Mostrando entradas con la etiqueta La Coruña. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta La Coruña. Mostrar todas las entradas

8 de noviembre de 2016

Fuerte apuesta para la musealización del castro de Elviña

Con una inversión de 824.000 euros el Ayuntamiento de La Coruña realizará nuevas excavaciones, consolidará las estructuras descubiertas desde 1947 y contextualizará el yacimiento para convertirlo en un espacio museístico que atraiga visitantes a la zona. Los trabajos comenzarán en 2017 y se extenderán durante ocho meses.  
Zona de viviendas del Castro de Elviña próxima a una de las entradas, FOTO: J. ROLLER
Acercar el castro de Elviña al público es el gran reto de la última fase de excavaciones en el yacimiento arqueológico que licita el Concello para desarrollar a lo largo de ocho meses el próximo año. Con los trabajos previstos -nuevas excavaciones, consolidación de estructuras descubiertas, contextualización y documentación de bienes- el Ayuntamiento da un paso adelante en la conversión de la zona histórica y monumento nacional en un museo del que extraer rendimiento social con la atracción de visitantes. La inversión superará los 824.000 euros. Desde 1947 ha habido campañas con excavaciones y trabajos en el castro, donde han salido a la superficie restos de viviendas, templos, edificios de uso público, caminos y zonas de cultivo

El Ayuntamiento está a punto de poner en marcha la última etapa de excavaciones en el yacimiento, una fase en la que se trabajará el acabado arqueológico de las áreas ya excavadas, se consolidarán las estructuras y se dotará al conjunto de monumentalidad patrimonial para convertirlo en un espacio museístico que atraiga a visitantes. El Gobierno local va a sacar a licitación el proyecto de estas excavaciones en el castro coruñés con un presupuesto base de 824.777 euros. El plazo estimado de duración de los trabajos, que comenzarán el próximo año, es de ocho meses.

MAYOR RENDIMIENTO SOCIAL
El proyecto se orienta más a la conservación que a la investigación, como ocurrió en las campañas de intervención anteriores desde el año 2002, y abarca la limpieza del área de actuación, la estabilización de zonas exploradas, excavaciones y registro arqueológico y consolidación y restauración de bienes. Su objeto, según señala el pliego de prescripciones técnicas del contrato, es facilitar el mantenimiento del yacimiento y definir las "bases materiales" que permitan obtener "mayores rendimientos sociales", es decir, generar flujos de visitantes tras más de una década de trabajos.

El acceso limitado al castro de Elviña tanto a pie como en vehículo y la falta de un conjunto estructural coherente dificultan en la actualidad la consolidación del yacimiento como un punto de interés y atracción para el público, por lo que el Ayuntamiento se ha propuesto preparar el lugar en 2017 para que refuerce a largo plazo la conservación de sus estructuras descubiertas y proporcione a los ciudadanos una lectura comprensible de su importancia histórica como observatorio para el tránsito de la Edad del Hierro a la Alta Edad Media.

CONTEXTUALIZAR EL YACIMIENTO
Para ello, esta nueva fase de las excavaciones concluirá trabajos iniciados en las áreas abiertas en 2013, abrirá nuevas áreas lo más reducidas posible, terminará sectores no acabados en campañas antiguas, re-excavará para contextualizar arqueológicamente las nuevas áreas y documentará el conjunto de estructuras visibles, de acuerdo con el pliego técnico del proyecto.

El Gobierno local anterior había licitado esta campaña de excavaciones en 2015, aunque el concurso se anuló por un error formal. La nueva licitación asume la misma misión de hacer más comprensibles las dependencias del castro y establece un periodo de ejecución de cinco meses para los trabajos de campo necesarios y de otros tres posteriores para la memoria técnica. Se prevé la participación de 44 trabajadores en pleno Castro de Elviña y otros 13 de gabinete.

17 de diciembre de 2015

Un barco del pirata Drake oculto en la ría de Oleiros (La Coruña)

Las obras de dragado de la ría exigen un "control" en la zona de "La barra" ante la existencia de este pecio de 1589 que, según imágenes tomadas desde 2003, todavía puede estar bajo el mar en esta parte del arenal oleirense
La existencia de la mancha en las fotografías, coincide con el testimonio de marscadores y diferentes hallazgos desde comienzos del S. XX.
En las fotografías aéreas realizadas entre 2003 y 2015 siempre aparece una mancha en el mismo lugar, a la derecha de la punta de la playa de Santa Cristina denominada como "La barra". Los expertos consideran que es un barco de la flota del pirata inglés Francis Drake hundido en 1589 en su huida tras el fallido ataque a la ciudad de A Coruña.

