Mostrando entradas con la etiqueta Uja. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Uja. Mostrar todas las entradas

15 de marzo de 2012

Arqueólogos de la UJA combinan el escáner 3-D con la RTI para descifrar los jeroglíficos hallados en Asuán (Egipto)

El equipo de arqueólogos de la Universidad de Jaén desplazado a Asuán está desarrollando una importante excavación en una de la mayores necrópolis de Egipto, Qubbet el-Hawa, al sur del país, donde ha realizado los primeros hallazgos. Se trata de una veintena de momias, algunas con más de 4.000 años de antigüedad, y abundante material jeroglífico de difícil interpretación. 

A su regreso a Jaén, están utilizando una técnica pionera en el mundo al combinar el escaneado en 3D con la RTI (Reflectance Transformation Imaging) que les permitirá comprender mejor los textos y compartir el material con la comunidad académica internacional.  En este vídeo explican su trabajo.

(Fuente: Historias de Luz)

23 de febrero de 2012

Química y Arqueología se alían en Jaén en busca de datos sobre la dieta y costumbres de los íberos

Un equipo interdisciplinar de arqueólogos y químicos de la Universidad de Jaén, en colaboración con la de Gante (Bélgica), desarrolla un estudio en el que combinan química y arqueología para aclarar algunos aspectos de la cultura de los Íberos sobre su alimentación, sus prácticas ganaderas y los usos medicinales o rituales de algunos alimentos y productos.
¿Era el consumo de vino entre los Íberos exclusivo de la aristocracia o, por el contrario, también estaba extendido entre el resto del pueblo? ¿Utilizaban la cera de abeja como sellante interno de las cerámicas, o para usos rituales o medicinales? Éstos son algunos de los interrogantes que obtendrán respuesta o confirmación gracias a la colaboración entre dos disciplinas muy diferentes pero, en este caso, complementarias.
Pruebas químicas realizadas a piezas arqueológicas.
Foto: Fundación Descubre.
Un equipo interdisciplinar de arqueólogos y químicos de laUniversidad de Jaén, en colaboración con la Universidad de Gante (Bélgica), desarrolla un estudio en el que combinan química y arqueología para aclarar algunos aspectos de la cultura de los Íberos sobre su alimentación, sus prácticas ganaderas y los usos medicinales o rituales dados a algunos alimentos y productos, como la cera de abeja, que no se han podido contrastar aún por falta de medios materiales para hacerlo. “Podremos identificar si las grasas halladas en los materiales cerámicos son de origen vegetal o animal y, en este segundo caso, si proceden de animales rumiantes o no. Con ello podremos identificar si eran parte de la dieta, contrastarlo con los huesos hallados en los yacimientos y determinar si consumían animales que tenían en su entorno o traían de fuera. Esto nos permitirá conocer más aspectos de la dieta de los Íberos. También buscaremos, en las piezas arqueológicas, restos de vino y cera de abeja. Sobre el primero, si el análisis de restos de cerámicas hallados fuera de un entorno aristocrático desvelan que contenían vino podremos establecer que el consumo de éste era más “democrático” de lo que hasta ahora pensábamos. Y sobre la cera, sabremos si se empleaba como sellante interno de las vasijas o para uso medicinal o ritual”, explica Alberto Sánchez Vizcaíno, investigador principal de proyecto.
Para ello, la investigación, que tiene una duración de tres años, se centrará, por una parte, en el análisis de pigmentos y materias primas utilizadas en decoraciones de materiales cerámicos y no cerámicos, tales como pastas vítreas o materiales de construcción. Por otra parte, se investigarán los residuos o sustancias que contenían los recipientes cerámicos y no cerámicos usados por los íberos. Para ello, emplearán varias técnicas de análisis químico que permiten estudiar un amplio abanico de materiales y pigmentos empleados que aportarán información que de otra forma no sería accesible a la investigación arqueológica.
Para el desarrollo del proyecto se han constituido dos grupos de trabajo: uno de arqueología, del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica (CAAI) y otro de química, del Departamento de Química Física y Analítica de la UJA. “El desarrollo de este proyecto supondrá un avance en la integración de los datos arqueológicos y químicos y esto va a permitir una mejor interpretación histórica de los resultados, evitando grupos de trabajo desconectados y resultados dispersos”, señala Sánchez Vizcaíno.
La investigación, desde el punto de vista temporal, se centrará en la cultura de los íberos partiendo de sus antecedentes durante el Bronce Final-Orientalizante (siglo VII a. C.), hasta el siglo I a.C. con la configuración de la sociedad ibero-romana. En cuanto a los yacimientos que serán objeto de este estudio, financiado con 41.000 euros por el Ministerio de Ciencia e Innovación, se cuentan los de Puente Tablas, Los Turruñuelos-Baécula, Arroyovil, Piquía y Los Castillejos, todos ellos en la provincia de Jaén, y los de Tútugi, en Granada, y La Noria, en Málaga.
(Fuente; Agencia Sinc)

