Mostrando entradas con la etiqueta CAAI. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CAAI. Mostrar todas las entradas

25 de septiembre de 2013

Confirman la localización del segundo campamento romano tras la batalla de Baécula, en Santo Tomé (Jaén)

Los arqueólogos del Instituto Universitario de Estudios de Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén han encontrado restos de ánforas "destruídas in situ" y una moneda cartaginesa en el interior de los hoyos practicados por diferentes "contubernium" romanos junto a los restos de una gran pira con materiales carbonizados. 
Juan Pedro Bellón junto a parte del equipo que trabaja en el Proyecto Baecula de la Universidad de Jaén y una muestra de los restos cerámicos aparecidos.
Estos últimos hallazgos en la ladera del Cerro de las Albahacas, en la localidad jienense de Santo Tomé, se han producido a escasos metros de donde el año pasado los investigadores encontraron cinco hornos de fundición de metales, con puntas de flecha y pilum romanos en el interior de alguno de ellos. Estas nuevas evidencias confirman el lugar exacto donde se ubicó el campamento que los romanos establecieron al finalizar la batalla de Baécula.

Un campamento para después de la batalla
En opinión de Juan Pedro Bellón, coordinador de las excavaciones "estos hallazgos, aunque muy reducidos en número son suficientes para confirmar la ubicación del segundo campamento que el general romano Publio Cornelio Escipión "el Africano" estableció una vez finalizada la batalla de Baecula, lo que ya sabíamos por las fuentes historiográficas de Polibio y Tito Livio, que describieron con detalle el transcurso de esta batalla".  Se trata de un campamento sin empalizada "en el que el ejército romano instaló tiendas de campaña y se reorganizó una vez concluida la batalla" .
Otra parte del equipo de Proyecto Baécula continúa "peinando" con
detectores de metales las más de 400 hectáreas del campo de batalla.

"Es lógico que el ejército romano estableciera este segundo asentamiento después de la batalla y una vez renunciada la persecución de los restos del ejército cartaginés de Asdrúbal Barca, que huyeron hacia el Norte, hacia la Vía Heraclea, los soldados romanos deberían reorganizarse, recoger los cuerpos de sus camaradas caídos en la batalla, así como las armas que podrían reutilizar o fundir para ser utilizadas más adelante, curar sus heridas y reparar sus impedimentas", comenta Juan Pedro Bellón.


 "Los restos de cerámica destruídos "in situ" también tienen su lógica, ya que los soldados necesitarían abastecerse de alimentos en el oppidum ibérico próximo de Baécula (actual aldea de Turruñuelos) y la cerámica es un envase demasiado complicado de transportar para la tropa, frente a otros más ligeros y resistentes a los golpes", apunta Bellón.

Limitaciones del terreno
"Nos gustaría encontrar la fosa común o los restos de los soldados caídos en la batalla, pero tenemos la limitación de estar trabajando en un terreno particular dedicado al olivo y las catas que podemos hacer están limitadas a este claro del terreno donde el año pasado ya hicimos la primera excavación y en la que obtuvimos como resultado el hallazgo de los cinco hornos de fundición de hierro y cobre".

Incógnitas sobre el primer campamento cartaginés
Respecto a la localización del primer campamento de Asdrúbal Barca que era el primer objetivo de la campaña de este año en el Cerro de las Albahacas, Juan Pedro Bellón nos confiesa que no ha habido suerte con las catas realizadas en las proximidades del poblado de Turruñuelos y de momento su ubicación exacta sigue siendo una incógnita para los investigadores
Un colgante, presumiblemente romano, encontrado en el campo de batalla.
La Batalla de Baecula
La Batalla de Baecula fue un enfrentamiento armado que tuvo lugar en el año 208 a. C., durante la Segunda Guerra Púnica, entre el ejército cartaginés, comandado por Asdrúbal Barca, y el ejército romano, a las órdenes de Publio Cornelio Escipión "el Africano". La batalla supuso el primer enfrentamiento a gran escala de Escipión "el Africano" contra los cartagineses, después de que hubiese tomado el mando del contingente romano en la Península Ibérica.

La batalla, planteada con la intención de frenar la marcha de Asdrúbal hacia Italia, se saldó con una victoria romana, si bien el ejército cartaginés pudo finalmente escapar hacia el norte. Otra de las consecuencias fue que el ejército romano pudo tomar una posición vital para proseguir la conquista del valle del Guadalquivir.