La existencia de este resto patrimonial ha condicionado los trabajos de dragado de la ría de O Burgo: en el proyecto del Ministerio de Medio Ambiente se exige un "control y seguimiento continuo" durante las obras de dragado en todo el contorno de este enclave para que no afecten al pecio. En el propio proyecto se asegura que existen "referencias orales de los mariscadores de la zona" sobre la existencia de esta embarcación que mandaba Drake y Norris, que huyeron de A Coruña y dejaron abandonadas e incendiadas por la propia tripulación cuatro embarcaciones, que estuvieron ardiendo hasta que se hundieron.

DIFERENTES HALLAZGOS DESDE 1905
La realización de trabajos submarinos y dragados en este entorno de Santa Cristina tuvieron como hallazgo hace años restos de vajillas y balas de cañón de hierro pertenecientes a esta flota inglesa. En el año 1905, además, se localizó en la playa de Bastiagueiro un cañón de bronce de 2,5 metros de longitud de procedencia británica y que posiblemente pertenecía a uno de estos navíos.


Las tropas de Drake llegaron a A Coruña en 1589 como respuesta de Inglaterra al ataque frustrado de la Armada Invencible de Felipe II. Salieron con seis galeones reales, sesenta buques mercantes ingleses, sesenta urcas holandesas y unas veinte pinazas además de docenas de barcazas y lanchas.

Las tropas atacaron la ciudad, tomaron la parte baja de A Coruña y saquearon Pescadería pero al lugar a la parte alta chocaron con las murallas. Ante la noticia de la llegada de refuerzos terrestres los ingleses embarcaron y abandonaron la ría.

En la zona de la playa de Santa Cristina también aparecieron otros restos arqueológicos hace años durante los trabajos de relleno con arena, entre ellos tégulas y ladrillos romanos de los que no se conoce la procedencia.

Según algunos historiadores, en la zona de Ponte Pasaxe se ubicaría una villa romana en su día, por lo que todo el entorno podría tener "potencialidad arqueológica" bajo el agua, según constata el propio documento de Estudio de Impacto Ambiental del proyecto de dragado de la ría de O Burgo.

(Fuente: La Opinión / Marta Villar)

18 de septiembre de 2015

La excavación destapa otras cinco viviendas de la Edad del Hierro en el castro da Cidade, en Barbanza (La Coruña)

Los arqueólogos también han encontrado varias cuentas de collar de color azulado que estiman que pertenecieron al Siglo V a.C.
 En la zona estarán trabajando quince personas, seis arqueólogos y nueve auxiliares de arqueología, hasta finales de septiembre. FOTO: CARMELA QUEIJEIRO
El castro da Cidade de Ribeira ha vuelto a sorprender a los expertos. La excavación ha sacado a la luz cinco nuevas cabañas, que sumadas a las encontradas el pasado verano, hace pensar a los arqueólogos que están ante un castro de un tamaño similar al de Baroña. En esta última fase, el grupo de quince personas comandado por Miguel Vidal está trabajado en 750 metros cuadros, de los 20.000 que se estima que ocupa el poblado en su totalidad.

Vidal asegura que el mayor hallazgo de esta segunda fase han sido las cinco cuentas de pasta vítrea. Los arqueólogos creen que formaron parte de un collar o una pulsera. «Esto nos hace pensar que hace 2.500 años a nuestros abuelos ya les gustaba adornarse, dice el director con una sonrisa.

Por el momento todavía necesitan realizar las pruebas del carbono catorce a las piezas halladas, aunque creen que todo pertenece al siglo X antes de Cristo, lo que los expertos denominan la primera edad del hierro. A pesar del poco tiempo del que disponen (terminan el día 30 de este mes) el grupo está muy contento. «Conseguimos pezas de moito valor histórico. Segundo os cálculos, pódese calcular que neste castro chegaron a vivir preto de cen persoas», asegura Vidal.

MEDIO MES DE TRABAJO
El equipo tiene todavía medio mes de trabajo en campo: «Seguiremos excavando, buscamos pruebas que nos permitan conocer la edad real de esta zona e incluso tenemos la sospecha de que pudo haber un herrero que trabajara el cobre o el bronce en esta zona».