14 de febrero de 2012

Arqueólogos de Jaén hallan una veintena de momias y un sarcófago en Egipto

Un equipo de arqueólogos de la Universidad de Jaén (UJA) ha encontrado una veintena de momias y un sarcófago de madera en las excavaciones que desde hace un mes lleva a cabo en la necrópolis de Qubbet el-Hawa en Asuán (Egipto), un complejo funerario con cuatro milenios de historia.
Entre el material arqueológico localizado por los
 investigadores de la Universidad de Jaén destaca un sarcófago
 de madera de un alto personaje enterrado
 con posterioridad en la gran tumba.
EFE
Se trata de la cuarta campaña de excavación de este equipo de investigadores que dirige el profesor de Historia Antigua de la UJA Alejandro Jiménez Serrano, ha informado la universidad en una nota.
Las principales joyas de este hallazgo arqueológico son una gran tumba, construida por un gobernador provincial de la XII Dinastía (1830 a.C.), y un sarcófago de madera en el que fue enterrado un personaje de alto rango.
También se han encontrado otras dos tumbas menores en el exterior del gran complejo funerario que este equipo excava desde 2008.
En esta cuarta campaña arqueológica que se prolongará hasta el próximo 3 de marzo, se han desarrollado "nuevas técnicas, como RTI o el escaneo de piezas en 3D, que ayudan en la lectura de los textos jeroglíficos con una mayor exactitud", explica Jiménez.
El RTI o Reflectance Transformation Imaging consiste en capturar la superficie de un objeto con gran detalle a partir de imágenes en alta resolución, un sistema que permite digitalizar documentos antiguos y facilitar su consulta por académicos de todo el mundo.
Se espera que en los próximos días se llegue a otras cámaras "quizás intactas"
En los próximos días se espera que los investigadores lleguen a los niveles más antiguos de la tumba, donde, según ha explicado el profesor de Historia Antigua, hay evidencias claras de la presencia de más cámaras, "quizás intactas".

La necrópolis de Qubbet el-Hawa

Esta es una de las necrópolis más importantes de Egipto. Allí, desde la VI Dinastía (2250 a.C.) se enterraron los más altos funcionarios de la provincia más meridional egipcia.
Dada la situación estratégica, sus responsabilidades en las relaciones con el Desierto Oriental, las rutas de comunicación con el Desierto Occidental y, sobre todo, los contactos con Nubia, permitieron a estos nobles jugar en muchos momentos papeles decisivos en las relaciones internacionales y comerciales de Egipto.
Igualmente, la zona era rica en afloramientos de diversas rocas de gran calidad que eran demandadas por la corte para la realización de estatuas y otras construcciones, por lo que también gestionaron el avituallamiento de las expediciones y los canteros.
Por lo que conoce el equipo hasta el momento, la necrópolis fue usada ininterrumpidamente desde la VI Dinastía hasta finales de la XII Dinastía (1800 a.C.), si bien hay tumbas y enterramientos de periodos posteriores.
(Fuente: RTVE.es)

