su interior, revueltos entre arbustos e hierbajos de medio metro de altura y un cúmulo de basura. Pero, dentro de todo este “abandono”, hay algo que preocupa más todavía a Cámara. A través de las maderas rotas de la vieja puerta de entrada, el presidente de “Iuventa” apunta con el índice a un techo que no existe. “Si esto continúa así, sin que lo apuntalen y sin que, por lo menos, le pongan un techo de uralita, se caerá en cualquier momento”, vaticina. Y, si ocurriera, advierte de que Jaén perdería “una de las escasas muestras de la arquitectura neomudéjar que aún conserva”.


Para evitarlo, pide una intervención urgente. “Sabemos que hay crisis, pero no podemos dejar que esto se caiga. Hay que apuntalarlo, por lo menos”, demanda un hombre que se revuelve ante la idea de que Jaén pueda tener el “récord de edificios con declaraciones de ruina de toda Europa”. “Lo creo —apostilla—. No ha habido una política de preservación. No hay ni un rincón sin solar abandonado en la judería”. Y añade, a modo de conclusión: “No pedidos mármoles de Carrara. Solo limpieza, vigilancia y conservación” de edificios como la joya histórica que son los Baños del Naranjo y que el Ayuntamiento acordó convertir en futura sede de la Casa Sefarad-Israel.
(Fuente: Diario Jaén / Nuria López Priego)

6 de enero de 2011

Los baños árabes de Jaén lavarán su cara en 2011

El Ministerio de Fomento ha anunciado la licitación de las obras  de rehabilitación de los Baños Árabes --Palacio de los Condes de  Villardompardo--, en Jaén, que albergarán el Centro de Interpretación  de las Rutas Turísticas Provinciales. 
Los baños árabes de Jaén son del S. XI.

La actuación se incluye dentro del Programa de recuperación  patrimonial de elementos para usos de equipamiento cultural,  educativo y museístico, del Ministerio de Fomento.  

El presupuesto previsto de las obras asciende a 1,6 millones de  euros de los que el Ministerio de Fomento aportará el 60 por ciento.  El resto será financiado por la Diputación. La realización de esta  obra de rehabilitación se relanza gracias al consenso alcanzado entre  el Ministerio y la Diputación en el seno de la Comisión de  Seguimiento del Convenio. 
 
El Centro Cultural de Villardompardo lo constituyen además del  propio Palacio y la Capilla de la Visitación, varios edificios  adosados conectados entre sí que albergan el Museo de las Artes y  Costumbres Populares y el Museo de Arte Naif. Bajo el Palacio se  encuentran los Baños Arabes del siglo XI, declarados Monumento  Histórico Artístico. 

La intervención prevista contempla su adecuación a personas con  discapacidad, remodelación de algunos espacios y adaptación a las  nuevas normativas. La duración prevista de las obras es de 10 meses y  el plazo para la presentación de ofertas concluye el próximo 3 de  febrero. 
(Fuente: Diario Jaén)

11 de noviembre de 2010

Vídeo: Visita virtual a los Baños Árabes de Jaén en el Palacio de Villardompardo. Reconstrucción hipotética retrospectiva

Video que muestra un recorrido virtual por los Baños Árabes del Palacio de Villardompardo de Jaén. En él se superponen las imágenes del monumento en su estado actual y en su estado primigenio.
Es el resultado de un proyecto de investigación realizado por el Departamento de Ingeniería Grafica de la Universidad de Jaén y la Diputación Provincial de Jaén.

(Fuente: Terra Antiquae)