Mostrando entradas con la etiqueta Santorcaz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Santorcaz. Mostrar todas las entradas

10 de julio de 2012

Comienzan las excavaciones en el yacimiento carpetano de Santorcaz (Madrid)

Las excavaciones realizadas en El Llano de la Horca permiten establecer una primera ocupación del cerro en la Edad del Bronce. Sin embargo, la principal fase de ocupación se extiende entre el siglo III a.C. y mediados del s. I a.C., según ponen de relieve un buen número de dataciones de radiocarbono, además de otros datos de excavación.
Excavaciones en el yacimiento carpetano de Santorcaz (Madrid).
La Comunidad de Madrid –a través de la Dirección General de Patrimonio Histórico y del Museo Arqueológico Regional- ha iniciado esta semana una nueva campaña de excavaciones en el yacimiento carpetano de El Llano de la Horca, situado en el municipio de Santorcaz, y el mayor de la Carpetania, correspondiente a los últimos pobladores prerromanos que habitaron la región (s. III-I a C).

Este proyecto arqueológico –que finalizará el 31 de julio- trata de incrementar el conocimiento sobre la vida cotidiana de los habitantes de esta ciudad prerromana de finales de la Edad del Hierro. El objetivo planteado para la presente campaña -dirigida por Gonzalo Ruiz Zapatero, catedrático de Prehistoria de la Universidad Complutense de Madrid, y por Gabriela Märtens, Miguel Contreras y Enrique Baquedano, arqueólogos y director del Museo Arqueológico Regional, respectivamente- es el de trabajar sobre tres sectores. En dos de ellos, abiertos en años anteriores, se espera poder constatar que el diseño del urbanismo sigue una planificación más o menosorganizada, tanto en las estructuras domésticas como en las superficies de circulación, las calles, y, tal vez, extrapolar los datos a toda la extensión del yacimiento.

En la campaña de excavaciones, en la que participan más de 100 investigadores, se lleva a cabo una excavación muy detallada y metodológicamente rigurosa. Además, se genera una gran cantidad de información en forma de fichas de campo, diarios, fotografías y planimetrías, tanto de detalle (dibujo de campo a escala 1:20) como con estación total. El futuro Parque Arqueológico se encontrará en un enclave único, bien comunicado por su cercanía con las carreteras N-II y N-III y junto a un enclave urbano como es Santorcaz. Asimismo, su ubicación ofrecerá al visitante un típico paisaje de la Alcarria y un modelo de la geografía alcarreña.

Época carpetana
El Llano de la Horca es un yacimiento arqueológico cuya ocupación más importante se produjo en época carpetana (siglos III-I a. C.), momento en el que se documenta un gran poblado.

Las excavaciones realizadas en El Llano de la Horca permiten establecer una primera ocupación del cerro en la Edad del Bronce. Sin embargo, la principal fase de ocupación se extiende entre el siglo III a.C. y mediados del s. I a.C., según ponen de relieve un buen número de dataciones de radiocarbono, además de otros datos de excavación.

Las investigaciones han puesto de manifiesto que el poblado carpetano se extiende por toda la superficie del cerro, ocupando en torno a 8,5 hectáreas. Se han descubierto varias viviendas y varias calles de una anchura aproximada de 5 metros. Se trata de casas rectangulares con varias estancias interiores, mientras que otras tienen en cambio planta cuadrangular y son de mayor extensión.

Exposición 'Los últimos carpetanos'
La importancia de este yacimiento queda reflejada en la exposición que se puede contemplar en el Museo Arqueológico Regional hasta el próximo 25 de noviembre. La exposición tiene como objetivo dar a conocer la cultura carpetana de forma detallada y ofrecer al público una visión de la vida cotidiana, de las formas de vida de los carpetanos, tomando como referencia el yacimiento de El Llano de la Horca.

Como complemento a la exposición, el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid ha organizado una serie de visitas guiadas, que tienen lugar los sábados, a las11:30 horas en las que un arqueólogo invitará a un público adulto y familiar a hacer un viaje por esta muestra. Paran poder disfrutar de esta actividad es imprescindible reservar previamente en el número 91 879 66 66 hasta cubrir el cupo de 25 personas por grupo.

(Fuente: Madrid Actual)

4 de junio de 2011

El yacimiento carpetano de Santorcaz (Madrid) ya tiene la declaración de BIC

La Comunidad de Madrid ha aprobado la declaración del yacimiento arqueológico del Llano de la Horca en Santorcaz y su entorno como Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Zona Arqueológica.
Vista aérea del yacimiento del Llano de la Horca, en Santorcaz (Madrid).
El objetivo es proteger este espacio dado el interés histórico, científico, educativo y ecológico del yacimiento y su entorno. Esta resolución culmina el proceso que se había iniciado el pasado octubre de 2010, con la incoación del correspondiente expediente por parte de la Dirección General de Patrimonio Histórico del Gobierno regional.

