Mostrando entradas con la etiqueta Vascos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Vascos. Mostrar todas las entradas

11 de diciembre de 2012

Toledo destinará tres millones de euros a la ciudad islámica de Vascos

Con esta dotación económica, la Diputación de Toledo estudia la puesta en valor de la ciudad árabe del S. X, que incluiría el acceso por medio de embarcaciones desde el pantano de Azután.
Vista de la muralla de la ciudad árabe de Vascos, en Navalmoralejo.
La Diputación de Toledo dispone de tres millones de euros para "relanzar" el yacimiento arqueológico de 'Ciudad de Vascos' -- procedentes de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), la Junta y la propia Institución-- y estudia "darle un realce mayor" mediante el acceso a través de embarcaciones desde el pantano de Azután, originando un "flujo de visitantes de gran nivel".

Así lo ha dado a conocer en un desayuno informativo en Talavera de la Reina el presidente de la Diputación de Toledo, Arturo García-Tizón, quien ha añadido que espera que el proyecto este completado "en los primeros meses de 2013".

García-Tizón ha dicho que éste es uno de los "proyectos estrella" que pretende acometer para el año próximo la Institución, y ha dejado claro que será un valor adicional para esta parte de la provincia de Toledo, del que se pueden ver beneficiados municipios como Oropesa, Lagartera, Puente del Arzobispo y también Talavera, mediante sus alojamientos, casas rurales y establecimientos en general.

El presidente de la Diputación provincial ha recalcado que la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, "está interesadísima para que esto salga adelante". "Estamos a falta de conocer los informes de impacto ambiental y de batimetría pero esto va a ser un gran proyecto para el turismo, la artesanía y las labores", ha añadido.

A su juicio, se trata de un yacimiento del siglo X que ocupa una extensión superficial, "que cuenta con un recinto amurallado, mezquita, alcazaba y cementerios, que ahora solo se puede visitar un día a la semana". Además, ha agregado que, de acuerdo con la familia propietaria de los terrenos, se quiere hacer visitable todos los días "de manera permanente".

14 de octubre de 2012

Las excavaciones sólo han destapado el 10% del conjunto arqueológico de la ciudad islámica de Vascos

La ciudad árabe fortificada de Vascos, en Navalmoralejo (Toledo), tenía una superficie de unas ocho hectáreas. En este sentido, todavía se conservan los restos de dos cementerios y de un arrabal. Asimismo, el yacimiento ha revelado determinados aspectos de la vida cotidiana de sus habitantes tanto en la parte pública como en la privada.
La ciudad árabe de Vascos se encuentra en una finca particular del municipio toledano de Navalmoralejo.
El catedrático de Historia Medieval en la Universidad de Castilla-La Mancha y director de las excavaciones en Ciudad de Vascos desde hace tres décadas, Ricardo Izquierdo, se mostró ayer en palabras a este diario favorable a un proyecto turístico de estas características, teniendo en cuenta que actualmente no hay guías, por ejemplo, en el yacimiento ubicado en el término municipal de Navalmoralejo.

El investigador apuntó que actualmente se ha destapado entre el 8 y el 10 por ciento del conjunto arqueológico, pues se trata de una ciudad amurallada muy grande y que requiere de un trabajo minucioso.

Desde antes de estos trabajos, estaban a la vista la muralla y la alcazaba, pero no se podía observar los edificios restantes que están ahora a la luz. La actividad, sin embargo, se ha parado desde hace dos años por la falta de subvenciones.

El yacimiento arqueológico de origen andalusí cuenta con una página de internet especializada en Ciudad de Vascos (www.ciudaddevascos.com), en la que han colaborado la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Universidad de Castilla-La Mancha y la Universidad de Santiago de Compostela.

La ciudad fortificada tenía una superficie de unas ocho hectáreas. En este sentido, todavía se conservan los restos de dos cementerios y de un arrabal. Asimismo, el yacimiento ha revelado determinados aspectos de la vida cotidiana de sus habitantes tanto en la parte pública como en la privada.

