Mostrando entradas con la etiqueta "hombre de Orce". Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta "hombre de Orce". Mostrar todas las entradas

21 de abril de 2014

Vuelven las excavaciones al yacimiento de Orce (Granada)

Un equipo multidisciplinar liderado por el arqueólogo catalán Robert Sala iniciará el 16 de junio una nueva fase de excavaciones en los yacimientos de Orce (Granada). El proyecto impulsado por la Junta de Andalucía permitió el pasado verano recuperar la actividad arqueológica de Venta Micena tras ocho años de ausencia -dos sin ningún trabajo en Orce- y continuarán del 16 junio al 5 de agosto.

La riqueza arqueológica del municipio se descubrió en 1976, con una primera expedición del paleoantropólogo Josep Gilbert, que encontró un fragmento de cráneo de características humanas que se promocionó por todo el mundo como el "Hombre de Orce", el homínido más antiguo de Euroasia con 1,8 millones de años

El responsable del equipo multidisciplinar que trabaja en Orce, el arqueólogo catalán Robert Sala, ha detallado que los trabajos de campo se desarrollarán en Venta Micena y en Barranco León tras los hallazgos de la temporada pasada.

INDICIOS HUMANOS MÁS ANTIGUOS DE EUROPA

En los yacimientos de Orce se localizan los indicios humanos más antiguos de Europa occidental y la investigación pretenden descubrir los secretos del Pleistoceno con los trabajos de campo y el análisis de todo lo encontrado.

"Se trata de un proyecto a largo plazo y tenemos tres actuaciones de campo garantizadas para seguir excavando, ya que se ha demostrado año tras año la gran riqueza de la zona", ha subrayado Sala.

El proyecto afronta la reconstrucción paleoecológica de los primeros hábitats humanos del continente europeo, así como el conocimiento de la interacción de las comunidades humanas con la flora y la fauna y la evolución de las mismas.

ACTUACIONES HASTA 2016

El responsable del equipo multidisciplinar ha adelantado que trabajan con "la tranquilidad" de actuaciones garantizadas hasta 2016 y se centran en restaurar el material recuperado durante el pasado verano.

"Trabajamos en restaurar, analizar y clasificar todo lo hallado, con mucho material industrial en Fuente Nueva y la presencia de fauna en Venta Micena", ha explicado Sala.

Los primeros datos de la reactivación de las excavaciones en Orce se presentarán en un congreso internacional, que dedicará una sesión a estos yacimientos, previsto para el próximo mes de septiembre, ha apuntado Sala.

(Fuente: La Información / EFE Verde)

9 de noviembre de 2011

La Junta incluye Venta Micena en el Plan de excavaciones de Orce (Granada)

 La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ha incluido en el Plan Director que regulará las excavaciones en Orce (Granada) al yacimiento de Venta Micena, donde en 1982 se produjo el hallazgo de un fragmento de cráneo del considerado como 'Hombre de Orce' por parte del investigador José Gibert. El expediente está actualmente en manos de la Dirección General de Bienes Culturales después de que la Delegación de Cultura ya le haya entregado toda la documentación correspondiente, de manera que podrá estar concluido "para las próximas semanas".
Acceso al yacimiento de Venta Micena.

   Así lo ha señalado a Europa Press el delegado provincial de Cultura, Pedro Benzal, que ha avanzado además que una vez que esté aprobado el Plan Director se abrirá "de manera simultánea" el concurso internacional anunciado en septiembre por el consejero, Paulino Plata, para la elección de los equipos de investigación que excavarán en los yacimientos, ya no sólo en Fuente Nueva 3 y Barranco León, como hasta ahora, sino también en Venta Micena.
   Este último enclave ha sido continuamente reivindicado por el alcalde de Orce (Granada), José Ramón Martínez Olivares, que se ha comprometido, según Benzal, a reunirse con los propietarios de los terrenos para que no se ponga "ninguna objeción" a posibles intervenciones, que podrían incluirse en la próxima campaña de excavaciones.

   Asimismo, el hijo de José Gibert, el paleoantropólogo Luis Gibert, también ha solicitado en multitud de ocasiones poder continuar con las investigaciones en ese espacio, y hace unos meses presentó a la Junta de Andalucía un proyecto de excavación multidisciplinar dirigido por la arqueóloga de la Universidad de Oxford Sarah Milliken, integrado por 11 instituciones y avalado por 32 especialistas internacionales.
El polémico fragmento craneal del "hombre de Orce".