Para saber más sobre la Arqueología de la Batalla de Baécula recomiendo leer este enlace del diario EL PAÍS y el visionado del siguiente vídeo:

11 de enero de 2013

Arqueólogos de la Universidad de Jaén preparan la excavación del santuario ibérico de Puente Tablas

Las excavaciones que comenzarán en febrero se extenderán hasta finales del mes de marzo y se centrarán en la capilla interior de la diosa y la segunda terraza del santuario. Los trabajos podrían incluir otras actuaciones como la señalización con puntos de información y la limpieza general de la parte excavada.
Vista aérea de la puerta de acceso al yacimiento íbero de Puente Tablas
y la localización de la capilla de la diosa. 
El Instituto Universitario Andaluz de Arqueología Ibérica (antes Centro Andaluz de Arqueología Ibérica) comenzará el próximo mes de febrero las excavaciones en el santuario ibérico de la Puerta del Sol del yacimiento de Puente Tablas, en Jaén, gracias al Convenio que se firmará en los próximos días con la Diputación provincial.


Las excavaciones que se extenderán hasta finales del mes de marzo se centrarán en los aproximadamente 75 metros cuadrados que se estima ocupa la capilla interior de la diosa, y la segunda terraza del santuario que sin duda ampliará considerablemente la zona de actuación. 

El santuario está localizado muy próximo a la puerta del oppidum donde el año pasado apareció la estela con la representación de la diosa. Los trabajos en Puente Tablas también podrían incluir otras actuaciones como la señalización del yacimiento con puntos de información y la limpieza general de la parte excavada del asentamiento durante las últimas campañas.

Santuario dedicado a la diosa de la fertilidad

Según Arturo Ruíz, director del Instituto Universitario Andaluz de Arqueología Ibérica, dependiente de la Universidad de Jaén. la identificación de la deidad está todavía en fase de estudio.  “La diosa no tiene nombre conocido, puede tratarse de Betatun, una divinidad a la que estaba dedicado el santuario de las Atalayuelas de Fuerte del Rey (Jaén), de características similares al santuario cordobés de Torreparedones, en Baena". "En este último caso la divinidad reconocida allí es Dea Caelestis, es decir la Juno romana. con lo que Betatun y Juno podrían ser versiones de esta diosa de la fertilidad" , comenta Ruíz.
Arturo Ruíz junto a la estela de la diosa
aparecida en Puente Tablas.

Según Arturo Ruíz, coinciden varios hechos para vincular estas diosas a la de la Puerta del Sol de Puente Tablas: la ubicación de los tres santuarios junto a las puertas del oppidum y en el caso de las Atalayuelas porque en él también se han encontrado restos de sacrificios de cerdas preñadas, como en Puente Tablas, pero hay que tener en consideración que hay trescientos años como mínimo de diferencia cronólogica entre los santuarios de Atalayuelas,  Torreparedones y el de Puente Tablas. 

También hay elementos en el santuario de Puente Tablas que se reconocen en otras divinidades femeninas como las ofrendas de cerdas preñadas, que se dedican en otros lugares a Cibeles y a Demeter o Ceres, o la ventana del santuario que se asocia a Afrodita-Ashtarté. 

En este sentido Arturo Ruíz comenta que "aunque el Santuario está dedicado sin duda a la diosa de la Puerta del Sol no hay que descartar que también lo pueda estar a un paredro masculino, tipo Baal, pues hay una piel de toro en el patio". "Aunque todavía no lo sabemos con certeza, para ello necesitamos excavarlo completamente", concluye Ruíz.

Abajo a la derecha, el "lingote chipriota" aparecido en Puente Tablas,
 juntoa otros encontrados en diferentes yacimientos. Arriba a la izquierda
uno de los pectorales en oro del tesoro de Carambolo.
Lingote chipriota de Puente Tablas
Precisamente el hallazgo de esta roca en forma de piel de toro extendida, también conocido como "lingote chipriota" es lo que ha facilitado a los arqueólogos las pistas necesarias para descubrir la zona donde se ubica el santuario, ya que este tipo de representación inspirada en los lingotes de cobre realizados en Chipre desde el S. XIII a C. y desde el descubrimiento de los pectorales del tesoro del Carambolo en 1958, en Camas (Sevilla) indican claramente su carácter sagrado e ideológico, como ha quedado demostrado en numerosos hallazgos arqueológicos en la zona del Mediterráneo.