7 de febrero de 2012

Egiptólogos catalanes vuelven a excavar en Egipto

Otra de las misiones que ha empezado las excavaciones es la de la Universidad de Jaén, en la necrópolis de los nobles de Asuán, bajo la dirección del profesor del Área de Historia Antigua, Alejandro Jiménez Serrano.
Un año después de la revuelta egipcia, las misiones arqueológicas internacionales van retomando su actividad. Ahora le toca el turno a la catalana de Oxirrinco, liderada por egiptólogos de la Universitat de Barcelona y que cuenta con la colaboración de la Societat Catalana d’Egiptologia.  Una avanzadilla de profesionales aterriza este lunes en El Cairo para iniciar los trabajos que, debido sobre todo a la inestabilidad política, se han retrasado unos meses.
Sarcófago encontrado en Oxirrinco.
“Ha costado obtener el permiso para excavar”, cuenta el director de la misión, el catedrático Josep Padró. “Han cambiado las tramitaciones de excavación, que ahora dependen de los servicios de antigüedades de las provincias, mientras que en El Cairo se obtiene el permiso genérico de trabajo”, detalla.
La misión catalana acabó los trabajos de la pasada temporada justo antes del inicio de la revuelta en Egipto. “Hemos estado más de un año sin poner los pies en Oxirrinco, pero sabemos que el yacimiento está intacto”, explica el egiptólogo. “En el inicio de los altercados, hubo un intento de robo en el almacén donde guardamos las antigüedades que vamos encontrando, justo al lado de la excavación”, recuerda, aunque el incidente acabó sin consecuencias.
Los objetivos de la campaña
Este año se cumple el vigésimo aniversario de la misión catalana en Oxirrinco, que también cuenta con la participación del Consejo Superior de Antigüedades de Egipto. De hecho, “el doctor Hassan ya ha abierto la campaña para restaurar y consolidar tumbas a la espera del inicio de la excavación”, apunta Padró.
El objetivo de este año es “seguir excavando los restos de un gran templo de época grecorromana que, por su posición y por las descripciones de los papiros, podría tratarse del serapeo”, dedicado al dios Serapis y cuyo nombre también hace referencia a los monumentos funerarios de los bueyes Apis. El más conocido hasta ahora s el encontrado en la necrópolis de Saqqara por el arqueólogo francés Auguste Mariette en 1850 con sarcófagos de toros sagrados.
En esta campaña, la misión también prevé continuar la excavación en la necrópolis. “La última tumba que encontramos el año pasado estaba intacta, con las ofrendas al lado de la momia”. Padró recalca que se trata “de un sector muy bien conservado”.
Pinturas de la necrópolis de Oxirrinco.
Pero la estrella de la corona de Oxirrinco es el Osireion, un templo subterráneo dedicado al dios Osiris. “En estos momentos es único en Egipto”, afirma el catedrático en Egiptología. “Ahora mismo, en los trabajos de restauración se han encontrado unos bloques que todavía no sabemos de qué se trata”, avanza. “Como todavía no teníamos el permiso de excavación, los volvieron a tapar”. Este será, sin duda, uno de los trabajos principales de este vigésimo año de campaña.
 La Universidad de Jaén también tiene misión en Egipto
A principios de enero, el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) José Manuel Galán empezó una nueva temporada de excavación de las tumbas de Djehuty y de Hery, de la dinastía XVIII, en una de las necrópolis de la orilla oeste de la antigua Tebas, en la región de Luxor.
Otra de las misiones que ha empezado las excavaciones es la de la Universidad de Jaén, en lanecrópolis de los nobles de Asuán, bajo la dirección del profesor del Área de Historia Antigua, Alejandro Jiménez Serrano.Y también la egiptóloga Myriam Seco ha proseguido su trabajo en el templo funerario de Tutmosis III, en Luxor. Aunque todavía no todas las misiones españolas han vuelto a Egipto tras la crisis política que está sufriendo el país, como por ejemplo la que excava Heracleópolis Magna.
(Fuente: La Vanguardia / Silvia Colomé)

6 de enero de 2012

Arqueólogos de la Universidad de Jaén comienzan su cuarta campaña de excavaciones en Asuán (Egipto)

