Mostrando entradas con la etiqueta Acinipo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Acinipo. Mostrar todas las entradas

5 de enero de 2015

La joya arqueológica abandonada

La ciudad romana de Acinipo, en Ronda -Málaga- (también conocido como Ronda La Vieja"), languidece a la falta de inversiones y está incluido en la lista roja de monumentos en peligro
La ciudad romana de Acinipo está a escasos 20 km de Ronda y permanece sin excavar prácticamente en su totalidad.
El yacimiento romano de Acinipo, considerado por los expertos como uno de los más importantes de Andalucía, languidece abandonado y tiene el dudoso honor de encontrarse en la lista roja de 72 monumentos de Andalucía que están en peligro extremo y que ha sido elaborada por la asociación Hispania Nostra, declarada de interés público y creada en 1976 para velar por la conservación del patrimonio nacional.

La llamada de atención sobre la mala conservación de Acinipo no es nueva, y es que el propio Ayuntamiento llegó a aprobar en Pleno una moción para reclamar a la Junta de Andalucía, administración de la que depende este recinto, que actuase de forma urgente para evitar que siguiese incrementándose el deterioro que existe en las ruinas expuestas al aire libre, entre las que se encuentra el propio teatro romano y su frente escénico que permanece en pie.

PLAN URGENTE DE ACTUACIÓN
La delegada municipal de Turismo, Isabel Barriga, anunció hace unos meses que volverá a llevar la moción al Pleno para volver a reclamar al Gobierno andaluz un plan urgente de actuación para salvar Acinipo. Y es que los responsables municipales reconocen que pueden hacer poco más que protestar ante la Junta de Andalucía, ya que son suyas todas las competencias sobre este recinto. De hecho, han llegado a ofrecer el trabajo de sus técnicos para que se continúe con la labor de excavación en el yacimiento y poder así potenciar este recurso turístico y salvarlo del abandono.

DAÑOS EN EL YACIMIENTO
De momento, las ruinas romanas siguen cada día más enterradas en matorral y algunas de las partes que debería de tener protección a juicio de los técnicos municipales, el larario, sigue sin ella tras perderla durante un temporal de viento y lluvia del pasado invierno. Ahora los especialistas creen que los daños que haya podido sufrir serán complicados de reparar. Además, la presencia de ganado hace que en los alrededores de las zonas excavadas no sea complicado pisar alguno de los muchos excrementos que dejan estos animales, lo que hace bastante desagradable la visita.

En este sentido, desde el departamento de arqueología insisten en la necesidad de contar con un mantenimiento "mínimo" que permita conservar las zonas excavadas y consolidadas. De hecho, en el mes de febrero de este año la delegación de Turismo de Ronda llegó a pedir al Gobierno andaluz la cesión de la gestión de este recinto.

EXIGEN UN "MANTENIMIENTO MÏNIMO"
Los técnicos municipales insisten en la necesidad de, en tiempos de austeridad económica, mantener un mínimo adecentamiento de la zona y de las ruinas ya excavadas, un trabajo que cifran en uno coste de varios miles de euros, por lo que consideran que es perfectamente asumible por la administración autonómica.

A pesar de ello, desde el año 2007, cuando se realizaron las últimas campañas de excavación, la inversión ha sido nula y hasta señales que indican la situación de las zonas visitables han estado tiradas en el suelo durante un largo tiempo. De igual modo, las cadenas y postes de delimitación del teatro han estado durante mucho tiempo en el suelo, aunque recientemente se ha procedido a reponerlos y colocar las cadenas que se habían partido.

La situación de abandono y dejadez es tal, que fuentes del propio Partido Socialista rondeño reconocen que es necesario retomar la puesta en valor de este yacimiento, que a pesar de la falta de servicios que ofrece y su precaria situación, recibe miles de visitas, por lo que se cree que puede ser un importante fuente de creación de empleo, tanto en programas de excavación como de prestación de servicios a los visitantes.