   "Nuestra intención no ha sido nunca la de excluir a ningún investigador ni a ningún yacimiento", ha sostenido Benzal, que ha asegurado que existe, por parte del Departamento de Plata, la "voluntad clara" de que el Plan Director se presente en fechas próximas y que, a la vez, se convoque el concurso internacional para la designación de los equipos.

   Según señalaba el consejero en una visita a los yacimientos de Fuente Nueva 3 y Barranco León, el pasado 16 de septiembre, en el concurso público internacional podrán participar equipos de investigación de todo el mundo, que serán evaluados mediante un sistema con criterios científicos y técnicos del más alto nivel. Este contrato, apuntó, exigirá "la presentación de un proyecto de investigación, equipos multi e interdisciplinares, la integración de investigadores andaluces, así como un esfuerzo en la difusión de los resultados".

   La última campaña de excavaciones se ha centrado en Fuente Nueva 3 y Barranco León, donde ha trabajado un equipo de 45 arqueólogos dirigidos por Robert Sala, del Instituto Catalán de Paleontología Humana y Evolución Social (Iphes).  

   Entre los hallazgos de esta intervención, destacan los restos de los colmillos de un mamut y de una mandíbula de un rinoceronte fracturada, ambos de una antigüedad cercana a los 1,3 millones de años. También se han encontrado numerosos fósiles de equinos y cérvidos, así como industria lítica utilizada para el procesamiento de los recursos alimenticios.

   Según explicó entonces Robert Sala, las excavaciones han evidenciado que esta zona de la provincia granadina era un lugar "de paso" para tribus de homínidos de en torno a 20 individuos donde existía una superficie extensa de agua en el que los humanos coincidían para beber con grandes mamíferos.
(Fuente: Europa Press)

16 de septiembre de 2011

El yacimiento de Orce (Granada) sigue sorprendiendo a los investigadores


Investigadores del Instituto Catalàn de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) han hallado en el yacimiento de Orce (Granada) defensas de mamut y una mandíbula de rinoceronte fracturada probablemente por la acción humana hace 1,3 millones de años.
Parte del equipo que trabaja en Orce (Granada).
La segunda campaña de excavaciones en Orce ha llegado a su ecuador y según el director del proyecto, el profesor de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona e investigador del IPHES Robert Sala se han hallado también numerosos fósiles de fauna como équidos y cérvidos, e industria lítica, en concreto en el yacimiento de Fuente Nueva 3, aunque siguen asimismo los trabajos en Barranco León.


"Precisamente, la observación y grabación de pequeñas unidades de acción humana sobre herbívoros para consumir la carne y el tuétano, en competencia con grandes carnívoros y carroñeros, era el objetivo científico principal de la excavación de este año en el nivel 5 de Fuente Nueva 3, de alrededor de 1,3 millones de años", apunta Robert Sala.


Así, en Fuente Nueva 3 se ha regularizado la superficie de excavación y de los cortes estratigráficos, ya que "habían quedado en superficie desde la campaña anterior algunos fósiles de mamíferos que están siendo retirados y catalogados", comenta Robert Sala.


En Barranco León se han identificado numerosos fósiles de mamíferos asociados a herramientas de piedra, en este caso grandes cérvidos, équidos, rinocerontes e hipopótamos.


"En cambio, son muy pocos los restos de mamut", añade Sala, que lo explica porque se trata de dos yacimientos muy diferentes ecológicamente.


"Mientras Fuente Nueva 3 está cerca de un lago, con cañizales y presencia importante de agua, lo que favorecería la presencia de herbívoros, Barranco León está al lado de un pequeño torrente cuyas aguas iban al lago, en un entorno menos húmedo, aunque la presencia de hipopótamos asegura que había una masa importante de agua cerca", expone Robert Sala.
(Fuente: Madrid Press)