La fecha de la creación de la ciudad no son exactas, pero se baraja una horquilla entre los años 930 y 950. A finales del siglo XI, las tierras donde se asienta Ciudad de Vascos se entregaron a los cristianos, puesto que se han encontrado monedas en la alcazaba correspondientes a este reinado. Paulatinamente, se abandonó el lugar.

2 de abril de 2012

Encuentran un nuevo acceso a la ciudad árabe de Vascos (Toledo)

Las últimas excavaciones desarrolladas en el yacimiento de Ciudad de Vascos en Navalmoralejo (Toledo) han sacado a la luz la Puerta Sur, uno de los dos principales accesos a esta ciudad musulmana que estuvo habitada desde el siglo X hasta el XII y en la que llegaron a vivir cerca de 3.000 personas.
Esta segunda puerta ya ha sido excavada tanto en su parte interior como en la exterior, según ha explicado en una entrevista a Efe el decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Castilla-La Mancha, Ricardo Izquierdo, que ha indicado que los trabajos deberían continuar por la zona interior de la puerta, para ampliar el conocimiento de la trama urbana.
La ciudad árabe de Vascos, en Navalmoralejo, Toledo.

El descubrimiento del trazado de las calles y la ubicación y tipología de las casas sería el siguiente paso para estas excavaciones, que ya en 2011 sufrieron las consecuencias de la crisis, puesto que solo se hicieron tareas de consolidación, si bien para este año no se sabe qué trabajos se realizarán allí.

Además, en la zona colindante a la Puerta Sur se han encontrado restos de paredes encaladas y de pinturas, lo que da la sensación de que constituyeran zócalos pintados, por lo que Izquierdo ha comentado que si esta misma decoración se repitiera en otras casas vecinas, se llegaría a la conclusión de que esa era la zona rica de la ciudad, que no ha sido todavía localizada.

Izquierdo ha señalado que, si finalmente se demostrara que el barrio rico de la ciudad se encuentra en esta zona, sería un elemento llamativo, pues en su opinión, lo lógico sería que la zona noble se ubicara al lado de la Alcazaba, que se levanta junto a la otra puerta principal, en el otro extremo del núcleo urbano.

Y es que, a pesar de que las investigaciones en este yacimiento hispanomusulmana comenzaron hace más de treinta años, todavía quedan muchos elementos por descubrir en de la ciudad, que se calcula que fue abandonada por sus habitantes después de la rendición de la ciudad de Toledo al rey Alfonso VI.

Precisamente, tal y como resalta Izquierdo, uno de los aspectos que se desconocen de la ciudad es su nombre y, aunque se piensa que se pudo llamar 'basac', lo cierto es que tan solo aparece escrito en una ocasión, en un documento del siglo XI en el que se hace alusión a uno de los distritos que rodeaban la ciudad de Talavera, de la que Vascos dependía administrativamente.

Sin embargo, añade Izquierdo: "No se sabe exactamente, porque es la única referencia que tenemos de un topónimo de cerca de Talavera".

Tampoco se sabe dónde se podría levantar la mezquita 'al-jama' o principal, ya que debido al número de habitantes que se calcula que tuvo Vascos, debió de ser una construcción de grandes dimensiones, de la que todavía no se tiene ni un indicio de dónde podría estar.
Según las apreciaciones de Izquierdo, la mezquita principal debería levantarse en el centro de la medina, pero no se han encontrado restos, aunque en Vascos sí han ido apareciendo mezquitas más pequeñas, como la localizada en el interior de la alcazaba y que serviría para los oficios religiosos de los mandatarios.

En general, Izquierdo calcula que de este yacimiento que ocupa ocho hectáreas de terreno, tan solo se ha descubierto el 10 por ciento de los restos.

Así, Izquierdo también echa en falta unos baños principales para los habitantes de Vascos que, debido a su religión, le daban mucha importancia a la higiene ya que debían hacer las abluciones antes de la oración, y detectar con exactitud dónde se ubicaba la zona comercial, aunque en este extremo ha comentado que "no se precisaban grandes construcciones, tan solo una zona libre donde los comerciantes pudieran extender sus sacos para mostrar su mercancía".