Desde el próximo día 9 de enero hasta el 3 de marzo, la Universidad de Jaén llevará a cabo su cuarta campaña de excavación en la necrópolis de los nobles de Asuán (Egipto), bajo la dirección del profesor del Área de Historia Antigua, Alejandro Jiménez Serrano.
El proyecto de la Universidad de Jaén es uno de los más importantes
que desarrolla España en el país de los faraones.
Este año la campaña se desarrollará, según informa la UJA en un comunicado, durante siete semanas y en ella participarán diecisiete investigadores, la mayor parte de ellos de la Universidad de Jaén.
Según explica el director de las excavaciones, las convulsiones políticas que ha sufrido Egipto durante el último año han hecho peligrar la presencia de los investigadores de la Universidad de Jaén, pero el nuevo clima democrático permite augurar una situación estable y supone un compromiso de la institución jiennense en la defensa y conservación del patrimonio egipcio.
En este sentido, Alejandro Jiménez afirma que, de hecho, el proyecto de la Universidad de Jaén es uno de los más importantes que desarrolla España en el país de los faraones, tal y como lo demuestra el hecho de tratarse de un proyecto de I+D+i Nacional, contar con las subvenciones de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y la colaboración desinteresada de empresas e instituciones privadas, entre las que destaca la Fundación Qubbet el-Hawa.
Este año, aparte de continuar con los trabajos de excavación y conservación, el equipo de la Universidad de Jaén va a experimentar una nueva tecnología en 3D, gracias a la desinteresada colaboración del Estudio de Ingeniería Jesús de la Torre, que ha provisto al proyecto con un escáner de última generación. Esta nueva tecnología se va a utilizar en la documentación de inscripciones jeroglíficas y de restos materiales hallados en la excavación, de tal forma que la Universidad de Jaén se situará en la vanguardia de la utilización de nuevas tecnologías aplicadas a las ciencias humanas.
El proyecto
Desde el año 2008, la Universidad de Jaén lleva a cabo un ambicioso proyecto de investigación en una de las necrópolis más importantes de Egipto. Allí, desde la VI Dinastía (2250 a. C.) se enterraron los más altos funcionarios de la provincia más meridional de Egipto. Dada la situación estratégica de la zona, sus responsabilidades en las relaciones con el Desierto Oriental, las rutas de comunicación con el Desierto Occidental y, sobre todo, los contactos con Nubia, permitieron a estos nobles jugar en muchos momentos papeles decisivos en las relaciones internacionales y comerciales de Egipto. Además, la zona era rica en afloramientos de diversas rocas de gran calidad que eran demandadas por la corte para la realización de estatuas y otras construcciones, por lo que también se encargaron de gestionar el avituallamiento de las expediciones y de los canteros. 
Los trabajos arqueológicos del equipo de investigadores de la Universidad de Jaén en Egipto podrán consultarse diariamente en Internet en la dirección web del proyecto www.qubbetelhawa.es.