El lingote chipriota de Puente Tablas se localizó junto a la entrada del Santuario dedicado a la diosa de la Puerta del Sol y muy próximo a la puerta del oppidum orientada al Este donde se encontró la estela de la diosa que es iluminada por el sol los días del equinoccio de primavera.

31 de agosto de 2012

Intensifican la investigación en el yacimiento de Los Villares de Andújar (Jaén)

El oppidum turdetano-oretano y municipio romano de Isturgi es una asentamiento de máxima relevancia internacional.
La Comisión Andaluza de Arqueología de la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía dio su aprobación durante el pasado mes de marzo a un nuevo Proyecto General de Investigación Arqueológica, cuyo objetivo principal es intensificar la labor de investigación en el yacimiento arqueológico de Los Villares de Andújar, ya iniciada en años anteriores gracias a la materialización de otros proyectos e iniciativas.
Investigadores trabajando en el yacimiento
de Los Villares en Andújar (Jaén).
Foto: Ideal

 El denominado Proyecto ISTVRGI, dirigido por la catedrática del departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada, María Isabel Fernández García, cuenta para su desarrollo con un equipo interdisciplinar integrado por investigadores, técnicos y asesores científicos de ésta y otras universidades y centros de investigación, entre los que figuran el Centro Andaluz de Arqueología Ibérica, la Universidad de Jaén, la Universidad de Córdoba o las universidades italianas de Perugia y Siena.

Queda así garantizado durante los próximos años un programa enfocado a la investigación, protección y conservación del citado yacimiento; pero también un calendario de actividades científico-divulgativas con el que dar a conocer al conjunto de la sociedad las particularidades históricas que hacen del antiguo oppidum ibérico turdetano-oretano, y después municipio romano Isturgi Triumphale, una de las localizaciones más singulares en todo el Mediterráneo occidental, sólo comparable por sus características a otros pocos asentamientos conocidos en países como Francia e Italia.

Página web
Una de las primeras iniciativas ha consistido en la puesta en marcha de una página web (www.isturgi.es) como plataforma de reunión y medio de difusión de todas aquellas noticias relacionadas con el proyecto y el sitio arqueológico de Los Villares de Andújar. Además, las actuaciones contempladas en este proyecto arqueológico prevén el concurso, junto a metodologías de investigación arqueológica más tradicionales, de nuevas tecnologías aplicadas a la elaboración de herramientas de gestión geomática como los denominados modelos digitales del terreno (MDT), así como otros métodos de reconstrucción virtual y análisis arqueológico mediante técnicas de renderizado computacional apoyadas en la utilización del escáneres láser 3D de última generación.

El Proyecto ISTVRGI se suma de esta manera a los que ya vienen siendo desarrollados en otros sitios de la provincia de Jaén, como es el caso del Proyecto Peñalosa en Baños de la Encina, el Proyecto Baecula en Santo Tomé o el Proyecto FORVM MMX en Cástulo.

22 de mayo de 2012

El CAAI digitalizará modelos 3D de sitios y materiales arqueológicos ibéricos

El Centro Andaluz de Arqueología Ibérica (CAAI), ubicado en la Universidad de Jaén, digitalizará modelos 3D de sitios arqueológicos y materiales ibéricos pertenecientes a las paradas más importantes del proyecto 'Viaje Al Tiempo de los Iberos'.
Arturo Ruíz y Franco Niccolucci durante la presentación
del proyecto en la Universidad de Jaén.

Estos modelos se incorporarán al Proyecto 3D-Icons, que se centra en la digitalización de una serie de piezas maestras de la arquitectura y la arqueología de Europa, y que está coordinado por la Universidad de Nápoles.

En este proyecto, presentado hoy en la Universidad de Jaén por el director del CCAI, Arturo Ruiz, y el coordinador del mismo, el profesor de la Universidad de Nápoles (L'Orientale) Franco Niccolucci participan dieciséis instituciones procedentes de nueve países europeos.
Entre ellas, destacan el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia, la Universidad Politécnica de Milán, el Consejo Nacional de la Investigación de Italia, la Fundación para la Investigación y la Educación de Chipre y el CAAI.

Asimismo, ha sido recientemente concedido dentro de las acciones piloto del programa de Competencia e Innovación de la Unión Europea y tiene una financiación total de 2.650.000 euros y una duración de tres años, entre el 2012 y el 2015.