23 de agosto de 2011

La nueva campaña de excavaciones en Orce contempla sondeos en Cúllar y Huéscar


Robert Sala, director del equipo de investigación que trabaja en Orce, tiene previsto llegar hoy a la localidad del norte de la provincia para ultimar los preparativos de la nueva campaña de excavaciones que se prolongarán hasta el 18 de septiembre.
Los investigadores disponen de poco tiempo y poco dinero para lo mucho que hay que investigar; la mayoría de los expertos que forman parte del equipo -un total de 45 personas- son profesores universitarios que han de reincorporarse a sus departamentos, casi todos llegan de investigar en otros yacimientos, mientras que el presupuesto que ha concedido la Administración para la presente campaña de investigación es de apenas 65.000 euros.
La excavación está avalada por 32 especialistras
de 11 instituciones internacionales. 
Los trabajos se seguirán concentrando en los yacimientos de Fuentenueva 3 y Barranco de León 5, aunque hay algunas novedades como los sondeos que el equipo de Robert Sala tiene previsto realizar en Cúllar y Huéscar. Otra de las importantes novedades es la ampliación de la zona de investigación en Barranco León 5, un yacimiento del que se espera mucho.

Trabajos previos
Los trabajos de investigación se realizan bajo la dirección del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES), la misma institución que hace varias semanas realizó un sondeo en Fuentenueva 3 para conocer mejor el contexto ecológico en el que se desarrollaron las primeras poblaciones humanas en Europa.
El sondeo mecánico ha estado dirigido por el doctor Josep María Parés, coordinador de geocronología del Centro Nacional de Investigación Sobre la Evolución Humana de Burgos (CENIEH).
Según comenta el propio Robert Sala «se perforó con una máquina 14 metros para obtener un tubo de sedimento que ahora está en CENIEH a disposición de todos los investigadores del equipo que necesiten tomar muestras para obtener datos diversos.
Concretamente, los especialistas podrán disponer de restos de polen extraídos directamente del sedimento, con lo cual se podrá saber cómo era el paisaje vegetal de Europa hace un millón de años. Los geocronólogos harán análisis isotópicos que permitirán afinar su cronología. En la misma línea, los geólogos podrán describir mejor la secuencia estratigráfica documentando niveles que no son visibles a primera vista y que se podrán así correlacionar con los otros yacimientos de Orce.

12 de agosto de 2011

El "hombre de Orce" seguirá bajo tierra

El presunto primer europeo seguirá bajo tierra. La Junta de Andalucía ha ignorado la solicitud para excavar en el yacimiento granadino en el que en 1982 aparecieron los restos del cráneo del supuesto Hombre de Orce, un homínido que habría vivido hace más de 1,5 millones de años.
El controvertido fragmento de cráneo encontrado en Orde en 1982
y conocido como "la galleta".


En marzo, un equipo de 32 científicos de siete países, liderado por Sarah Milliken, profesora de arqueología de la Universidad de Oxford, pidió permiso a la Junta de Andalucía para excavar en Venta Micena, uno de los yacimientos clave de Orce (Granada). La Consejería de Cultura "ni siquiera ha respondido", según denuncia Luis Gibert, geólogo e hijo del descubridor del cráneo del llamado Hombre de Orce, Josep Gibert. El yacimiento, sostiene el geólogo, "no se excava de manera sistemática desde 1985".


Orce parece maldito. Investigadores de Atapuerca, como María Martinón Torres, reconocen en voz alta que el conjunto granadino "no tiene nada que envidiar" al yacimiento burgalés. Sin embargo, Atapuerca es una referencia internacional y Orce es un lugar que remite a la tragedia de la ciencia española: el perro del hortelano, acusaciones cruzadas de fraude y una absoluta dejadez de las administraciones públicas. Algunos de los paleoantropólogos más prestigiosos de este país se niegan a hablar de Orce en público.


Un borrico
La maldición comenzó en 1987, cuando los codescubridores del cráneo, Jordi Agustí y Salvador Moyà Solà, abandonaron a Gibert y publicaron que los restos no pertenecieron a un humano, sino a un caballo. En seguida se empezó a hablar del Burro de Orce. La revista satírica El Papus publicó en su portada el cuerpo de un hombre con cabeza de borrico que decía: "Zoy ezpañó, cazi ná".


Sin embargo, Luis Gibert, de la Universidad de Barcelona, no se ha rendido y está empeñado en terminar la obra que comenzó su padre, fallecido en 2007. Además de la arqueóloga de Oxford, Gibert se ha rodeado de otros investigadores de prestigio. El padre de las excavaciones de Atapuerca, Emiliano Aguirre, y uno de los descubridores de la Australopithecus conocida como Lucy, Yves Coppen, respaldan el proyecto de Gibert. Pero la Junta, de momento, mantiene el yacimiento cerrado a cal y canto.
Acceso al yacimiento de Venta Micena en Orce (Granada).


