7 de diciembre de 2016

Hallan necrópolis romana de incineración en Isla Canela (Huelva)

Es una construcción de planta circular con dos espacios claramente definidos con un área de cremación y otra con depósitos funerarios donde aparecen elementos de ajuares personales en homenaje a los difuntos
Monumento funerario en la primera área delimitada de la necrópolis de incineración. FOTO: M.G.
Los últimos trabajos arqueológicos en el yacimiento romano de Isla Canela-Punta del Moral, en Ayamonte (Huelva), han sacado a la luz una necrópolis de incineración, inédita hasta la fecha, cuyo máximo exponente será el hallazgo de un nuevo monumento funerario.

El hallazgo en este yacimiento arqueológico, en el estuario del río Guadiana, se ha producido a raíz del inicio de la obra de reforma de la carretera que da acceso a la aldea de Punta del Moral, para la que se estimó una zona cautelada en la que se especificaron dos áreas.

En una de ellas, según se recoge en el informe realizado por los arqueólogos Jesús de Haro, Benjamón Cabaco y Elisabeth García, es donde se ha descubierto esa necrópolis que, según los expertos, habla por primera vez de la existencia de áreas funcionales en el interior de este espacio sacro.

Se trata de un hallazgo "singular y de gran importancia histórica" dentro del contexto general de conocimiento relativo al mundo funerario del Periodo Romano de la Provincia de Huelva.

Es una construcción de planta circular/circuloide elaborada en fábrica de mampuestos de pizarras y compuesta de dos cuerpos estructurales, Anillo y Cámara, alcanzando unas dimensiones de 3,50x3,00 metros.

En su entorno inmediato se localiza un área de cremación para la acometida de los rituales asociados a los enterramientos de incineración que se acometieron en el lugar, conformando todo el conjunto un área Sacra que se complementa con la aparición de muros que delimitarán físicamente este espacio, separándolo de las inhumaciones que se desarrollan al oeste en la misma necrópolis.

Alrededor de ese Espacio Sacro se disponen los diversos depósitos funerarios, registrados también con estas nuevas excavaciones, con los restos de las cremaciones de los difuntos, dispuestos en fosas individualizadas.

Son fosas de enterramientos en donde aparecen elementos de ajuares personales en homenaje a los difuntos -monedas, útiles de bronce, elementos de adorno metálicos, copas y jarritos de vidrio o de cerámica, ollitas o lucernas fragmentadas-, restos del soporte de los enterramientos y numerosos restos de los desechos de los banquetes fúnebres asociados al ritual del enterramiento en sí.

Se trata, según los expertos, de una necrópolis que presenta una alta potencialidad de cara a investigaciones futuras, por su complejidad, características, proceso de monumentalización y coexistencia de ritos.

5 de diciembre de 2016

Las excavaciones sacan a la luz la muralla del castillo de Betxí (Castellón)

El hallazgo se suma a la aparición de esqueletos, cántaros de arcilla y de almazaras de vino en el patio renacentista del palacio
Se han recuperado más de tres metros perimetrales de muralla. 
Los trabajos arqueológicos que se están llevando a cabo en el interior del Palacio-Castillo de Betxí desde hace unas semanas acaban de sacar a la luz el muro primigenio del edificio, del siglo XIV. Este hallazgo «es de vital importancia» para reconstruir la historia y el origen de la edificación y certifica casi con toda seguridad «la existencia del castillo antes de que fuera construido el Palacio» según indica Gustavo Aguilella, el arqueólogo que dirige los trabajos.

A pesar de que los restos de la muralla, situada en medio de la Sala de la Volta del siglo XV, estaba enterrada por completo, ahora se han podido recuperar más de tres metros perimetrales por cerca de uno y medio de profundidad que, al parecer , «aprovechó un talud orográfico que debía haber en este punto antiguamente».

La aparición de la muralla es un hecho de carácter excepcional, ya que supone un paso más en la reconstrucción histórica y arquitectónica que se está llevando a cabo en el edificio de forma paralela a su restauración. De hecho, las labores de investigación dirigidas por Aguilella en los últimos años han sacado a la luz numerosos restos de construcciones pretéritas, como por ejemplo de la antigua fábrica de cerámica o de las almazaras de vino situadas en el patio Renacentista y en la entrada de la cocina de Pascual Meneu, del siglo XIX. Asimismo, cabe recordar que este verano aparecieron enterrados en la sala gótica más de 80 cántaros de arcilla, que probablemente se remontan al siglo XV.

