Mostrando entradas con la etiqueta Museo de Zaragoza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Museo de Zaragoza. Mostrar todas las entradas

5 de noviembre de 2012

Encuentran una necrópolis islámica del S. VIII en Tauste (Zaragoza)

En esta intervención han aparecido 12 sepulturas, pero por los testimonios orales de los vecinos y la densidad de los enterramientos, la necrópolis podría extenderse en 20.000 metros cuadrados, por lo que se estima una capacidad de unos 4.500 enterramientos.
La necrópolis descubierta en Tauste data de los Siglos VIII a XII
y se ha localizado en el patio de una vivienda particular.
Foto: Asociación EL PATIAZ.
Las excavaciones arqueológicas que se están llevando a cabo en la necrópolis islámica de Tauste (Zaragoza) han sacado a la luz doce nuevas tumbas correspondientes a ocho adultos y cuatro niños, lo que demuestra la alta densidad de esta necrópolis.

En declaraciones a Europa Press, el arqueólogo y director de la excavación, Francisco Javier Gutiérrez, ha explicado que ésta es la tercera campaña que se desarrolla en la necrópolis islámica de Tauste, que data de los siglos VIII a XII.

Los trabajos en este espacio comenzaron a iniciativa de la Asociación Cultural El Patiaz que "recogió informaciones en el pueblo sobre la aparición de esqueletos que el conocimiento popular identificaba"como personas que fallecieron debido a "una posible epidemia de cólera en el siglo XIX, pero se observó que por sus características", con los cuerpos enterrados "del costado derecho y mirando a la Meca", se trataba de enterramientos islámicos y la primera cata realizada en 2010 confirmó esta hipótesis.

En esta tercera ocasión, se ha intervenido en el interior del patio de una vivienda particular donde "hemos encontrado ocho individuos adultos y cuatro niños". La excavación ha concluido pero ahora se analizan los esqueletos que se encuentran en la sede de la asociación, para determinar edad, sexo y posibles enfermedades que pudieran ser la causa de la muerte de esa persona.

Gutiérrez ha señalado que "los testimonios orales que hemos podido recoger en los últimos años hablan de varios solares en los que han aparecido huesos" en la localidad y, tras las excavaciones y estos testimonios, se ha comprobado que la densidad de los enterramientos es mayor de la que inicialmente se pensaba, de unos 20.000 metros cuadrados, por lo que se estima una capacidad de unos 4.500 enterramientos situados en dos niveles lo que también "ratifica la larga ocupación en el tiempo".

Sobre las características de las tumbas, el arqueólogo ha resaltado "la pureza del enterramiento" y que los cuerpos mantienen "la postura habitual en todas las necrópolis islámicas: están de costado derecho, con las piernas estiradas y los brazos recogidos en el pecho y la cara mirando al sureste hacia la Meca".

Asimismo, en la presente campaña se ha encontrado "un fragmento de cerámica de entre los siglos X y XII", algo "no habitual" porque el ritual de enterramiento "dice que no podían llevar ajuar", sino que tenían que llegar a la tumba "puros e iguales para el juicio divino", de modo que esta pieza es "de quienes iban a velar a sus muertos".

"EXCAVAR SOLARES MÁS GRANDES"
En el futuro, "sería interesante conseguir excavar solares más grandes" para hallar nuevas tumbas ya que en estas tres campañas se han encontrado veinte enterramientos, así como delimitar "concretamente" el espacio que ocupa la necrópolis, que comenzaría "en la salida de la puerta de la ciudad, hacia Zaragoza, o en la calle Alfonso I el Batallador, en el lado este, pero habría que delimitarlo en los otros puntos cardinales para conocer la extensión exacta".

El arqueólogo ha subrayado que la Asociación El Patiaz financia estos trabajos, con la colaboración del Ayuntamiento para la maquinaria de las excavaciones, "pero el impulso es de la sociedad civil, de los asociados".

En las labores de análisis que comienzan ahora colabora la antropóloga Miriam Pina, "que realizará un estudio básico de los restos para identificar sexo, edad aproximada, enfermedades" para conocer así"cómo era la población de entonces".


CUATRO ESQUELETOS COMPLETOS
La antropóloga Miriam Pina ha precisado que cuatro de los doce esqueletos que analiza están "completos" y su labor se centra "en ver los huesos, realizar un estudio biométrico para determinar su estatura", observar el cráneo, la pelvis, los dientes para conocer su sexo y edad "y tener información sobre las tumbas".

De los restos encontrados, "uno tiene una trepanación en el cráneo, un agujero que se curó en vida y está cicatrizado" y que le pudo causar" alguna enfermedad del cerebro. Es muy curioso", ha comentado.

Este análisis "requiere unos cuantos días de trabajo en las instalaciones" de la asociación, aproximadamente un mes, aunque no se podrán desarrollar estudios "más profundos" por la falta de financiación,"pero esperemos que algún día colabore con nosotros alguien que lo permita", ha afirmado Gutiérrez. Cuando concluya el estudio, los esqueletos se entregarán al Museo de Zaragoza.
(Fuente: Europa Press)

23 de octubre de 2012

El bronce hallado en Novallas enlaza la lengua celtíbera con el latín

Este descubrimiento supone la primera documentación de una modificación del alfabeto latino para transcribir la lengua celtibérica.
Bronce de Novallas, expuesto en el Museo de Zaragoza.
Foto: J. Miguel Marco
El fragmento de una tablilla de bronce encontrado de forma fortuita en las proximidades de Novallas (Zaragoza), escrito en alfabeto latino y en una lengua paleohispánica indoeuropea, seguramente celtibérica, se ha convertido en el documento pionero en el uso del latín en la cultura paleohispánica.