El CAAI realizará modelos 3D de los conjuntos escultóricos de Cerrillo Blanco (Porcuna) y El Pajarillo (Huelma), el oppidum ibérico de Puente Tablas (Jaén), la necrópolis principesca de Piquía (Arjona), la necrópolis tumular de La Noria (Fuente de Piedra, Málaga), la necrópolis de Tutugi (Galera, Granada), la cámara de Toya (Peal de Becerro, Jaén) y la muralla ibérica de Ibros.

También se incorporarán modelos 3D de las pinturas rupestres de El Engarbo (Santiago-Pontones, Jaén) debido al reconocimiento otorgado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Arturo Ruiz ha señalado que del conjunto de materiales y lugares en el que van a trabajar hay "algunos no visitables, como la necrópolis de Piquía en Arjona, que se encuentra cubierta, o elementos no íberos, como las pinturas de El Engargo, unas de las más espectaculares representaciones figuradas que conocemos del arte rupestre levantino declaradas Patrimonio de la Humanidad".
(Fuente: EFE)

27 de abril de 2012

El CAAI destaca la importancia del yacimiento de Campillos para la época íbera

Expertos del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica (CAAI), máxima institución andaluza en cultura íbera, han constatado la importancia del yacimiento "El Castellón de Gobantes" en Campillos (Málaga), donde existen materiales significativos de la época final íbera, con muros de hasta tres metros de altitud.
Los profesores Arturo Ruíz y Manuel Molinos.
Los responsables del centro han destacado la importancia y el potencial de este yacimiento arqueológico que supone una ayuda para el conocimiento de una época de la historia de España de la que existe poca información, según los resultados obtenidos en los trabajos de investigación que se están llevando a cabo.
El director del Centro Andaluz de Arqueología, Arturo Ruiz, ha señalado que estos trabajos "son importantes prospecciones arqueológicas y el estudio de un periodo cultural poco conocido".
Ha afirmado, en una visita al yacimiento, que aunque ya se tenía constancia de que podría tratarse de un lugar arqueológico de gran valor, gracias a los trabajos "empiezan a definirse mejor las etapas culturales de Gobantes".
Por otro lado, ha destacado también el excelente estado de conservación que presenta el yacimiento, que no sólo es importante en su contexto comarcal, sino también dentro del ámbito regional andaluz.

Ruiz ha señalado además que la zona de "El Castellón de Gobantes" es extraordinaria por ser un paisaje hermoso y con grandes potencialidades para su futura musealización que podría atraer a turistas. 
(Fuente: EFE)

16 de abril de 2012

«Jaén va a tener una red arqueológica ibera realmente extraordinaria»

Arturo Ruiz, director del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica (CCAI), asegura que los últimos hallazgos en el oppidum de Puente Tablas han cambiado la historia que conocíamos de los iberos.
Arturo Ruíz, director de Centro Andaluz de Arqueología Ibérica (CCAI).
Catedrático de Prehistoria de la Universidad de Jaén, Arturo Ruiz es desde el año de su creación, 1998, director del Centro de Andaluz de Arqueología Ibérica (CCAI), un organismo dependiente de la institución universitaria jienense que es el culpable de la mayor parte de los descubrimientos en torno a los iberos que los últimos tiempos se han hecho en la provincia. En torno a una veintena de personas trabajan en este centro donde el tiempo con frecuencia se detiene en torno a los restos de una vasija de barro o, como ocurre actualmente, en torno a una diosa ibera.

-Debe ser apasionante dirigir un centro así en una provincia como la de Jaén
-Lo es. En realidad, son varias provincias las que acumulan los mayores conjuntos patrimoniales de época ibérica. Estaríamos hablando de Alicante, Valencia, Murcia, Albacete, Jaén, Córdoba y Granada. Pero sí es cierto que en nuestra provincia ha habido un enorme desarrollo de la investigación en los últimos 30 años, fruto del propio CAAI y también de otras universidades. Jaén es el referente de los ibéricos a nivel internacional, aunque también aparezcan restos en las provincias vecinas, pero ninguna con la variedad de la nuestra.

-Lo último que hemos conocido del trabajo del CAAI está en el oppidum de Puente Tablas, ¿dónde radica la importancia de lo hallado allí?
-Ha sido lo más espectacular de los últimos tiempos. En el marco del Viaje al Tiempo de los Iberos, la Diputación nos propuso hacer una intervención en Puente Tablas para convertirlo un poco en el referente de lo que es una ciudad ibérica, ya que en Andalucía no hay muchos casos excavados. Se hizo un proyecto de restauración y hemos estado excavando desde mayo del año pasado, primero el palacio, que ha sido extraordinario porque tiene unas características que no se conocían en toda el área ibérica y que recuerda mucho a los palacios que se cuentan en Odisea de Homero. Luego, en el mes de septiembre, comenzamos con la puerta, que ha sido una auténtica sorpresa, ya que son varias puertas superpuestas y una de ellas tiene un valor añadido, al ser la única puerta que está absolutamente orientada al Este y con una estela de una diosa que es iluminada por el sol durante los días del equinoccio de primavera, todo un culto la fecundidad.