En los últimos días se han llevado a cabo por parte de una antropóloga trabajos de extracción, catalogación y documentación de los restos de enterramientos humanos encontrados en la sala de la bóveda. En concreto, se trata de un fragmento de cráneo y de partes de las extremidades inferiores, de los cuales se enviará una muestra a los EEUU para realizarles la prueba del Carbono 14 y poder datarlos con exactitud de cara a estudios posteriores.

INSPECCIÓN DE FOMENTO
Mientras las obras de restauración de la planta baja del Palacio continúan avanzando, esta semana ha tenido lugar la primera inspección de los trabajos por parte del Ministerio, para comprobar de primera mano el estado actual del proceso. De esta forma, los inspectores fueron testigos directos de los avances realizados en los últimos meses en la parte gótica, el techo y sobre todo en la fachada del Patiàs, «que estaba en un estado lamentable hace sólo unos meses y que ahora ha sido restaurada completamente».

Asimismo, los arquitectos de la obra incidieron en mostrar a la inspectora los numerosos contratiempos y «sorpresas inesperadas» que están apareciendo y que «no sólo hacen que se encarezca el precio sino, sobre todo, que se ralentice considerablemente la restauración». En este sentido, especialmente destacables son las decisiones que se tuvieron que tomar en verano para derribar una parte de la bóveda de la sala principal, debido a su estado de conservación, así como la demolición parcial de las estancias góticas «que se encontraban en unas condiciones lamentables», según los directores de la obra.

Se espera que en las próximas semanas terminen los trabajos arqueológicos y pueda comenzar la reconstrucción del techo de la parte gótica y con el inicio de la instalación del suelo de la sala de la Volta.

(Fuente: Levante )

2 de diciembre de 2016

Un proyecto general abordará la necrópolis neolítica de La Beleña, en Cabra (Córdoba)

Hay evidencias que apuntan la existencia de una cavidad superior también relacionada con enterramientos. La necrópolis neolítica de Cabra fue sellada 5.000 años antes de nuestra era y permaneció intacta hasta su descubrimiento casual en 2015.
Miembros del equipo científico con responsables municipales y el director del Museo de Cabra. FOTO: J.M.
El equipo científico de la Universidad canaria de La Laguna, dirigido por la arqueóloga Dolores Camalich, va a solicitar a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía un proyecto general de investigación para desarrollar en el yacimiento arqueológico de la necrópolis de La Beleña.

Así lo ha señalado la propia Camalich en el transcurso de la presentación de la pieza del mes del Museo Arqueológico Municipal, una punta de lanza de dicho yacimiento, tras las campañas de excavación arqueológicas realizadas en los dos últimos años como consecuencia de la emergencia que surgió en el 2015 y para lo que se han tenido en cuenta los resultados logrados en las prospecciones geofisicas que marcaban la inestabilidad de parte del yacimiento y que determinaron la necesidad que para poderla controlar, urgía prorrogar la acción preventiva iniciada en su momento.

Este proyecto general de investigación viene avalado, añadía, por la existencia de evidencias de una cavidad superior de estructuras que deben estar interrelacionadas también con enterramientos. Todo ello marcado por una serie de objetivos vinculados al propio trabajo de excavación e investigación por todo lo que pueden proporcionar de conocimientos a nivel científico y patrimonial, con el fin último de puesta en uso público para disfrute de los ciudadanos.

El yacimiento de esta necrópolis, que se ha incorporado al proyecto de investigación internacional IBERIA y más recientemente a un proyecto de I+D del Ministerio de Economía y Competitividad, ha permanecido intacto desde que se sellara unos 5.000 años a.C., permitiéndole pervivir a lo largo de todo este tiempo sin sufrir ninguna alteración hasta su hallazgo casual en el 2015.

1 de diciembre de 2016

Una aplicación reconocerá la cerámica en yacimientos mediante fotos

Permitirá a cualquier arqueólogo obtener la identificación de la pieza y su datación en el mismo momento de ser encontrada, con tan sólo hacer una foto de la misma.
La aplicación se desarrollará hasta junio de 2019. 
Un consorcio formado por universidades y empresas está desarrollado una aplicación móvil (APP) que será capaz de reconocer piezas cerámicas de yacimientos arqueológicos mediante el análisis digital de imágenes tomadas directamente con el teléfono móvil.

La futura aplicación móvil, cuya creación cuenta con una destacada participación española, será diseñada para tablets y teléfonos inteligentes, han informado fuentes de este consorcio.

PROYECTO DE INVESTIGACIÓN
Esta herramienta, que está siendo desarrollada dentro del proyecto de investigación ArchAIDE (Archaeological Automatic Interpretation and Documentation of cEramics), permitirá a cualquier arqueólogo obtener la identificación de la pieza y su datación en el mismo momento de ser encontrada, con tan sólo hacer una foto de la misma.