El director de Museo de Zaragoza, Miguel Beltrán, ha sido el encargado de presentar la pieza, que permanecerá en sus instalaciones, junto al director general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Javier Callizo, y el coordinador del equipo científico que lo está estudiando, Francisco Beltrán.

Francisco Beltrán ha destacado las características únicas del fragmento, que proviene de una placa de bronce encontrada en el yacimiento de la Plana (Navillas), en una villa romana que data de la segunda mitad del siglo I de nuestra era, una localización posterior a la fecha del escrito que, según Beltrán, iba a ser refundido para volver a utilizarlo.

Beltrán, catedrático de Historia Antigua en la Universidad de Zaragoza, ha destacado que en el escrito "aparece un préstamo del latín", la palabra "publicus" y un nuevo signo, la "s" con una línea horizontal en la parte de abajo.

Una marca que, según ha dicho, corresponde al intento de diferenciar en el alfabeto latino las dos silbantes conocidas en la lengua celtibérica, aquella que representaría la "s" y la que se acercaría más a una "z".


Este descubrimiento supone la primera documentación de una modificación del alfabeto latino para transcribir la lengua celtibérica, a través del cual se han documentado en otros textos de la comunidad, lo que supone, en cierto modo, la identificación del primer sistema de escritura original ideado según todos los indicios en el territorio del Aragón actual.

El bronce fue depositado en el Museo de Zaragoza el pasado mes de junio y ha sido sometido a diversos estudios para "asegurar su autenticidad", tal como ha explicado Beltrán, y los expertos han llegado a la conclusión de que se trata de un bronce compuesto por cobre, plomo y estaño, que estuvo fijado a una pared y que fue afectado por el fuego.

Beltrán también ha explicado el grupo científico ha querido presentarlo ahora en Zaragoza antes de hacerlo público en el XI Coloquio Internacional de lenguas y culturas prerromanas de la Península Ibérica que se celebrara en Valencia a partir de este miércoles.

Por su parte, el director del Museo de Zaragoza, Miguel Beltrán, ha explicado que en estos tiempos de crisis, muchas entidades adolecen de recursos para comprar obras, pero que "en Aragón tenemos a la arqueología como aliada y a la figura del hallazgo casual", y se ha remitido a otras obras encontradas de manera fortuita como el león funerario de Fabara o el bronce de Agón.

17 de julio de 2012

Hallan cerca del Moncayo un bronce con una inscripción única en su género

Es el primer texto encontrado en el mundo en lengua céltica y alfabeto romano. Se creará una comisión para estudiarlo.
El Museo de Zaragoza ha recibido una pieza única e intrigante, que puede aportar importante información sobre uno de los arcanos de la Antigüedad: la lengua celta. En las últimas horas había circulado insistentemente entre los arqueólogos el rumor de que había salido a la luz un hallazgo excepcional, lo que fue confirmado ayer tarde  por José antonio Hernández Vera. "Sí, es cierto, hay un bronce con inscripción que se ha depositado en el Museo de Zaragoza -aseguraba-. Pero no lo he descubierto yo. La persona que lo tenía se lo entregó a un arqueólogo y llamamos a la DGA para que se hiciera cargo del bronce".

La pieza entregada al museo, fechada en el siglo I antes de Cristo, tiene unas dimensiones de unos 22 por 15 centímetros y, lamentablemente, contiene tan solo una parte de la inscripción. Fue cortada en la Antigüedad para reaprovechar el bronce en otros usos. Pero la inscripción contiene numerosas palabras, entre ellas varios nombres propios y menciona varias localidades, como una "Contrebia", que seguramente será Contrebia Leucade (Aguilar del Río Alhama, La Rioja). Y, lo más importante, está escrita en lengua celtibérica pero en alfabeto latino, ,salvo en alguna palabra muy concreta, en la que el "escribano" empleó el vocabulario latino, seguramente por no disponer de un vocablo de idéntico significado en celtibérico. El texto se lee bien, está escrito en letra capital de época republicana y las palabras están separadas por puntos.

¿El 'bronce de Novallas'?
A la inscripción se la conoce ya como el 'Bronce de Novallas", pero el arqueólogo José Antonio Hernández Vera mantenía ayer cierta cautela sobre su procedencia. "Desconocemos el lugar exacto en el que apareció -aseguraba-. Parece que es Novallas, pero no está claro. También se ha dicho que es 'de la zona del Moncayo'. E incluso es posible que, en origen, ni siquiera proceda del lugar en que fue encontrada. en cualquier caso, ya hemos solicitado permiso a la DGA para realizar una prospección en la zona donde parece que fue encontrada".

Más cauteloso todavía se mostraba ayer el arqueólogo sobre el contenido de la inscripción. "Es algo que tendrán que decidir los especialistas -subrayaba-. Es cierto que se trata de una pieza única en el mundo, que hasta ahora no se había encontrado un texto celtibérico en grafía latina. Pero también lo es que del texto original no se ha conservado ni una sola línea completa, así que habrá que estudiar con detalle cada una de las palabras para intentar sacar el máximo de información posible. En principio, lo lógico es pensar que se trata de un documento de carácter jurídico. La DGA va a crear un equipo de especialistas para estudiar la pieza. En él habrá arqueólogos y expertos en epigrafía y cultura celtibérica".