-¿Seguirán excavando allí?
-Seguramente en mayo o junio volveremos otra vez, ahora lo que queremos es definir muy bien el espacio abierto en el que está la diosa con objeto de que se pueda ya anualmente experimentar el momento de la llegada del sol de primavera a la diosa y ver cómo la ilumina. Al mismo tiempo, estamos también estudiando todo este mundo religioso ibero que desconocíamos bastante. La verdad es que ha sido un descubrimiento que ha cambiado para siempre el concepto de Puente Tablas, que sobre todo era conocido por las fortificaciones y porque tenía un urbanismo muy ordenado.

-Aunque Puente Tablas sea ahora mismo el más importante, ¿qué otros trabajos lleva a cabo el CCAI?
-Algunos son muy conocidos, como el tema de la Batalla de Baécula, cuya primera fase terminamos con el congreso que se hizo el pasado mes de noviembre y ahora vamos a comenzar con la segunda. Por otra parte, estamos trabajando también en Cástulo, más en la parte romana. Asimismo, estamos estudiando en laboratorio dos excavaciones de las que hemos hecho en los últimos años, que son la Noria en Fuente Piedra (Málaga), que es una necrópolis tarteso-ibérica, de túmulos. Y también estudiamos Piquía, que es la necrópolis ibérica de Arjona, y en Tútugi, en Granada, donde hay una necrópolis ibérica.

-¿Y en cuánto a investigación?
-A nivel nacional, tenemos un proyecto para articular en red una serie de grupos que trabajan en arqueología, tanto en materia de conservación como de investigación. También hay otro proyecto de Química de I+D nacional, en el que se sigue desarrollando la línea que tenemos de Química y Física aplicada a la arqueología. Y también tenemos un proyecto para intervenir en Giribaile, en Vilches, aunque estamos a la espera de que venga el dinero. Y a nivel europeo tenemos dos proyectos para exportar todo lo que tenemos en 3D en el centro a una página web europea, que va a tener toda la cerámica ibérica que ha aparecido en Jaén, más de un millar de piezas.

-¿Ha crecido mucho en los últimos tiempos el patrimonio arqueológico ibérico de la provincia de Jaén?
-Ha crecido muchísimo, la ventaja que tiene el patrimonio ibérico en Jaén es que es muy rico, conforme más investigas, más posibilidades tienes de conocer nuevos sitios a través de la prospección. En 1989, teníamos 545 yacimientos en la provincia, hoy día puede rondar el millar perfectamente.

-¿La sociedad jienense es consciente de todo el patrimonio ibérico que hay en la provincia?
-Cada vez más, por suerte hay mucha gente que me para por la calle y me pregunta por los últimos hallazgos de los que ha oído hablar, también cuándo los van a poder ver ellos, algo fundamental. En el caso de Puente Tablas, yo creo a finales de este año tendrá el Centro de Recepción de Visitantes y se habrá hecho la restauración, se habrá convertido en uno de los sitios visitables más importantes.

-¿Considera que se hace el tratamiento adecuado con los restos arqueológicos cuando se construyen nuevos edificios?
-Ahora, ya por fin, sí. Quizás no se aplique por igual en todos los pueblos de la provincia, pero en Jaén, el caso de Marroquíes Bajos ha sido muy pedagógico, hay un protocolo que funciona normalmente bien.

-En el caso del parking provisional que se habilitó en el Bulevar, hubo cierta polémica porque no se tuvo en cuenta que podía haber restos, ¿se hizo mal?
-Sí, porque siempre hay que hacer la excavación, aunque se remueva poco, aunque parezca que no va a afectar a nada, incluso aunque se haga aporte de tierra, siempre hay que hacer un informe arqueológico. Ahora, por ejemplo, me preocupa lo que queda del antiguo campo de fútbol porque tiene que haber restos arqueológicos que hay que excavar también. Por suerte, tenemos una ciudad con muchos yacimientos arqueológicos, que espero que algún día sean visitables, pero para ello hay que hacer un buen tratamiento. Está claro que es lento y costoso y que necesita de inversión, pero el turismo es de lo poco que se mantiene relativamente bien, por lo que merece la pena.