19 de marzo de 2011

Arqueólogos de la Universidad de Jaén intervendrán en el castillo de Lopera

El Rector de la Universidad de Jaén, Manuel Parras Rosa, y la alcaldesa de Lopera, Isabel Uceda Cantero, firmaron el contrato de obra, denominado "actividad arqueológica preventiva: II Fase de intervención arqueológica de apoyo a la restauración del castillo de Lopera", que fue adjudicado a la institución universitaria, según acuerdo plenario de 28 de enero del 2011, por un importe de 199.752,00 euros.
El castillo de Lopera (Jaén) en el centro urbano de la localidad.
El Rector de la Universidad de Jaén agradeció a la alcaldesa la confianza depositada en la UJA y recordó que ésta tiene una línea prioritaria, que es la relacionada con el patrimonio “y estamos trabajando con un Campus de Excelencia Internacional en Patrimonio Cultural y Natural, y queremos que desde el campo de la arqueología sea un pilar fundamental del desarrollo de nuestra universidad, dentro de cinco o seis líneas estratégicas y muy bien diferenciadas”.
Manuel Parras se mostró convencido de que éstas son las iniciativas que van a permitir transformar los recursos turísticos en productos turísticos, “que también hace falta. Esto es un esfuerzo importante de las administraciones y lo que tenemos que hacer es transformar esto en renta, en riqueza y en empleo, para que los municipios puedan tener más fondos y, por tanto, puedan seguir restaurando y descubriendo el patrimonio”.
Por su parte, la alcaldesa de Lopera aseguró que trabajar con la Universidad de Jaén “nos transmite confianza”, y auguró que en esta segunda fase de intervención arqueológica que se va a desarrollar en el Castillo de Lopera “va a servir para seguir avanzando en la restauración de nuestro castillo, para convertirlo en un referente cultural de primer orden dentro de la Ruta de los Castillos y las Batallas”, que impulsa la Diputación Provincial de Jaén.
Arqueólogos en la primera intervención del castillo.
Juan Carlos Castillo explicó que el contrato permite seguir con los trabajos arqueológicos que se realizaron hace más de seis años, con unos primeros estudios históricos sobre el Castillo de Lopera, que luego llevaron a constituir un grupo multidisciplinar, formado por profesores de la UJA y el cronista oficial de Lopera, José Luis Pantoja, “y que dieron pie a una primera actuación de restauración arquitectónica, a una primera actuación arqueológica, que nos ha permitido tener una aproximación, una avance de lo que fue la evolución histórica del edificio y que ahora culminamos con una segunda fase de actuación, en la cual pretendemos analizar de manera integral todo el fortificado de Lopera”.
Castillo señaló que en esta fase se va a aplicar metodologías “novedosas, que esperamos que nos den resultados satisfactorios y posteriormente una publicación muy interesante sobre este edificio”. Este proyecto de excavación arqueológica se enmarca en un macroproyecto de restauración, “que va a abarcar prácticamente buena parte del conjunto arqueológico, sobre todo, lo que nosotros conocemos como el "Alcazarejo de Lopera”, apuntó.
(Fuente: CEI Patrimonio)

27 de septiembre de 2010

Arqueólogos de la Universidad de Jaén (UJA) descubren numerosas momias en la necrópolis de Elefantina (Asuán-Egipto)

El equipo de investigadores del proyecto arqueológico que la Universidad de Jaén (UJA) tiene en la ciudad egipcia de Asuán ha descubierto numerosas momias, una mesa de ofrendas de gran tamaño, una estela y cerámica de uso ritual, en una de las tumbas de la necrópolis de Elefantina. El profesor del Área de Historia Antigua de la UJA y director del proyecto, Alejandro Jiménez Serrano, ha anunciado que el lugar donde ha tenido el hallazgo es la tumba número 33, “una de las más grandes del cementerio y datada en el 1850 antes de Cristo”. En el exterior, se está excavando el gran patio que estaba cerrado por un gran muro de más de un metro de espesor tallado en la roca.
Según el docente, el proceso de investigación en la tumba adyacente, la número 34, también continúa. “Tras descubrir por completo una cámara de acceso, hemos comenzado la excavación del pozo, por el momento, a tres metros de profundidad, que conducía a la cripta”.
Jiménez Serrano ha comentado también que las labores del equipo para acceder a las tumbas están siendo especialmente duras debido a las condiciones extremas que están provocando las altas temperaturas, la falta de ventilación y el polvo en suspensión.
Paralelamente, el equipo de geólogos, ha comenzado la consolidación de la tumba del gobernador Junes, que vivió hace más de cuatro mil años. De esta forma, se evitará el colapso de la tumba y salvar las importantes inscripciones, así como los bellos relieves que en ella se encuentran.
Este proyecto es, según sus responsables, uno de los más importantes que España tiene en el país de los faraones, tal y como demuestra el compromiso de las instituciones y empresas que lo han financiado y la importante colaboración suscrita entre la Universidad de Jaén con el Consejo Supremo de Antigüedades egipcio, dirigido por el doctor Zahi Hawass.
Fuente de informaciónel mundo.es