De esta forma, la aplicación proporcionará automáticamente toda la información de interés arqueológico, como el periodo al que pertenece, el estilo o el material.

Estas mismas fuentes han señalado que, desde el Neolítico, la cerámica ha acompañado a todas las civilizaciones y se han adaptado a los gustos, costumbres y tecnología de cada época, lo que la convierte en un artefacto esencial para datar un yacimiento o conocer en profundidad la cultura a la que pertenece.

En este proyecto, liderado por la Universidad italiana de Pisa, participan la Universidad de Barcelona y las empresas de arqueología españolas Baraka Arqueólogos S.L. y Elements Centre de Gestió i Difusió del Patrimoni Cultural, además de las universidades de York, Colonia y Tel Aviv, el Consiglio Nazionale della Ricerca (CNR, Italia) y la empresa tecnológica INERA SLR (Italia).

El proyecto cuenta con el apoyo y la financiación de la Unión Europea dentro del Programa Marco para la Investigación y la Innovación Horizonte 2020.

Su objetivo principal es desarrollar una herramienta digital que ayude a los arqueólogos a identificar la adscripción cultural y la cronología de piezas o fragmentos cerámicos recuperados en excavación arqueológica.

Los trabajos comenzaron en junio, y se prolongarán durante los tres próximos años, hasta junio de 2019.

Aunque el proyecto se encuentra aún en una fase muy inicial, ya se han producido diversas reuniones de trabajo en Italia y España, y se ha avanzado tanto en la definición de los criterios de funcionamiento de la futura herramienta como en la selección de los casos de estudio.

BASE DE DATOS
Por el momento, se emplearán como tales las ánforas y la terra sigillata de época romana, así como las lozas de reflejo metálico de época moderna en el arco mediterráneo, si bien el objetivo a medio y largo plazo es ir incorporando al sistema tantas clases de cerámica como sea posible, de cualquier adscripción cultural o cronológica y para cualquier área geográfica.

La Universidad de Barcelona, en colaboración con el Museu d'Història de Barcelona, proporcionará el material gráfico necesario para confeccionar las bases de datos iniciales de la aplicación que se denominará 'ArchAIDE'.

Por su parte, la empresa de arqueología Baraka Arqueólogos, S.L., domiciliada en Ciudad Real y que desarrolla trabajos de arqueología profesional en Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid, Extremadura y Andalucía principalmente, se encargará de someter a examen la aplicación en escenarios de trabajo real, con fragmentos de cerámica extraídos de excavaciones arqueológicas en curso.

En esta labor participará también la empresa Elements, radicada en Baleares.

Mañana viernes será presentada en Roma la web oficial del Proyecto de Investigación europeo que también será conocido por su acrónimo ArchAIDE.

(Fuente: CLM 24 / EFE)

30 de noviembre de 2016

Manuel Molinos, nuevo director del Instituto Universitario de Arqueología Ibérica

Tras la renuncia voluntaria de Arturo Ruiz, catedrático de Prehistoria y que ha dirigido la institución desde su creación en 1998, se convocaron elecciones para elegir al nuevo director.
Manuel Molinos dirigirá el centro de referencia en la cultura ibérica. 
Relevo en el Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica. Su hasta ahora subdirector, el catedrático de Arqueología, Manuel Molinos Molinos, fue elegido ayer director del centro investigador de la Universidad de Jaén, en sustitución de Arturo Ruiz Rodríguez, catedrático de Prehistoria y que ha dirigido el mismo desde su creación, en 1998, cuando se denominaba Centro Andaluz de Arqueología Ibérica

Tras la renuncia voluntaria de Arturo Ruiz se convocaron elecciones para elegir al nuevo director y ayer tuvo lugar la votación. De los 22 doctores con derecho a voto ejercieron el mismo 18, todos favorables al único candidato presentado. El resultado será ahora comunicado al rector de la UJA, Juan Gómez Ortega, para proceder al nombramiento, previsto para los primeros días de diciembre.Este centro especializado surgió mediante un convenio entre la Consejería de Educación y Ciencia y la Universidad de Jaén y ante el importante legado ibero que atesora la provincia y la creciente investigación sobre esta cultura desarrollada en las últimas cuatro décadas. El Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica se ha convertido en un referente nacional e internacional de esta cultura, “no por capricho, sino como resultado del buen trabajo relevante que este equipo ha conseguido a lo largo de los años”, señaló el rector el pasado mes de julio.