El Yacimiento del Llano de la Horca, en Santorcaz, es el asentamiento protohistórico mejor investigado y conservado de la Comunidad de Madrid por lo que resulta preciso otorgar la máxima protección determinada por la Ley, mediante la categoría de Zona Arqueológica, así como proseguir los trabajos de investigación y restaurar y acondicionar el poblado para la visita pública. La extensión de la zona declarada BIC es de 49 hectáreas.

Las tierras circundantes servían para las actividades agrícolas, pasto para la cabaña ganadera y coto de caza o pesca, un entorno más o menos amplio sobre el que ejercer sus funciones defensivas, comerciales o de abastecimiento.

En el entorno que se protege, que suma un total de 549 hectáreas, están catalogados nueve yacimientos arqueológicos, conserva la flora y la fauna autóctonas. Tan sólo el núcleo urbano de Santorcaz es ajeno a las actividades productivas antiguas, por lo que queda en su mayor parte excluido. Gran parte del entorno se encuentra ya protegido por la normativa municipal por sus valores ecológicos y agrícolas.

El asentamiento de Llano de la Horca fue construido por una población carpetana, que fue una de las etnias peninsulares que hallaron cartaginenses y romanos en sus respectivas conquistas. La ocupación principal del yacimiento se produce entre los siglos IV y I a.C. por parte de los carpetanos. Éstos aparecen en las fuentes históricas como aliados de los cartaginenses en la campaña de Aníbal y asociados con otros pueblos indígenas contra Roma. 

Así pues es un yacimiento con una carga histórica, fruto de la actividad del pueblo prerromano que ocupaba prácticamente toda la Comunidad de Madrid.

Por otro lado, el buen estado de conservación de calles, manzanas, viviendas y los depósitos arqueológicos lo convierte en un yacimiento con grandes aptitudes para su acondicionamiento como museo y divulgación, razones por las cuales se prevé la creación de un Parque Arqueológico en el yacimiento, siguiendo la función didáctica y social que la gestión del Patrimonio Histórico debe cumplir.

Sobre el asentamiento en el Llano de la Horca
El Llano de la Horca es un yacimiento de la Segunda Edad del Hierro que estuvo poblado entre los siglos III y I a.C. por los carpetanos, pueblo prerromano de la Península Ibérica, situado al sur de los celtíberos, que se extendían por los territorios que en la actualidad ocupa la casi totalidad de la Comunidad de Madrid y parte de los territorios de Castilla-La Mancha.
Trabajos en el Llano de la Horca.

El poblado tiene una superficie ocupada de cerca de 10 hectáreas y su área de influencia sería de entre 5 y 7 kilómetros. Se trataría de una comunidad urbana desarrollada, con algún tipo de jerarquía social, de creciente especialización “industrial” y con una población bastante densa.

El proyecto arqueológico de El Llano de la Horca se ha planteado desde el principio con dos objetivos fundamentales. En primer lugar, la excavación y estudio de una superficie significativa del poblado para lograr abrir una ventana a la vida cotidiana de una comunidad carpetana de finales de la Edad del Hierro, en vísperas de la conquista romana.
Denario prerromano encontrado en el yacimiento. 

El segundo es la creación de un Parque Arqueológico que permita visitar directamente el poblado descubierto -debidamente consolidado y presentado al público- y un Centro de Interpretación que se construirá en sus inmediaciones y permitirá ofrecer una visión completa del yacimiento y de la cultura carpetana.

(Fuente: Europa Press)

23 de septiembre de 2010

Impulso a la novena excavación en el yacimiento carpetano del Llano de la Horca (Santorcaz, Madrid)

El Museo Arqueológico Regional (MAR), ha reanudado por noveno año las excavaciones en el yacimiento conocido como El Llano de la Horca, situado en el municipio de Santorcaz. Se trata de un yacimiento de la Segunda Edad del Hierro que estuvo poblado entre los siglos III y I a.C. por los carpetanos, pueblo prerromano de la Península Ibérica.

La nueva campaña arqueológica, que se desarrolla del 1 al 31 de septiembre, tiene como objetivo abrir dos nuevos sectores para comprobar cómo se desarrollan las calles del poblado y cómo se unen entre ellas cuando cambian de dirección o de orientación. Además, se espera poder cerrar la excavación de dos módulos en los que se ha encontrado una vivienda.

El análisis realizado el año pasado mediante Magnetometría de Cesio en este yacimiento carpetano permitió distinguir tanto viviendas como almacenes y hornos de combustión en toda la extensión de la meseta, lo que confirmó su ocupación a lo largo de los años. Este año participa en la investigación un equipo de casi 50 personas entre técnicos arqueólogos, auxiliares de arqueología, restauradores y estudiantes de diferentes universidades de la región.

El yacimiento tiene una superficie ocupada de cerca de 10 hectáreas y su área de influencia sería de entre 5 y 7 kilómetros. Según los primeros resultados de la investigación, se trataría de una comunidad urbana desarrollada, con algún tipo de jerarquía social, de creciente especialización industrial y con una población bastante densa. En el futuro se prevé crear un parque arqueológico que permitirá visitar directamente el poblado descubierto y un centro de interpretación que se construirá en sus inmediaciones.