Mostrando entradas con la etiqueta Sitges. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Sitges. Mostrar todas las entradas

13 de febrero de 2017

El fuerte oleaje desentierra una tumba romana en Sitges

Los restos humanos se corresponden a tres individuos, uno de ellos un bebé. La localización de las tumbas excavadas tan cerca del mar se explica, según el arqueólogo, porque en la antigüedad la línea del mar estaba unos 150 metros más lejos 
Los restos del enterramiento a pocos metros de la orilla del mar. FOTO: JOAN GARCÍA TARGA.
El peor temporal marítimo de los últimos 15 años en el Garraf, el pasado mes de enero, no sólo dejó daños. También puso al descubierto los restos de una tumba romana, definida por unas tejas que delimitaban un espacio rectangular con la presencia de restos humanos, al lado de la antigua discoteca L’Atlàntida de Sitges.

Los restos humanos corresponden a tres individuos. Por una parte, el jueves se encontró el esqueleto de un hombre de unos treinta años, con algunas patologías óseas pendientes de precisar. Asociados a él se han encontrado unos pocos fragmentos conservados de un bebé, de alrededor de un año. También se ha localizado un segundo cuerpo bastante entero, correspondiente a una chica de unos 16 años, dispuesta de lado, dentro de las tejas que conformaban inicialmente un receptáculo cerrado como un ataúd.

SIN NUEVAS EVIDENCIAS
Al finalizar la excavación se ha abierto un poco más su entorno, pero no se ha encontrado ninguna otra evidencia de tumbas u otros restos materiales romanos.

En los trabajos llevados a cabo en torno a la iglesia del Vinyet en los años cincuenta del siglo XX se documentaron unas tumbas de características parecidas, y a finales del siglo XIX se recuperó un sarcófago de piedra de Santa Tecla que se depositó en el Racó de la Calma de Sitges hace años. No se tiene constancia de otras tumbas romanas en el municipio, que algunos defienden que podría ser la antigua Subur romana a pesar de no haber ninguna certificación fehaciente que lo acredite. Algunos eruditos han defendido que Sitges era núcleo romano situado en un lugar indeterminado entre Barcino y Tarraco mencionado en textos latinos de los siglos I y II de nuestra era.

El coste de la excavación ha sido sufragado por el servicio de Arqueología de la Generalitat de Catalunya. Los trabajos los han dirigido el arqueólogo Joan Garcia Targa y la antropóloga física Núria Armentano, técnicos contratados por la empresa de arqueología Àtics y con la colaboración desinteresada de la arqueóloga Sofia Aldeco Cobo y de Maria Angeles Matías, Antoni Franco y Josep Carbonell Vidallet.

LÍNEA DEL MAR
Es posible que los restos excavados, según Garcia Targa, “tengan relación con el yacimiento identificado como Santa Margarida, que se localiza dentro del recinto actual del Club de Golf Terramar de Sitges. En este lugar se recogieron fragmentos cerámicos de época romana. La localización de las tumbas excavadas tan cerca del mar se explica, según el arqueólogo, porque en la antigüedad esta línea estaba unos 150 metros más lejos que ahora. Hay fotografías de hace más de cien años donde la playa era mucho más extensa.

En Sitges se han localizado varias evidencias de ocupación romana: dependencias productivas en el Puig de Sitges (casco antiguo), depósitos de prensado de vino en Les Forques (cerca de Aiguadolç) o la villa romana del Vinyet. “En ningún caso se puede afirmar de forma rigurosa y seria que podemos identificar todas estas evidencias como los restos de la mencionada Subur de las fuentes clásicas”, según Garcia Targa.

(Fuente: La Vanguardia / Ramón Francás)

13 de noviembre de 2013

Nuevos hallazgos replantean los orígenes históricos de Sitges (Barcelona)

Entre los elementos más destacados hay un anillo de oro, de 4,1 gramos de peso y 2 centímetros de diámetro que pertenece a la época romana. También se han documentado hay pasadores, cerámica y elementos de pesca, además de cerámica ática de época ibérica (S. IV a.C.)  junto a la muralla.
Algunos de los elementos recientemente descubiertos en Sitges. Foto: SERGI SABATÉ.
Las excavaciones que se han hecho en la calle Fonollar de Sitges (Garraf), dentro de las obras de reforma de los museos Cau Ferrat y Maricel, han dejado al descubierto varios hallazgos arqueológicos que sus responsables consideran de gran valor histórico. Uno de los elementos más destacados es un anillo de oro, de 4,1 gramos de peso y 2 centímetros de diámetro que pertenece en la época romana pero que está en un muy buen estado de conservación.

Estos hallazgos, en los cuales también hay pasadores, cerámica y elementos de pesca, "hacen replantear los orígenes más remotos del pueblo", según la directora de los museos de Sitges, Vinyet Panyella. Las piezas constatan que el Puig de Sitges era una zona habitada a finales del siglo I.

Los historiadores tendrán que "replantear" los orígenes de Sitges después de que se hayan hecho varios hallazgos arqueológicos de la época romana que pueden ayudar a entender mejor el pasado de este pueblo. Así lo ha expresado la directora de los museos de Sitges.

UN ANILLO EN PERFECTO ESTADO
Las excavaciones en la calle Fonollar han sacado a la luz un anillo de oro, que pesa 4,1 gramos y que hace 2 centímetros de diámetro que se encuentra en perfecto estado de conservación y que es de la época romana. Para el arqueólogo Pere Izquierdo, "este anillo no cabría en un dedo anular de una persona adulta" pero "podría ser el anillo de una criatura o quizás que se llevara en otras partes del cuerpo", ya que los romanos llevaban anillos en otros dedos o la nariz. La pieza encontrada estaba medio metro bajo la superficie, entre el pavimento y la roca calcárea sobre la cual se asienta el casco antiguo del pueblo.



ELEMENTOS IBÉRICOS
Durante los trabajos de investigación se documentó también la muralla medieval, soportada aparentemente sobre un muro de época ibérica. Entre los materiales que se encontró había cerámica ática, que confirma el empleo en época ibérica llena, en el siglo IV a.C. Otros hallazgos anteriores permiten afirmar la presencia humana en el Puig de Sitges desde la primera edad del Hierro, en el siglo VII a.C.

Pere Izquierdo también ha apuntado que se han encontrado "varias conchas y una cantidad muy grande de piedras" que proceden del fondo del mar, con que se podría tratar de pescadores. Dice que harán analizar la tierra "para encontrar espinas de pescado y poder saber qué especies pescaban".

INVENTARIO DE PIEZAS
Para la directora de los museos se tendrá que construir la historia del municipio para conocer mejor sus orígenes. Vinyet Panyella ha explicado que harán un inventario de las piezas que disponen para saber si se pueden exponer al público y como habría que hacerlo. Además, ha avanzado que el último viernes del mes de febrero se hará en Sitges un seminario sobre la arqueología del municipio. Entre las otras piezas que se han encontrado durante las excavaciones y que se han mostrado hay fichas de juego, pesos de redes, vidrio, cerámicas y varios pasadores.
(Fuente: La Vanguardia)