-Hablando de turismo, ¿el Museo de Arte Ibero, cuando esté concluido, será un revulsivo?
-Es la joya del patrimonio arqueológico ibérico. Estarán en él dos de los conjuntos arqueológicos de escultura más importantes de España, como son El Pajarillo y Cerrillo Blanco. Ya partiendo de ahí, si le vamos sumando todo lo que vamos conociendo de yacimientos, urbanismo, palacios, santuarios, cultos, exvotos, etc., será un punto de referencia internacional. Y encima si se le articula el Viaje al Tiempo de los Iberos haciendo que sea una red territorial y que se puedan visitar también los inmuebles donde aparecieron los restos que estarán expuestos en el museo, puede ser un ejemplo muy interesante.

-El consejero Paulino Plata hablaba de que se querían traer colecciones externas, ¿es necesario que haya colecciones de fuera además de las de Jaén para que el Museo tenga mayor prestigio?
-Yo participé en un recorrido de todos los museos andaluces para ver qué material podía venir y la conclusión primera que saqué es que lo más importante ya lo tenemos aquí. Luego hay conjuntos de materiales que proceden de Jaén y están fuera, por ejemplo, los exvotos ibéricos que están en Madrid, en el Museo Arqueológico Nacional. Yo creo que eso se podría traer. Y luego creo que es un ejercicio de salud que vengan materiales de otras provincias, que a veces son reintegraciones de materiales de Jaén, como el toro de Arjona, que está en el Museo de Granada. Es bueno que se tome conciencia de que este no es sólo el Museo Ibérico de Jaén, sino de toda la cultura ibérica de Andalucía, por lo que debe haber cosas de Granada, Málaga y Córdoba. De fuera de Andalucía es más difícil porque cada comunidad autónoma administra sus bienes, pero tampoco hay que destacar visitas temporales, como la Pátera de bronce de Santisteban del Puerto, que está el Arqueológico Nacional.
(Fuente: Ideal / Mónica Lopera)

23 de febrero de 2012

Química y Arqueología se alían en Jaén en busca de datos sobre la dieta y costumbres de los íberos

Un equipo interdisciplinar de arqueólogos y químicos de la Universidad de Jaén, en colaboración con la de Gante (Bélgica), desarrolla un estudio en el que combinan química y arqueología para aclarar algunos aspectos de la cultura de los Íberos sobre su alimentación, sus prácticas ganaderas y los usos medicinales o rituales de algunos alimentos y productos.
¿Era el consumo de vino entre los Íberos exclusivo de la aristocracia o, por el contrario, también estaba extendido entre el resto del pueblo? ¿Utilizaban la cera de abeja como sellante interno de las cerámicas, o para usos rituales o medicinales? Éstos son algunos de los interrogantes que obtendrán respuesta o confirmación gracias a la colaboración entre dos disciplinas muy diferentes pero, en este caso, complementarias.
Pruebas químicas realizadas a piezas arqueológicas.
Foto: Fundación Descubre.
Un equipo interdisciplinar de arqueólogos y químicos de laUniversidad de Jaén, en colaboración con la Universidad de Gante (Bélgica), desarrolla un estudio en el que combinan química y arqueología para aclarar algunos aspectos de la cultura de los Íberos sobre su alimentación, sus prácticas ganaderas y los usos medicinales o rituales dados a algunos alimentos y productos, como la cera de abeja, que no se han podido contrastar aún por falta de medios materiales para hacerlo. “Podremos identificar si las grasas halladas en los materiales cerámicos son de origen vegetal o animal y, en este segundo caso, si proceden de animales rumiantes o no. Con ello podremos identificar si eran parte de la dieta, contrastarlo con los huesos hallados en los yacimientos y determinar si consumían animales que tenían en su entorno o traían de fuera. Esto nos permitirá conocer más aspectos de la dieta de los Íberos. También buscaremos, en las piezas arqueológicas, restos de vino y cera de abeja. Sobre el primero, si el análisis de restos de cerámicas hallados fuera de un entorno aristocrático desvelan que contenían vino podremos establecer que el consumo de éste era más “democrático” de lo que hasta ahora pensábamos. Y sobre la cera, sabremos si se empleaba como sellante interno de las vasijas o para uso medicinal o ritual”, explica Alberto Sánchez Vizcaíno, investigador principal de proyecto.
Para ello, la investigación, que tiene una duración de tres años, se centrará, por una parte, en el análisis de pigmentos y materias primas utilizadas en decoraciones de materiales cerámicos y no cerámicos, tales como pastas vítreas o materiales de construcción. Por otra parte, se investigarán los residuos o sustancias que contenían los recipientes cerámicos y no cerámicos usados por los íberos. Para ello, emplearán varias técnicas de análisis químico que permiten estudiar un amplio abanico de materiales y pigmentos empleados que aportarán información que de otra forma no sería accesible a la investigación arqueológica.
Para el desarrollo del proyecto se han constituido dos grupos de trabajo: uno de arqueología, del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica (CAAI) y otro de química, del Departamento de Química Física y Analítica de la UJA. “El desarrollo de este proyecto supondrá un avance en la integración de los datos arqueológicos y químicos y esto va a permitir una mejor interpretación histórica de los resultados, evitando grupos de trabajo desconectados y resultados dispersos”, señala Sánchez Vizcaíno.
La investigación, desde el punto de vista temporal, se centrará en la cultura de los íberos partiendo de sus antecedentes durante el Bronce Final-Orientalizante (siglo VII a. C.), hasta el siglo I a.C. con la configuración de la sociedad ibero-romana. En cuanto a los yacimientos que serán objeto de este estudio, financiado con 41.000 euros por el Ministerio de Ciencia e Innovación, se cuentan los de Puente Tablas, Los Turruñuelos-Baécula, Arroyovil, Piquía y Los Castillejos, todos ellos en la provincia de Jaén, y los de Tútugi, en Granada, y La Noria, en Málaga.
(Fuente; Agencia Sinc)