Sus objetivos se centran en la investigación, conservación, gestión y difusión de la arqueología ibérica de Andalucía, a través de equipos de investigación propios, la colaboración interdisciplinar con otros centros, la formación especializada y la organización de reuniones científicas. Tiene su sede permanente en el edificio de Centros de Investigación (C 6) del Campus Las Lagunillas de la Universidad de Jaén.

(Fuente: Ideal / José M. Liébana)

29 de noviembre de 2016

Descubren una necrópolis islámica del S.X en Morella (Castellón)

Las tres inhumaciones encontradas se presentan en fosas simples delimitadas con un cordón de piedras y sin ajuar. Los cuerpos enterrados estaban orientados hacia el oeste, lo que hace pensar que estarían datados en la época califal, hacia el S. X 
Los arqueólogos hallaron restos cerámicos junto a los huesos. FOTO: TENA
Las obras de mejora que está ejecutando el Ayuntamiento de Morella en la calle Verge del Roser han deparado una gran sorpresa en el municipio en estas últimas jornadas. El hallazgo de tres cadáveres, probablemente de época islámica, ha supuesto la paralización de los trabajos durante varios días. Habitualmente, cuando se realizan obras en viales de la capital de Els Ports es necesario llevar a cabo un seguimiento arqueológico, del que en este caso se ha encargado el equipo dirigido por Ramiro Pérez.

Realmente, junto a los cuerpos enterrados se encontraron también restos cerámicos. Una vez limpiado todo el material ya han sido trasladados a Valencia, donde se está realizando un exhaustivo estudio antropológico forense. La intención es seleccionar la parte ósea de los esqueletos, que será mandada hasta Londres para intentar conseguir su datación. Según este arqueólogo morellano, en la calle Verge del Roser se han encontrado «tres inhumaciones en fosa simple, delimitadas con un cordón de piedras. No se presenta ajuar junto a los restos óseos».

EXPECTACIÓN
El hallazgo de estos cuerpos durante las obras en esa calle de la zona baja del municipio ha levantado gran expectación entre los vecinos de Morella. En palabras del arqueólogo, «en principio este tipo de entierros serían de época andalusí, pero al no haber ajuar habrá que esperar a los análisis. Los cuerpos estaban enterrados hacia el oeste, cuando normalmente los musulmanes entierran hacia el este, mirando a la Meca». Según el experto, «solamente hay un periodo de tiempo muy concreto, cuando se instala el Califato de Córdoba en el siglo X, en el que entierran hacia el oeste en dirección a la propia Córdoba», puntualiza Pérez.

IMPORTANCIA
El hallazgo arqueológico cuenta con un incuestionable valor arqueológico. «Aunque estemos hablando de la época califal, no tenemos prácticamente ninguna información de esta etapa en Morella. Sean de época andalusí o anterior, nos ofrecerán muchos datos», sostiene el arqueólogo. Al encontrarse los tres cuerpos enterrados, los trabajos en el vial tuvieron que pararse y excavar manualmente para determinar si había más cadáveres en la fosa. 

(Fuente: Mediterráneo)

28 de noviembre de 2016

La Guardia Civil recupera 25 piezas arqueológicas de época romana en Guadalajara

Entre las piezas recuperadas en Jadraque destacan varias puntas de lanza, una cruz metálica, cuencos de cerámica gris y roja (terra sigillata) y seis fósiles, 
Las piezas se han depositado en el Museo de Guadalajara para determinar  su valoración histórica y económica.
La Guardia Civil de Guadalajara, en el marco de la operación 'Pandora', ha incautado en la zona de Jadraque 25 piezas arqueológicas y fósiles. Estos restos se encontraban en poder de una persona que comerciaba con ellos, procedentes de yacimientos arqueológicos.

La Guardia Civil ha llevado a cabo varias actuaciones policiales, en el último mes, relativas a la protección de bienes que integran el patrimonio histórico, con el objetivo de intensificar el control sobre la tenencia y comercialización de piezas con valor histórico.

Como fruto de estas actuaciones han sido localizadas e identificadas diversas piezas metálicas, cerámicas y fósiles que estaban en poder de una persona que comerciaba con ellas, por lo que fue denunciada por varias infracciones en materia de patrimonio histórico.

VALORACIÓN
Todas las piezas incautadas han sido puestas a disposición de la sección de patrimonio histórico de la Dirección Provincial de la Consejería de Educación Cultura y Deportes en Guadalajara y depositadas en el Museo Provincial de Guadalajara, donde serán sometidas a un posterior estudio que determinará, ente otras cuestiones, su valoración económica e histórica, elementos necesarios para graduar el valor de la sanción a imponer.