9 de abril de 2011

La ciudad árabe de Vascos duerme su esplendor en una finca particular de Toledo desde el Siglo XI

Resulta imposible no sentirse contagiado del misterioso hechizo que emana de cada una de sus piedras, que perfilan sobria y armoniosamente la arquitectura de esta enigmática Ciudad de Vascos, situada en  el término de Navalmoralejo (Toledo). 
Vista de la ciudad en el municipio de Navalmoralejo (Toledo).

Muchas y variadas teorías se han aventurado en torno al nombre de estas misteriosas ruinas, pero ninguna está medianamente fundamentada. Se supone que debió de ser una deformación fonética de su denominación primitiva del árabe. Tampoco se sabe bien si éste era el nombre por el que se le conocía en aquella época. También permanecen en el más oscuro de los misterios los motivos que impulsaron su construcción en el siglo X, su gran desarrollo (se calcula que albergó más de tres mil habitantes) y posteriormente su total abandono en el XI, en pleno florecimiento. 

La ciudad está ubicada sobre un áspero promontorio, en un risco salvaje, en un enclave lleno de magia y misterio, abrazada por el río Huso y sumida en el olvido. El espectáculo es sobrecogedor. Toda una ciudad hispano-musulmana detenida en el tiempo. Situada en lo más profundo de la Jara toledana, en el municipio de Navalmoralejo, está rodeada de una magnífica muestra del llamado bosque mediterráneo, una rica y variada fauna adaptada a este tipo de ecosistema. 
La ciudad está en una finca particular.


Se sabe poco de este sorprendente asentamiento, aunque los trabajos arqueológicos que se vienen realizando desde el año 1.975 van desvelando gota a gota cómo vivían y cómo se defendían sus moradores. Se conoce poco más porque estas venerables ruinas se resisten tenazmente a entregar sus secretos tan celosamente guardados durante siglos. Dotado de cementerios, sólidas murallas, baños y una altiva alcazaba, la ciudad se levantó distante de enclaves estratégicos y lejos de las principales rutas comerciales al Tajo y a Toledo. Este aislamiento ha contribuido en gran medida a que el lugar no haya sido expoliado, sin más deterioro que el producido por el paso de los siglos. 
Puente romano de La Canasta, una calzada romana secundaria
 que unía la ciudad de Vascos del municipio de Navalmoralejo y Toledo.
Los restos mejor conservados, los que confieren al conjunto el carácter monumental y que más impactan al visitante que lo contempla, lo forman los elementos defensivos y militares de la ciudad. En concreto la robusta muralla o lienzo defensivo que protege el espacio de unas ocho hectáreas, elemento fundamental en las ciudades hispano-musulmanas, y que envuelve la Medina o ciudad propiamente dicha. El trazado de esta defensa se adapta a lo abrupto del terreno, bordeando los lugares más escarpados. Se conservan restos de dos puertas, una de ellas con el arco de herradura típicamente musulmán y cinco angostos postigos horadados en la muralla. Fuera de ésta, en extramuros, los llamados Baños de la Mora -con la posibilidad de emanar agua fría o caliente- y restos de otras dependencias en donde los artesanos ejercían sus labores, posiblemente para evitar ruidos y olores a la ciudad. 

Varias teorías afirman, aunque nada concreto se ha podido demostrar hasta el día de hoy al no existir documentos que lo avalen, que la construcción de esta ingente obra se relaciona con fines estratégicos y defensivos, tal vez vinculada a la defensa de la línea fronteriza del Tajo. Otras la relacionan con la minería, estimando que estaba ligada mediante rutas o caminos con las minas de hierro y oro que existieron en las Rañas de Jaeña. Esta teoría se basa en las escorias halladas en las excavaciones. 

Para visitar la Ciudad de Vascos:
Horarios Centro de Interpretación: 
A partir del 15 de mayo, sábados de 10 a 14 horas.
Tarifas Entrada gratuita
Servicio Visitas guiadas previa cita concertada llamando a los teléfonos 625 738 152 y 639 004 915 o por e-mail a carpetaniatur@ya.com