"Habíamos pedido comenzar a excavar el 1 de agosto. Como respuesta sólo hemos recibido silencio administrativo. Si, por lo menos, hubieran rechazado nuestro proyecto podríamos haber mejorado las deficiencias, pero ante el silencio no podemos hacer nada", lamenta Gibert.


Tres de los yacimientos de Orce -Venta Micena, Fuente Nueva 3 y Barranco León- tienen una antigüedad de por lo menos 1,3 millones de años. La Junta sólo ha permitido las excavaciones en los dos últimos a un equipo dirigido por Robert Sala, de la Universitat Rovira i Virgili. Venta Micena sigue paralizado.


El delegado de Cultura de la Junta en Granada, Pedro Benzal, admite el retraso histórico, pero asegura que desde la llegada en marzo de 2010 del nuevo consejero de Cultura, Paulino Plata, "Orce es la prioridad número uno". Benzal atribuye la parálisis en uno de los yacimientos más importantes de Europa a las peleas en los tribunales y a las trabas burocráticas.


"La casa está ordenada"
Tras más de una década de cerrojazo, la Junta autorizó en 2003 una pequeña intervención en Venta Micena al Instituto de Paleontología Crusafont, de Sabadell. Esta institución científica puso al frente de las miniexcavaciones a Josep Gibert. Finalmente, la Junta impuso una multa de 60.000 euros al investigador por, supuestamente, excavar sin permiso. El contencioso administrativo se alargó hasta la muerte de Gibert en 2007.


"El parón en Orce pudo estar motivado por aquel litigio, pero ya no va a haber ningún parón más en la zona", opina Benzal. Sin embargo, el yacimiento ha seguido parado desde 2007. El delegado de la Junta achaca este segundo bloqueo a la burocracia. El Gobierno andaluz ha decidido declarar los yacimientos de Orce como Bien de Interés Cultural (BIC). Y para gestionar un BIC, argumenta Benzal, es necesario un plan director, que regulará las excavaciones en la zona durante "los próximos 10 o 15 años".


"Sin la declaración de BIC no podíamos planificar las excavaciones. Ahora la casa está ordenada y vamos a ver si caben varias familias", añade Benzal, en referencia a los diferentes equipos de científicos. El plan director, asegura, estará listo en septiembre.


Para Luis Gibert, no obstante, todos estos razonamientos son excusas. "El silencio administrativo se debe a la política de la Junta de restringir los permisos de excavación a nuestro grupo", zanja. En realidad, en Venta Micena no investiga ni su grupo ni ningún otro. Es, según todos los expertos consultados, un yacimiento desperdiciado por una mala gestión.


"Me consta que la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta no tiene ningún veto contra el equipo de Gibert. Yo le pido paciencia y prudencia, porque nadie excluye que su equipo pueda intervenir a medio plazo. Nadie ha tirado su propuesta a la papelera", responde Benzal, que lanza una advertencia: "A Gibert no le viene bien hacer declaraciones de que está vetado".


El director de las excavaciones en los otros dos yacimientos de 1,3 millones de años, Robert Sala, cree que el conflicto "tiene que solucionarse ya". Su equipo comenzará el 28 de agosto los trabajos en Barranco León y Fuente Nueva 3. Allí, en campañas anteriores, los científicos han desenterrado evidencias de actividad humana de hace 1,3 millones de años, como herramientas de piedra y huesos de animales con marcas de corte. De momento no ha aparecido ningún resto fósil. En Venta Micena, subraya Sala, muy crítico con el supuesto Hombre de Orce, "ni fósiles humanos ni evidencias de actividad humana". No obstante, añade: "Todos esperamos que se excave en Venta Micena, pero la decisión es de la Junta".


Sala espera encontrar restos de la llamada especie Ñ, la misma hallada en la Sima del Elefante, en Atapuerca, que habría vivido hace más de 1,2 millones de años. Uno de los miembros de su equipo, Juan Manuel Jiménez Arenas, de la Universidad de Granada, cree que el debate sobre si el cráneo descubierto por Gibert perteneció a un caballo o a un humano "es estéril, porque en Orce hay presencia humana sí o sí".