26 de enero de 2012

'Viaje al tiempo de los íberos' amplía sus paradas con el Centro de Interpretación de Cástulo (Linares, Jaén)

El Plan Turístico Viaje al Tiempo de los Iberos, que pretende poner en valor las huellas de esta cultura en la provincia de Jaén, ha ampliado el número de paradas activas con la apertura este miércoles del Centro de Recepción de Visitantes del Entorno Arqueológico de Cástulo, en Linares, tras una inversión de casi 500.000 euros.
Placa conmemorativa de la inauguración. Foto: Europa Press.
   Así se ha puesto de manifiesto durante el acto de inauguración al que han asistido la delegada del Gobierno andaluz, Purificación Gálvez, junto a la diputada de Empleo, Promoción y Turismo, Ángeles Férriz, y al alcalde de Linares, Juan Fernández, tal y como ha afirmado en un comunicado la Junta, cuya aportación es de 298.000 euros, a la que se suman las de la Diputación y el Ayuntamiento linarense.
   En su intervención, Gálvez, que ha estado acompañada de los delegados de Economía, Innovación y Ciencia, Manuel Gabriel Pérez; Turismo, Pilar Salazar, y Cultura, Mercedes Valenzuela, ha hecho hincapié en que con esta actuación se ha dotado al Conjunto Arqueológico de Cástulo de un centro moderno, funcional y adecuado al fin que persigue de mostrar al visitante el extraordinario valor y el amplio patrimonio arqueológico de esta ciudad íbero-romana.
   "Se trata de una iniciativa que forma parte de la apuesta del Gobierno andaluz por poner en valor el patrimonio cultural y turístico jiennense. Uno de nuestros grandes activos que favorece la creación de empleo y nos permite avanzar hacia una economía más competitiva que nos haga salir fortalecidos de la crisis", ha manifestado.
   Asimismo, ha subrayado que la puesta en marcha de este recurso se une a otros importantes hitos alcanzados por Cástulo en 2011, un "buen año para este yacimiento" marcado por dos hechos, su declaración como Conjunto Arqueológico y la puesta en marcha de proyectos tan interesantes como el Forum MMX, una iniciativa pionera en la que se están utilizando las últimas tecnologías y que servirá de modelo a futuras investigaciones.
   En este sentido, Gálvez ha resaltado que la Junta de apuesta por poner en valor Cástulo y difundir su importancia desde el aspecto científico, turístico y cultural. "Todo ello con la colaboración de la ciudadanía linarense, una parte importante y clave en este proyecto. La participación de los voluntarios es una muestra de la implicación ciudadana y su trabajo, que reconocíamos hace unos días, es fundamental para avanzar en el conocimiento de este yacimiento", ha añadido.
   Por último, la delegada ha puesto de relieve que el producto turístico cultural de la provincia se encuentra "en fase de madurez", siendo uno de los principales referentes de la oferta jiennense, ya que la cultura, en sus distintas vertientes, es uno de los componentes más destacados de la imagen de la provincia como destino turístico, junto a otros atributos como, por ejemplo, la naturaleza o su entorno rural, según ha incidido.