Vidal cree, por la cantidad de cabañas por metro cuadrado que están descubriendo, que este castro se puede convertir en uno de los más importantes de la comarca. Una vez terminen con la excavación pasarán al laboratorio y a los despachos, luego tendrán que consolidar la zona para que la gente pueda visitarla sin dañar las pruebas. Todos esperan volver al castro da Cidade el próximo año. Vidal es el primero.

(Fuente: La Voz de Galicia / Álvaro Sevilla)

27 de abril de 2015

Descubren la muralla original del castro de Baroña (A Coruña)

Los distintos sistemas constructivos permiten a los arqueólogos confirmar la existencia de dos murallas de épocas bien diferenciadas y muestran la evolución de este yacimiento. La más antigua, de la época castreña, es escalonada mientras que en la que se levantó a posteriori se utilizaron piedras mucho más grandes que llevan a pensar que pertenece a la época romana.
En su día se apuntó a que esta sería la última gran actuación en el castro, pero las tornas han cambiado.
Incluso los arqueólogos que llevan desde el 2012 trabajando en la restauración y puesta en valor del castro de Baroña eran escépticos sobre la posibilidad de realizar grandes hallazgos en la intervención iniciada la semana pasada, pero el yacimiento ha vuelto a sorprenderles mostrándoles algo que no habían visto hasta ahora. Las excavaciones realizadas en los últimos días han permitido sacar a la luz la muralla original del poblado.

LA MURALLA ORIGINAL QUEDÓ OCULTA
El equipo capitaneado por Luis Francisco López, Miguel Ángel López y Tito Concheiro está entusiasmado con el descubrimiento. Sabían que había otra muralla porque en intervenciones anteriores hallaron evidencias de su existencia, pero no tenían demasiadas esperanzas de encontrarla. La excavación de lo que hasta ahora se creía que era el muro defensivo del asentamiento ha revelado que en realidad se trata de una construcción posterior con la que se forró la muralla original, que quedó oculta. Posiblemente no llegará a saberse por qué -pudo ser para reforzar la defensa del castro o por razones estructurales-, pero este descubrimiento revoluciona la interpretación del yacimiento y, en consecuencia, variará el plan previsto para su restauración.

Explican los arqueólogos que el hallazgo de los restos muestra la evolución del yacimiento, y eso pretende conservarse respetando los distintos sistemas constructivos de cada etapa en los trabajos de consolidación que se llevarán a cabo: «Pretendemos recuperar a imaxe da evolución construtiva da muralla», señalaba Luis Francisco López.

La noticia menos buena es que el hallazgo de la muralla castreña complicará las tareas de restauración. El responsable de esta parte de la actuación, Miguel Ángel López, aseguraba que lo que han encontrado en la excavación ha sido toda una sorpresa: «No podíamos imaginar que encontraríamos estos paramentos, al ser un yacimiento tan tocado a lo largo de los años no esperábamos este resultado. Este es el Baroña original y no se veía, y ahora podemos recuperarlo».


NUEVOS DATOS SOBRE LA CRONOLOGÍA DEL ASENTAMIENTO
Los distintos sistemas constructivos permiten a los arqueólogos confirmar la existencia de dos murallas de épocas bien diferenciadas. La más antigua, de la época castreña, es escalonada y una obra «moi sofisticada, de moita calidade construtiva», mientras que en la que se levantó a posteriori se utilizaron piedras mucho más grandes que llevan a pensar que pertenece a la época romana. Sin embargo, habrá que esperar al resultado del análisis de las muestras que se recogieron ayer para conocer más datos sobre la cronología del asentamiento.

Este dato es importante para encajar cronológicamente las estructuras e interpretar el sistema defensivo del castro para su puesta en valor.

Por otra parte, en la excavación realizada hasta el momento se han encontrado algunos restos de cerámica, conchas y un asta de ciervo utilizados como material de relleno.

(Fuente: La Voz de Galicia / Marta Gómez)

27 de septiembre de 2012

Unas obras en Cambre desvelan posibles restos arqueológicos romanos

Un arqueólogo y un técnico de Patrimonio apuntan este origen, a falta de un análisis en profundidad, tras ver la estructura hidráulica pétrea hallada bajo la plaza de Cambre (La Coruña).
Estructura de piedras, que podría ser romana, encontrada
en las obras del Campo da Feira. Foto: La Opinión.
El Concello realizó siete catas arqueológicas antes de iniciar las obras de reforma del campo da feira de Cambre y no encontró nada pero una vez iniciada la excavación han aparecidos unos restos que según las primeras valoraciones de los expertos podrían ser romanos. Estos restos aparecieron tras retirar el empedrado superficial y realizar la excavación del subsuelo.