Una guerra heredada
El geólogo Luis Gibert ha heredado la guerra emprendida por su padre contra la Junta de Andalucía para excavar en Venta Micena. Y también ha heredado la confrontación con buena parte de la comunidad científica. El catedrático Paul Palmqvist, de la Universidad de Málaga, conoce bien el trabajo de los Gibert. En 1995, firmó con el padre un artículo en la revista Journal of Human Evolution que resucitó al supuesto Hombre de Orce, pero en seguida volvió a morir. Palmqvist había analizado las suturas craneales de un dibujo que le había suministrado Gibert y había llegado a la conclusión de que aquello no era un caballo, sino un humano. En cuanto se publicó el estudio, un colega le dijo: “Paul, te han dado gato por liebre”. El dibujo de Gibert estaba simplificado y Palmqvist reculó: el cráneo seguía siendo de caballo. “Josep Gibert siempre fue un chapucero, sólo iba buscando evidencias para sus conclusiones. Sólo excavaba en busca de restos humanos, lo demás le daba igual”, sentencia Palmqvist, que codirigió la última excavación puntual en Venta Micena, en 2005. “Tiene sentido que allí no haya restos humanos, porque Venta Micena era una especie de basurero para las presas de hienas gigantes, que eran exclusivamente carroñeras. En ese contexto los homínidos no pintan nada”, opina.
(Fuente: Público)

27 de junio de 2011

Un equipo internacional excavará en Orce (Granada) hasta 2016

En este yacimiento fue descubierto en 1982 el polémico fragmento craneal, que parte de la comunidad científica califica como "el primer vestigio humano en Europa". 
El equipo multidisciplinar avalado por más de 32 especialistas internacionales que ha solicitado excavar en el yacimiento de Venta Micena, en Orce (Granada), confía en obtener los permisos necesarios de la Junta de Andalucía para poder empezar los trabajos este agosto.
Foto de la excavación en Venta Micena de 1986.

   La solicitud del proyecto, integrado por 11 instituciones internacionales y dirigido por la arqueóloga de la Universidad de Oxford Sarah Milliken, se presentó el pasado marzo en la Delegación Provincial de Cultura y propone excavaciones en la cuenca de Guadix-Baza, en los yacimientos de Fuentenueva-1, Solana de Zamborino y el citado Venta Micena. En este último lugar fue donde el paleontólogo José Gibert descubrió en 1982 el polémico fragmento craneal conocido como el 'Hombre de Orce', defendido por parte de la comunidad científica como el primer vestigio humano en Europa.

   El objetivo del proyecto, que se desarrollaría entre 2011 y 2016, es conocer más sobre la evolución de la fauna, la geología y el registro arqueológico durante el Pleistoceno en el sureste de la Península a través del estudio de estos yacimientos, que llevan inactivos casi 30 años.
   Según ha relatado a Europa Press el paleoantropólogo Luis Gibert, que también integra el equipo, una de las principales ventajas de esta propuesta es que garantiza la obtención de financiación externa por parte de instituciones científicas internacionales.

   "Sólo necesitamos los permisos y un presupuesto inicial de 29.000 euros para dar el empujón a la primera campaña. A partir de ahí podríamos contar con financiación de la Royal Society de Londres y la Fundación Alemana para la Ciencia pero para conseguirlo tenemos que tener las autorizaciones para las excavaciones, para garantizarles que el dinero se va a gastar en este proyecto", relata Gibert.

   El experto  ha defendido  la "solvencia" de la propuesta y "prestigio" de los investigadores que respaldan este proyecto, entre ellos el Príncipe de Asturias de Investigación Científica y padre de las excavaciones  de Atapuerca, Emiliano Aguirre, como puntos a favor para que la Junta dé el visto bueno al proyecto.
Panel en la entrada al yacimiento.

   Además, considera que sería una iniciativa favorable para conseguir que la Unesco declare los yacimientos de Orce Patrimonio de la Humanidad como pretende la Consejería de Cultura, dado que entre los miembros del equipo se encuentran personalidades premiadas por este organismo por su trabajo y aportación en este campo.

   "Qué mejor para conseguir la declaración de la Unesco que el que haya varios grupos internacionales investigando en los yacimientos de Orce", se pregunta el investigador.
(Fuente: Europa Press)