ESTRECHA COLABORACIÓN

   Por su parte, la diputada Ángeles Férriz ha señalado en su intervención que este centro y el Viaje al Tiempo de los Iberos es fruto de un largo trabajo que ya tiene 15 años y que está marcado por la estrecha colaboración de la Diputación, la Junta de Andalucía y el Centro Andaluz de Arqueología Ibérica (CAAI) con sede en la Universidad de Jaén.
   Férriz, que ha recordado el patrimonio arqueológico "único en el mundo" que dejó la cultura íbera en la provincia, ha apuntado que ya son realidad varios de los centros del proyecto --en Porcuna y Castellar--, al que se suma ahora el de Cástulo y al que se unirá el que se abrirá "la próxima semana" el de Peal de Becerro. Jaén tiene un legado que nos permite ser diferentes a otras ofertas turísticas y culturales y por ello tenemos que apostar", ha indicado.
   El Plan Turístico Viaje al Tiempo de los Íberos", promovido por la Administración provincial y la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte, cuenta con un presupuesto total de cuatro millones de euros y promueve la recuperación y valorización de yacimientos arqueológicos iberos de nuestra provincia.
(Fuente: Europa Press)

10 de febrero de 2011

"Sólo algunos de los hallazgos en la Autovía del Olivar de Jaén serán visitables"

Según Arturo Ruiz, director del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén, la necrópolis romana y la torre ibérica halladas podrían ser visitadas en un futuro. Otros hallazgos se salvarán pero no serán visitables y otros desaparecerán en una zona de respeto cerrada para la construcción de las obras de la autovía.

El director del CAAI de la Universidad de Jaén, valora los hallazgos arqueológicos de los yacimientos descubiertos con las obras de la autovía del Olivar como “riquezas y materiales que favorecen a una mayor información, al enriquecimiento del patrimonio y a su divulgación científica”.

En este sentido, Ruiz explicaba que “las dimensiones de los yacimientos descubiertos hacen muy importante” los trabajos desarrollados en la zona, que han dado lugar a la extracción de materiales llenos de riqueza histórica, que va desde la época del calcolítico a los siglos XIX y XX.

En total, se ha trabajado en diez yacimientos arqueológicos situados, tanto en la zona de préstamos, destinada a la extracción de tierras para la construcción de la autovía; como en la propia traza, donde se ha documentado una cortijada medieval, una necrópolis ibérica con enterramientos de incineración en urnas, restos de poblados neolíticos, construcciones romanas relacionadas con la producción del aceite y una alquería islámica del siglo XI después de Cristo.

Esto ha permitido “garantizar la información” y actualmente se trabajan varias opciones para la explotación de los hallazgos.

Arturo Ruiz plantea que la necrópolis romana y la torre ibérica halladas podrían ser visitadas en un futuro. Otros hallazgos se salvarán pero no serán visitables y otros desaparecerán en una zona de respeto cerrada para la construcción de las obras de la autovía.

Los profesionales del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica han trabajado durante más de dos años en los yacimientos de la autovía del Olivar. “Ha sido una experiencia muy positiva, que nos ha permitido utilizar las últimas tecnologías, tales como GPS o PDA que nos han ayudado en los trabajos de prospección arqueológica y recuperación”, aseguraba Arturo Ruiz.

Los objetos hallados de la época íbera se expondrán en el futuro Museo de Arte Íbero, mientras que los objetos de la cultura islámica, calcolítica o romana se destinarán al fondo expositivo del Museo Provincial de Jaén.

Celebrarán unas jornadas para la difusión científica

El director del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica confirma que se está trabajando para desarrollar unas jornadas profesionales que permitan la difusión patrimonial y científica de los hallazgos. Entre otros, se han encontrado: un poblado calcolítico de planta ovalada en el que se han descubierto un total de 70 estructuras entre cabañas, silos de cereal, tumbas, hogares, áreas de trabajo y defensivas (Cerro de Los Vientos); una cortijada medieval, una necrópolis ibérica con enterramientos de incineración en urnas y restos de poblados neolíticos, entre otras construcciones.