El arqueólogo contratado por el Ayuntamiento para el control arqueológico, Ángel Concheiro, considera que podrían ser restos romanos aunque agregó que será necesario un análisis de la estructura de las piedras halladas para confirmarlo.

A esta zona de las obras también acudió un arqueólogo de la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta tras ser advertido por el Concello y que también apuntó que a primera vista podrían ser restos romanos.

Este experto de la Xunta también afirmó que este tipo de hallazgos son comunes en zonas como Cambre en las que se han constatado restos arqueológicos de este tipo. De hecho, al lado de este lugar está la iglesia de Santa María, de fábrica romana. Tanto el arqueólogo de Patrimonio como Ángel Concheiro precisaron que existen muchos indicios históricos que hacían pensar que había más restos en este entorno urbano. El municipio de Cambre cuenta de hecho con un Museo Arqueológico que protege los restos de una villa romana.

Los técnicos que ejecutan las obras de regeneración del campo da feria (que incluyen la renovación de las losetas, la reordenación de la zona de aparcamiento y la instalación de un parque infantil) han asegurado que la aparición de estos restos no supondrán una demora en la actuación puesto que las labores de conservación y catalogación se pueden realizar de forma simultánea a los trabajos de reforma.

Estos técnicos también declaran que este hallazgo no obliga a modificar el proyecto original que fue aprobado precisamente por Patrimonio, puesto que las obras no tienen impacto sobre estas piezas. El Ejecutivo quiere conservar "e incluso potenciar" según el alcalde, estos restos por lo que estudia la posibilidad de compatibilizar ambas actuaciones y aprovechar para colocar un cristal que deje visible esta estructura posiblemente romana.

El alcalde, Manuel Rivas, apuntó que si se confirma que son restos romanos "habrá que contemplar en los próximos presupuestos una partida para darles visibilidad".

26 de mayo de 2012

Inician las obras de rehabilitación del Castro de Baroña (La Coruña)

La primera fase, de limpieza y consolidación se rematará antes de julio
El Castro de Baroña, en La Coruña.
El inicio de los trabajos de rehabilitación del castro de Baroña ya es una realidad. Después de meses de retraso por cuestiones burocráticas, el equipo de expertos encargados de realizar esta actuación comenzó ayer la campaña arqueológica en este icono de la cultura gallega ubicado en la costa de Porto do Son. Una prueba de la necesidad de recuperar este asentamiento castreño se pudo ver ayer sobre el terreno, cuando un grupo formado por más de cincuenta turistas de habla inglesa visitaron el yacimiento a pesar del fuerte viento y la lluvia. La previsión de los encargados de realizar esta rehabilitación, a pesar del retraso con el que han comenzado los trabajos, es tener finalizada la primera parte del proyecto en julio para recibir a los primeros turistas estivales.

ZONA DE ENTRADA
Limpieza y consolidación. La empresa Terra Arqueros, encargada de realizar los trabajos, comenzó la actuación por la zona más afectada, situada en torno a la puerta de acceso a este yacimiento, para luego seguir avanzando por el resto de construcciones que también se encuentran en estado crítico. En total, son cuatro las zonas en las que se realizarán trabajos de limpieza y consolidación, que a su vez incluyen las seis áreas «comatosas» que se detectaron en el último estudio de campo en el 2010. Por ahora resulta una incógnita saber cuántos días invertirán en rehabilitar cada zona, aunque uno de los arqueólogos que forman parte del proyecto, Ángel Concheiro, aseguró que la previsión se mantiene y que cumplirán los plazos previstos.

PRIMERA FASE
El 90 % del proyecto. El proyecto que ganó el concurso público convocado por la Xunta para llevar a cabo esta actuación incluye tres fases en su ejecución. La primera, que comenzó ayer, abarca el 90 % de toda la campaña arqueológica, que está financiada por la Secretaria Xeral de Turismo con una aportación que supera los 100.000 euros, y que cuenta con la supervisión de la Dirección Xeral de Patrimonio. En los trabajos que se realizarán hasta julio, el objetivo marcado por los expertos es asentar el yacimiento para que reciba en las mejores condiciones posibles la llegada de los cientos de turistas que cada verano visitan esta joya de la arqueología gallega.