16 de octubre de 2012

El yacimiento romano de Acinipo continúa esperando su puesta en valor

El Ayuntamiento de Ronda (Málaga) denuncia la paralización del proyecto del Centro de Interpretación desde 2004 y exige a la Junta que lo retome para su puesta en valor.
Acinipo sigue esperando paciente su Centro de Interpretación, un proyecto que responde al convenio de colaboración firmado en 2004 por el Ayuntamiento de Ronda y la consejería de Cultura de la Junta de Andalucía con el fin de poner en valor el yacimiento. El documento, que incluía más actuaciones como la investigación, parece haber caído en saco roto y casi se podría comparar a uno de los múltiples tesoros que seguro aún guarda bajo sus tierras este espacio arqueológico considerado uno de las más importantes de Andalucía.
Teatro romano de Acinipo, en Ronda (Málaga).

 En este sentido, el Consistorio está dispuesto a desenterrar el compromiso por lo que denunció la paralización del Centro de Interpretación y exigió a la administración autonómica que lo retome. La primera teniente de Alcalde y concejala de Turismo, la andalucista María Isabel Barriga, recordó que la Junta anunció una inversión de 880.000 euros: «Tenemos que retomar el proyecto, está paralizado, Acinipo es uno de nuestros activos más valiosos», explicó la edil.

Ésta mantuvo recientemente una reunión con el subdelegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, a fin de analizar y desbloquear algunas actuaciones que afectan a la ciudad del Tajo y que son competencia de la administración autonómica. Así, puso sobre la mesa la situación del Centro de Interpretación de Acinipo: «Estamos a la espera de que nos den una cita con Cultura», afirmó.

Y es que esta infraestructura, que parece no llegar nunca, ha atravesado numerosas vicisitudes a lo largo de estos años. En julio de 2007 responsables municipales anunciaron que las obras se iniciarían en septiembre de dicho año. Posteriormente, en enero de 2009 se conocía que un total de 13 empresas, 12 españolas y una procedente de Portugal, se habían interesado en la construcción del inmueble que se levantaría en una primera fase con una inversión de 475.000 euros.

Suelo protegido
En cuanto a su descripción, el Centro de Interpretación se construiría a la entrada del yacimiento, estaría semisoterrado e incorporaría las ruinas de una vivienda. Ocuparía una superficie de 730 metros cuadrados, en terrenos propiedad de la Junta, y se habilitarían un área de recepción de turistas y otra de información, una tienda, servicio de bar-cafetería y el centro de interpretación de los valores histórico de las ruinas de Acinipo con una sala de proyección de audiovisuales y usos múltiples.

Sobre el papel todo rodaba a la perfección pero surgieron problemas en cuanto a la ubicación. La asociación Ecologistas en Acción Silvema Serranía de Ronda presentó varias alegaciones puesto que la construcción del Centro se contemplaba dentro del yacimiento aunque dejó claro que no manifestaba su rechazo al proyecto pero sí a su localización. Desde el Ayuntamiento se aseguró que se habían hecho sondeos y no había restos arqueológicos en dichos terrenos.

En enero de 2011, el Consistorio recibió un informe desfavorable de la consejería de Obras Públicas que recordaba que la parcela del Centro está recogida en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como suelo no urbanizable de protección integral por lo que el Ayuntamiento pidió a la Junta una excepción y que primase el interés cultural por encima del urbanístico. Ante este situación, los responsables municipales anunciaron entonces que buscarían una nueva ubicación para la infraestructura sin problemas urbanísticos con el objeto de no perder la inversión anunciada.

(Fuente: Diario Sur / Vanessa Melgar)

29 de diciembre de 2011

Denuncian nuevos expolios en el yacimiento romano de Acinipo en Ronda (Málaga)

Teatro romano de Acinipio, en Ronda (Málaga).
El yacimiento arqueológico de Acinipo, uno de los más importantes de Andalucía pero peor conservados, ha sufrido un nuevo asaltado por parte de los expoliadores. En concreto, la entrada al recinto tuvo lugar el pasado día 7 de diciembre, aunque hasta ahora no había trascendido la información. Fuentes próximas a la investigación de los hechos explicaron que son "bastantes" los agujeros localizados, tanto en el interior de la zona delimitada del yacimiento, como en los alrededores. 