La tenencia de restos arqueológicos debe estar autorizada y controlada por la Administración y los hallazgos casuales deben ser comunicados, antes de 48 horas desde que se produzcan, al órgano competente en materia de patrimonio histórico o a cualquier cuartel de la Guardia Civil.

El uso del detector de metales está prohibido salvo que se disponga de permiso expedido por la Dirección Provincial de la Consejería de Educación Cultura y Deportes en Guadalajara y la recogida de restos fósiles debe, igualmente, contar con autorización administrativa.

(Fuente: El Diario / Europa Press)

25 de noviembre de 2016

Un estudio confirmará el hallazgo del anfiteatro de Torreparedones

Las fotografías aéreas determinan que el yacimiento arqueológico de Torreparedones podría albergar un anfiteatro. Según explicó ayer el arqueólogo municipal, José Antonio Morena, el estudio realizado sitúa este espacio fuera de la ciudad romana, en una finca privada del término municipal de Castro del Río.
José Antonio Morena destacó la necesidad de una prospección geofísica y sondeos de trinchera en la zona.
Morena, que se mostró prudente, añadió que los estudios deben confirmarse con una prospección geofísica y completarse con unos sondeos de trinchera. Según el arqueólogo, el estudio de Monterroso sitúa este espacio a unos 180 metros al oeste de la puerta occidental de la ciudad. También aporta las medidas del óvalo, con una altura de ocho metros y unas dimensiones de 79 metros de longitud y 64 de anchura. Se sitúa en una hondonada en la que no se aprecia nada sobre el terreno, por lo que no estaría hecho con sillería ni con cemento romano, sino con mampostería. Recordó que en el 2011 se produjo el hallazgo en la curia del fragmento de un casco de gladiador «que ahora tendría sentido porque en el anfiteatro es donde luchaban».

COLABORACIÓN
El alcalde de Baena, Jesús Rojano, dijo que el estudio de este posible hallazgo de cierta magnitud en el yacimiento arqueológico de Torreparedones nos permite establecer la colaboración entre las dos administraciones, los ayuntamientos de Castro y Baena y anunció que buscarán fórmulas de colaboración tanto para la puesta en valor del anfiteatro como para la incorporación al resto del yacimiento.


Para Rojano, se constata que el yacimiento «no es ni de Baena ni de Castro, sino de la comarca», que supone un motor de desarrollo para el territorio y considera muy positivo que «establezcamos las líneas de colaboración entre las dos administraciones» que permitan mayores recursos, mejor gestión y «la gestión conjunta» de Torreparedones.

Cree que es una oportunidad histórica tanto por el hallazgo como por la colaboración conjunta y ahora hay que estudiar la forma de colaboración desde el punto de vista jurídico y administrativo para que «podamos sacarle el mejor fruto y provecho». Eso sí, Jesús Rojano señaló que en el supuesto anfiteatro «la iniciativa debe ser de Castro porque Baena es difícil que invierta en ese término».

EXPLORACIÓN DE DOS HECTÁREAS
Por su parte, el alcalde de Castro del Río, José Luis Caravaca, destacó la apuesta de ambos ayuntamientos por un «trabajo mancomunado». Caravaca reconoció el «importantísimo papel del Ayuntamiento de Baena a lo largo de estos últimos diez años con una apuesta decidida y valiente para la puesta en valor del parque». Anunció que el Ayuntamiento de Castro asume el estudio y que será la Universidad de Granada la que haga una exploración magnética de una zona de unas dos hectáreas para confirmar la hipótesis de la existencia de esta gran estructura ovalada. «A nadie se le escapa el atractivo que tiene para el turismo un edificio de esta características, que por su dimensiones es comparable al de Segóbriga, en Cuenca». Para el primer edil castreño, este descubrimiento abre un camino para trabajar «unidos» en torno al objetivo común de incrementar esta riqueza patrimonial y apostar por un plan institucional entre ambas administraciones.

El Ayuntamiento de Castro del Río ya ha establecido contacto con empresas especializadas para llevar a cabo la exploración magnética en una zona de dos hectáreas tras la cual, si se «apuntalase la existencia de esta gran estructura ovalada, conduciría a la adquisición del terreno en que se sitúa el mismo por parte del Consistorio castreño» y, a partir de ésta, daría comienzo el proyecto de excavación del anfiteatro, que según la estimación técnica abarca un espacio de 77 metros por 65 metros, tiene una altura aproximada de ocho metros y su aforo ronda las 5.000 personas, informa Francisco Cañasveras.