RESTO DE LA CAMPAÑA
Tras el verano. La previsión que manejan tanto los arqueólogos como el arquitecto y restaurador de Terra Arqueros es detener luego hasta septiembre toda la actividad para no coincidir con las visitas estivales. Una vez superada la temporada alta, estos profesionales manejan la previsión de regresar al castro a lo largo de septiembre para analizar la influencia que el paso de los turistas ejerció sobre el asentamiento y conocer así cuáles son las partes que se ven más afectadas. Esta segunda fase, según explicó Concheiro, se complementa con la primera. La siguiente y última parte del proyecto llegará en el 2013 y está diseñada para la correcta conservación de los muros y la colocación de señales indicadoras en el recorrido.

DIFUSIÓN
Creación de un itinerario. Uno de los grandes objetivos de esta actuación en el yacimiento es la creación de un itinerario para que las visitas que cada año recorren este asentamiento lo hagan sin dañar el castro, tal y como ha sucedido hasta ahora. Otro de los objetivos que se persiguen con esta iniciativa es dotar de una mayor seguridad a los turistas, ya que por las condiciones topográficas tan complejas que tiene el recinto se hace necesario regularizar un recorrido. Otra labor divulgativa arrancará dentro de unos días cuando los escolares de la comarca empiecen a visitar el castro recibiendo explicaciones sobre los trabajos que se están realizando de la mano de sus protagonistas.

(Fuente: La Voz de Galicia / Javier Romero)

12 de marzo de 2012

Restos prehistóricos en las obras de la autovía en Baio (La Coruña)

Restos arqueológicos de más de cuatro mil años de antigüedad fueron descubiertos recientemente en plena obra de la autovía de la Costa da Morte, entre Carballo y Berdoias. En concreto, aparecieron en los trabajos previos a la construcción lo que parecen evidencias de un asentamiento prehistórico.
Los arqueólogos analizaron en octubre el terreno próximo
 a la mámoa de O Valouco, por donde pasará la autovía, y ahora elaboran
 el informe.
 A la espera de un estudio más detallado que se está elaborando (y que analizará la Dirección Xeral de Patrimonio), correspondería a un poblado situado en un período entre el Calcolítico (o Edad de Cobre) hasta la Edad de Bronce. Cronológicamente, entre finales del cuarto e inicios del segundo milenio antes de Cristo. 

Este asentamiento se encuentra en la zona conocida como O Valouco, en la parroquia de Baio (no lejos de la iglesia vieja y hacia el oeste), del que ya constaba la existencia de una mámoa, tanto en el planeamiento urbano del Concello de Zas como en la documentación evaluada a principios del 2009 por la Dirección Xeral de Calidade e Avaliación Ambiental para el desdoble de la vía entre Zas y Vimianzo, en una distancia de 16,46 kilómetros, resolviendo que no era necesaria una declaración de impacto ambiental.

 Tras los análisis realizados desde el mes de octubre por un equipo de arqueólogos ha habido varios hallazgos. Destaca, según la información proporcionada por la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, la localización de once fondos de cabaña (solo la huella, sin estructura) de varias tipologías y dimensiones, además de nueve zanjas longitudinales «de dudosa adscripción, tanto cultural como cronológica, y funcionalidad». También han aparecido 27 fosas circulares u ovaladas dispersas, 35 agujeros de poste, una estructura de combustión, un hogar y una estructura indeterminada, formada por grandes lajas graníticas. El material arqueológico recuperado en estos trabajos «es reducido», con 62 piezas cerámicas y 21 líticas (piedras).

 Los trabajos de excavación arqueológica realizados hasta el momento han consistido en el registro, documentación y excavación de las estructuras de Valouco, en un área situada entre los puntos kilométrico 0,240 y 0,480 (desdoble de Baio a Vimianzo), abarcando una superficie aproximada de 11.650 metros cuadrados, algo que permitió «conocer la estratigrafía y potencialidad arqueológica del subsuelo», indican los arqueólogos en el informe remitido a la Consellería de Medio Ambiente. Valoración realizada Los expertos añaden: «A la vista de los resultados obtenidos, desde el punto de vista patrimonial consideramos que el yacimiento de Valouco ha sido lo suficientemente valorado tras haber excavado, registrado y documentado en planta todas las estructuras arqueológicas localizadas en el área de ocupación».

 Mientras se elabore el informe arqueológico, lo arqueólogos mantienen «la cautela» sobre la superficie indicada. Los arqueólogos recuperaron 62 piezas cerámicas y 22 líticas, entre otros hallazgos.
(Fuente: La Voz de Galicia / S.G. Rial)