Al parecer, la entrada tuvo lugar durante la noche de ese mismo día, aprovechando la falta de vigilancia existente en el lugar. Las fuentes consultadas precisaron que durante el día sí se cuenta con la presencia de dos guardas, que no están de servicio en horario nocturno, momento del día en que el control sobre el yacimiento queda a expensas de las patrullas de la Policía Nacional y de la Policía Local de Ronda. De hecho, en varias ocasiones se han realizado servicios coordinados para evitar nuevos asaltos. 

En cuanto a los objetos robados, las fuentes admitieron la dificultad de determinar qué es lo que los expoliadores pudieron encontrar, aunque el principal objetivo suelen ser los objetos metálicos de época romana. Monedas, pulseras, puntas de flecha o anillos son algunas de las piezas más buscados, dada su fácil salida al mercado negro. A ello se suma que los detectores de metales que suelen utilizar facilitan la localización de los mismos. 

Los hechos ya han sido comunicados a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que es la responsable de la gestión de este yacimiento arqueológico, situado en la zona de Ronda la Vieja. 

Mientras tanto, el delegado municipal de Cultura, Daniel Harillo, ha pedido a la Administración autonómica que se extremen las medidas de vigilancia, en especial durante la noche, aunque se demanda también un aumento del control por parte de los guardas que actualmente desarrollan allí su trabajo. 

Harillo estimó todo el "esfuerzo" para tratar de incrementar la vigilancia en este yacimiento no puede recaer en Ayuntamiento, al tiempo que reclamó un aumento de la presencia de efectivos del Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil. Un cuerpo que, según las fuentes, no tiene la competencia directa sobre la vigilancia de la zona. 

Ya el pasado año se produjeron nuevos asaltos en el yacimiento, que hicieron que los diferentes cuerpos de seguridad pusiesen en marcha un plan conjunto para evitar nuevas expoliaciones, aunque tras una período de calma parece que la tranquilidad ha terminado en el recinto.

(Fuente: Málaga Hoy)

11 de febrero de 2011

La ciudad romana de Acinipo, en Ronda (Málaga) ya es "zona arqueológica"

El conjunto, de gran interés para estudiar la romanización en el interior de Andalucía, alberga uno de los teatros más antiguos de este periodo

El Consejo de Gobierno de la Junta ha acordado inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la tipología de zona arqueológica, la antigua ciudad romana de Acinipo, ubicada en el término municipal de Ronda (Málaga).
El teatro romano de Acinipo.

Este yacimiento, con materiales que van desde el III milenio a.C. hasta la época nazarí, es de gran interés para el estudio de la romanización del interior de Andalucía y alberga uno de los más antiguos y mejor conservados teatros romanos de España.

Acinipo presenta un buen estado de conservación debido a que no tuvo ocupación intensa después de la época romana. Sus restos corresponden fundamentalmente a la ciudad construida en este periodo, así como a un poblado fortificado íbero y algunas viviendas protohistóricas de plantas circular y rectangular.

Ajuares funerarios
De la ciudad romana, destacan los vestigios de la muralla, la urbanización mediante terrazas y algunos edificios privados con pinturas murales. Extramuros se conservan restos del teatro, junto con unos hornos cerámicos y dos necrópolis donde se han hallado ajuares funerarios. Además, se han documentado unas termas asociadas al Foro, con restos de pinturas datadas en el siglo I.

Todas estas edificaciones pasan a estar legalmente protegidas y se suman al Teatro Romano de Acinipo, declarado monumento histórico artístico en 1931. La nueva zona arqueológica está delimitada con una superficie total de 147,86 hectáreas en la denominada Mesa de Ronda la Vieja y un área adicional de protección de 251,66 hectáreas.
(Fuente: Europa Press)